«Lo demás, merde»

Renovación democrática y compi yoguis: Pedro Sánchez Simulator 2016

Renovación democrática y compi yoguis: Pedro Sánchez Simulator 2016

Como todos los juegos, Pedro Sánchez Simulator 2016 tiene una introducción épica. «¿Serás capaz de alcanzar el ansiado sillón de Presidente del Gobierno?», leemos nada más entrar al juego. «¿Pactarás con la derecha? ¿O seguirás el espíritu socialista y te juntarás con las fuerzas de izquierda? En tus manos está decidir el futuro del PSOE y de ESPAÑA».

«Tu aventura empieza aquí mismo, en la Noche Electoral».

Como Goat Simulator, aquí la simulación no es muy estricta. No es la intención: escrito en Twine, Pedro Sánchez Simulator 2016 está más cerca del newsgame o el juego protesta que de una simulación real de liderazgo de un partido político, por supuesto. Es una sátira de lo que está ocurriendo en el panorama político español: el supuesto fin del bipartidismo, la renovación democrática, la sesión de investidura. El objetivo del juego es buscar pactos, acumular diputados y someterse a la crucial votación del día de la investidura, «el único día en el que el Congreso está al completo», se mofa el juego cuando hacemos clic en la palabra correspondiente.

Si conocéis Twine, sabéis cómo va el juego; si no, podéis imaginarlo fácilmente. Es una aventura de texto; un texto interactivo que podemos explorar haciendo clic en las palabras resaltadas en azul. Algunas amplían información; otras abren nuevos caminos. «Muchos juegos desarrollados con Twine se limitan a ser una historia más o menos interactiva sin que las decisiones influyan ampliamente en el resultado de la historia», me explica Daniel Tordera, el creador de Pedro Sánchez Simulator 2016. «Esto es algo que he intentado evitar con PSS2016: he querido hacerla más interactiva y que la responsabilidad final recayese en las acciones del jugador».

Renovación democrática y compi yoguis: Pedro Sánchez Simulator 2016

Mientras buscamos pactos, a la vista tenemos la hoja de personaje de Pedro Sánchez, en la que se especifican nuestros diputados y nuestra alineación; puedes, por ejemplo, pactar con Ciudadanos y el PP, pasando a la extrema derecha después de firmar un contrato con Satanás (al que nos remite, como el auténtico líder de su partido, Albert Rivera) y recibir un muy conveniente grandes éxitos de las declaraciones estrambóticas de Mario Rajoy en diversas apariciones mediáticas. También podemos visitar la «casa-okupa» de Podemos, poblada por «perroflautas con rastas, mujeres con niños, e incluso marxistas-leninistas»; «hay que ver», se dice Pedro, «cómo se han aprovechado en el Congreso los espacios: trasteros, salas donde están las calderas, cuarto de escobas cualquier cosa puede ser reconvertida en un despacho para estos partidos de la plebe», los partidos del grupo mixto.

«Mira, no tengo tiempo que me voy con mi mujer y mis compis de yoga a tomar unas birras», nos dice el Rey antes de encargarnos que formemos gobierno. «Haz lo que quieras». Felipe González aparece representado como un personaje casi místico, que se aparece en sueños y representa al espíritu del socialismo, puro en boca y siempre en su yate.

Dispara en todas direcciones. Creo que no está mal hacerlo; sin embargo, también tengo presente que la sátira explosiva tiene el riesgo de no llamar a la concienciación, sino a la pasividad ante un panorama político en el que nadie parece librarse de la colleja. «Yo creo que en general la sátira ayuda a concienciar a la gente», me dice Daniel. «Las personas con tendencia a no movilizarse permanecerán quietas, ajenas a la política, pero se puede «despertar» a algunas personas que están apagadas. Y vuelvo a un ejemplo personal, yo también he pertenecido en el pasado al grupo de gente que «pasaba»».

* * *

Pedro Sánchez Simulator 2016 se podría enmarcar dentro de los newsgames, esa mezcla de «simulación y caricatura política» (así lo describe uno de sus impulsores, Gonzalo Frasca) que busca plasmar la realidad a través del medio interactivo. «Tradicionalmente, los videojuegos se han centrado en la fantasía en vez de en la realidad», se puede leer en newsgaming.com, «pero nosotros creemos que pueden ser una gran herramienta para comprender mejor nuestro mundo».

Daniel está de acuerdo con esto. «Creo que el videojuego puede y debe ser utilizado como herramienta de crítica razonada a la sociedad y de reflexión sobre nuestro lugar en ella», me dice. «No únicamente a la política sino a todos los aspectos de la sociedad actual. Y creo que en los desarrolladores y creadores está no solo la capacidad sino el deber de intentar hacerlo. En todos las épocas se ha utilizado los distintos ámbitos artísticos (la literatura, las artes clásicas, la fotografía, el cine, el cómic…) como modo de reflexión y crítica y pienso que los videojuegos también pueden cumplir este rol, tanto desde situaciones cotidianas como desde un punto de vista más filosófico».

Daniel me cuenta que creó Pedro Sánchez Simulator 2016 «sin descanso para poder sacarlo cuanto antes, incluso sacrificando algunos eventos que quería incluir»; la actualidad de los hechos en los que se basa es esencial para un juego como este, «con fecha de caducidad», reconoce Daniel, y «que puede, o no, viralizarse pero que morirá al cabo de unas semanas o meses». De momento, la difusión está de su lado: ya ha habido más de 32.000 partidas, realizadas por 20.000 personas, y ha aparecido en muchos medios, tanto especializados en videojuegos como generalistas.

Recuerdo aquellos rifirrafes entre los creadores de South Park y Padre de Familia en los que, entre otras cosas, se comparaba la actualidad de las dos series: la primera es conocida por tocar temas muy recientes gracias a su proceso de creación más rápido (en alguna ocasión han bromeado sobre el hecho de que los terminan, o terminaban, un día antes de su emisión), mientras que Padre de Familia suele llegar tarde, digamos, porque cada episodio tiene (según Seth MacFarlane, su creador) nueve meses de trabajo detrás. Es una diferencia notable. Para asegurar la actualidad de Pedro Sánchez Simulator 2016, Daniel lo ha desarrollado en Twine.

Twine es una herramienta para crear «historias interactivas y no lineales», según la descripción de su web oficial. Es un juguetito muy interesante para los que estamos interesados en las historias, aunque solo sea para tontear con la interactividad: su uso más básico (ramificaciones, distintos finales, etc.) es tan sencillo como el de Word o cualquier procesador de textos, pero además permite añadir funciones más avanzadas o modificar el aspecto del juego tirando de código. 

«Descubrí Twine por casualidad explorando el blog de uno de mis diseñadores favoritos, Jonas Kyratzes, cuyo juego The Talos Principle me parece una maravilla y un paradigma de aquello que he mencionado acerca de la necesidad de que los juegos entretengan pero también hagan reflexionar al jugador», me dice Daniel. «Jonas tiene muchos juegos desarrollados en Twine y en sus historias puede vislumbrarse algunas de las características que hacen a esta herramienta tan versátil».

«Como herramienta», sigue, «me gusta mucho lo fácil que es hacerse a ella y lo claro que queda el desarrollo de toda la trama y los posibles finales con el gráfico de las escenas y su conexión entre ellas. Considerando que escribir es lo que vengo haciendo desde que tengo uso de la razón también es una herramienta muy atractiva para alguien con mi experiencia, una herramienta donde el texto y la narrativa son el elemento más importante». Al contrario que muchos juegos de Twine, Pedro Sánchez Simulator está escrito en primera persona, en vez de en tercera o, como muchos juegos creados con la herramienta, en segunda. «Creo que la inmersión total sucede cuando la historia se relata en primera persona, de esta forma se rompe la división entre el juego y el jugador lográndose la fusión de ambos», me explica.

«Creo que para principiantes Twine es muy interesante, ya que se pueden crear juegos muy interesantes y atractivos con pocos conocimientos de programación, siempre y cuando la historia esté bien construida», me dice Daniel. «Aunque yo no he usado ningún tipo de arte, porque en este caso distraería más de la historia que contribuiría a ella, se pueden crear videojuegos con un aspecto estético muy bonito en el que las imágenes juegan un rol muy importante».

* * *

El objetivo de Daniel era crear un juego «divertido por medio de la sátira y el humor pero sobre todo que hiciese reflexionar». A la reflexión invitan los enlaces a diarios, los «links de la vergüenza», me dice Daniel, que dan al jugador el contexto real de la broma: el chiste es este, nos dice el juego, pero ojo, porque lo que hay detrás no es tan divertido. «Los enlaces son la parte de reflexión del juego, la dosis de realidad al jugador. Porque, al fin y al cabo, como indico en el FAQ el juego es una sátira, pero toda sátira tiene elementos de verdad», me dice.

Daniel se considera una persona política. «En mi entorno hay gente con muchísima más implicación política, pero sí que soy alguien muy politizado», reconoce. «Es importante tener un espíritu crítico (he votado en cuatro elecciones generales y nunca al mismo partido) y para tenerlo hay que mostrar los errores de las distintas fuerzas del espectro político, incluso de aquellas con las que estás más de acuerdo. Por supuesto, y es lo que he intentado en PSS2016, siempre desde una sátira sana, sin caer en el insulto y las descalificaciones vacías».

La fecha de caducidad puede ser vista como un problema en una cultura como la del videojuego, siempre atenta a la rentabilidad de las cosas y a las posibilidades de negocio. Para Daniel ha sido una poderosa herramienta: quizá no es el retrato más fiel de la actualidad política española, pero Pedro Sánchez Simulator 2016 sí sirve para recordar y tener presentes los disparates, desfalcos y tropelías de los últimos meses, y para echarse unas risas, también: un juego en cuyo lore esté aquello, ya grabado a fuego en la historia de España, de que «tenemos que fabricar máquinas que nos permita (sic) seguir fabricando máquinas» no puede no servir para echarse unas buenas risas.

«Eso sí», me cuenta Daniel, «si repiten elecciones tengo pensado hacer, si el tiempo me lo permite, el Elecciones Generales 2.0, para disputar el título de GOTY a Pedro Sánchez Simulator 2016».

  1. el vodkis

    NO LO HE LEÍDO AÚN PERO NO PUEDE SER.

  2. alejandreton

    Ser malos! Buenas noches colegas
    SERRRRRRRRRRRRRRRRRRRRRRRRRRRRRRRRRRRRRRRRRRRRRRR

  3. Deses

    recibir un muy conveniente grandes éxitos de las declaraciones estrambóticas de Mario Rajoy en diversas apariciones mediáticas

    Vale, solo por esto ya me interesa.

  4. Warclimb

    es buenísimo el juego. He jugado tres partidas pactando con los tres principales y es un cachondeo y a la vez te da la opción de documentarte con detalles interesantes

  5. Víctor Martínez

    @res_dubia
    No conozco de nada al creador, así que creo que el delicado orden del Cosmos sigue intacto.

  6. pinjed

    @res_dubia dijo:

    Felipe González aparece representado como un personaje casi místico, que se aparece en sueños y representa al espíritu del socialismo, puro en boca y siempre en su yate.

    you nailed it, VÖCKTHOR.

    En otro orden, ¿no habrá habido intercambio de favores de naturaleza sexual por esta review? Cuidadín que a estos juegos gratuitos de twine los carga el diablo y pueden poner en jaque la ética periodística y el equilibrio interplanetario.

    Lo dices como si no hubiésemos demostrado ya varias veces que somos más rojos que el copón.

  7. Mominito

    Joder, he empezado a clickear y cuando me he dado cuenta estaba absorbido por el «juego», está muy bien conseguido, hay habido un par de detalles que me han roto total xD

  8. el vodkis

    He conseguido que el PP y Podemos se unan, contagiando el progresismo a través de los piojos.

  9. Deses

    @sweater
    El amor todo lo puede.

  10. Oldtaku

    Dios mío, me encanta este juego. La gracia de los newsgamings es precisamente que sean «caducos» y adaptados a una circunstancia concreta, y eso es lo que los hace grandes.

    Bueno, eso y poder unir al PP y a Podemos para que Pedro Sanchez salga Presidente. Espero versión en la que pueda pactar con Donald Trump, Dictador de los EEUU

  11. jujujo

    PERO Y EL ANALISIS DEL WITNESS PARA CUANDO LOCOS?
    MEEEEEEEEEHHHHHHHHHHHH

  12. tosegpo

    Yo sólo vengo a decir que «merde» es lo que dicen los franceses para desear suerte, al estilo del «break a leg» anglosajón.

  13. Deses

    @tosegpo
    merde alors!

  14. SnakeIsSnake

    Es una genialidad el juego, ciertamente. El único problema es que no puedes pactar con Izquierda Unida.

    Alberto Garzón ni siquiera importa a nivel digital. Pobre.

  15. LucasGH

    @rustgladiator la europea ya tal…

  16. LucasGH

    @pinjed ¡Coño, si esto está tomado por los rojos! ¡Qué alegría!

  17. DrTenma

    Como idea me parece de primera, voy derechito a probarlo. Como ex-patriado, me lavo las manos con la política española (que ya me cabrea más de lo que me indigna).

  18. chicabits

    Me alegro de que haya molado el juego, se merece un artículo 🙂

  19. corvo

    Muy divertido, la verdad. Me he echado unas risas, aunque sea bastante corto. Y muy interesante Twine, habrá que probarlo!

  20. LordPonchoMan

    Joer, podiais haber comentado también al doki doki paburo kun