Si se suman dos manzanas, pues dan dos manzanas

Apple también trabaja en su propia suscripción de videojuegos

Apple también trabaja en su propia suscripción de videojuegos

La carrera por los servicios de suscripción de videojuegos tiene un nuevo competidor: Apple, que según Cheddar está preparando su propio «Netflix de los videojuegos».

La información viene de «cinco personas» cercanas a la compañía, que aseguran que desde mediados de 2018 la compañía está en contacto con desarrolladores para hablar sobre este servicio de suscripción. En estas reuniones se puso sobre la mesa, también, la posibilidad de que Apple publicara los juegos, encargándose de la distribución, marketing y otros costes asociados al lanzamiento de juegos concretos.

El hipotético servicio de suscripción está «en fase temprana» y no se descarta la posibilidad de que Apple abandone la idea, que por el momento no ha sido confirmada ni desmentida por ningún representante de la compañía.

Los servicios de suscripción son una de las nuevas tendencias en la industria del videojuego. Microsoft tiene Game Pass para su Xbox One y Sony tiene PlayStation Now para PS4; de paso, ambos servicios son compatibles con PC, donde también se puede jugar a todos o parte de los títulos incluidos en estas bibliotecas por suscripción. Electronic Arts tiene sus propias suscripciones desde hace un tiempo. Como en el cine, donde cada compañía parece interesada en aglutinar sus títulos en un sitio en lugar de ponerlos todos en el mismo (en Netflix, por ejemplo), no sorprendería que otras empresas apostaran por servicios similares, aunque de momento parecen estar experimentando con asociaciones que tiran, además, por el streaming, otro cambio de paradigma que tiene sus propios retos.

El mercado móvil —si es que hablamos de móviles— es otro asunto, claro. Allí, poco sentido tiene cobrar una suscripción para acceder a juegos que ya son gratuitos. Cuando unos cambios en el algoritmo de Google le pusieron la zancadilla a muchos desarrolladores pequeños, hundiendo su visibilidad y sus beneficios, uno de los temas que salieron a colación fue la absoluta primacía que se le daba a los free-to-play con mecanismos de monetización agresivos frente a los juegos premium: los primeros son una fuente de ingresos potencialmente infinita para Google (o Apple, para el caso), mientras que los segundos parecen tener una rentabilidad mucho más limitada. La situación en la tienda de Google es desoladora; en la App Store de iOS la cosa solo es un poco mejor, y es obvio que se ha buscado potenciar el acceso rápido a juegos gratuitos, que pueden ser de usar y tirar o animar a hacer cierto gasto dentro de la app.

Sin embargo, en su momento no fueron los juegos gratuitos, o no exclusivamente, los que dieron a la App Store su prestigio. Angry Birds no era gratuito; tampoco Monument Valley o Alto’s Adventure, ni muchos de los mejores juegos que se publican en iOS y que aprovechan las posibilidades del juego en smartphone. Incluso hoy los juegos premium tienen un valor que la tienda de Apple solo sabe aprovechar a medias: uno de los mejores juegos del año pasado, Florence, fue de pago, igual que otros títulos muy interesantes (Bring You Home, Part Time UFO, Cosmic Top Secret), aunque no son lo primero en que uno piensa cuando piensa en juegos para móvil.

¿Puede ser esta combinación de publishing y suscripción un intento de devolver al smartphone cierto lustre como plataforma para cierto tipo de juegos que de manera intuitiva no parecen viables en una plataforma con una competencia tan amplia y feroz? Habría que ver hasta qué punto los móviles son un entorno apropiado para este tipo de suscripciones, o si su alcance es más amplio y también alcanza a la App Store de OS X, el sistema operativo para ordenadores; como fuere, no parece irreal pensar en que precisamente Apple esté interesada en ofrecer algo de este estilo, y es otra prueba de que el futuro de los videojuegos parece pasar por empresas, como Amazon, que van más allá de la trifecta habitual (y que ya ha sufrido sus cambios y sus llegadas inesperadas en el pasado, claro).

  1. IndiAlien

    Después de estar gozando juegos como Florence en ipad.. Si la suscripción no es una locura que cuenten conmigo.

  2. danibailon

    Apple es la empresa de tecnología que más pereza me da en el mundo.

    Escrito desde el mac del trabajo

  3. El Jugador Medio

    En móviles, creo que es más habitual que te enganchen un juego o dos y dejarte algún dinerico ahí, que no bajarte tantos juegos como que te salga a cuenta un servicio de subscripción. Si es que hablamos de móviles, claro.

  4. RBR17RBR

    Que saquen la Pippin 2 a ver si tienen huevos.

  5. Patastratos

    Circulaba un extraño rumor sobre la vuelta del ipod touch y puede que con esta noticia deje de ser tan extraño…