Todos los titulares sobre la demanda a Activision Blizzard

Actualización: El productor ejecutivo de Overwatch deja Blizzard

Hace unas semanas, el Departamento de Vivienda y Empleo Justo de California presentó una demanda contra Activision Blizzard por «violaciones de los derechos civiles del estado y las leyes de igualdad salarial» relacionadas con el trato que dan a las mujeres. El documento, que resume el resultado de dos años de investigación, subraya la ya conocida «bro culture» (comportamiento similar al de una fraternidad universitaria) que impera dentro de la empresa y la relaciona directamente con un «constante abuso a las empleadas que incluye rozamientos de índole sexual, comentarios y avances no deseados». También refleja que las mujeres del estudio reciben una peor remuneración por el mismo trabajo y que ascienden más lentamente que ellos.

Estas acusaciones contra la compañía estadounidense han dinamitado la prensa de videojuegos con constantes noticias sobre declaraciones de sus líderes, gente dejando la empresa y entrevistas con trabajadoras actuales y antiguas que han hablado sobre sus malas experiencias dentro de la cultura laboral de Activision Blizzard.

Las experiencias de las empleadas de Activision Blizzard (este punto trata casos de acoso sexual de forma explícita)

Son muchas las historias para no dormir que han salido desde que se ha hecho pública la demanda. Una semana después, Tony Ray Nixon, uno de los empleados de la compañía, se declaró culpable de colocar una cámara en el baño de mujeres debajo del grifo, de forma que «apuntara al inodoro». Según documentos judiciales, la policía se enteró de que Activision Blizzard tenía un problema cuando un empleado masculino se presentó en el vestíbulo del departamento de policía el 23 de agosto de 2018. El empleado, que se muestra como anónimo en los documentos judiciales, «declaró que recibió un correo electrónico de Recursos Humanos en el que se le informaba que se había instalado un dispositivo de monitoreo no autorizado en los baños unisex y que Activision estaba haciendo una investigación interna».

Otro reportaje desde IGN reveló también información sobre otros comportamientos de abuso y acoso por parte de los empleados de la compañía. Las mujeres solían evitar los eventos de Blizzard que tenían bebidas alcohólicas de por medio porque fueron sometidas «toques inapropiados en el área del pecho», lo que acabó resultando en una limitación de dos bebidas en estos eventos de la compañía a partir de 2018. También revelaron que, en una habitación de las oficinas dedicada para que las madres amamantaran a sus bebés, «los hombres entraban a la sala de amamantamiento y no había forma de cerrar la puerta, ellos simplemente miraban y las mujeres tenían que gritarles que se fueran». Esto acabó resultando también en que tuvieran que poner cerraduras en las puertas (unas soluciones que, evidentemente, no arreglaban los problemas estructurales de la compañía).

Otro de los mayores casos que han salido es el de la «Suite Cosby». Alex Afrasiabi, uno de los dos nombres mencionados directamente en la demanda (el otro fue el hasta hace unos días presidente de Blizzard, J. Allen Brack) y que ha trabajado desde 2004 en World of Warcraft, es el trabajador de la compañía que cometió los abusos de este caso. «Durante un evento de la empresa Afrasiabi golpeaba a las empleadas, les decía que quería casarse con ellas, intentaba besarlas y las abrazaba», dice la denuncia. «Afrasiabi era tan conocido por participar en el acoso de mujeres que su suite fue apodada como «Suite Cosby» en honor al presunto violador Bill Cosby», decían desde Kotaku. Sin embargo, tal y como informaron algunos antiguos empleados de la empresa desde Bloomberg, «el apodo se refería a cómo la alfombra de la habitación se parecía a los jerséis de Cosby, y era anterior al resurgimiento público de las acusaciones de agresión sexual contra el comediante». Esto llevó a la famosa imagen en la que muchos empleados, incluido el propio Afrasiabi, posaban con un retrato real de Bill Cosby.

Recientemente, Jason Schreier, quien ha estado cubriendo activamente este caso durante las últimas semanas, ha tenido la oportunidad de hablar con más de 50 empleadas actuales y anteriores en una entrevista donde cuentan cómo la empresa fomentó el acoso sexual, las estrellas de rock intocables y la discriminación flagrante de forma sistemática. Podéis leer aquí el artículo completo.

A partir de aquí y con el contexto sobre la mesa de las actitudes tóxicas dentro de Activision Blizzard, toca contar los hechos que se desencadenaron en la compañía desde la denuncia interpuesta por el Departamento de Empleo de California:

La respuesta de Activision Blizzard a la demanda

Aunque en un principio se mantuvieron en silencio tras recibir la demanda, la primera respuesta llegó un par de días después de la mano de Frances Townsend, directora de comunicación de Activision Blizzard, que describió estas acusaciones como «objetivamente incorrectas y que cuentan historias que están fuera de contexto», mediante un correo electrónico en representación de la ejecutiva. Townsend insistía en que la demanda presenta una «imagen distorsionada y falsa» de la empresa y que algunos de los acontecimientos que se mencionaban sucedieron «hace una década». Tiempo después hemos sabido que, el mismo día que escribió este correo y tuvo una llamada para escuchar las historias de sus empleadas, Townsend abandonó la Women’s Network de Activision Blizzard, la red de mujeres de la empresa.

A las respuestas también se unió la de Mike Morhaime, cofundador de Blizzard y exdirector ejecutivo de la compañía (en Dreamhaven desde septiembre de 2020), que declaraba estar «avergonzado» por la situación, dando a entender que no tenía conocimiento sobre los hechos que se mencionan. «Siento como si todo lo que pensaba que defendía se hubiera borrado. Y lo que es peor, personas reales han sido dañadas y algunas mujeres han tenido experiencias terribles. Estuve en Blizzard durante 28 años y, durante ese tiempo, me esforcé mucho por crear un entorno que fuera seguro y acogedor para personas de todos los géneros y procedencias», decía Morhaime. También aprovechó para mencionar el importante papel que tienen los grandes nombres de la industria a la hora de hacer frente a estos problemas: «Quería dar las gracias a las mujeres que tuvieron experiencias horribles. Os escucho, os creo y lamento haberos defraudado. Quiero escuchar vuestras historias, si estáis dispuestas a compartirlas. Como líder en nuestra industria, puedo y usaré mi influencia para ayudar a impulsar un cambio positivo y combatir la misoginia, la discriminación y el acoso siempre que pueda».

Probablemente más tarde de lo debido, aunque solo fueran tres días después de la demanda, llegó la respuesta de J. Allen Brack, el que en ese momento era el presidente de la compañía, también a través de un correo electrónico filtrado por Forbes. En él declaraba que la «bro culture» es algo que detesta, y que las acusaciones son «extremadamente preocupantes». También dejaba claro que le parecía «inaceptable» que cualquier persona de la empresa se enfrente a la discriminación o el acoso y que todos deben sentirse seguros trabajando con la empresa. Como en el resto de casos, el presidente daba a entender que no tenía conocimiento de que los hechos que se mencionan en la demanda estuvieran sucediendo, y no se habla claro de comenzar a realizar cambios para modificar las dinámicas de la compañía.

Miles de empleados firman una petición condenando la respuesta de Activision Blizzard y comienzan una huelga

Ante la respuesta de Frances Townsend, muchos de los empleados de la compañía la sintieron como «aborrecible e insultante», y decidieron firmar una petición hacia Activision Blizzard. La carta se firmó por más de 2.000 trabajadores (tanto actuales como anteriores, lo que implica más del 20% de los 9.500 que la empresa tenía a finales del año pasado) como muestra de rechazo a la posición de la compañía frente a la demanda, y muchos de ellos también tomaron parte señalando a la empresa a través de sus redes sociales.

«Apoyamos a todos nuestros amigos, compañeros de equipo y colegas, así como a los miembros de nuestra comunidad dedicada, que han experimentado maltrato o acoso de cualquier tipo. No seremos silenciados, no nos mantendremos al margen y no nos daremos por vencidos hasta que la empresa que amamos sea un lugar de trabajo del que todos podamos sentirnos orgullosos de ser parte nuevamente. Seremos el cambio», decía la carta.

Dos días más tarde, los trabajadores de Activision Blizzard se dispusieron a tomar medidas directas. El miércoles 28 de julio, cientos de empleados realizaron una huelga y decidieron hacer una manifestación frente a la sede principal de la compañía en Irvine, California, en respuesta a la mala gestión frente a las acusaciones por acoso sexual. Sin embargo, tal y como indican desde Bloomberg, Blizzard dijo que seguiría remunerando a los empleados durante la huelga, lo que en cierto modo limita a los protestantes en su intento de protesta al estar respaldado por la propia empresa.

Fuente: The Verge

Las respuestas a la demanda por parte de otras compañías

Las acusaciones contra Activision Blizzard reavivaron también el caso de Ubisoft, y es que un año antes una investigación destapó cientos de casos de acoso dentro de la empresa. En mayo de este mismo año, Yves Guillemot, CEO de Ubisoft, explicó cómo había cambiado la cultura de empresa ante los comportamientos tóxicos que se daban en el ambiente de trabajo, pero muchos empleados no sienten que la compañía realmente hubiera cambiado desde el verano pasado, puesto que las dinámicas que llevaron a las situaciones de acoso se seguían manteniendo. Por ello, y aprovechando que los empleados de Blizzard también lo hicieron, 500 trabajadores de Ubisoft decidieron firmar una carta en denuncia de las «promesas vacías» de su empresa y en solidaridad con los afectados por Activision Blizzard, poco después de que el sindicato francés Solidaires Informatique interpusiera una demanda contra Ubisoft por «acoso sexual institucional», señalando directamente a Guillemot.

«Os escuchamos y queremos declarar nuestra solidaridad con vosotros. Durante la última semana, la industria de los videojuegos ha sido sacudida por revelaciones que demasiados de nosotros ya sabíamos desde hace mucho. Revelaciones que, hace un año, muchos estabais escuchando sobre Ubisoft. Está claro, por la frecuencia de estos informes, que hay una cultura abusiva muy profundamente arraigada dentro de la industria. No debería ser una sorpresa para nadie: los empleados, ejecutivos, periodistas o fans que han realizado estos terribles actos siguen adelante. Es el momento de dejar de sorprendernos. Tenemos que exigir que se tomen medidas reales para prevenirlos», decía la carta de los empleados.

A Strauss Zenick, CEO de Take-Two Interactive, también se le preguntó por el caso de Activision Blizzard durante la presentación de los resultados del primer trimestre del año fiscal 2022. «Nuestra estrategia más segura siempre ha sido ser la empresa más creativa, más innovadora y más eficiente del negocio. La diversidad es clave para nuestro éxito y necesitamos tener diversas perspectivas y diversas voces para poder crear esa cualidad», decía Zelnick. «En nuestra empresa no toleraremos el acoso, la discriminación o el mal comportamiento de ningún tipo. Nunca lo hemos hecho». No sé cómo lo verá Zelnick, pero es bien sabido el caso de la cultura del crunch dentro de su subsidiaria Rockstar Games, y es que durante el desarrollo de Red Dead Redemption 2 se llegaron a realizar semanas de más de 100 horas de trabajo por parte de los empleados.

El presidente y el jefe de RR.HH. de Blizzard dejan la empresa

A principios del mes de agosto, un par de semanas después de que se interpusiera la demanda, hubo dos importantes salidas dentro de la compañía. La primera y más importante es la del presidente de Blizzard, J. Allen Brack, que según el comunicado oficial de la empresa por parte de Daniel Allegre, dejaba su cargo para «buscar nuevas oportunidades» en medio de todas las polémicas con Activision Blizzard y tras declararse desconocedor de todos los casos de acoso sistemático. Esta marcha resultó en el nombramiento de Jen Oneal (exdirectora de Vicarius Visions) y Mike Ybarra (vicepresidente de Xbox hasta 2019) como nuevos colíderes, y para Allegre son los indicados para «asegurarse de que Blizzard es el lugar de trabajo más seguro y acogedor para mujeres y gente de cualquiera género, etnia, orientación sexual o trasfondo».

El mismo día se confirmó también la marcha de Jesse Meschuk, que ostentaba el cargo más importante dentro del departamento de Recursos Humanos de la empresa tras 12 años trabajando en ella. Según un informe publicado por Axios, esta división había ayudado a encubrir los casos de acoso y comportamientos tóxicos en los puestos de trabajo, y «socavado» las quejas de los empleados.

Las consecuencias directas de la demanda

En primer lugar, Activision Blizzard tuvo que enfrentarse a una demanda extra: la de sus propios inversores. La empresa de derechos de los inversores Rosen Law Firm ha presentado una demanda colectiva contra la empresa en nombre de los inversores del estudio, que alega que durante los últimos 5 años los accionistas fueron engañados por la compañía. Esto se debe a que Activision no reveló los problemas con su cultura laboral, a pesar de que durante los dos últimos años se estaba llevando a cabo una investigación activa por parte del Departamento de Vivienda y Empleo Justo de California. Entre los hechos que los inversores dicen que fueron ocultados por parte de la empresa, están la «discriminación a las mujeres y a los empleados de minorías étnicas», la «cultura generalizada de acoso, discriminación y represalias daría lugar a graves deterioros en las operaciones de Activision Blizzard»; y que, como resultado de lo anterior, la compañía estaba «n mayor riesgo de escrutinio y cumplimiento regulatorio y legal, incluido el que tendría un efecto adverso importante».

La noticia más reciente en lo que respecta a la demanda es el la marcha de algunos de los patrocinadores de la Overwatch League, la liga profesional de deportes electrónicos dedicada al juego. Coca-Cola, Kellogg’s, State Farm y T-Mobile, los cuatro mayores anunciantes de la competición, han decidido retirar sus campañas. La salida de Kellogg’s será definitiva, mientras que en el caso de las tres restantes han pausado el acuerdo de patrocinio a la espera de tomar una decisión en el futuro, probablemente en función de cómo se desenvuelva el transcurso de la demanda a Activision Blizzard.

Los accionistas de Blizzard critican la respuesta de la compañía a las acusaciones

SOC Investment Group, uno de los principales accionistas de Activision Blizzard, ha publicado una carta al director independiente de la compañía en la que indicaba que la respuesta de la empresa a las recientes acusaciones «no van lo suficientemente lejos». SOC ya reconoció en su momento la mejoría en la respuesta de Bobby Kotick, que supo ver que la réplica inicial de la compañía fue «francamente sorda», pero también opinan que las declaraciones no abordaban correctamente el «problema profundo y generalizado de la igualdad, la inclusión y el gestión del capital humano en la empresa».

La carta continuaba criticando tres puntos principales que Activision Blizzard no está abordando correctamente, comenzando con el proceso de contratación de nuevos ejecutivos: «No se han anunciado ni propuesto cambios que alteren de alguna manera el proceso actual para cubrir las vacantes, ya sea en la junta directiva o en la alta gerencia». En segundo lugar, mencionan también la falta de acción de la empresa con respecto a la remuneración de los ejecutivos, donde «no se han anunciado cambios». Finalmente, critican también el anuncio de Kotick sobre la contratación del bufete de abogados WilmerHale para realizar una revisión de las políticas y procedimientos de la empresa, donde dicen que esta acción «es deficiente en varios sentidos».

Tres desarrolladores sénior de Diablo 4 y WoW son despedidos

Continúa el éxodo de empleados, y es que se ha confirmado la salida de la compañía de tres empleados más: Luis Barriga, director de Diablo 4; Jesse McCree, diseñador de niveles del mismo juego; y Jonathan LeCraft, diseñador de World of Warcraft ya no están en la empresa, según un nuevo informe de Kotaku. En medio de todas las polémicas tras la demanda por acoso, es de esperar que estos despidos tengan que ver con ello, tal y como ha dado a entender Blizzard en un comunicado para IGN: «Ya contamos con una lista profunda y talentosa de desarrolladores y se han asignado los nuevos líderes correspondientes. Confiamos en nuestra capacidad para continuar el progreso, brindar experiencias increíbles a nuestros jugadores y avanzar para garantizar un entorno de trabajo seguro y productivo para todos».

Según la web, tanto McCree como LeCraft estaban vinculados al caso de la Suite Cosby, que reveló que algunos de sus desarrolladores «se reunían esta habitación de hotel para beber alcohol y hacer comentarios sexuales sobre mujeres».

El estado de California acusa a Blizzard de destruir pruebas e interferir en la investigación

El pasado 23 de agosto, el estado de California actualizó la demanda que interpusieron contra Activision Blizzard. Por supuesto, no fue para retirar ninguno de los puntos de la demanda, sino para ampliarla al añadir los abusos supuestamente sufridos por trabajadores temporales, mientras acusa al departamento de Recursos Humanos de destruir pruebas y obstaculizar la investigación.

Tal y como explica el documento publicado por Axios, la demanda había pasado de contar solo con los empleados a tiempo completo a que el grupo de demandantes haya pasado a ser denominado «trabajadores» sustituyendo a «empleados», para poder incluir a personas con contratos temporales o que no cuentan con jornada completa, que abarca los mismos problemas que venían apareciendo desde el principio: discriminación salarial, acoso laboral y y una desigualdad en cuanto a las oportunidades.

Sobre las interferencias en la investigación, el informe señala que la empresa estaba utilizando cláusulas del NDA para obligar a las trabajadoras a hablar con su firma de abogados antes de poder ser interrogados por el Departamento de empleo de California. En cuanto a la eliminación de pruebas, señalan que «documentos relacionados con la investigación y los demandantes han sido destruidos por el personal de Recursos Humanos».

Los empleados interponen una denuncia contra la compañía por intimidación y represión sindical

El día 10 de septiembre los empleados de Activision Blizzard decidieron interponer una nueva demanda contra la compañía, en este caso bajo la asociación de trabajadores ABetterABK con ayuda de la organización nacional Communications Workers of America. En ella han acusado a la empresa de de violar la National Labor Relations Act al impedir que formaran un sindicato por medio de la intimidación, faltando así a una ley federal. Según la demanda, la compañía también está amenazando a los empleados para que no hablen sobre su sueldo, horario laboral y condiciones de trabajo con los investigadores del Departamento de Empleo y Vivienda de California.

«La directiva de Activision Blizzard está usando la intimidación para evitar que sus empleados ejerzan sus derechos sindicales y se unan para pedir un mejor y diverso lugar de trabajo», leemos en el comunicado publicado por ABetterABK. «Es nuestro derecho como trabajadores organizarnos para demandar un lugar de trabajo libre de abuso, discriminación y acoso laboral, tal y como indican las leyes federales de trabajo».

La Comisión de Bolsa y Valores estadounidense investiga a Activision Blizzard y su directora legal abandona la compañía

El 20 de septiembre la Comisión de Bolsa y Valores de Estados Unidos (SEC, sus siglas en inglés) ha comenzado a investigar a Blizzard a raíz de la demanda interpuesta por el estado de California. Esta agencia del gobierno estadounidense se encarga de hacer cumplir las leyes federales de los valores y regular su industria, y tiene el deber de proteger a los accionistas y garantizar el orden de los mercados. La institución ha citado a Bobby Kotick y otros ejecutivos para que comparezcan sobre los hechos y sus medidas: «Hemos hecho y estamos haciendo un gran número de cambios importantes para mejorar nuestras políticas y procedimientos, de cara a garantizar que no hay espacio en nuestra compañía para la discriminación, el acoso o las desigualdades de ningún tipo», comentaba un representante de Activision Blizzard a The Wall Street Journal.

Ante esto, no se ha hecho de rogar la respuesta del CEO de la compañía, que en un comunicado aseguraba estar cooperando con las autoridades. «No hay absolutamente ningún lugar en nuestra empresa para la discriminación, acoso o trato desigual de cualquier tipo. La empresa está comprometida a abordar todos los problemas del lugar de trabajo de manera directa y rápida», decía Kotick.

Casi al mismo tiempo nos enteramos de la noticia de la salida de la compañía de Claire Hart, asesora y directora del departamento legal de Activision Blizzard. «Los últimos tres años han estado llenos de giros y sorpresas inesperadas pero me siento honrada de haber trabajado y haber conocido a tanta gente increíble en Blizzard y alrededor de los negocios de Activision Blizzard», escribía Hart en su cuenta de Linkedn.

Actualización: El productor ejecutivo de Overwatch deja Blizzard Entertainment

El 21 de septiembre el productor ejecutivo de Overwatch, Chacko Sonny, ha avisado al personal de la compañía de que el día 24 del mismo mes dejaría Blizzard. Sonny describió su tiempo en la empresa como «un privilegio absoluto y una de las mejores experiencias» en su carrera y, como en la mayoría de estas salidas, no ha hecho ninguna referencia a las demandas por acoso sexual y discriminación de género. Jen Oneal y Mike Ybarra, actuales colíderes de la compañía, han catalogado a Sonny como «un líder reflexivo», y desde la noticia de Bloomberg los empleados con los que pudieron hablar informaron de que era un miembro respetado de la empresa y no estaban al tanto de que estuviera implicado en ninguna de las acusaciones. Además, el hasta ahora productor le ha dicho a Polygon que su salida se debe a que quiere «tomarse un tiempo libre después de cinco años de servicio».

Además de su participación en el primer Overwatch, Sonny también se encargaba de la supervisión del proyecto de Overwatch 2, y esta salida supone un fuerte golpe para la franquicia después de que también se marchara Jeff Kaplan, director de OW, en abril de este año.


Probablemente aún queda mucho para conocer una sentencia sobre el caso, y continuarán saliendo nuevas noticias importantes con respecto a este tema, por lo que este artículo estará en constante actualización.

  1. NahuelViedma

    Lo de Zelnick es reírse para no llorar. La apuesta pasa por saber cuándo les caerá a ellos también, porque nadie se cree que en Rockstar o en Gearbox no hay esta clase de mierdas.

    Mejor cerrar el pico, que los que tienen que decir si hay acoso o discriminación son los trabajadores. La manía de los altos cargos para sacar pecho de forma oportunista, pa’ después decir que les apena la situación, que en 30 años no tenían ni puta idea de que sucedían estás cosas … En fin, que mola estar en la burbujita.

    Editado por última vez 10 agosto 2021 | 19:14
  2. orwellKILL

    Hay quien compara algunas grandes empresas con la psicopatía. Tomando las conductas de una empresa como si de una persona se tratara, afirman que la falta absoluta de empatía es totalmente comparable a la de un psicopata.
    Viendo este caso, me resulta difícil no estar de acuerdo.
    Empleados de Blizzard han hecho daño a otros empleados de Blizzard (en mi opinión lo discutible aquí es el grado del daño, que haya ocurrido no me cabe duda, aunque siempre puedo equivocarme).
    Blizzard como empresa afirma no ser consciente y no toma medidas para remediarlo (sin tener en cuenta las salidas/huidas de altos cargos).
    Está claro que las empresas las forman personas, nengg, pero al mismo tiempo las personas que la forman no parece que tengan control sobre la empresa.

    Editado por última vez 11 agosto 2021 | 07:33
    1. Yoshinawa

      @orwellkill
      Por supuesto que no va a pasar nada, activision gana pasta a expuertas y no van a echar a alguen por 4 noticias que nadie lee.

      Como mucho a alguno que haya aprovechado la situacion para quejarse mucho por twitter

      Editado por última vez 11 agosto 2021 | 11:14
      1. goth_yagamy

        @yoshinawa
        Las 4 noticias que nadie lee llevan en la prensa semanas ya.
        A mayores hoy mismo ha pasado esto: https://www.vidaextra.com/industria/activision-blizzard-despide-al-director-diablo-4-al-disenador-jefe-a-desarrollador-wow-demanda-abuso-acoso

        Normalmente coincidiría contigo, pero esta tormenta es muy grande. estamos hablando de una compañía particularmente odiada. El dinero puede cubrirte el culo, pero hasta cierto punto.

        Editado por última vez 12 agosto 2021 | 15:13
      2. Óscar Gómez

        @goth_yagamy
        (De hecho, ¡eso está en este mismo artículo!)

      3. Yoshinawa

        @goth_yagamy
        Pues nada, han cogido a un cabeza de turco para que las masas esten felices y por lo que veo ha funcionado

        Editado por última vez 12 agosto 2021 | 16:28
      4. goth_yagamy

        @yoshinawa
        Los que han echado eran ambos parte de ese «club». Cuando buscas a un cabeza de turco no echas a un diseñador jefe y a un director de proyecto.

  3. METALMAN

    Leí, precisamente en unos docs de entrevistas a raíz de lo publicado por Kotaku, que el tema de llamar al lugar «La habitación Cosby» era porque las alfombras recordaban a sus jerséis (muy famoso en los 80 por llevarlos), sin tener relación con temas de violación o admiración por esto mismo hacia el actor.

    «Alex Afrasiabi, acosó a mujeres en una habitación de hotel a la que él y sus colegas se referían como la Suite Cosby. (El apodo se refería a cómo la alfombra en la habitación se parecía a los suéteres de Cosby, dijeron ex empleados, y era anterior al resurgimiento público generalizado de las acusaciones de agresión sexual contra el comediante)»

    «Alex Afrasiabi, harassed women in a hotel room he and his colleagues referred to as the Cosby Suite. (The nickname referred to how the carpet in the room resembled Cosby’s sweaters, former employees said, and predated the widespread public resurfacing of the sexual assault allegations against the comedian.)»

    Fuente: Bloomberg – https://www.bloomberg.com/news/features/2021-08-06/activision-blizzard-atvi-news-culture-of-misbehavior-festered-before-lawsuit

    Esto lo relatan los empleados de Blizzard y, sinceramente, por muy hijoputas que fuesen, tiene más sentido que la idea de un altar a la violación.

    Que no resta peso a lo que estos mamones hacían, pero sería distorsionar la realidad hacia un relato que encaja mejor a nivel de drama (y me refiero a Kotaku y a los cientos de medios que han realizado copy-paste). Y disculpadme por lo que voy a decir (insisto en que esto no resta peso a la actitud de estos cabrones), pero tengo la sensación de que se están dibujando muchas fantasías en torno a una trágica realidad para hacerlo todo más espectacular…

    ¿Alguien puede confirmarme si esta info es cierta?

    Saludos!

    Editado por última vez 11 agosto 2021 | 10:57
    1. orwellKILL

      @metalman
      comparto tu comentario al chentoperchento.

    2. NahuelViedma

      @metalman
      Lo que dices tiene sentido, aunque también se menciona por ahí que posaban con un cuadro del comediante, así que da para pensar algo más que una simple casualidad exagerada por el amarillismo de turno (que también). Habría que ver bien las fechas, ¿Las denuncias contra Cosby son de mediados del 2000 no?

      Editado por última vez 12 agosto 2021 | 07:39
      1. METALMAN

        @nahuelviedma

        Confirmado que existen fotografías donde posan con una imagen del comediante, ahí estás en lo correcto. Pero no le rendían culto por ser un violador, simplemente por ser un cómico de fama y por la coincidencia de la alfombra.

        Esto lo cuentan empleados de Blizzard a Bloomberg, y cuentan también con detalle el uso de abuso que le daban a la habitación (es decir, no niegan el empleo que le daban las personas del relato implicadas, y no ocultan lo realmente grave), pero no se inventan un relato alternativo, como sí ocurre en otros medios, a raíz de la famosa foto del grupo con la imagen de Cosby.

        Lo que hacían en esa habitación, no lo hacían en nombre ni inspirados por Cosby (casualidad pura y dura), lo hacían porque eran simplemente unos catetos y unos desgraciados. La noticia viene a decir que formaban un culto de violadores inspirados por el cómico… lo próximo será que comían bebes y que lo hacían inspirados por un culto demoníaco que crearon los fundadores de Blizzard y que ahí están las bases de WOW…

        No hace falta inventarse mierdas para llegar a la conclusión de que son gentuza y muy probablemente unos abusadores y algunos hasta unos violadores (presuntamente).

        Saludos!

        Editado por última vez 12 agosto 2021 | 10:06
      2. METALMAN

        @metalman

        Deseo con toda mi alma que esa gente pague por sus actos, pero me parece igual de deleznable que ciertos medios hagan abuso de su poder (el poder de informar y de ofrecer veracidad) para distorsionar la realidad a su antojo. Es otra forma de abuso, igual de triste y condenable.

        Vivimos en un mundo en el que acusar e inventar relatos no tiene consecuencia alguna, y esto es un cáncer social que habría que corregir. No está bien inventar sobre cuestiones tan delicadas, ni sobre inocentes ni sobre culpables. Nos tendrían que dar mucho más miedo las cazas de brujas.

      3. Gordobellavista

        @metalman
        Por mi edad y vivencias, me es mucho más fácil pensar que esa foto se hizo como un culto a la masculinidad que pensar que se hicieron con un cuadro de este hombre y se retrataron con él simplemente porque la habitación del hotel tenía un estampado parecido a sus jerseys. Y más después de conocer el comportamiento que estas personas tenían luego hacia sus compañeras, obviamente.

        Esto es lo que yo pienso y, claro, cada puede pensar lo que quiera. Porque aquí no se está haciendo un juicio penal.

        Bill Cosby lleva recibiendo acusaciones de abuso desde hace veinte años. Pero por supuesto que los de la foto no lo idolatraban por violador, lo idolatraban por machote. Porque en eso consiste precisamente el machismo: La gente que defendía a la manada no estaba a favor de la violación, sencillamente no consideraban que aquello lo fuese. Para esta gente, que diversas mujeres acusaran a Cosby de propasarse o de abusar lo convertían en una especie de fucker, un equivalente a la visión que nosotros podemos tener de Julio Iglesias, para que se entienda, y en ese sentido iba la broma de la habitación, no me cabe ninguna duda.

      4. Óscar Gómez

        @gordobellavista
        En cualquier caso, lo más probable es que nunca sepamos por qué fue exactamente, pero con todos los casos que han salido (y siguen saliendo), tal vez centrarnos en aclarar que la foto era por el jersey o no sirva más para desviar la atención de los casos de acoso reales que rodean a la compañía, como el mismo caso de la Suite Cosby (sea o no el nombre por la alfombra). De todas formas, como decía, el artículo ya está actualizado con la entrevista al antiguo desarrollador en Bloomberg.

      5. orwellKILL

        @oscargomez
        Tal como yo lo veo, sin ánimo de ofender, no se trata de centrar aclaramientos, si no mas bien de informar, desde el principio, en base a los hechos conocidos y veraces, para que no haga falta centrarse en aclarar nada.
        Las declaraciones son las que son, y la verdad de las mismas, estoy con vosotros, dudo se sepa algún día.
        Pero si la intención es informar, informar.
        Repito, sin ánimo de ofender.

      6. NahuelViedma

        @metalman
        Según tengo entendido el álbum de facebook data de 2013, para ese entonces los escándalos de abuso sexual alrededor de Cosby estaban en la agenda pública.

        Yo estoy contigo en que es un error bastante grave insinuar que esa habitación era un altar a un violador, no solo por la versión distorsionada de la realidad, sino por las ideas que implica acerca de quién acosa sexualmente. Para lo único que sirven los detalles de Suite Cosby, además de morbo, es para ilustrar lo que dice @gordobellavista, es un regodeo alrededor de una figura masculina a quien seguramente idolatraban (tampoco viene a ocurrir por una simple coincidencia de alfombras y jersey), no por violador sino por las mierdas asociadas que lo permiten, lo del patriarcado vaya.

        El problema es pensar que esta gente verdaderamente eran concientes de lo mal que actuaban, cuando la mayoría de los abusos no se consideran abusos por los mismos que lo perpetúan y suelen tener sus propias justificaciones para actuar como actuaron. Otro ejemplo reciente: cuando Avellone dice «pensé que había consentimiento de ambas partes» probablemente sea verdad, lo triste es que no es así.

        Ojalá fuese como dice Kotaku. Ojalá le hubiesen rendido culto a Cosby por ser violador. Ojalá hayan actuado a sabiendas que rompían la moral de nuestra sociedad. Ojalá sea tan sencillo como insinuar que eran psicópatas o gente enferma. Pero no.

        Editado por última vez 12 agosto 2021 | 18:12
      7. METALMAN

        @nahuelviedma

        totalmente de acuerdo, y esa es la parte que más me llamaba la atención: que es muy raro (muchísimo) que actuasen siendo conscientes de que lo que hacían era terrible y lo manifestasen y celebrasen de la forma en la que se relata en algunos medios.

        En fin, en cualquier caso, es un drama.

        Saludos!

    3. Óscar Gómez

      @metalman
      Entre toda la documentación para este artículo (que ya puedes ver que hay más de 20 links), di por bueno el artículo de Kotaku para contextualizar los casos de acoso. Te agradezco el matiz, voy a actualizar con los últimos despidos y también aclararé esto mismo que comentas.

      1. METALMAN

        @oscargomez

        Si lo que pusiste es correcto Oscar, la fuente lo cita así, no es un error tuyo ni de Anait. Pero mil gracias por intentar matizarlo.

  4. John Doe

    Lo puto dije con el director de Diablo 4 ya cuando salió a anunciar el juego! La cara de baboso, el tatuaje “VEGAN” escrito con una fuente de mierda encima y sus mannerisms dejaban claro que era dodgy.

  5. orwellKILL

    Me pregunto si las compañías que tienen representación en la suite Cosby harán limpieza también.