Manitas Kitchen

15 de diciembre de 2023
PC, PlayStation 5, Xbox Series X y Nintendo Switch
Little Arrow Games / Entalto Publishing

Entre juegos de granja, de jardinería y de gatos, siempre me hizo especial gracia ver cómo se las apañaba un dinosaurio para hacer pizzas en un pequeño habitáculo. Manitas Kitchen encajaba a la perfección en los eventos dedicados a los juegos que entendemos como wholesome, al igual que su protagonista, Trexito, encaja en una cocina; nada de pensar en un elefante ni en una cacharrería, porque esta criatura extinta se mueve con mucha soltura entre fogones. 

Que el respaldo de Wholesome Games no nos lleve a engaño: Manitas Kitchen es bastante exigente. O al menos lo es en la medida que nos dejemos llevar por ciertos impulsos que nos llevan a exprimir cada segundo en pos de un beneficio óptimo. El punto de partida es sencillo: Trexito llega a la cocina de su padrino cada mañana y se encarga de preparar todas las pizzas que pueda a lo largo de un turno, en función de los pedidos de la clientela.

El funcionamiento es el mismo que podemos encontrar en juegos como Overcooked: aparece un pedido, éste tiene un tiempo para ser atendido antes de desaparecer y disponemos de ese margen para seguir la receta a la perfección y satisfacer así a nuestro comensal. 

Al principio disponemos de pocos ingredientes y, por tanto, de pocas recetas en nuestro menú. Con las pizzas exitosas conseguiremos dinero que reinvertir en más ingredientes, lo que desbloqueará nuevos tipos de pizza. La complejidad de las nuevas recetas va en aumento, pero a un ritmo más que asimilable; partimos de una sencilla base con tomate y queso hasta elaborar una pizza que tenga seis ingredientes sobre una de las tres salsas a elegir.

Cocinar a lo loco no sirve de nada, como mucho logrará que el nivel de estrés de Trexito aumente y eso nos lleve a sentarnos a reposar un buen rato. Es muy buena idea pensar en la salud mental de nuestro protagonista, pero la mejor forma de que no sufra pasa por convertirnos en una máquina perfecta, tener todo medido a la perfección y encontrar la forma de rascarle segundos al reloj. En mi caso, encontré cierta comodidad en el orden que ofrece una buena mise en place: tener unas cuantas bases de pizza con sus salsas a la espera de los pedidos para sólo tener que añadir los ingredientes necesarios.

Por suerte, Trexito no debe afrontar este trabajo en solitario; hasta tres compañeres —el juego de Little Arrow Games utiliza lenguaje inclusivo en los diálogos entre les dinos— en forma de habilidad con tiempo de espera tras cada uso. Tanto Trexito como el resto pueden subir de nivel mediante dinero del juego, por lo que tendremos que decidir si preferimos invertirlo en ingredientes o en reducir el cooldown de estas habilidades especiales asociadas a los gatillos del mando —recomendable jugar con mando, mis manos al menos lo agradecieron—.

Una vez disponemos de todas las habilidades y el recetario al completo, cada turno se convierte en una danza bien ensayada, ya que resulta más sencillo elaborar pizzas cuando un botón te permite amasar tres pizzas de golpe, otro añade la salsa oportuna, otro gatillo te evita una o varias visitas al horno —cuidado con dejar una pizza demasiado tiempo en el fuego— y la habilidad de Trexito añade todos los ingredientes de una pizza sin tener que pasar por la tabla en la que cortamos los ingredientes.

Puede que la propuesta de Manitas Kitchen sea menos chill de lo que cabría esperar, pero habrá quien encuentre cierta calma en un entorno tan bien medido; a mí al menos me sucede, disfruto de la ausencia de caos en este tipo de situaciones. Quizá disfruté menos de la explotación del pobre Trexito, ya que a partir de cierto momento del juego se debe enfrentar a turnos nocturnos… ¡y encima en solitario! Por si fuera poco, los niveles de noche añaden una complicación extra: cuatro antorchas que debemos encender cada cierto tiempo, ya que trabajar a oscuras resulta mucho más complicado y lento. Por si tener un turno doble no fuera ya suficiente castigo.

Sobre la historia de Manitas Kitchen no he comentado nada, pero podéis esperar un giro dramático relacionado con la identidad del benefactor de Trexito llegado el momento; hay que tener paciencia eso sí, ya que hay trabajaremos muchos turnos hasta que la historia avance significativamente y puede resultar algo repetitivo. Puede encontrar un espacio interesante en el público de consolas a partir del 9 de febrero, cuando el juego de Little Arrow Games llegue a Nintendo Switch, PlayStation y Xbox. 

[ 6 ]

Graduado en Periodismo y Comunicación Audiovisual por la universidad de lo de Cifuentes, Juan es una de las voces de NAT Moderada y ha colaborado en medios como BreakFast, Desayuno Continental y Cocinando Fandoms. Observador nato, le encantan los gatos y si algún día ves que te mira intensamente es porque quiere grabar un podcast contigo.

  1. DarkCoolEdge

    Siento la crítica negativa pero el texto describe lo que se hace en el juego sin explicar si lo hacen bien o no. La nota final sale de la nada y sin ella no tendría ni idea de qué esperar del juego más allá de en qué consiste.
    :S

    1. JT'Salas

      @darkcooledge
      La crítica es bienvenida.