«Si juegas obligado ya no es un juego»

El manifiesto de los jugadores pacientes

En PatientGamers se aboga por alejarse de las prácticas más nocivas de la industria, redefiniendo nuestros hábitos de juego.

Al igual que el desarrollo de videojuegos se ha democratizado, el consumo también se ha abierto a un nuevo tipo de público que no siempre se siente satisfecho con lo que propone la rama más mainstream de la industria. Con la popularidad creciente del medio, y el estancamiento de ciertos tipos de superproducciones en planteamientos basados en la violencia, la competición y el frenetismo, han surgido varias etiquetas y movimientos que buscan destacar o agrupar títulos con un interés explícito en el bienestar y el confort. Una de estas etiquetas es la de juegos wholesome, títulos supuestamente amables y con estética adorable que pretenden funcionar como una burbuja encantadora en donde escapar de nuestros problemas. Otro de estos movimientos es el slow gaming que aboga, no solo por títulos cuya lentitud surge de su diseño, sino por formas de jugar basadas en la introspección y en la relajación que pueden llevarnos, por ejemplo, a parar para observar el paisaje, a caminar despacio, e incluso a aburrirnos si así lo creemos necesario. A pesar de lo útiles que resultan este tipo de etiquetas, lo cierto es que gran parte de ellas se limitan al papel de prescriptoras o a invitarnos a comportarnos de una forma determinada, siempre dentro del mundo virtual. Sin embargo, es difícil buscar lentitud y evasión en los videojuegos cuando es el propio funcionamiento de la industria el que nos tiene angustiados. Cuando el problema son las numerosas novedades que deseamos y la extensa cantidad de títulos pendientes que no dejamos de arrastrar.

«Me llamo Deborah y tengo un problema: acumulo videojuegos», escribía mi compañera Deborah López en Opulencia recreativa, columna de opinión en la que confesaba sentirse impulsada constantemente a comprar o adquirir nuevos títulos pese a no tener demasiado tiempo para jugar. En otro de sus textos, Paréntesis temporal, López admitía sentirse culpable por no tener ganas de jugar: «Que te guste algo no significa que debas cumplir una cuota o presionarte para lograrla, sino que te diviertes cuando lo haces», añadía. Esta misma idea, la de que «si juegas obligado ya no es un juego» la comparte a menudo el investigador Víctor Navarro Remesal que, a través de su conferencia Slow Gaming: cómo la lentitud y la relajación conquistaron el videojuego, me dio a conocer un subreddit que aboga por un consumo centrado en el autocuidado y alejado de las peores prácticas de la industria. Se trata de r/patientgamers, un espacio donde puede debatirse sobre juegos sin importar el año de lanzamiento y en donde está explícitamente prohibido mencionar rebajas, descuentos y ofertas de temporalidad limitada. Estos autodenominados jugadores pacientes rechazan la compra anticipada, limitan el hype e intentan mantenerse ajenos a la actualidad de la industria. Para ellos, el bienestar deriva de controlar en todo momento a qué y por qué jugar

Con más de 430.000 usuarios, el foro de reddit r/patientgamers se define como «un espacio para los videojuegos lejos de las noticias, el hype y el drama que rodean los lanzamientos actuales». Desde la portada se hace un llamamiento explícito a esperar al menos 12 meses tras el lanzamiento para comprar un juego y a no dejarse arrastrar por las ofertas o las promesas de contenido adicional previsto para algún momento en el futuro. Y aunque para muchos la espera puede antojarse agotadora, para los jugadores pacientes es una forma de separar la ansiedad provocada por el marketing del auténtico deseo y la posibilidad real de jugar. «Yo solía ser un gamer que jugaba a los juegos más recientes nada más salían», escribe el usuario OpusDeath, «solía jugar todas las tardes y probablemente fuera un novio de mierda ya que mi única respuesta para cualquier momento de inactividad era ponerme a jugar. Y si no estaba jugando, solía estar leyendo revistas o comprando nuevos juegos para PC y consolas». El cambio en sus hábitos vino de la mano de la paternidad: «Cuando llega tu hijo no cambias de la noche a la mañana. Los primeros días intentaba jugar a la PS4 con mi hijo en brazos. Él solo toleraba unos cinco minutos, por lo que mi vida como jugador sufrió una pausa». Para OpusDeath convertirse en un jugador paciente viene de querer aprovechar los pocos instantes para el juego de manera consciente, priorizando títulos que, por alguna causa, nunca llegó a jugar: «ahora gasto menos dinero en juegos y el placer que siento se acerca más a lo que sentía cuando tenía 8 o 9 años y jugaba los mismo títulos una y otra vez en mi Spectrum».

No obstante, no todos los motivos para convertirse en un jugador paciente vienen de las limitaciones de nuestra vida diaria. En el mismo hilo, cientos de jugadores admiten que su acercamiento a esta filosofía de juego viene de una oposición directa a las malas prácticas de la industria: «La industria del videojuego ha hecho un trabajo fantástico enseñándome que lo mejor es mantenerse alejado de los lanzamientos», escribe PharosMJD. Como él, muchos señalan los bugs, las promesas inclumplidas con respecto al marketing o el lanzamiento posterior de contenido adicional de pago como los motivos que les impulsan a alejarse de las novedades para centrarse en juegos que, para bien o para mal, están absolutamente terminados. Un tema recurrente en el subforo es el del daño que hace el hype train es decir, el vivir inmersos en la anticipación, constantemente a la espera de algo nuevo que aún está por llegar. Para los usuarios, el estar mirando todo el tiempo al futuro hace que las compras pierdan valor en cuestión de días y evita que se analicen en profundidad, y debido a las prisas, los títulos que finalmente jugamos. El tren del hype nos acelera, de manera que «la comunidad se olvida de compartir su experiencia de juego» limitándose a interactuar  a través de los juegos que tienen ganas de comprar.

Aunque no se mencione de forma explícita, parece evidente que para un buen puñado de usuarios el jugar de forma paciente se relaciona de forma estrecha con los autocuidados y la salud mental. Además de evitar la ansiedad derivada del calendario de lanzamientos y de las compras por tiempo limitado (cuyo ejemplo más escandaloso es el de Mario 3D All-Star), los jugadores pacientes viven alejados de la parte más «virulenta» de la comunidad y de las agresivas discusiones ajenas al videojuego en sí. Como podemos leer en relación a The Witcher 3, algunos usuarios encuentran «refrescante» poder criticar el título abiertamente sin que esto se reciba de manera agresiva o poder admitir que un buen juego no tiene que ser para todo el mundo. Desde el punto de vista del análisis cultural, resulta especialmente interesante el hecho de que la comunidad se resista, según las normas del foro que encontramos en la parte derecha, a clasificar los juegos de manera dicotómica (bueno/malo) o a referirse a ellos de manera absoluta o en términos de compra-venta (merece la pena/no merece la pena). 

Pero no todo es positivo dentro del movimiento. Muchos autodenominados jugadores pacientes admiten que es complicado resistirse al ritmo de la industria, especialmente cuando hablamos de secuelas o nuevas entregas en franquicias conocidas. También señalan la imposibilidad de evitar según qué spoilers en una comunidad basada en el consumo rápido y en el procesado instantáneo de las ideas. Sin embargo, es obvio que a la mayoría les compensa. Que la paciencia, y el hecho de marcar nuestros propios ritmos, puede ser una parte fundamental a la hora de jugar. 

Una breve reflexión personal

Sin saberlo, durante toda mi vida he sido una jugadora paciente. Mi relación con el videojuego pasaba por semanas de juego intenso seguidas de meses en los que dejaba de lado la consola si no encontraba ninguna otra cosa para jugar. A la hora de conocer títulos, me dejaba arrastrar por las portadas y, sobre todo, por las recomendaciones de mis amigos, más aún si ellos habían terminado el juego y me lo podían prestar. Con este sistema descubrí algunos de mis títulos favoritos, desde Fantasy Life a Patapon, pasando por rarezas como Osu! Tatakae! Ouendan! 

Admito que antes lo pasaba mejor jugando.

Pienso mucho en la frase de Víctor Navarro Remesal, «si juegas obligado ya no es un juego». Para mi trabajo necesito obligarme a jugar. ¿Tiene sentido un análisis que viene del atracón, de las prisas y de encadenar horas por necesidad? ¿Sería interesante para los lectores volver a juegos que nos dejamos en el tintero, o tienen nuestras reflexiones fecha de caducidad? Antes era una jugadora paciente, ahora no sé qué soy. r/patientgamers demuestra que, como yo, somos muchos los que vivimos abrumados por un sistema basado en el consumismo y la inmediatez; una industria concentrada en hacernos creer que la diversión solo viene de la compra. Un medio que, en ocasiones, parece haberse olvidado de jugar.

Redactora
  1. VisitacionAlien

    ¡Qué gusto de artículo! Como siempre, un placer, Marta.

  2. FERIFO

    Verdades como puños, Marta.
    La cantidad de gente que se habrá comprado, por ejemplo, el Cyberpunk sólo por el hype y que luego lo habrá jugado por «obligación»… me dan mareos de pensarlo. Y luego los juegazos en la estantería porque ya no son novedades.

  3. El Jugador Medio

    Buenísimo. Totalmente de acuerdo en que el hype tiene mucha parte de culpa: en cuanto adquieres un juego que pasa casi directamente a tu backlog, parece que siempre cuesta más el volverse a poner con él pasado un tiempo y que nuestro interés pasa a lo «próximo» que vaya a venir. Parece que la anticipación, las ganas de que «eso que está por salir llegue» son más fuertes que el disfrutar de lo que ya has adquirido hace un tiempo.

    Editado por última vez 18 mayo 2021 | 13:23
  4. CONTe

    Me siento exactamente como se describe en el artículo y últimamente he decidido romper con el ciclo y he vuelto a ser un jugador paciente, abandonamdo los juegos como servicio que me hacían sentir obligado a jugar.

    Con respecto a la pregunta final, pienso que una análisis fruera del atracón y las prisas es mas interesante, de juegos que igual pasamos por alto, un analisis de un juego que vosotros habéis querido jugar a vuestro ritmo y que analizais de forma reposada.

  5. Bhagavad

    Espectacular artículo, poniendo palabras a un sentimiento que tenemos muchos y no sabíamos/queríamos ver.
    Gracias Marta!

  6. unirvana69

    ¿Sería interesante para los lectores volver a juegos que nos dejamos en el tintero?

    Si no es una pregunta retórica, yo respondo que sí.

    Muchas gracias por la reflexión, Marta.

  7. Malleys

    Me ha gustado un montón, y me ha hecho pensar que a veces me he sentido un poco mal últimamente por tener la Switch ahí parada, ¡pero no pasa nada! ya jugaré cuando tenga algo que realmente me gusta, el otro día pensé muy fuerte en comprar el New Super Mario Bros, también saldrá el Ace Attorney y el No More Heroes 3… no hay ninguna prisa, ya utilizaré la Switch cuando me apetezca.
    También, recomiendo a todo el mundo limpiar concienzudamente su lista de deseados de Steam o de cualquier otro sitio, sed sinceras y pensad cuanto os interesan realmente los juegos que tenéis allí, ¡limpiad bien esa lista!

    1. SalvadorWiiU

      @malleys tienes toda la razón, es muy guay hacer listas de lo que quieres, pero luego te sientes obligado a comprar esos y a lo mejor lo has puesto sólo por el ansia.

      Hay que repasar esas listas y borrar la mitad por lo menos.

  8. METALMAN

    Muy buena entrada @martatrivi

    Creo, que tengo la suerte de haber empezado en esta afición a mediados de los 80, y los títulos estaban a tu alcance durante muchos años (sin presión alguna) y existían más allá de su fecha de lanzamiento. En aquellos tiempos jugabas a algo por interés propio o por recomendación, pero no influía (o al menos ni una décima parte) la presión social por «estar en sintonía con lo que se consume en el momento»

    Por otro lado, fue un tiempo de aventuras, juegos conversacionales y mucha experimentación (esto, sobre todo, de inicios a mediados de los 90), por lo que esta actualidad me recuerda mucho a ese momento (ahora existe incluso más variedad, pero fue un momento igual a nivel de creatividad y cambio)

    Voy a ser sincero, y pido disculpas desde ya:

    Cuanto más crece la afición, más se pervierte el medio (hay más pastel en juego y aparecen más tiburones), y esa es mi perspectiva tras tantos años. Creo que existe una mayoría abultada de usuarios que no siente nada con los videojuegos y que procede de forma robótica a consumirlos para pertenecer al conjunto y sentirse dentro del panorama social que se ha formado a su alrededor.

    Suena clasista, soy consciente, pero me parece una verdad irrefutable. Necesitan tenerlo el día uno porque será el tópico de esa semana y del que todos hablaran. Ni lo van a entender ni lo van a apreciar, solo lo quieren poseer y pertenecer al conjunto. Algo muy parecido sucedió con el coleccionismo (al que llevo dedicado más de 25 años).

    Me alegra que exista una comunidad a la que le preocupe el videojuego, y que luche con cabeza contra el modelo actual que se está imponiendo. Contra el borreguismo absoluto. Más calma, más variedad y más cultura al rededor del medio y en la forma de consumirlo y de disfrutarlo.

    Consumir con más tranquilidad, disfrutar más de cada interacción y, sobre todo, JUGAR. Conozco a gente que pasa más tiempo buscando ofertas, rarezas y hablando de pormenores que jugando (algo que me preocupa también en el sector de los juegos de mesa… comprar, comprar, comprar, novedad, novedad….), o gente que tiene que darse sesiones maratonianas para conocerse los juegos en dos días y así poder participar social y activamente del momento… Da algo de miedo. Esto último, entiendo, son gajes del oficio para un redactor del sector, creo que es inevitable forzarse en este caso, pero siempre se puede combinar con artículos «no punteros».

    Posiblemente sea muy radical, y posiblemente me equivoque con mis afirmaciones. No pretendo tener razón y solo muestro lo que siento actualmente.

    Saludos!!

    Editado por última vez 18 mayo 2021 | 13:50
    1. SalvadorWiiU

      @metalman dijo:
      Conozco a gente que pasa más tiempo buscando ofertas, rarezas y hablando de pormenores que jugando

      Justo eso me estaba pasando hace un tiempo, pasaba más tiempo buscando información, noticias, ofertas y comentando en fotos, que jugando en sí. Así que decidir leer menos sobre videojuegos y jugar más.

      1. METALMAN

        @salvadorwiiu

        Yo mismo pasé también varias veces por épocas así. Supongo que cuando te entusiasma este mundillo es bastante común.

        Saludos!!

  9. Baladre

    Unas ganas de que escribáis de los juegos que realmente os interesen que no te las crees. Sin actualidad. Sin notas. Sin nada que no sea las ganas de contar algo sobre lo que un juego os ha hecho reflexionar.
    Cada vez le veo menos sentido a que juguéis corriendo a algo para contar qué os a parecido antes de que caduque.

    1. METALMAN

      @joaquin-2

      Muy a tope con esto.

  10. alexman85

    Articulazo, Marta!

    Una gran verdad la deriva consumista de la industria que cada vez se acentúa más por culpa del dichoso FOMO.

    Creo que para superar eso es necesaria la cooperación de un sector de los medios y de los usuarios para que dejen de verte como un bicho raro por haber pasado de Resident Evil Village para dedicarle tiempo al platino de Control (mi caso particular), un juego de 2019. ¿De qué manera? Se me ocurren ideas como que los medios revisiten juegos con un par de años como mínimo desde su lanzamiento (Anait ahí puede hacer una gran labor con sus maravillosos monográficos) o que los usuarios, periodistas, etc publiquen en sus redes sociales más partidas a esos juegos y menos sobre las últimas novedades que lo único que consiguen es dar más ansiedad a ciertos jugadores.

    La industria quiere jugar con nuestra necesidad de vernos aceptados socialmente a través de meterte de lleno en lo último y más nuevo y no quedarte fuera de las conversaciones en foros y redes sociales; pues no le sigamos el juego.

  11. jk_eye

    Un medio que, por herencia, respira al ritmo de los consumidores adolescentes, que tienen muuucho tiempo para jugar y consumen más rápido que los que ya tenemos unos años y andamos con poquito «tiempo libre» para dedicarle. Cuando adquiero un juego a fecha de salida, lo hago más por ayudar más a la desarrolladora, (porque me gusta mucho lo que hacen) que por ansia viva.

  12. Shalashaska

    100% de acuerdo con Marta. En mi caso, estuve hace unos años comprando y jugando a novedades, y gastándome un buen dinero en videojuegos que no podía jugar en el momento que los compraba, porque pese a que le dedicaba bastantes horas a jugar, entre novedades y ofertas pues era imposible no ir engordando un backlog cada vez más enorme. Al cabo de un tiempo, mi tiempo se vio reducido, pero no el dinero que gastaba, y esto me generaba una cierta ansiedad. Al final me di cuenta, también porque ahora no tengo tanto dinero para invertir en videojuegos, y debido a esta situación he experimentado de primera mano que no pasa nada si no juego a la última novedad, que normalmente me interesa de una manera moderada, y puedo pasar sin ella. De esta forma, he podido disfrutar Disco Elysium, 13 Sentinels, Detention o Halo 3 hace relativamente poco, y ahora me pondré con el Nier Replicant y después con Mass Effect o Shin Megami Tensei 3. Todos los juegos son relativamente decentes, pero ya no tengo la necesidad de comprarlos de salida y de empezarlos para abandonarlos en su mayoría cuando sale la siguiente novedad.

    Por esto me gusta el hilo del foro de «A qué juego estás jugando? Cuál te acabas de pasar?», porque la gente comenta sobre juegos que la mayoría de veces no están en el foco mediático, y a veces se generan discusiones interesantes sin ser lo último de lo último.

  13. orwellKILL

    Me he sentido identificado con la mayoría de cosas que expones @martatrivi y me alegra que se dediquen palabras escritas a ello, gracias!

    Raro es el juego que disfruto como hace años, aún teniendo la mitad de tiempo.

    He observado cómo mi afición y mi pasión se han ido convirtiendo en un gris mata tiempo. De vez en cuando me sorprendo paseando y asombrándome dentro de un mundo virtual, disfrutando como antes (te miro a te Death Stranding), pero son los pocos.

    Me tengo que dosificar más.

  14. Orlando Furioso

    La frase de Víctor Navarro Remesal me recuerda a la clásica definición de juego de Caillois, para quien implicaba siempre la libertad de entrar o salir (1958). Va de suyo, pues, que si se obliga, no es un juego. De ahí que, por ejemplo, la gamificación sea una perversión de la idea de juego, porque no se puede salir (ni podemos elegir entrar).

    Editado por última vez 18 mayo 2021 | 15:04
  15. Corrupt

    ¿Tiene sentido un análisis que viene del atracón, de las prisas y de encadenar horas por necesidad?

    Diría que la pregunta es extrapolable a cualquier trabajo; En mi caso, ¿tiene sentido el software que desarrollo teniendo en cuenta que lo hago bajo unas restricciones de tiempo y recursos, alejado de mis intereses y con una evidente ventana de oportunidad que es necesario aprovechar? Diría que desde el punto de vista profesional, sí, aunque quizá en tu caso la línea que separa el hobby y del empleo es muy delgada.

    Editado por última vez 18 mayo 2021 | 15:33
  16. DarkVengi

    Al ir siempre en contra de la moda de turno, desde siempre he sido lo que etiquetan como jugador paciente por lo que veo. Lo de comerme spoilers no me ha pasado casi nunca si no lo he buscado activamente, y realmente depende de lo que tarde en jugar al juego spoileado, se me olvidan rápido. Eso no quita que me encante estar al tanto de todas las noticias y nuevos juegos que salen, pero no siento la necesidad de querer jugarlos al momento.

    Dicho esto, ¿review de Ocarina of Time por Victor para cuando?

  17. Silvani

    Gran artículo. Como persona que mira el euro, por lo visto ahora pertenezco a la tribu de los jugadores lentos, y yo encantado.

    Por aportar algo a la conversación, creo que el modelo de juegos «gratis», con el Plus, el Gold, los de Epic… ayuda bastante a reprimir las ansias de comprar. ¿Cuántos juegos se han quedado en la cesta mientras piensas: «Es carne de Plus»?

    Por supuesto, pasados unos meses, ni te acuerdas de él.

  18. aochoa

    Interesante reflexión, siempre es un placer leerte.

  19. Gordobellavista

    Yo fuí un jugador paciente varios años. El secreto está en no seguir la prensa y el youtube, no hay más.

    Y no voy a decir que fueron mis mejores años con los videojuegos porque sería mentira, porque hoy, que vivo pegado a la actualidad y compro de salida más que nunca, los disfruto igual de fuerte. Pero sí digo que no fueron peores, ya os digo que no.

    Buen artículo.

  20. camarada

    Que estupendo artículo. ¡Es por estas cosas que os adoro!

    La verdad es que uno se siente identificado con ciertos elementos. Últimamente tengo muy pocas horas a la semana libres para jugar a algo. Suelo dedicarle más tiempo (muchísimo más en comparación) a escuchar podcast y leer prensa del sector.

    Aunque es la industria la que marca un ritmo de lanzamientos y de novedades imposible de seguir, creo que el movimiento (o por lo menos ese foro de reddit) es también contrario a ciertos sectores de la prensa que se dedican a publicar constantemente noticias para atraer público. Si un juego de salida que te puede atraer más o menos, consigue una nota muy alta o un análisis muy positivo (normalmente antes incluso de salir) es normal que la gente no quiera perdérselo, y el hecho de no poder acceder a él (por falta de dinero o tiempo) es lo que creo que provoca ese estrés.

    Iba a decir que esto también pasa en otros medios, pero la verdad es que hay temporadas en las que se publican semanalmente juegos que duran lo mismo que todo Downtown Abbey (o que se hacen tan largos como una peli de Garci) y eso muy difícil de encajar (y encima muchos a 70 leuros).

    En resumen, lo de esperar un año igual es mucho, pero algo sí que habría que esperar.

  21. molekiller

    Yo compro de salida menos juegos que nunca. Será la edad, pero estoy bastante curado del hype.

  22. OORTII

    Qué gusto leerte. Además artículos como este.
    Junto a tu proclamación de lucha sindical contra los Patrones del Mal, lo mejor de la semana.
    Me convertí en patientgamer por necesitad (paternidad + economía) y me quedo por la tranquilidad. No estar pendiente del calendario hace fijarme en lo menos mainstream y probar más indie que me dejé por el camino. También disfruto el triple AAA, pero sin necesidad de tragarlos casi sin masticar.
    Sí que es cierto que hay que luchar contra un mar de spoilers y Hype. Pero este último, gracias a Ciberpunk y a todos los retrasos de este últmo año, creo que se ha visto mermado por parte de todos los usuarios. Si no ha explotado el globo del Hype, por lo menos se ha desinflado.
    Lo único que me provoca ansiedad son vuestros monográficos y spoilercast.
    Parece una buena idea volver a los análisis, desde la perspectiva del tiempo seguro que las sorpresas tempranas se antojan más efectos huecos y los meh iniciales esconden reflexiones más profundas.

  23. Sebastian

    Buen artículo. Se puede profundizar más en esta filosofía todavía.

    Yo soy este tipo de gamer desde hace 20 años masomenos. Desde temprano ví que era un problema la «avidez de novedades» (Heidegger). Y que jugar apurado perjudica para disfrutar un juego plenamente. Lo tuve claro desde temprano, y me sigo aferrando a eso. Con paciencia uno puede entender bien a que nivel estas disfrutando el juego. Y el objetivo final es sacarle todo el jugo que se pueda al juego bien seleccionado. No solo estoy conforme con los resultados, defiendo esta filosofía a muerte.

  24. NahuelViedma

    El problema es el capitalismo (?)

    No, hablando en serio (bueno un poco sí). Me gustó el artículo. Es un problema mucho mas complejo de lo que parece y si bien entiendo que hablar de compras Day One sirve mucho para ilustrar (es el ejemplo más evidente), lastimosamente no es requisito indispensable. Lo digo porque no compró casi nunca nada de actualidad y mi relación con los videojuegos cae en los mismos derroteros. Muy identificado con lo de Deborah, aunque poco a poco trato de cambiarlo.

    Y si mi permiten el consejo no solicitado: creo que Anait tiene espalda y caché como para hacer lo que se les venga en gana, si eligen no estar tan pendientes de la actualidad ahí estaremos nosotros para leerlos como siempre 🤗 De seguro que no soy el único que vuelve a leer análisis o artículos viejos en la web. Después de todo, mi artículo preferido sigue siendo ese «retroanalisis» de Gran Turismo 5, escrito por Letras 8 años después.

    Editado por última vez 19 mayo 2021 | 21:02
  25. sodom

    A tope con lo que dice el textazo de Marta. Aunque a todos nos gusta hypearnos de vez en cuando con algún juego que nos haga especial ilusión, en mi caso es cada vez menos habitual. De hecho, y en vista de que no creo que cambie de gen hasta 2022, llevo un tiempo limpiando estanterías y jugando a mi ritmo a grandes juegos que tenía pendientes. Por ejemplo, ahora mismo estoy alternando entre Hades, Final Fantasy VII Remake y Disco Elysium y hacía años que no disfrutaba tanto jugando, incluso cambiando de un juego a otro según el día.
    Por otro lado, muy a favor de que publiquéis analisis/ artículos/ lo que sea sobre los juegos que os dé la gana, sin necesidad de que sean novedades

    Editado por última vez 19 mayo 2021 | 21:49
    1. SalvadorWiiU

      @sodom dijo:
      Por otro lado, muy a favor de que publiquéis analisis/ artículos/ lo que sea sobre los juegos que os dé la gana, sin necesidad de que sean novedades

      Totalmente de acuerdo, por favor amigos de Anait, publicar análisis de los juegos que os dé la gana, novedades, antiguos, rarezas, como si queréis hacer una «crítica sosegada» de un juego de hace 2 ó más años.

  26. Zoa_125

    Buenisimo el texto Marta. Me da mucha gracia que suene como un grupo de alcohólicos anónimos. Precomprar o comprar de salida son cosas que ni me planteo mientras tengo una biblioteca con muchos juegos que ni instalé, hay que salirse de este bucle de compras sin sentido.

  27. Alvaroto

    Gran texto Marta, como siempre. Has reflejado esta práctica tan habitual y en mi consideración nociva para los usuarios del medio perfectamente.

    Me gusta la iniciativa, muchísimo de hecho. Creo que nos hace jugadores mas conscientes y eso permite que aunque no seas el mejor «analista» puedas ser capaz de ver y sacarle un jugo a una obra que antes consumias por obligación.

    Decir tambien, que en mi opinión algunas de las prácticas me parecen un poco extremas, digámoslo así. Es difícil no estar al día de las novedades de la industria en cuanto a compras, sobre todo si tienes un fondo para poder permitirtelo y consumes mucha actualidad de la industria del videojuego.

    Pero yo creo que es posible sin llevar una doctrina tan cerrada. En mí caso y leyendo este artículo, me he dado cuenta que soy un jugador paciente de manual. Es cierto que alguna vez me dejo llevar por ofertas y comparaciones, pero no es exagerado. Mi «pacientismo» recae en la poca prisa que tengo en jugar a novedades.

    La falta de visión de conjunto creo que es lo que impulsa a la gente a comprar por comprar y querer tener una opinión de día uno. Con falta de visión me refiero a no percatarse de donde puede venir esa obra que vas a consumir. No interesarte por sus referencias o entregas pasadas para poder llegar a valorarla mejor. Igual es mi caso, que tengo lagunas enormes en cuanto a títulos acabados por mi edad y tiempo de dedicación. Pero disfruto mucho más de esperar un titulo actual, habiendo adquirido unos valores anteriores que me hagan disfrutarlo mas sin ninguna prisa.

    Eso no quita que, lo que comentaba antes sobre que me parece una doctrina algo cerrada, se pueden adquirir novedades sin pasar por ese estado de ansiedad. Pongo el caso de sagas que sigo fervientemente (una o dos, no más) pasando completamente de las entregas de franquicias que aun encantandome y morirme por jugar, se que una compra y partida precipidada pueden nublar mi juicio crítico.

    Seguro que todos tenemos cosas pendientes que sabemos que vamos a disfrutar. Y sí debemos apoyar a la industria actual para que siga adelante. Pero ya hay muchos inconscientes que lo hacen. Seríamos más cautos y mejores jugadores si comprasemos con cabeza y nos tomasemos el tiempo de consumir los videojuegos cuando hay que consumirlos.

    Editado por última vez 21 mayo 2021 | 10:04
  28. El_Boli

    Hola, me llamo El_Boli y soy juegohólico. jajaja

    Me siento tan identificado con este texto que no me lo puedo creer, al fin me he creado una cuenta en Anait solo para dar la enhorabuena a Marta por este genial artículo.

    Un saludo!

    Editado por última vez 21 mayo 2021 | 10:37
  29. AlexQSB

    Me siento realmente identificado con lo que se trata en el artículo. Durante años y años me he mantenido en una constante batalla entre las ganas de jugar y la ansiedad por jugar, una batalla de querer amar pero acabar odiando. Haciendo listas de deseos interminables, y acumulando juego tras otro en la librería de Steam, Epic, etc., siendo cada juego una auténtica puñalada para mí.

    Y todo esto sumado a la típica lista de 5 o 10 juegos empezados los cuales «necesitaba» acabar, saltando de un lado a otro, sin profundizar y sin disfrutar.

    Muchas gracias Marta por artículos así, está genial que se hable de estos temas, y a mí me ha puesto muy contento :D.

    P.D.: ¡No sabía de la existencia de Osu! Tatakae! Ouendan! Me encantó Elite Beat Agents, así que lo jugaré tarde o temprano (y con cuidadito de no agobiarse con las listas de deseos y las prisas 😉 )

  30. SalvadorWiiU

    Yo de pequeño jugaba mucho a los mismos juegos, luego cuando me he ido haciendo mayor he jugado a más juegos. Cuando pirateé la Wii me bajaba muchos juegos pero no jugaba mucho.

    Ahora mismo no tengo mucho tiempo para jugar, así que selecciono mucho a qué juegos les voy a dedicar tiempo, por lo tanto me considero un «jugador lento» o «paciente», ahora me gusta conseguirme el 100% de cada juego, aunque eso no lo hago con todos, sólo con los que más me divierten, que suelen ser los Mario y los Zelda.

    Últimamente el único juego que me he comprado de salida fue el Zelda Breath of the Wild y en este caso el hype estaba justificado y me lo pasé muy bien, ahora me falta conseguirme el 100%.

  31. Alerui

    ¡Excelente artículo, Marta!

  32. DarkCoolEdge

    Es curioso porque por un lado soy patient gamer, no acostumbro a comprar novedades, pero a la vez sí estoy inmerso en la vorágine de querer jugar a todo lo que me interesa, que es mucho.

    Estoy intentando controlarlo y creo que últimamente lo llevo mejor pero tengo mucho pero que mucho margen de mejora. El mayor problema es que se me junta con querer leer muchos libros y cómics, en menor medida ver series y películas (el no ir al cine ha matado un poco mi afición, en casa me da mucha pereza poner películas) y además hacer ejercicio además de las responsabilidades de ser un maldito adulto funcional.

    Siempre con prisas, siempre agobiado. Qué bonito cuando no me sentía así a pesar de dedicar las mismas horas o más a esas mismas aficiones. Curioso cómo se puede torcer algo en nosotros sin saber por qué y sin demasiadas posibilidades de enderezarlo.

    (Buen e interesante artículo, Marta).

  33. Pablo Lapeña

    «Sin saberlo, durante toda mi vida he sido una jugadora paciente.» Maldita sea, ¡yo también!
    A veces pasa por obligación: si no tengo 60 euros no puedo comprarme la última novedad, mejor me espero a que valga 20 aunque no pueda participar en la conversación del momento. Otras veces te encuentras un inconveniente: si no sigues la actualidad corres el riesgo de jugar a juegos más nuevos primero y a otros más antiguos después, que envejecen peor, y se juegan peor fuera de su contexto (me pasó con Horizon; no me gustó nada).
    Estoy 100% en el bando de jugar a algo cuando el cuerpo me pida ese algo, y de responder a las pausas y los picoteos, que deben estar en los derechos fundamentales de los jugadores. Aunque también compro por comprar, intento no sentirme mal por que no me apetezca abrir el último capricho.
    No conocía nada de este foro de reddit y me identifico muchísimo con la propuesta.

    Y un último apunte: los análisis, discusiones y comentarios de la prensa como vosotros sobre juegos que llegan a posteriori, meses o incluso años después de su publicación, se me antojan infravalorados e incluso necesarios. A los juegos y al poso que nos dejan les sentaría muy bien estas reflexiones con distancia y tiempo, se me ocurren mil ejemplos y cualquier excusa es buena para trabajarlas. La actualidad manda y lo entiendo, pero las reviews pacientes -como la de Víctor de Demons Souls en el Reload de hace unos días- también hacen mucho bien.

    Genial artículo Marta 🙂