Unbox 'em up

Unpacking tiene demo, disponible solo hasta el 21 de septiembre

Witch Beam ha publicado, como parte de las acciones de PAX Online —la versión pandémica de la conocida feria—, una demo de Unpacking, su próximo juego. La tenéis en Steam. Jugadla rápido, porque el día 21 desaparecerá.

Si no conocéis Unpacking, dejadme deciros una cosa: deberíais conocerlo. En el juego deshacemos, a golpe de ratón, las cajas de varias mudanzas a lo largo del tiempo, de 1994 en adelante. Haciendo clic en las distintas cajas vas dejando a la vista su contenido, que luego debes colocar en su sitio; cuál es su sitio es algo que el juego deja a tu elección, primero, aunque ciertos objetos van en unos lugares concretos.

Llevo un tiempo esperando Unpacking, y debo decir que me ha sorprendido gratamente jugar a la demo. Es alucinante lo natural que es la progresión entre niveles, aunque no sé todavía cuánto se extenderá; evidentemente cuanto más pasan los años más cajas tienes, y más complicado y largo es desempaquetarlo todo en una mudanza. Ya no tienes que ocuparte solo de tus juguetes y tu diario, sino también del menaje, los productos del baño, la báscula en la que tú y otra gente —tu pareja, tu compañera de piso, gente ebria en medio de una fiesta— se posará para ponerle una cifra a los kilos de más que te están poniendo las horas frente al ordenador, trabajando. La sonrisa me ha salido sola cuando, mientras desempaquetaba tazas y platos en la cocina, en la misma caja han salido también una bota y el teclado, quizá embutidos ahí a última hora.

Las representaciones estrictamente isométricas de cada espacio son bonitas y no necesitan mucha presentación, pero sí merece la pena resaltar el placer que da posar cada objeto sobre todas las superficies solo para escuchar cómo hace contacto. La espátula de plástico hace un sonido específico cuando la dejas sobre la vitro, otro cuando la posas en la encimera, otra cuando la metes en el organizador de cubiertos que hay en un cajón; lo mismo con cada objeto y cada material, un auténtico festín para quienes, como es mi caso, nos deleitamos con este tipo de cosas. El juego reacciona a tu input de una forma sorprendentemente satisfactoria; mover un libro por una estantería ya bien organizada, buscando colocarlo en el lugar preciso para que se respete la clasificación por tamaños, es fantástico. He hecho decenas de mudanzas en muy pocos años, tantas que ahora mismo no me importaría mudarme de nuevo, si fuera necesario, a pesar de que es uno de los procesos más traumáticos que puede sufrir una persona; lo que se representa en Unpacking me resulta familiar, y creo que la representación es asombrosamente fiel a la realidad.

Llegué incluso a hablar con sus responsables cuando, a raíz de una mudanza propia, pensé obsesiva y enfermizamente en el juego de Witch Beam. Por aquel entonces, sí estaba claro que la idea era suficientemente buena como para poder ser una sorpresa:

Las cosas cuentan historias, y esa es una de las ideas nucleares de Unpacking. Aquí una de las principales influencias es Gone Home, que no es el primer juego que contó una historia a través de su escenario y los objetos que había en él, por supuesto, pero sí es uno de los grandes responsables de conseguir que lo de la narrativa ambiental cogiera forma y calara entre el gran público. Más conscientes de sus limitaciones o de los retos a los que se enfrentan (aquí no hay ni texto ni grabaciones de audio, me dice [Wren] Brier), Witch Beam quiere contar «la historia de una chica que crece e intenta encontrar su lugar en el mundo, de manera figurativa pero también literal», a través de los distintos espacios que ha ido habitando y de los objetos que la han acompañado. «La historia tiene mucho de mis propias experiencias vitales», explica Brier. «El concepto del juego viene de una experiencia personal: mi pareja y yo nos mudamos juntos. Tenía sentido escribir sobre lo que conocía».

Aquí tenéis el artículo completo, junto con una entrevista a Wren Bier, la diseñadora del juego.

Witch Beam, por cierto, es el mismo estudio que sorprendió a todo el mundo con Assault Android Cactus, uno de los arcades de disparos más rotundo que se ha publicado en la última década. Echadle un ojo a ese también.

  1. gamusino

    la probé ayer y para jugar tirado en la cama de relax…. mi compra la tienen asegurada

  2. Nirv

    Sus 15 minutos buenos me ha dado la demo, la verdad.

  3. Orlando Furioso

    Las cajas de la mudanza me representan.

  4. Señor Mayor

    Es una pequeña maravilla, la verdad es que proporciona un extraño placer jugarlo. No sé si lo compraré, pero no me queda más que felicitar a Witch Beam por apostar por un concepto tan marciano (a la par que mundano) y triunfar en el intento.

  5. AndresBaez

    Ay, qué ganas. A ver si esta tarde la puedo probar.

  6. orwellKILL

    TOC TOC
    handle with care

  7. Skalder

    Probada la demo, ha tenido su gracia pero no es para mi… es una pena porque AAC me pareció alucinante, aún echo una partida de vez en cuando.

      1. Skalder

        @andresbaez
        Assault Android Cactus, su juego anterior jaja

      2. AndresBaez

        @skalder ostias vaya nombre JAJAJAJAJ.

      3. Nessin

        @skalder
        Ostras, menudo cambio de registro. De mata-mata loco 3d a relajante y estático pixel.

      4. Skalder

        @nessin
        Ya ves, debe ser de esos estudios que no soporta hacer un juego ni un poco parecido al anterior.

  8. DarkCoolEdge

    Teniendo una mudanza gorda en el horizonte cercano, y odiándolas intensamente, no sé si debo probar esto porque igual me estresa antes de el real deal 😅

  9. El Jugador Medio

    Me encantaría saber si esto sale a raíz de ese juego de no hace tanto sobre sacar las cajas de la mudanza de la casa, o es pura casualidad.