Patatas gajo + McFlurry 2

Puyo Puyo Tetris 2

Sega vuelve a la carga con una secuela poco impactante pero que mantiene toda la solidez del original, aunque esté condenada al nicho.

No sé si de algún videojuego se puede decir que sea necesario, pero desde luego no me atrevería a decirlo de Puyo Puyo Tetris 2. Por ponernos en contexto, el primer Puyo Puyo Tetris, publicado en 2017, es una joya; el milagro que obró (reunir y combinar dos de los juegos de puzzles más icónicos de todos los tiempos, y hacerlo, además, bien; muy bien, de hecho) fue de tal calibre que todavía hoy sigue siendo uno de los fijos en mi Switch. Si tuviera que elegir a punta de pistola probablemente me quedara con Tetris Effect, pero Puyo Puyo Tetris me parece igual de imprescindible: tan sólido y riguroso como el que más, con un plus de frescura y alegría muy, muy bienvenido. Siempre que escribo su nombre me equivoco y pongo «Puto Puto Tetris», hasta el punto de que en ocasiones me he referido a él así.

La gran duda está en cómo es posible hacer una secuela de algo así, tan redondito y perfecto, ya tan generoso y exhaustivo en su primera iteración, tan fino con la mezcla a la primera. Sin ánimo de resultar ofensivo, la respuesta a esta pregunta es muy simple: poniéndole un 2 al título. ¡Perfecto!

En gran medida, Puyo Puyo Tetris 2 es básicamente lo mismo que el original. Las novedades y cambios son o minúsculos o poco vistosos; los menús son esencialmente idénticos a los del original, incluso, lo que hace que la transición entre entregas sea muy suave pero también dificulta saber con precisión qué es nuevo y qué es heredado.

Como en el original, el modo Aventura es una de las estrellas de Puyo Puyo Tetris 2. Ahí se te van proponiendo, sobre un mapa de mundos progresivamente más complejo, diferentes retos que te exigen saltar de Tetris a Puyo Puyo y picotear en todos los modos de juego, desde los más estándar hasta los más específicos; es una forma genial de ver qué tiene que ofrecer esta secuela, además de un desafío muy estimulante gracias a su sistema de calificaciones, sencillo pero eficaz, y a cómo la forma en que se va abriendo el mapa a medida que avanzas deja más sitio para la dificultad. No me atrevería a decir que es un modo difícil de superar, pero conseguir tres estrellas en cada nivel ya es otro tema; a menudo se te abren niveles más difíciles de lo que puedes asumir en ese momento, por lo que no es mala idea regresar de vez en cuando a niveles sin completar para probar suerte.

Como en el original, este modo es clave porque te obliga a jugar al juego que peor se te da en vez de centrarte en el que conoces bien; o sea, te obliga a jugar a Puyo Puyo en vez de a Tetris. De nuevo, es alucinante lo bien que funcionan estos dos juegos juntos, uno al lado del otro o mezclados a lo bruto; el gameplay combocéntrico de Puyo Puyo y la construcción metódica de Tetris se complementan de maravilla, y no solo eso sino que se contagian y confunden hasta que interiorizas que hay algunas estrategias comunes, que se solapan, o formas de plantearse las partidas que quizá no son tan obvios en un juego como en el otro, aun siendo útiles en ambos. Jugar mejor a Puyo Puyo te ayuda a jugar mejor a Tetris, y viceversa; ni siquiera (aunque ayuda) hace falta jugar al modo en el que los dos juegos se mezclan en la misma partida, cambiando de uno a otro cada pocos segundos, para darse cuenta de ello.

Hasta aquí todo old news: el mismo juego extraordinario que ya conoces. La gran novedad, así, son las Batallas de Dotes, un nuevo modo en el que combates utilizando un equipo formado por un personaje principal y tres secundarios más una serie de objetos que modifican tus stats, desde la salud hasta el ataque o la defensa. Pensadas para el multijugador, donde hay una Liga específica (el modo clasificatorio, en el que cada partida sube o baja puntos), estas Batallas de Dotes se presentan pronto en el modo Aventura, como gran evento de final de capítulo. Aquí, además de jugar bien hay que saber utilizar las diferentes habilidades que te ofrece tu equipo, desde tirar basura al rival hasta recuperar salud, para salir victorioso en combates uno contra uno: cae el primero que se queda sin puntos de vida.

Si suena menos espectacular de lo que esperabais es porque lo es. Es una forma interesante de jugar, por lo que tiene de permitir equilibrar la balanza (más puntos de magia, por ejemplo, pueden equivaler a una oportunidad extra de usar tal habilidad que compense, si lo necesitas, los puntos flacos de tu forma de jugar), y está diseñada con suficiente sutileza como para no resultar vulgar; toda la dinámica de ir consiguiendo ítems y subiendo de nivel a los distintos personajes para formar equipos mejores tampoco está mal, y ofrece objetivos a medio plazo más o menos artificiales pero que personalmente no me causan muchos problemas. Al mismo tiempo, es justo esa pérdida de pureza lo que le acaba quitando, para mi gusto, interés a la larga: al final, las Ligas más normales, tanto las que mezclan Puyo Puyo y Tetris como las que se centran en uno de los dos juegos, son las más atractivas precisamente por ser más directas, competitivas de una forma más clara y que le va mejor al formato de este Puyo Puyo Tetris 2.

Y, con todo, ¡qué maravilla de juego es Puyo Puyo Tetris 2! Su talón de Aquiles, la falta de novedades claras, lo condena a ser más de nicho de lo que podría: el impacto de la primera parte, por lo novedoso, se pierde en esta secuela, más preocupada en el retoque fino que en la propuesta sorprendente. Quizá era la única forma de hacerlo. El modo Batalla de Dotes condensa bastante bien el tipo de secuela que busca Sega aquí: aparentemente lo mismo de siempre, solo bajo el microscopio y tras examen atento se van encontrando una serie de mejoras, novedades y añadidos bien diseñados e implementados con la gracia y el gusto de siempre. Para mucha gente será demasiado poco; para otra, entre quienes me incluyo, lo es todo: la vida entera.

  1. thelastikilla

    Tremendo clickbait en Twitter se ha marcado chiconuclear

    1. xmakitorx

      @thelastikilla
      Emosido troliado

      Editado por última vez 9 diciembre 2020 | 17:07
  2. DarkVengi

    Troleo y ademas sin nota, a lo Hobby xD

    1. Marta Trivi

      @darkvengi dijo:
      ademas sin nota

      me quedo con esto

  3. homero12

    Suena un poco a lo que comentabas del picross en el reload, para que cambiar algo que ya funciona.
    No se yo si un juego como este podría verse beneficiado con cambios radicales.

  4. PUNKOMAN

    Justo hoy me he acabado el Tetris effect. Apenas termine el tratamiento para la epilepsia y aprovechando la inercia de que me quedan noches de soñar con piezas, le doy a este.

    Editado por última vez 9 diciembre 2020 | 20:02
  5. ERRECO

    The virgin Cyberpunk 2077 review vs the CHAD PUYO PUYO TETRIS 2 REVIEW

  6. Dela

    Cometí el error de hacerme con la Primera Entrega entre Tetris 99 y Tetris Effect y, claro, la propuesta de SEGA quedó asediada por los otros dos títulos. Aún así me gustó lo suficiente para volver a él de vez en cuando. Lástima que no merezca la pena dar el salto a esta secuela

    .

    Editado por última vez 9 diciembre 2020 | 21:12
    1. landman

      @magenta
      Opino lo mismo, pero jugar cada puyo puyo tiene una razón de ser: hay que ver cómo ridiculizan al pervertido de Schezo en el modo historia.

  7. Orlando Furioso

    Tetris Attack es el mejor juego del mundo, tendrían que recuperarlo. En verdad la mecánica es como la de Puyo Puyo, pero salía Yoshi.

    1. Long Drong

      @orlando_furioso
      No es como la del puyo 🤔

      1. Orlando Furioso

        @long_drong
        recuerdo muy pocas diferencias

        Editado por última vez 10 diciembre 2020 | 10:31
      2. Long Drong

        @orlando_furioso
        En los Puyo Puyo caen fichas con las que haces los combos, en los Panel de Pon (Tetris attack) van subiendo filas enteras de bloques desde abajo y tu giras pares a lo «bejewled»

      3. Orlando Furioso

        @long_drong
        es un tetris invertido, pero si no recuerdo mal lo que había que hacer con las fichas era idéntico (también había diferencias en el modo de poder moverlas).

        Editado por última vez 10 diciembre 2020 | 12:24
  8. METALMAN

    Me enganché al primero de una forma insana (me parece una puta maravilla de juego), pero de este voy a pasar, porque (por lo que cuentas) parece más una maniobra comercial que un nuevo título que pueda justificarse por sí mismo. Una pena.

    1. Víctor Martínez

      @metalman
      Casi parece una forma de «volver a llenar» los modos online con el reclamo del modo nuevo que otra cosa, sí.

  9. Xanday

    Pues tengo pendiente el 1, así que… imagino que estará más baratillo ^^. Y me parece bien quitar las notas. Los juegos tienen más valor para unos y para otros según sus gustos. Lo importante es leer en el texto si es un juego que a uno le puede gustar o no.

  10. kyotchi

    La verdad es que trae poca novedad, la batalla de dotes superpone una capa más de estrategia pero que soterra un poco las clásicas estrategias PuTetris. El modo aventura aúna muy bien todos los personajes y los introduce muy bien para el público que aún no los conoce. Suponiendo que el lore de este tipo de juegos te importe, claro.
    Otra cosa que no me ha gustado es la falta de elementos desbloqueables que tiene el juego. Puedes comprar practicamente las mismas skins que en el primer juego, lo cual quedaba un poco raquítico ya entonces. Esperaba una mejora al menos en ese tipo de contenido 🙁

    Con todo, sigue siendo un juegazo y estoy deseando que actualicen el juego con ese nuevo modo cooperativo de matar boses.

    Editado por última vez 16 diciembre 2020 | 08:47
    1. kyotchi

      @kyotchi
      Also, mi plan con este juego es empollarme los patrones lo suficiente como para poder crear un curso de doméstika en el que te enseño a hacer T-spins, transiciones GTR y demás estrategias adaptadas a la filosofía occidental.

  11. JT'Salas

    Nunca es tarde si la lectura es buena. Delicioso análisis.