Diversidad, mitología y el desplazamiento de la ventana de Overton

¡Tu personaje mitológico no es históricamente realista!

La presentación del aspecto de Thor y Angrboda en God of War: Ragnarok ha propiciado que el discurso se enroque donde siempre: en la representación de la diversidad.

Durante años, los expertos en comunicación online y ciberseguridad parecían no tener demasiado clara la estrategía para luchar contra el acoso y la desinformación en internet. El mantra «don’t feed the troll» se traducía en decisiones de diseño —como el botón de silenciar o bloquear en Twitter— que impedían que en muchas ocasiones los afectados tardaran en darse cuenta de que estaban siendo víctimas de una campaña de desprestigio o que propiciaban que las noticias falsas se extendieran sin que ningún experto en la materia pudiera entrar a matizarlas. El motivo por el que durante tantos años nos hemos visto desprotegidos como usuarios es que los «troles» que supuestamente no teníamos que alimentar, eran en su mayoría jóvenes nativos tecnológicos, cuyas estrategias de interconexión y difusión de ideas mutaban mucho más rápidamente de lo que los expertos tardaban en identificarlas y analizarlas. 

Pero el panorama actual es muy diferente. Ensayistas como Michael Kimmel y Lisa Eadicicco, junto con periodistas como Michael Hobbs, Jack Rhysider, Marta Peirano o Andrew Marantz, no solo han acertado al identificar los mecanismos de acoso y propagación de estas ideas, sino al poner el foco en las propias plataformas, que deberían de implementar, por poner un ejemplo concreto, medidas para distinguir el contenido fiable de páginas verificadas de artículos tendenciosos o abiertamente engañosos provenientes de sitios cuestionables. Y aunque los ejemplos que utilizan los expertos suelen estar ligados a la política —desde el escándalo de Cambridge Analytica a la victoria de Trump y el surgimiento de QAnon—, creo que desde el periodismo de videojuego podemos aprender mucho de este tipo de análisis. En especial, para evitar tener que enfrentarnos una y otra vez al tema de la representación de la diversidad.

El pasado viernes, la revelación del diseño de Thor y Angrboda en el próximo God of War: Ragnarok vino acompañada de polémica. Las críticas al aspecto del dios del trueno pasaron por señalar que una persona gorda o sin un cuerpo definido e hipertrofiado no puede tener la fuerza necesaria requerida por el personaje. En el caso de Angrboda, los críticos subrayaron que el juego está basado en la mitología nórdica y que una mujer negra no tiene lugar en este tipo de relatos. Desde el mismo momento en el que empezaron a surgir los detractores, muchos jugadores y periodistas bienintencionados dedicaron su tiempo a crear hilos mostrando la diversidad corporal en las competiciones de fuerza, explicando las costumbres y los diferentes pueblos con los que los vikingos entraron en contacto o señalando, con algo de sorna, que la gente apelara al «realismo histórico» en relación al aspecto de una gigante imaginaria en una historia de fantasía. Pero no hay nada que podamos escribir sobre la representación de cuerpos no canónicos y la inclusión de diversidad racial que nos permita «ganar» este supuesto debate. Desde el mismo momento en el que nos sentamos a detallar estos argumentos los más críticos e intolerantes ya han conseguido lo que querían: han desplazado la ventana de Overton

Definida durante los años 90, la ventana de Overton es una metáfora que sirve para ilustrar cómo fluctúan los vocabularios culturales a lo largo del tiempo. Los temas que se encuentran en el centro de la ventana son los que están plenamente aceptados en la sociedad, mientras que en los cristales están las opiniones más controvertidas y que más debate generan. Fuera de la ventana no solo están las ideas radicales sino también aquellas impensables, esas que no tienen cabida ni en el debate político ni social de una sociedad. «La importancia de la metáfora reside en que lo que resulta impensable tiene una condición temporal, porque la ventana siempre puede desplazarse», escribe en Antisocial. La extrema derecha y la libertad de expresión en internet Andrew Marant. Así, en la España de finales de los 70 el divorcio, que ahora se encuentra en el centro de la ventana, habría ocupado un lugar destacado en uno de los cristales. De la misma manera, el matrimonio igualitario, que desde hace años forma parte de nuestra realidad, era a principios del 2000 uno de los temas que generaba más debate.

Como explica el propio Marantz en su ensayo, y más allá de lo que queramos pensar, la sociedad no avanza siempre en pos del progresismo, desplazando la ventana «poco a poco hacia la izquierda» sino que funciona oscilando entre avances y retrocesos, acciones y reacciones, que sacan ideas de la ventana para volver a introducirlas con posterioridad. En Antisocial, Marantz detalla cómo los autoproclamados líderes de la ultraderecha, como Richard Spencer, hablan abiertamente de «etnoestados», «la cuestión judía» o la supresión del sufragio femenino con la esperanza de convertir estas ideas (u otras similares pero aparentemente menos escandalosas) desfasadas y alejadas de la ventana en temas de debate acceptables en una sociedad supuestamente antifascista. 

Al aplicar la ventana de Overton a la comunidad de desarrolladores y videojugadores, es fácil ver cómo hay ideas que ya están totalmente aceptadas, como la naturaleza artística de los videojuegos o el always online, que se sitúan en el centro de la ventana, y otras radicales, como la abolición de las dinámicas industriales y más capitalistas de la industria, que parecen impensables, y se alejan del marco de la ventana de ideas. En los cristales, encontramos temas recurrentes como la violencia, la adicción, y, sí, la representación de la diversidad a través de los personajes. Lo extraño, bajo mi punto de vista, es que esta última cuestión hace mucho que debería haber pasado al centro: A pesar de todas las polémicas, los juegos van haciéndose poco a poco más diversos en todos los sentidos, y títulos como The Last of Us Parte 2 se han convertido en auténticos éxitos de crítica y público sin importar toda la conversación surgida a su alrededor.

En mi opinión, y teniendo en cuenta que estas ideas anti-diversidad surgen a partir de opinadores anónimos y pequeños post en diferentes foros, que son posteriormente amplificadas por decenas de artículos y usuarios, la mejor opción sería mantenernos firmes y no entrar en la trampa que proponen. No solo «no darles casito» a los opinadores, sino ignorar frontalmente sus ideas en la búsqueda de introducir en los márgenes de la ventana otro tipo de cuestiones ninguneadas y más progresistas como, por ejemplo, la prevalencia del arquetipo de «salvador blanco» en los títulos de aventuras o cuestiones ambientales en relación al streaming.

Debemos recordar que con este tipo de comentarios los jugadores más «conservadores» no solo introducen una idea como válida y digna de ser discutida, sino que también indican a otros intolerantes que en la comunidad de videojuegos hay espacio para el racismo, la misoginia y la gordofobia, entre otras cuestiones. Teniendo en cuenta que este tipo de bromas y comentarios se usan para captar jóvenes y radicalizarlos en lo que se ha denominado «la tubería de Pewdiepie» todos como sociedad ganamos al convertir estas ideas en algo minoritario, marginal y, con el tiempo, totalmente inaceptables. 

Redactora
  1. Jamelín

    Con la mierda que suelta algunos a ver cómo digo yo que prefiero a Chris Hemsworth.

  2. Zetch

    Ojalá estos temas acaben de una vez y podamos pasar a debates más constructivos sobre como mejorar el medio en lugar de caer en las mismas trampas de siempre.

    Por otro lado me alegra que Sony, siendo una de las grandes con presupuestos de gran producción en sus juegos, arriesgue en este tema y haga caso omiso a las críticas de la comunidad que no merecen ser atentidas.

    1. carlosgargra

      @zetch

      No creo que Sony apueste. Le salió bien el «primer» GOW y ahora dejan hacer a su estudio. Si sale rana borrón y cuenta nueva.

      1. Zetch

        @carlosgargra
        Una cosa es apostar por cambiar los cimientos de un juego, como es el caso de GoW, y otra no pararse a discutir si querer que tus juegos sean inclusivos te va a suponer perder ventas de tu juego. Lo segundo ya no se plantea.

        Sony no será Annapurna o Don’t Nod en cuestiones de inclusión, pero lleva años dejando que sus estudios apuesten por inclusividad con protagonistas femeninas que se alejen del canon así como diversidad de raza y orientación sexual (Uncharted: Lost Legacy, Horizon Zero Dawn, TLOU2, Returnal).

      2. carlosgargra

        @zetch

        Y hay que aplaudirlo, la verdad. Pero que si hubiesen sido una ostia fina en ventas y/o crítica… Otro gallo cantaría

  3. carlosgargra

    Y yo que pienso que está representación de Thor es más fiel que la aceptada (Marvel comics mediante).

    En fin, cuánto menos tiempo se dedique a discutir y más a construir, mejor.

  4. juandejunio

    Mientras iba leyendo me saltaba la duda ¿Vale la pena estar haciendo caso a un puñado de trolls de internet? ¿No es perder el foco igual de lo que se quiere hacer con la diversidad en la representación? pero al final me respondes muy bien la pregunta, hay temas con los que ya no nos engañan, es cosa de tiempo como se van metiendo estos temas en lo comúnmente aceptado y de a poco estos comentarios van perdiendo peso. Por ejemplo, este tema en el 2010 hacía mucho mas ruido, ahora ya no es especialmente importante.

    Muy buena columna Marta! no conocía eso de la ventana de Overton… muchas gracias!

    1. goth_yagamy

      @juancarloso
      Normalmente no, pero la última vez que se dejó a los trolls desatendidos, al poco tiempo teníamos montado casi todo el Gamergate.
      ¿Tenerles en consideración? para nada. ¿Consecuencias? Por supuesto. Igual que si un fulano entra en un bar amenazando de muerte a alguien y a ese fulano se le «acompaña a la puerta» en la red habría que hacer lo mismo.
      Que decir cosas maliciosas tenga consecuencias y veremos una reducción en el número de trolls.

      1. juandejunio

        @goth_yagamy
        …y ese gamergate ya fue hace un tiempo y en general creo que aprendimos y esos discursos son cada vez menos trascendentes.

        En general muy de acuerdo a lo que dices, la verdad, pero creo que mi comentario y la columna apuntan a la falta de acciones por parte de las plataformas, ese «acompañar a la puerta» le corresponde a ellos, no a nosotros, nosotros tenemos que exigir que las empresas lo cumplan.

        Editado por última vez 13 septiembre 2021 | 15:35
    1. Sisf0

      @p4rs3ks-2
      Ni es peor, ni menos peor lo de aloy, o lo de la actriz de returnal que el racismo. Ambas manifestaciones vienen de la misma parte absolutamente minuscula de la comunidad. Pero que como comentan la opcion nunca debe ser ignorarles. Ignorar al fascismo (racismo, misoginia, etc.) nunca ha funcionado.

      Hay que discutir siempre con ellos y echarles de aquí por donde sea, pero dar la callada por respuesta no funciona, nunca ha funcionado. El don’t feed the troll fue una de las peores estrategias de internet. Y a la vista esta la proliferación ya no de perfiles tóxicos, si no incluso de comunidades reales de streamers tóxicos organizados alrededor del acoso.
      Obviamente de todos los episodios el peor a mi parecer fue el de alejandra pernias de xbox, pq este no es criticar que el moñeco no me gusta si no a una persona real.

      1. Marta Trivi

        @sisf0
        Pero no propongo «dar la callada por respuesta» sino no entrar en el debate (no justificar la presencia de un Thor gordo) para no validar sus ideas.
        Se les echa sin discutir porque no proponen un debate válido o provechoso. Mi estrategia ideal seria algo como «¿Te parece mal que haya una persona gorda en un juego? Pues eso es que no te gustan los videojuegos» y así con todo. Como nos hacían a nosotras. Así dejamos claro que en esta comunidad no se pone en duda la diversidad, que no hay gente asi

        Editado por última vez 13 septiembre 2021 | 15:39
      2. Shalashaska

        @martatrivi

        Exacto, al final es no meterse en el fango para luchar con ellos, porque no quieren ganar, quieren que te ensucies. Les llamas guarros y sigues a lo tuyo.

  5. Orlando Furioso

    También habría que ver hasta qué punto las representaciones no son supervivencias de tópicos o no responden a tópicos de época. Por ejemplo, los primeros Cristos no tenían barba y a Dios se le representaba como un sabio griego…

  6. Zoa_125

    Genial texto Marta! no hay mas que agregar, cuando vi que eso era polémica no me lo podía creer pero parece que así estamos.

  7. Gordobellavista

    Gente que pide un Thor realista… dios de mi vida…
    O peor (o mejor, no lo sé), gente que piensa que el Thor gordo no es realista pero el rubio de Marvel sí…
    Mira que soy yo paranoico de los derechistas, pero esto es que yo creo que es puro infantilismo, sin más.

    Buen artículo, en cualquier caso.

  8. orwellKILL

    Yo aquí el único problema que veo es con las person@s que no están dispuestas a cambiar, ni a escuchar, que ni se plantean la posibilidad de estar equivocad@s y que se defienden con la vehemencia de alguien que se cree infalible. Que se expresan más para convencer y conquistar que para aclarar y construir. Y no siempre se les distingue tan fácilmente como se distingue un trol.
    Creo que tienen derecho a expresarse, siempre dentro de las reglas establecidas, lo que no tendrán es mi tiempo.

    Editado por última vez 13 septiembre 2021 | 17:47
  9. LíquidoOcelote

    Es un articulazo Marta. Me ha encantado y el vídeo sobre la radicalización también

  10. zdraconis

    Vamos a ver. Vamos a ver. En un contexto que haga uso de la historia, ya sea real o de ficción, la inclusión de elementos anacrónicos o inexistentes en la ubicación representada puede romper la narrativa.
    Una katana en una batalla medieval hará que chirrié la historia a la mayoría de la gente. Si se decide que, venga, de puta madre, mete katanas que molan, pues entonces ya tenemos Águila Roja. Y Águila Roja le molaba a mi primo, que ya sabemos como acabo.
    Poner a un musulmán sin añadir contexto, como si fuese uno mas, en una banda de forajidos en Inglaterra, pues sin yo ser Ken Follet, tal vez me parezca un poco raro, pero si te dicen que es un compañero de Robin Hood que le sigue desde que le salva la vida en las cruzadas o que se yo, pues como que te entra mejor que la horchata.
    Hay mil versiones de cuentos e historias que incluyen, intencionadamente y no por error de localización, alteraciones históricas: canciones de rock en películas ambientadas en épocas anteriores a su creación, instrumentos todavía no inventados, y personalidades del futuro…casi siempre, esos detalles son parte importante de la historia que se cuenta, o de la manera en la que se hace. Pero llaman la atención.
    En un juego con GoW, meter a un personaje que, étnicamente tendría muy difícil existir en la zona ambientada creo que no genera en absoluto problemas, dado la fantasía en la que se baña el juego.
    Pero si por algún motivo, estuviéramos jugando a un Age of Empires, y en mi flota enviada desde el Reino de Castilla a Zipango, en uno de los barcos veo que voy con tres chinos, creo que sería completamente normal destacar que, tal vez, ese detalle chirríe. Que luego si así lo ha querido el creador, por supuesto, así sea.
    Me da miedo a lo que estamos llegando en muchos casos. «De esto no se habla». «Es así». «Si no te gusta y dices esto es que eres un retógrado». «Señoro».
    Hay gente que de verdad, sin ser homófobos, racistas, negacionistas o masones, queremos hablar, opinar y reflexionar. Y joder, usar todos Thor y la Maga Etnica para «cancelar» este posible debate me da un poco de miedo.
    Un saludo

    Editado por última vez 13 septiembre 2021 | 19:37
    1. Gordobellavista

      @zdraconis
      Cuando veas esos errores en AoE pues planteas el debate que nadie te va a cancelar. Yo he presenciado en World of Tanks las discusiones más locas sobre la cronología de los tipos de munición y, oye, ningún problema, todos los asistentes encantados.

      Aquí estamos hablando de gente que cree que no puede haber una negra en un ambiente nórdico pero una serpiente gigante sí. Estamos hablando de debates que vienen de dónde vienen y que vienen por lo que vienen. Se distinguen perfectamente bien de lo que es un debate serio, no te preocupes.

      1. Howard Moon

        @gordobellavista
        «Aquí estamos hablando de gente que cree que no puede haber una negra en un ambiente nórdico pero una serpiente gigante sí.»

        No termino de entenderte.
        ¿Estoy autorizado a preferir que un personaje de mitología nórdica tenga aspecto nórdico sin ser mala persona por eso?
        En todo caso una cosa es el realismo y otra la verosimilitud.

      2. Gordobellavista

        Yo no termino de entender, @telvanni, que una mujer negra chirrie en la mitología nórdica pero un hombre griego no.
        Pero bueno, como le decía a draconis, puedes preferir lo que quieras, creo que se diferencia bien de cuando la queja es pura «agenda anti-agenda», que es de lo que habla el hilo.

      3. Asrewas

        @gordobellavista
        No he jugado al GOW nuevo xq no tengo la play, pero voy a asumir que si el hombre griego está en el mundo nórdico, hay un contexto para ello, como con otros ejemplos que ha mencionado @zdraconis

        El diseño de este Thor es realista y verosímil. Pero el de Angbroda no es ni lo uno ni lo otro, aparte de que es una giganta en la mitología. No digo que los creadores no cambien las cosas a su gusto, faltaría más, es su libertad creativa. Pero eso no hace más verosímil que Angbroda sea negra. No cuadra. No se puede defender el Thor realista/verosímil a la par que a Angbroda negra, es contradictorio

        E insisto, son libres de hacer lo que quieran y no tengo problema con ello. Sólo expongo mi punto de vista

        Editado por última vez 23 septiembre 2021 | 00:25
      4. Gordobellavista

        @asrewas
        ¿Asumes que pueden crean un contexto para que haya un hombre griego en el mundo nórdico pero no uno para que Angbroda sea negra? ¿Porqué?
        Igual el juego inventa unos orígenes sureños para el personaje. O, simplemente, encaja bien con la ambientación general de su mundo que hayan creado.

    2. Sams

      @zdraconis
      No te debería dar miedo debatir y dar tu opinión si, como comentas, no te gusta el racismo, sexismo, etc.

      Por cierto, como historiador ñ, te aseguro que God Of War tiene poco de histórico, y menos de mitológico, ya que en sus dos sagas se aleja mucho de los cánones literarios de la saga realidad.

      Pero vamos que es normal, Santa Mónica está creando su obra. Nos puede gustar más a o menos pero es su visión. Y si en esa visión de una adaptación fantástica de una saga mitológica fabulada mete personajes racializados me parece NORMAL. Más tendría que haber.

  11. Von Braun

    Vamos a ver, esto que hace Sony es pinkwashing del máximo nivel. Introduce tibios elementos progresistas en sus juegos a sabiendas que de provocarán vomitivas reacciones de parte de cuatro trogloditas para, acto seguido, que sus desarrolladores o equipo de marketing se den un baño de masas y mejoren su imagen al defender públicamente dichos elementos progresistas. Es marketing. Punto.

    Mirad Arkane. Ha hecho un juego protagonizado por gente racializada y desarrollado por gente racializada y no ha montado ningún drama en internet para mejorar su imagen y aumentar la notoriedad de algunas personalidades de dentro del estudio.

  12. NahuelViedma

    Yo no andaría marcando pautas de como actuar frente a este tipo de opiniones tan retrógradas y dañinas. En la última década se han vertido múltiples ideas que se ven soprepasadas rápidamente por la historia, reemplazadas unas con otras por juicios, a priori, más certeros y sin embargo el problema no hace más que crecer.

    Si bien es verdad que entrar de lleno en las discusiones bajo las formas que ellos imponen es un error, tampoco tengo muy claro que el «dejar en evidencia» sea más efectivo que la indiferencia.

    Lo que nosotros entendemos por ideas no tolerables hay personas que no es solo que las tengan, sino que ni piensan que hay muchas mierdas ejerciendo de base y soporte.

  13. rotoso

    Yo, desde lo de Gal Gadot disfrazada de Wonder Woman, procuro pensar que la fuerza de personajes así proviene de su «divinidad», no de sus músculos, entonces ya que tengan la forma que les dé la gana.

  14. Aristóteles

    «títulos como The Last of Us Parte 2 se han convertido en auténticos éxitos de crítica y público»

    Citation needed.

    Mucha libertad y tal, pero sólo en un sentido. Si alguien osa disentir como el CEO de Tripwire Interactive, se le lincha y punto.

    1. NahuelViedma

      @aristoteles
      Al Gibson no lo ha linchado nadie, lo han despedido por ocasionarle daños a la empresa, por tener opiniones de mierda y ser lo suficientemente imbécil para decirlas en Twitter con tono orgulloso.

      1. Aristóteles

        @nahuelviedma

        Pero por favor. ¿Os estáis leyendo?

      2. NahuelViedma

        @aristoteles
        Busca «linchar» en el diccionario y después me cuentas.

        Estamos en 2021, no hay linchamientos, salvó a algunas minorías gracias al odio sustentado en opiniones como las de Gibson.

      3. Aristóteles

        @nahuelviedma

        Eso ha sido lo que ha pasado. Se ha señalado públicamente (entre ellos el director de God of War) y una muchedumbre lo ha acallado. No se puede dejar sin trabajo a la gente por tener una opinión política distinta (me da igual si es de derechas o izquierdas). Lo dicho, nos estamos volviendo locos.

        Por eso me resultan tan poco honestas estas llamadas a la diversidad. Diversidad sí, pero cuando digan ellos.

      4. NahuelViedma

        @aristoteles
        Diversidad y libertad ocurren cuando el aborto es legal justamente, que es lo que Gibson no quiere porque le jode que las mujeres decidan sobre su propio cuerpo. Misma libertad que tienen los demás para decidir si quieren o no tener colaboraciones con personas así (yo desde luego que no), y misma libertad que tiene la empresa en contratar y despedir gente, respetando las leyes, cuando sus negocios se truncan. La única libertad que se sigue infringiendo acá es la de las mujeres de Texas.

        Ya si son honestas o no estás movidas no me interesan, entiendo que no porque son empresas que operan en base a su beneficio, aunque de seguro debe haber desarrolladores que lo hacen por convicción.

      5. Aristóteles

        @nahuelviedma
        Lo dicho, que me parece flipante justificar el despido de gente apoyándose en que es el derecho de las empresas. Simplemente por opinar distinto. Si eres de izquierdas eso sí que es mover la ventana de Overton hacia la dirección de Juan Ramón Rallo.

        «Es que le molesta mujeres decidan sobre su propio cuerpo». Eso no es cierto. Curiosamente, los que dicen eso luego no permiten cosas como la gestación subrogada o modelos en la F1. ¿Eso no es su propio cuerpo o qué pasa?

        John Gibson y la Corte suprema de Texas han considerado que, si hay latidos, hay una vida humana y por tanto «no es su propio cuerpo» por lo cual, el nasciturus tiene sus propios derechos y estos no pueden ser violentados. Uno podría estar de acuerdo o no con eso, pero es inadmisible verter tanto odio contra una persona tildándolo casi de talibán. Y si no hay nada malo en todo esto espero que nadie diga nada cuando el «otro» bando haga exactamente lo mismo.

        En fin, que no es más que una forma para silenciar al disidente. Además sin sentido porque, claro, la gente no va a decir nada por miedo a represalias. ¿Cómo sabrías entonces que una persona es racista/homófoba y actuar en consecuencia dejando de comprar sus productos?

        Lecciones de moral las justas, justísimas. (Dejo la discusión aquí).

        Editado por última vez 17 septiembre 2021 | 12:59
  15. El Jugador Medio

    Pero qué buenísima lectura.

  16. IriquoisPliskin

    Yo nada más venía a decir que a mí me gustó el diseño y además, es un juego; cuando todo tenga que ajustarse a la realidad o a la exactitud histórica o mitológica, nos vamos a dar una aburrida de los mil demonios.

  17. Fausto Fidel

    En general los grandes reclamos contra la «inclusión forzada» tienen el profundo problema de la ignorancia de tal manera que basan sus razonamientos en elementos cotra-fácticos y anti-históricos. Es decir, pretenden construir en base a lo que no pasó y lo que no es verificable por la ciencia histórica. En que se basan entonces? Diríamos que en el relato ficcional que construyó la cultura de masas en el apogeo del siglo XX. Así pues para estos no instruidos un videojuego que muestre a un soldado negro en el contexto de las guerras mundiales es «inclusión forzada» porque solo conoce el relato que hizo el cine de esos hechos pero no conoce la historia. Como no conocen la historia todo lo que esté por fuera del relato de ficción al que accedieron les resulta inexplicable. Recuerdo cuándo battlefield ponía una mujer soldado de la segunda guerra mundial en su portada en una alusión histórica absolutamente correcta. Y se generó un debate en torno a algo no debatible, si participaron mujeres soldado de ese conflicto. Cuál es el problema, pues que la ficción nunca las mostró, prefirió darles la participación en el conflicto únicamente como espias ya que podían utilizar el morbo de que utilizaban su sexualidad para conseguir cosas, pero la ficción nunca les puso uniformes ni les dio un rifle de francotirador como si ocurrió en la realidad. Que pasó? Otra vez los ignorantes de la historia y grandes conocedores de la ficción se encontraron desconcertados. Para el caso de GOW imaginense, si son profundos ignorantes de hechos del siglo XX cuánto mas de la antigüedad. El caso es que si en la saga griega se les hubiera ocurrido hacer un hércules negro hubieran podido hacerlo, por la simple razon de que los mismos griegos razonaron que sus dioses en muchos casos eran heredados de los egipciós al considerar que muchos dioses eran equivalentes entre las dos culturas entendiendo que se trataba de la misma entidad y que los egipcios eran una cultura mas antigua que ellos. Esas cosas se nos cuentan por ejemplo en el libro 2 de la historia de Herodoto escrito en torno al año 400 a.c.