Dándole vueltas

Las horas

Dándole vueltas es un espacio de opinión sobre temas relacionados con el videojuego.
El objetivo: darle vueltas a las cosas.
Muchas vueltas. Más de las necesarias.
Dándole vueltas

Llevo un tiempo dándole vueltas a un asunto. Tiene que ver con la duración de los juegos; ya sabéis: son demasiado largos, son incompatibles con la paternidad, yadda, yadda, yadda. Dejadme que os diga cómo me ha vuelto el tema a la cabeza. Estaba dando un paseo por GOG (lo más parecido a ir de tiendas que he hecho en el último mes; antes no lo hacía muchísimo, pero de vez en cuando sí que me gustaba ir a echar un vistazo: echo de menos ya ese mundo viejo) cuando vi que Icewind Dale II estaba de oferta. Cinco euritos. Tentador: a nadie le amarga un rolazo. Sentí esa avalancha de emociones que invade a los adictos a la cocaína cuando ven a alguien salir de un cuarto de baño público sobeteándose la nariz; simplemente imaginarme jugando a este videojuego que me sonaba pero que era nuevo para mí me produjo un cosquilleo inconfundible en el cerebro: la placentera descarga de dopamina de ir a comprar algo. Cinco euritos. Suena bien. Desarrolla Black Isle. Suena bien. En esas estaba, dejando volar la imaginación echando un vistazo a las capturas de pantalla, cuando miré la hora y vi que era tarde: toca el baño, la cena, la cuna; el dulce ritual de todas las noches, tan agradable.

Fue entonces cuando me asaltó la Gran Duda: ¿cuánto durará Icewind Dale II? (Icewind Dale II Complete, para ser más exactos: «Includes the original Icewind Dale II and the Adventure Pack», se lee en GOG. ¿Cuánto durará el Adventure Pack?) ¿Voy a ser capaz de encajarlo en mi día a día? ¿Me pueden más las ganas de jugar y posiblemente dejar a medias un juego que aún no tengo o la responsabilidad de, ahora que vienen unas semanas más o menos calmadas, terminar los que ya tengo empezados? Por supuesto, mi siguiente paso fue entrar en HowLongToBeat, la base de datos en la que se recogen las duraciones (la de una partida estándar, la de una en la que te pares a hacer alguna cosa de más, la del completista que hace el 100%…) de miles de videojuegos, calculadas en base a las experiencias que aporta la propia comunidad; allí vi que Icewind Dale II dura algo más de 40 horas. Si me lo tomo con calma…

Las horasLas horas

No es muy original lo de pedir o desear juegos más cortos, más condensados, que intenten decir más en menos tiempo. Tampoco soy muy radical con eso; algunas historias se benefician de los tiempos más dilatados y flexibles que ofrecen los videojuegos muy largos. Mi reflexión va por otro sitio. En su día, los desarrolladores de Shadow Man comentaban con orgullo las setenta horas que duraba su juego, una cantidad monumental (y que el después guionista de Portal y Psychonauts, Erik Wolpaw, incluso menciona en su reseña para GameSpot) que en la realidad se queda en doce o catorce. Todavía hoy la duración de un juego es una feature de la que presumir en notas de prensa y Steam. Quizá por su promesa de inmersión, de perderte en mundos nuevos y maravillosos, parece natural que los videojuegos tiendan al pozo de horas, a ser tan largos como sea posible; tan largos como la vida misma, o al menos que den esa sensación.

En los últimos meses he recibido algún email, no muchos, de estudios independientes que ofrecen sus juegos para reseña indicando claramente la duración estimada de una partida normal, calculada en base a su propio playtesting. Es un recurso que me parece muy útil: solo podemos jugar a un número limitado de juegos con garantías de que podremos ofrecer una reseña, escrita o en el podcast, así que saber de qué manera voy a tener que organizarme los próximos días para encajar (¡siempre encajando cosas!) uno del que no sé nada pero que puede ser interesante me resulta tentador. Pero también juego a muchas cosas por puro gusto, en mi tiempo libre, que también es limitado; hoy visitando GOG pensé en lo agradable que sería poder tener el tiempo en cuenta a la hora de comprar, igual que tengo en cuenta el dinero, otro recurso escaso. O una opción para filtrar por tiempo estimado de partida, por ejemplo; encuentro muy agradables ciertos roguelites porque sé cuánto tiempo tengo que dedicarles para extraer una experiencia estándar satisfactoria (menos en Nuclear Throne, más en Slay the Spire; cada uno tiene sus peculiaridades), y cada vez me resultan más atractivos esos juegos underground de itch.io, normalmente diseñados para ser disfrutados de una sentada y en un mismo día, que indican de antemano el tiempo que esperan de ti. Aunque sería falso decir que no hay estándares en lo relativo a la duración de un videojuego, o que no se respetan (¡que se lo digan a Final Fantasy VII Remake!), como aficionado me resulta, y me ha resultado siempre, más manejable la transparencia forzosa de las películas: si veo que hoy no puedo, pues ya lo dejo para mañana, y aquí paz y después gloria. Siempre se me puede decir que para eso ya está HowLongToBeat; puedes, como de hecho hice yo mismo, ir a esa web, consultar la duración y problema resuelto. Me refiero a un cambio de paradigma; a ir hacia juegos con menos grasa, mejor aprovechados, más maduros también para eso: para localizar el grano y separarlo de la paja.

Total, que entre pitos y flautas empecé a darle vueltas a la cabeza, me puse a escribir esto y al final no compré Icewind Dale II. A ver si alguien me puede decir si merece la pena.

  1. ElTioMancadas

    Muy buen texto, me siento bastante identificado con la falta de tiempo (y dinero) que me ha llevado a tener siempre abierta la página de HowLongToBeat a la par que miro ofertas.

    Supongo que si algo podemos sacar de todo esto es que la «»selección natural»» de la crítica al tener que jugar más juegos cortos, hará que estos proliferen más y quién sabe, a lo mejor la industria tiende a poco pero efectivo.

    PD: No sé si es aposta @chiconuclear pero el gif está doble

  2. tomimar

    Me he sentido muy identificado con este artículo, Victor. Yo SIEMPRE, SIEMPRE, SIEMPRE consulto HowLongToBeat cuando me planteo la compra de un juego o estoy “de compras” digitales. La vida adulta es lo que tiene, a la (normalmente menor) limitación de dinero que teníamos de pequeños se suma la del tiempo y todo consiste en encajar.

  3. Víctor Martínez

    @darksynk
    Es a propósito, queda bonito así duplicado.

  4. ElTioMancadas

    @chiconuclear
    Santa palabra :rezo:

  5. Jamelín

    Yo miro la duración para precisamente lo contrario. No me gusta gastarme 60-70€ en un juego y ver que en 1 día me lo he machacado.

  6. FERIFO

    xDDD
    Es el «¿merece la pena X juego?» más largo y rebuscado que recuerdo.

  7. JuanFo109

    Será porque yo tengo mucho tiempo libre, pero yo prefiero jugar a 3 juegos en todo el año y que me duren 50h cada uno (por poner ejemplo) a jugar a más juegos menos tiempo. A mi lo que me gusta de un juego, es dominar el sistema que tiene, optimizar mis pj o lo que sea (las builds me tiran bastante) y estar en esa sensación de poder, de sentirse petao y ponerte a intentar derrotar al cabron que te han puesto en el endgame y que es más fuerte que tú igualmente.

    No sabía de la existencia de Howlongtobeat, estoy seguro que la miraré más ahora. Venga a decir, con el párrafo anterior, que a mi acabarme un juego en 2h o de una sentada pues no me va, ni me siento vacío, siento que no he amortizado el dinero, aunque me haya costado 3€.

  8. FFerd

    Un número de horas descomunal tampoco asegura una experiencia satisfactoria, muchos tienen precisamente lo que dice el artículo, «grasa» a raudales. El problema es que para muchos ver un número bajo en HowLongTobeat es un alivio y para otros un motivo de preocupación, porque como dice el compañero de arriba, ver un montonazo de horas en un juego que te llama la atención por fuerza debe implicar que lo vas a aprovechar un montón.

    No siempre es así, y no siempre se amortiza el dinero en base a nuestra experiencia, que no deja de ser algo subjetivo: What Remains of Edith Finch es cortísimo, y me pareció una maravilla. Me parece una perversión (je) valorar el gasto en función de las horas, o juzgar un juego por lo que dure, sea el juego que sea (aunque le podáis poner mil asteriscos a esto).

  9. Pepetrucci

    Pues sí, creo que es una reflexión que nos hemos hecho todos conforme la vida nos ha ido poniendo en vereda… Yo casi siempre estoy estresado con la falta de tiempo y sin duda tengo en cuenta la duración, aunque luego intento no agobiarme y jugar tranquilamente los ratos que saco si el jueguico realmente me engancha (ahí están mis 100 y pico horas al Nier: Automata, o al Death Stranding más recientemente, eso sí, a lo largo de varios meses)… Lo que me acojona de verdad es el día (si llega) que tenga hijos, ahí sí que ya no sé qué voy a hacer XDDD

  10. rules

    Otro paradigma curioso es el tiempo que pasamos pensando en qué comprar y en tomar la decisión con todo lo que conlleva: buscar análisis de juegos que nos interesan, leerlos, escuchar podcast relacionados, entrar en la tienda, ver el trailer, leer la descripción, cuánto ocupa, qué idiomas tiene, meditar si invertir 10 euros ahí o 5 y 5 en otros dos que están de oferta…

    Fui más consciente de esto cuando un día comprobé en la 3DS el tiempo que había invertido en cada juego y las horas que me marcaba el propio programa de la Eshop era escalofriante.

  11. Mimercio

    Lo malo que tienen los juegos largos es, que en el momento en el que relajen un poco, te pierden. Mis 30 primeras horas al Death Stranding han sido mágicas… Algunas veces tengo que coger fuerzas para seguir la aventura. Lo mismo me pasò con Xenoblade 2, que volví a retomar hace poco después de haberle echado unas 40 horas cuando se puso a la venta (ha llovido ya). Icewind Dale II está muy bien, pero habrá rpgs actuales que estén mejor… Como los Divinity.

  12. Gordobellavista

    Yo creo que en este debate tenemos una perspectiva muy escorada. No solo por parte de los críticos, que por su trabajo es normal que deseen juegos más cortos, también por toda la comunidad jarcor, que nos obligamos a una dieta hipercalórica solo por seguirle el pulso al mundillo. Queremos jugar a todo y acabarlo todo. Cada uno con su backlog como si fuese la lista de tareas de un moribundo y luego comentando los juegos acabados como cazadores que enseñan su sala de trofeos.
    A ver, igual me ha quedado exagerado, pero es un poco así, somos unos fatigas. Supongo que nos pasa por estar muy pegados al mundillo.
    (Yo también estoy siempre mirando How Long to Beat).

    Por supuesto que estoy en contra de alargar los juegos artificialmente, quién no va a estarlo. Pero los juegos tienen que tener su duración. Y tiene que estar determinada por lo que necesite el juego, no por cuanto tiempo tenemos nosotros. Un rolazo tiene que abrumar al empezarlo. Tienes que sentirte pequeño en un mundo enorme y tienes que tener la posibilidad de perderte en ese mundo durante semanas. Sin embargo, esta duración no es algo que se le exija a un TLOU, por ejemplo, y menos a un shmup. Con esto quiero decir que los tiempos que se han «consensuado» para la duración de los juegos, están ahí por algo, no son solo una feature impuesta por el marketing.

    En resumen, que hay juegos a los que le sobran horas, seguro. Que algunos están inflados artificialmente y que el gancho comercial de las horas no hace ningún bien, ok. Pero que este debate creo que viene de un problema que tenemos nosotros, no los juegos.

  13. jk_eye

    Como padre por partida doble, mi amor por los «lite» y las partidas rápidas ha ido incrementado forzosamente en los últimos años. No puedo permitirme apenas juegos online -solo con nocturnidad y si el propio cansancio me lo permite-, juegos con violencia muy explícita o directamente que no se puedan pausar (los hay). Menos mal que están los Sonic, Marios y otros amores de verano por ahí. (Bendita Wii)

    Actualmente para mí, afrontar un Elder Scrolls, Fallout o The Witcher es afrontar un proyecto de un año de duración.

  14. Cold

    Joder, cuanta razón, Víctor.

    2 de los juegos que he terminado hace nada son completamente opuestos en cuando a elongación de horas.
    El primero, Death Stranding, me parece un juego que me hubiese gustado mucho más si, en vez de durarme las alrededor de 40 horas que han sido, hubiesen sido 20 o 25, porque esas zonas en las que empiezas a dar vueltas en círculos… Entiendo que hay que construir el mundo y decirte: «Mira a todo el mundo que estás salvando con tus hazañas», pero creo que no es necesario hacerlo TAN largo. Normal que me haya costado 5 meses acabarlo.

    El segundo es Ori and the Will of the Wisps (por cierto, en Xbox ya han sacado el parche, o al menos eso leí de Nacho Requena en Twitter), duración, en mi opinión perfecta. Se ha convertido en uno de mis juegos favoritos, sin duda. Se acaba cuando se tiene que acabar, aunque, con los que goza moverte y el combate, si fuesen 5 o 10 más no me hubiese quejado para nada.

    Siento que hoy en día los juegos Triple A tienen que justificar su precio con horas de contenido, y, a la par que me parece una buena razón para gente que solo puede comprarse 2 juegos al año pueda de esta forma disfrutar de juegos durante todo el tiempo posible, creo que hay pocos juegos en los que esa duración esté justificada, o sea útil. El buen ejemplo de esto (bueno, de esto y de TODO) es, una vez más, Breath of the Wild, es un juego que te lo puedes acabar relativamente rápido respecto a su duración normal, pero si quieres tomártelo con calma, casi cualquier cosa que hagas en el mundo no se siente como una pérdida de tiempo (excepto los kologs, 900? De verdad?) y de esta forma, juegues las horas que juegues, las vas a disfrutar.
    Ay, Breath of the Wild… QUÉ JUEGO.

  15. Caveleira

    No sé gentes… quizá aquí haya más de uno que quiera abarcar toda la actualidad, yo no, y ya no es solo que yo no sufra ese mal de «me come la actualidad» es que tampoco sufro el mal del «diógenes del coleccionismo», bueno, este mal puede que lo sufra con alguna saga en concreto, la cuestión es que ya no es eso de pagar mucho por una experiencia corta lo que me molesta, lo que me molesta es pagar para comprar algo que me sobraba con haberlo alquilado, y más aún si se trata de algo con cero rejugabilidad.

  16. Diewito

    Es un asunto al que vengo «dándole vueltas» yo también, que en mi caso no es por paternidad sino simplemente por priorizar mi tiempo. También ha ayudado a darle más vueltas el pillarme el Game Pass, porque hay mucho juego al que quiero jugar pero necesito priorizar. Hace poco precisamente hablaba con una amiga y los dos comentábamos que antes nos deteníamos a leer cada uno de los libros que encontrábamos en el TES: Oblivion por ejemplo y ahora nos dan pereza el pararnos a eso, buscamos entretenernos con las mecánicas y no tanto con la historia de un juego. Por eso siempre he preferido los juegos «más arcade», aquéllos que priorizan la jugabilidad ante la narrativa, aunque a la larga, entre partida y partida, le haya dedicado mogollón de horas en total. Eso no quita que precisamente los juegos que más me hayan impactado estos últimos años tengan gran peso en la historia, pero también ambos tienen en común que son breves, y eso los hace, para mí al menos, redondos. Hablo de Inside, que puede durar tranquilamente 2 horas, o el que mencionan arriba, What Remains of Edith Finch.

    PD: @chiconuclear déjate de rolazos de 40 horas y dale al A Plague Tale: Innocence

  17. Víctor Martínez

    @diewito
    Lo intenté y no me dijo nada, lo tengo ahí para por si acaso, es el típico que jugaré en algún momento.

  18. PUNKOMAN

    He jugado mucho: a mucho juegazo y a mucha mugre. Me he pasado (y disfrutado) juegos cómo el «Legendary: the box» o un «Lost planet 2» sin tener siquiera online en casa. Pero ahora sería incapaz de hacerlo. De hecho, lo que antes para mí era un sacrilegio (dejar un juego a medias) lo estoy convirtiendo cada vez más en un mal menor y necesario. Hasta esta gen me sobraban los dedos de una mano para contar los juegos que dejé colgado en mi vida. Ahora me faltan con el «…y todo suman 23».

    Es que ni siquiera creo que sean los niños (con mi paternidad de mi segunda hija estrené 100 horas de dark souls 2) ya que siendo padre he terminado varios juegos de centenar de horas: es que, con los años, no estoy para aguantar tonterias vácuas ni que me hagan perder el tiempo. Y con eso he tenido serios problemas ya no sólo con juegos «malillos» cómo el indivisible hace poco, si no con supuestas obras maestras cómo Metal 5 o Nier automata. No estoy para aguantar rellenos.

    El regomello que he sentido al oir hablar a Víctor de la misión esa de los gatos del final fantasy VII Remake es la que siento cuando huelo el jaggermonster: No, eso no muchacho, eso es malo, es caca y hace daño a tu cuerpo.

    Y aquí andamos, dándole una seguna vuelta al Doom eternal y al the Surge 2 que me aportan sensaciones a cada segundo.

  19. KZhar

    Fuera caretas. Solo diré que yo no me acabo el 95% de los juegos. Y que desde que comenzó el confinamiento con un niño de 5 años no he podido jugar ni una hora en un mes.
    La vida.

  20. Shalashaska

    Howlongtobeat y Pornhub, mis dos webs de referencia del confinamiento.

  21. Mariochimaru

    Debo admitir que esto es algo que me obsesiona hasta tal punto que me hago un excel por meses con el tiempo que dispongo e intento ajustar juegos para finiquitarlos ese mismo mes. De hecho en mi cuaderno apunto juegos pendientes y los clasifico por tallas como si de una sudadera se tratase: XS < 5 horas; S > 5 – 15horas; M > 15 -25 horas; L > 25 – 40 horas; XL > 40 horas.

    Además me molesta cuando un juego no tiene contador de horas (playtime) como God of War.
    Chaladuras mías.

  22. rvm

    Yo creo que hay un elemento que no se comenta en el artículo. ¿Cuánto tiempo perdemos en tonterías? Y no me refiero a tirarte 3 cuartos de hora para tomar un café, que bendito sea ese tiempo, sino las horas destinadas a series mediocres, a ver vídeos que no nos interesan en youtube, a quedarte con la mente en blanco viendo Instagram y memes de gatos… Cuando piensas en todo ese tiempo malgastado (y que lo malgastamos casi todos, no nos engañemos), se relativizan mucho las 60 horas que puede durar un juego.

    Por poner un ejemplo concreto, desde que me he obligado a limitar las reseñas de videojuegos que leo, a no ver vídeos de YouTube sobre videojuegos que me interesan, o a no entrar a Facebook, no sólo acabo juegos de forma mucho más fluida sino también libros y películas.

    Otro factor que me parece súper importante para poner en valor nuestro tiempo es prescindir de los productos culturales interminables, no a las series eternas ni a los free to play.

  23. Txustakrakish

    Le he dado muchas vueltas últimamente al tema tiempo, especialmente desde el momento en que iba a ser padre, y he llegado a la conclusión que algunos juegos a los que he dedicado muchísimas horas de mi vida me atraparon de una forma sobrehumana, aún cuando la experiencia era relativamente (o bastante) repetitiva, consiguiendo que me pierda por el camino muchos juegos a los que ahora mismo no me planteo entrar.

    Dark Souls cambió mi perspectiva videojueguil de lo que es sacarle jugo a mi tiempo, pero también me he aproximado a otro tipo de juegos como los indies y todo ello me ha hecho entender que la duración debe valorarse de forma muy diferente en cada juego. Un juego puede ser una obra maestra independientemente de que dure menos de 1 hora (Nuclear Throne) o 70 (BOTW) porque más allá de la cifra de duración en sí misma, importa lo que se hace con ella.

  24. Molinaro

    Yo creo que lo que tememos como jugadores a la hora de invertir nuestro tiempo en videojuegos largos es el riesgo que sabemos que corremos con la duración.
    La duración es, desde hace un tiempo, un selling point gigantesco. Nosotros lo sabemos y nos exponemos a él en cada compra: Mundos abiertos con toneladas de misiones secundarias insulsas, muros de dificultad que te piden subir unos cuantos niveles, desvíos innecesarios…
    Quizás ver que un juego dura sesenta horas no es mi mayor miedo, si no asumir que de esas sesenta horas disfrutaré sólo un porcentaje por que, no nos engañemos, en los desarrollos se piensa en esto. En definitiva, no tengo miedo a las cuarenta horas de Bloodborne pero sí a las 40 de Death Stranding. Sabemos que tenemos una edad para estar haciendo según que cosas y también sabemos que muchos juegos nos intentan secuestrar ahí, en el incómodo limbo entre la diversión y el entretenimiento más tonto, simplón y vacío que han sabido diseñar.

  25. Disafree

    Se suele hablar poco, creo yo, de lo que supone la vida adulta cuando te gustan los videojuegos. Sucede prácticamente sin excepción, que en la juventud tenemos tiempo de sobra y nos podemos pasar todas las misiones secundarias del San Andreas y rejugarlo si hace falta por el simple placer de hacerlo. No sé cuantas veces mes pasé el Max Payne o el Half Life 2 en mi adolescencia.

    Hoy en día rejugar un juego me parece impensable. Resulta difícil vivir limitado por esta existencia mortal que nos atenaza. Todos tenemos listas de títulos pendientes y nos estamos pasando varios a la vez y no sé a vosotros, pero a mi no me da la vida para todo.

    Por ejemplo, hace un par de meses empecé el Assassin’s Creed Origins con mucha ilusión. Me divierte muchísimo pese a lo repetitivo de sus mecánicas, pero llevo 47 horas y no he llegado ni a la mitad de la historia. No puedo evitar pensar que todo ese tiempo invertido en hacer lo mismo una y otra vez me quita tiempo de otros juegos.

    Al final, como se comenta en el artículo, acabo fijándome más en experiencias cortas. Una buena campaña para un jugador que me deje satisfecho y poco más, porque ahora mismo casi me produce miedo enfrentarme a un Witcher o un Borderlands pese a la seguridad de me lo voy a pasar pipa con ellos.

  26. IndiAlien

    Totalmente identificado. Imagino que es cosa de la edad, pero sobre todo de las responsabilidades y ocupaciones que vienen de la mano del paso del tiempo.

    Hay muchos títulos que he descartado aún siéndome muy apetecibles por el tiempo que duran (Persona 5 por ejemplo) y muchos otros que he comprado porque he recordado que habían sido alabados en su momento y eran cortitos (Little Nightmares, que en lo personal me está decepcionando bastante)

    Es un fenómeno curioso porque cuanto mayor te haces tienes más estabilidad económica, dinero para tus hobbys, pero al mismo tiempo tienes menos tiempo que cuando no tenías un trabajo estable, ocupaciones personales o familiares…

    Hablando de dinero, es otro tema incómodo. Busco juegos cortos pero al mismo tiempo sigo teniendo una mentalidad que hace que me cueste gastarme 60 euros por algo que dura 5 horas poco más o menos.

    Me parece que es un tema que la industria va a tener que afrontar, estamos la generación de los jugadores de 30-40 años que han estado toda la vida ahí pero ya no tenemos el tiempo de antes. Al mismo tiempo tienes a la gente más joven que busca que un juego le dure todo el tiempo del mundo para amortizar la compra.
    Por otro lado uno se piensa bastante más en que gastarse el dinero, no ya tanto por el gasto en si sino por la pregunta de ¿Realmente lo voy a aprovechar o terminará cogiendo polvo en un cajón/biblioteca digital porque no he tenido tiempo?

    También hay otras consecuencias colaterales. Yo al menos soy mucho más exigente con aquello a lo que dedico mi tiempo.

    Por último creo que nosotros mismos nos presionamos intentando abarcar mucho y jugar a todo. Cuando uno es bastante enganchado al mundillo, y aquí estamos por eso, cuesta aceptar que habrá grandes títulos que te vas a perder aunque te interesen.

  27. Txustakrakish

    @disafree
    Coincido totalmente contigo salvo el último párrafo. Con un bebe en casa le he metido como 70 horas al BOTW, unas 40 al Slay the Spire y llevo dos semana jugando muchísimos ratitos al Animal Crossing. La Switch para esto ha sido una bendición por su versatilidad, y aún así creo que si no me he metido en juegos largos con la PS4 últimamente es porque hace mucho ruido, y me gusta disfrutar del sonido sin auriculares. El gran sacrificado con la niña ha sido el PC lamentablemente.

  28. OdiseoBCN

    Quizás exista un paralelismo con lo Netflix/streaming. Hasta cierto punto, cierta compulsión por terminar cosas y así poder empezar otras. Cierto «fetichismo» del «abrir el paquete».
    Eso y que los juegos están pensados para gente que tiene tiempo para jugarlos. Sean videoxocs, juegos de mesa o kits de LEGO. Por lástima no creo que «#lavidaadulta» este preparada para eso (como mucho, en los buenos tiempos, para comprarse unas bambas de colores chillones e irse a correr por el campo. Quizás ese sea el límite de lo ludens adulto).

  29. Hechss

    Que alguien que haya jugado a Assassin’s Creed Origins me diga que no está artificialmente alargado… Ése es el problema. Cuando se siente que el juego principal les ha durado 16 horas y para hinchar el dato ponen requisitos de nivel (ya sean forzosos o recomendados pero que te matan de un toque) y misiones secundarias por doquier que añaden más bien poco a la trama, que tal vez pueda interesar a alguno pero se nota que no están mimada como la trama principal.

    Y es que como he dicho Origins puedo meter a casi media generación en ese saco.

  30. epi

    @for_the_republic dijo:
    Otra reflexión: si cada vez tenemos menos tiempo y los juegos duran más. ¿Realmente son tan poco 1tb/825GB de la next gen?

    Yo no acabo de entender la obsesión que tienen muchos usuarios con el espacio y creo que se basa en ese ansía de tener toda tu librería de juegos instalada en la consola para acceder a ellos rápidamente cuando es muy probable que jamás lo hagas y menos aún con los que ya te has terminado. Yo solo tengo instalado lo que estoy jugando al momento y alguno más en la recamara para bichear. Jamás me he quedao sin espacio, ni siquiera con la Xbox One “fat” de 500Gb. Ahora con 1Tb ni de broma. Esto podría ser perfectamente lo que se ha comentado en multitud de ocasiones, diógenes digital.

    Y hablando sobre el artículo en cuestión…

    Para mí el Gamepass ha sido una bendición. Tiempo para jugar no hay mucho, puede haberlo, pero también prefiero dedicarlo a otras cosas y el hecho de tener un catálogo inmenso de juegos que probar ayuda. Si algo se me va de largo , que como normal general me cansa, lo dejo y a otra cosa. Además, la cartera no sufre. De todas formas, raro es que compre un juego de salida, no lo hago desde hace eones, solo alguno puntual (Death Stranding, Control, algún indie, Halo, Forza Horizon y estos de MS ya no hace falta…).

  31. GorkaV

    Mmmm. A mi personalmente me da lo mismo lo que dure. Puedo jugar un RE3 sin miedo a la duracion si me engancha, o disfrutar de un Zelda 100 horas si me enreda con su hyrule del momento. Pero, al igual que me pasa con los libros, adoro las historias interminables. Ese hilito en el estomago de ver pasar ls ultimas paginas y no querrer que acabe nunca esa trilogia que llevas 2 semanas leyendo a cada minuto libre. O ese juego que solo piensas en volver cada vez que todos se acuestan y puedes escabullirte para acosta de horas de sueño para hacerte feliz en la adolescencia. Ahora… Un slide spire o rogelike escuchando un podcast con una serie de algoritmo de netflix de fondo… Me chifla por igual. Depende del momento y el tiempo.

    Lo que tengo claro que por otro lado @chiconuclear lo estas enfocando todo con las gafas de «papa/currito». Curro con videojuegos ergo hastío monumental, y no tengo tiempo para desquitarme en lo personal. Con esa patina de asepsia para diagnosticar cada elemento y ordenar y clasificar que le dan las skills profesionales, pero que, si no se separan de lo personal…. Te joden un hobbie.

    Gracias por tanto Victor. No le des ms vueltas pillatelo y si te aburre a otra cosa que es pa’ jugar en lo personal.

  32. Víctor Martínez

    @gorzav
    Por eso me gusta jugar todavía a tantos juegos como me es posible por puro placer: no quiero que gane el hastío.

  33. borre

    Me alegra saber que no soy el único que se siente identificado.

    Estoy por un lado con las rebajas de los juegos de la Switch y por otro con el HowLongToBeat para ver qué puedo y no puedo aprovechar (tanto en tiempo como en dinero).

    Un saludo.

  34. DrTenma

    Yo llevo en este estado vital algún que otro lustro… Cada vez cuesta más sacarle suficiente tiempo a cada juego y aunque los JRPGs me fascinen, desde hace tiempo los miro con algo más de prudencia y recelo (que no quita que de tanto en tanto aparezca uno al que le eche 100 horas).

    Lo que yo noto que menos se tolera con las responsabilidades es que un juego te haga perder el tiempo. Alargar un juego por alargarlo y así pretender justificar un precio y un status de AAA debería dejar de ser estándar.

  35. GorkaV

    @chiconuclear
    Entonces no es el tiempo de juego sino el disfrute de a que juegas. El problema para mi no es lo que se tarda en pasar un jego o si quiero ese compromiso de horas, sino si me van a rentar en calidad de tiempo jugado.

  36. JVillarreal

    Lo importante no es que duren más o menos, sino que el tiempo que se tarda en pasártelos esta adecuado con las pretensiones de la historia o de la jugabilidad que posee el mismo.

    En la otra capa, si nuestro tiempo de esparcimiento sufre de raquitismo, mejor dejar un juego con esa sensación de «hubiese merecido que le echase más horas, quizás algún día…» a ese desconcuelo de decir «se me acabó la mantequilla y aún esta media barra de pan huérfana…».

    Y Virginia Woolf siempre, desde Las Olas, hasta Entreactos, pasando por Orlando.

  37. Txustakrakish

    @fferd
    Amén. El precio debería reflejar el valor del juego, no su duración, y este valor decae cuanta más grasa de duración vacía o artificial le metas. Por contra, también creo que un juego extremadamente corto necesita que todo esté bien para justificar un desembolso relativamente elevado.

  38. Serch

    Buen «melón» el que se ha abierto. A los que ya tenemos una edad, la falta del tiempo libre que teníamos de chavales es una obviedad.
    Si estoy interesado, nunca descarto un juego por el número de horas, ya sea a la baja o al alza. Si es un «tal vez» y no tengo claro si pillarlo o no, si que puede ser que me eche para atrás que tenga muchas horas, y me decante por otro más «asequible».
    Edito:
    A veces también depende del momento en el que estés…
    Si por ejemplo te acabas de pasar un juego al que has echado 100 horas, a veces apetece intercalar uno más cortito y no otro de duración similar.

  39. 1984

    Yo la técnica que uso es: Me pongo a jugar un juego, si veo que me está haciendo perder el tiempo, lo dejo.

    Funciona bien, aunque termino pocos juegos. Eso sí, los que termino, los disfruto como un enano.

  40. Howard Moon

    No tengo WhatsApp ni Twitter ni, mucho menos, Instagram. Así que no, ningún problema con la duración de los juegos.
    Mi problema es, cuando no, con la duración de la vida.

  41. JohnyMelavo

    En mi caso no es una cuestión de edad, aunque ya tengo la mía. A mi nunca me gustaron los juegos largos. Cuando jugaba al amstrad y a la nes ya evitaba los juegos que usaban passwords. Mi mentalidad siempre fue de recreativa, un crédito y para adelante.

    Todos los juegos de más de 6 horas se me hacen largos por buenos que sean, siento que me están quitando tiempo que dedicar a otra actividad diferente, sea un juego u otra cosa. Puedo tolerarlos algo más si están divididos en pantallas o misiones, como los Mario 3D pre-odyssey o el Demon Souls por decir dos ejemplos (decepción absoluta el dark souls por el cambio a mundo abierto, lo tengo pero lo abandoné ), porque tienes una visión mental más o menos clara del tiempo que te va a tomar cada sesión juego, pero se me hacen largos igual.

    Siempre preferiré los juegos cortos que pueda jugar una y otra vez si así me apetece. Downwell por ejemplo dura apenas 20 minutos si consigues pasártelo, pero llevo ya más de 15 horas acumuladas.

    Valga como excepción el único juego que recuerdo ahora mismo que pasara de 6 horas y no se me hiciera pesado, que fue el Remnant from the ashes y le metí más de 20, y mi sorpresa fue grande cuando vi que no era demasiado popular.

  42. Rustgladiator

    Quizás llegó tarde, yo en todo esto estoy entre dos aguas. Ejemplo… Siempre he sido de gustarme los assassin’s ( prince of persia, uncharted, tomb raider, splinter cell, cualquier juego que me deje trepar y hacer el mono por las alturas) y me pasó con el origins que lo disfruté de una manera brutal bárbara, el tiempo me pasaba volando y me fascinaba explorar, pero con el odisey que es mas de todo lo anterior me pasó lo contrario el número desorbitado de horas obligatorias de la historia me terminó cansando, donde uno por tener una duración más corta en las misiones principales y muchas opcionales por si te gusta dejarte más tiempo para jugar me terminó enganchando el otro obligando al jugador a jugar tanto para avanzar en lo principal me hizo pasar un tedio, a lo que voy es…. Los juegos deberías tener ambas opciones historias cortas en su acción principal pero a la gente que le guste y quiera más que el propio juego tenga alicientes para jugarlo hasta hartarse. ( me he explicado con el ojete aviso)

  43. Huespal

    Mi opinión es la de que en un videojuego no es importante el final, sino el ‘durante’. Al final solo llegas si te está gustando el videojuego, por ambición y por inercia. Da igual que sean 3 o 100 horas.

    Que un videojuego tenga un tiempo ‘to beat’ me parece hasta aberrante. Como puede existir un límite que ponga fin al tiempo de juego? En mi cabeza todos son infinitos. Hablaríamos de tiempo finito en películas, en la cocción de un huevo frito, pero en videojuegos, según mi opinión, es un concepto que rompe con los esquemas más puros del género.

    Creo que consultar cuanto dura un videojuego puede ser un síntoma de un problema mayor, el de pensar que te lo tienes que acabar para sentirte realizado.

    Juegos que ejemplifican directamente lo que intento transmitir son FIFA, COD, LOL. Juegas por el placer del sistema de juego, no para terminar nada. Las damas, el parchís, el domino. El pilla-pilla, el veo-veo. Hasta simplemente dibujar, escribir.

    Y esa sensación se consigue con cualquier género de videojuego, según la persona.
    Alguien puede estar horas con el sistema de batalla de FFVII, por poner un ejemplo ‘reciente’. Y no llegar nunca al final, porqué lo placentero en esta persona, lo disfrutable, es el sistema de batalla y no el final.

    Si sabes que un videojuego te hace disfrutar, es bueno para ti, tenga la relación duración-precio que tenga.

    P.D: Soy consciente de donde estamos y de la existencia de productos directamente orientados por la narrativa, a los que este concepto de duración finita encaja bien. Obras como la saga Tomb Raider, los Point and Click, como Monkey Island, o las pioneras aventuras conversacionales. Es otro debate, al que solo voy a dejar la pregunta al aire: son lo mismo que un R-type o un Super Mario, videojuegos?

  44. Disafree

    @txustakrakish dijo:
    @disafree
    Coincido totalmente contigo salvo el último párrafo. Con un bebe en casa le he metido como 70 horas al BOTW, unas 40 al Slay the Spire y llevo dos semana jugando muchísimos ratitos al Animal Crossing. La Switch para esto ha sido una bendición por su versatilidad, y aún así creo que si no me he metido en juegos largos con la PS4 últimamente es porque hace mucho ruido, y me gusta disfrutar del sonido sin auriculares. El gran sacrificado con la niña ha sido el PC lamentablemente.

    Llevas razón, al final puedes acabar metiéndole decenas de horas a un juego pese a las vicisitudes de la etapa adulta, y más si te puedes llevar el juego donde quieras con la Switch. No es mi caso porque solo tengo PC, pero aun así ya digo que el Assassin’s se ha comido mucho tiempo de mi vida, no obstante siento que parte de ese tiempo lo he perdido en misiones repetitivas que no llevaban a ningún sitio tal y como dice más abajo @hechss. Algo parecido me pasó con Dark Souls. Eché como 170 horas pero en este caso no sentí que perdiera el tiempo en ningún momento, lo cual creo que dice bastante del juego de Miyazaki, pero también del Assassin’s.

  45. AlbertKolo

    @huespal Me parece una reflexión interesante.Tal vez, y en mi opinión, el objetivo de hacer videojuegos más orientados a la narrativa debiera ser el de integrar ese sistema de juego, atrapante e infinito, con una narración que el jugador cree espontáneamente mediante la interacción con el entorno.

  46. Siloe

    Hola, llego tarde al debate, pero me gustaría comentar que en la ecuación entre vida adulta y tiempo que podemos disfrutar de un videojuego, no importa tanto la duración total del mismo (donde ponen el foco la gran mayoría de comentarios), sino la duración de una sesión de juego. Píldora a píldora, puedo terminar el Odyssey o the Witcher en más de un año, con mucha alegría. O darle durante meses a cualquier juego deportivo, te miro a ti Nba2k, que no exige sesiones de más de 20 o 30 minutos.
    Sin embargo, juegos que requieren sesiones mucho más largas se me hacen imposibles, como los civ, o los paradox de la vida.
    Saludos!