SUPER. HOT. SUPER. HOT. SUPER. HOT.

Análisis de SUPERHOT

Análisis de SUPERHOT

Los videojuegos tienen la capacidad de hacernos experimentar cosas que en la realidad no son posibles, o al menos probables. Podemos explorar mundos ficticios, viajar por el espacio, conducir a lo loco por una ciudad, saltar docenas de metros de distancia o destruir edificios a puñetazos. La fantasía de poder es parte esencial del medio, pero otras formas de expresión también tienen a su alcance las mismas posibilidades: el cine y en especial la literatura tienen márgenes abismales para explotar todo tipo de ocurrencias, por inverosímiles que sean, e incluso experimentar con la forma misma en que se cuentan las historias, alterar la cronología, fabricar elipsis o trocear y mezclar relatos para generar líneas temporales en nuestra cabeza o incluso prescindir totalmente de ellas. Pero hay algo que ni el cine, ni el teatro, ni los libros pueden conseguir y que el videojuego sí es capaz de lograr porque forma parte misma de su razón de ser y hasta de su raíz etimológica: el jugueteo.

La habilidad de examinar un elemento, deformarlo y someterlo a distintas condiciones y criterios fruto de nuestra propia imaginación es algo que pertenece al terreno de lo lúdico, algo que podemos llevar a cabo con plastilina o ese moco sintético tan dado al manoseo que en mi época llamábamos Blandiblub. Pero solo el videojuego posee el privilegio y la facultad de hacer eso mismo con algo tan presente y a la vez tan artificial y abstracto como lo es el concepto de tiempo.

La inmensa mayoría de juegos simulan de un modo u otro, en velocidades distintas, el tiempo. La aplicación de un ciclo de día y noche es tan fascinante, en términos físicos, como su ausencia, pero la verdadera mandanga en todo este tema está en los títulos que deciden hacer de la manipulación del tiempo una mecánica esencial de su propuesta. Desde Braid hasta Super Time Force, pasando por Prince of Persia: Las Arenas del Tiempo o Max Payne, nos permiten cierto margen de experimentación y jugueteo con la ralentización, el retroceso o las líneas temporales alternativas. Los videojuegos son el único medio que nos permite establecer una discusión con el tejido mismo de la existencia, y SUPERHOT es el último en aportar una nueva regla a este jugueteo imposible hecho posible.

Análisis de SUPERHOT

Esa regla es muy sencilla: el tiempo solo avanza cuando nosotros nos movemos. Como si jugáramos al Un, dos, tres, escondite inglés, los enemigos se detienen y las balas flotan en el aire cuando estamos quietos y la acción se reanuda cuando nos desplazamos, siempre en proporción a la velocidad de nuestros pasos. La idea es capitalizar esa ventaja para acabar con todos ellos de las formas que creamos oportunas mientras esquivamos los disparos y hacemos eslaloms entre los patrones que forman los proyectiles de plomo, marcando las líneas rectas de su propia trayectoria para que sepamos qué dirección toma cada bala o perdigón.

El catálogo de acciones que acabamos llevando a cabo para aturdir, golpear, desarmar, disparar, batear, rebanar o arrojar al vacío a nuestros enemigos acaba formando coreografías letales de una precisión, fluidez y velocidad tal que serían imposibles de ejecutar si el tiempo transcurriese a un ritmo normal. Así lo atestiguan las repeticiones al final de cada nivel, una suerte de moviola invertida que muestra nuestras maniobras aceleradas hasta alcanzar un tempo natural, y que dejan bien claro el superpoder que nos ha sido otorgado: movernos y matar como solo podría hacerlo un personaje de John Woo.

Análisis de SUPERHOT

El resultado es una carta de amor a la violencia estilizada que comparte algún parentesco remoto más espiritual que carnal con Hotline Miami: si aquel nos hablaba de la brutalidad y la adicción tras el acto de matar, del cadáver con la cabeza abierta y los espasmos en las piernas, SUPERHOT se centra más en las cualidades físicas y mentales del asesino, en la economía del movimiento y la masacre cuasi instantánea, el relampaguear de la acción directa y letal. En SUPERHOT no hay sangre, no hay cuerpos y no hay personas: los enemigos son solamente maniquíes de cristal escarlata programados para matarnos que se rompen en pedazos cuando acabamos con ellos.

Y es que su apartado visual es de un minimalismo casi alegórico: escenarios blancos y adversarios rojos, sin texturas ni detalles, porque SUPERHOT empieza y acaba en nuestros actos y en nuestra capacidad para perfeccionar un enfrentamiento hasta dar con la táctica más eficiente. Aquí hay otra partícula genética compartida con Hotline Miami: si allí las estrategias se abocetaban en nuestra cabeza antes de ser plasmadas en pantalla, aquí lo podemos hacer directamente durante su consecución, tomándonos tiempo para pensar el siguiente desplazamiento mientras una maraña de balas avanza muy lenta hacia nosotros. En ambos casos se nos otorga ese otro dispositivo de manipulación temporal paralelo que ofrecen muchos arcade: el Día de la marmota tras la muerte o el “reiniciar nivel”, las infinitas posibilidades de repetir la acción hasta que salga limpia y perfecta, aunque en SUPERHOT de vez en cuando se reserva el derecho de sorprendernos con ligeras alteraciones inesperadas en ese sentido.

Esta mecánica tan exuberante contrasta con los entornos totalmente asépticos donde se desenvuelven las escenas, pero todo tiene un envoltorio mucho más inteligente de lo que podría parecer. El menú de SUPERHOT es parte esencial de la experiencia, y los interludios en los que hablamos con un amigo que nos ofrece probar este juego clandestino tan raro llamado superhot.exe van tomando cada vez más protagonismo, convirtiéndose en el vehículo de una historia oscura y malsana que tiene algunas conexiones con la obra de William Gibson y… hasta aquí puedo leer.

El caso es que es importante tener presente que en SUPERHOT encarnamos a un jugador que juega a un videojuego y que a sus autores les encanta romper la cuarta pared y dirigirse a nosotros, algo que utilizan a menudo como una brillante herramienta del guion. La interfaz retrofuturista lanza los cabos necesarios para hacer que esos niveles en apariencia desconectados —un bar, un callejón, una estación de metro, una cárcel, un ascensor, un museo o el hall de una mansión— acaben formando un contexto con sentido y que la historia, a pesar de las elipsis y los agujeros de información, se intuye y se disfruta como pocas. Este formato se une a ejemplos como Emily is Away o Her Story, donde la interfaz informática recibe un barnizado de tensión emocional que contribuye un poco más a la inmersión.

Fuera del apasionante y breve Modo Historia (quizá más por las formas que por el fondo… ¡pero qué formas, madre mía!), SUPERHOT ofrece un buen montón de horas de desafíos consistentes en completar niveles del juego limitándonos a determinados criterios (como usar solo una katana o que las pistolas solo tengan una bala), un Modo Infinito en el que debemos enfrentarnos a oleadas de enemigos hasta establecer nuestro récord, y un nutrido número de demos, dibujos, minijuegos (incluido El juego de la vida) y experimentos visuales hechos a base de gráficos en ASCII repartidos en varias carpetas del sistema.

Quizá lo más significativo de la excelencia tras SUPERHOT es la forma en que el juego consigue hacer que nos identifiquemos con el protagonista: a nosotros también nos corroe una buena dosis de obsesión por seguir jugando. También nos sorprenden los mensajes de algún desconocido a través del chat, también nos estremece la intrusión en nuestro sistema y también nos enloquece transitoriamente con sus acrobacias gráficas y sus glitches deliberados. Las mecánicas de SUPERHOT son de esas que se quedan alojadas en el cerebro como un pedazo de metralla; de las que acaban trasladándose a la realidad cuando, después de jugar, tenemos por una fracción de segundo la sensación de que a nuestro alrededor todo se detendrá si no nos movemos, o de que nada debería moverse si nos quedamos quietos. Que esta mezcla de chifladura con estilo y de férrea sobriedad que se han sacado de la manga unos polacos desconocidos podría tener algo de subliminal que está afectando a nuestra mente y nos hace seguir repitiendo «SUPER HOT» con voz robótica tras apagar el ordenador. Al fin y al cabo, en mi disco duro también hay un archivo llamado superhot.exe, y ahí se va a quedar por mucho tiempo. [9]

Redactor
  1. Maskagrillos

    Pues muy bien todo, ¿no? Así da gusto 🙂

  2. kNS

    Mucho hype con este juego eh…

  3. Peio

    Bendito año 2016, qué de buenos juegos llevamos. ¡Y es Febrero!

  4. NycteriX

    Lo que me ha costado encontrar el «easter egg» en el texto. SUPER. HOT.

  5. Malleys

    Joder, jugué ese homenaje a Hotline Miami que hicieron en su día. Corro a Steam a ponerlo en deseados.
    Una pregunta, ¿por qué no un 10?, en la crítica no mencionas ningún defecto.

  6. pinjed

    @malleys dijo:
    Joder, jugué ese homenaje a Hotline Miami que hicieron en su día. Corro a Steam a ponerlo en deseados.
    Una pregunta, ¿por qué no un 10?, en la crítica no mencionas ningún defecto.

    Nunca he puesto un diez. En este caso quizá por demasiado breve para una mecánica que podría dar para mucho más.

  7. raidoku117

    Pense que le pondrían 10 jejje, buen analisis

  8. Troll Smith (Baneado)

    Oye, pues quitando el lanzamiento de Street Fighter V, como que este 2016 está quedando chachipiruli, ¿no?

  9. Víctor Martínez

    Yo le habría puesto un 10, pero al pinchas hay que quererlo.

  10. pollomuerto

    Joe que pena no tener esto en la preysteishon.

    Puto mac, también, que no puede con él.

    Gran análisis. Mejor easter egg.

  11. juandejunio

    Se desbloquea en unas horas, apenas supe del juego le puse unos morlacos en el kickstarter y ya me llegó el código 😀

    GANAZAS!!!

  12. Héroe

    Qué buena pinta. Y yo sin donde poder jugarlo…

  13. Tinyturrets

    @juancarloso
    Coño no me jodas, yo soy backer y aún no tengo el mío Ò__Ó

  14. Moebius

    Vaya maravilla de análisis, Pinjed. Para estampárselo a la cara a los que me toman menos en serio para según que cosas por jugar a videojuegos.

  15. Diego.

    Que buen análisis, que gran juego.
    Ganas enormes de jugarlo aunque, como dicen por ahi arriba, no tengo como :pared:

    Espero que esos «most likely» que estoy leyendo por ahí se conviertan en un «pronto en PS4».

    Me alegra mucho que desde que empezó el año, de lo que mas hayamos hablado con alegria en el cuerpo haya sido de The Witness, Firewatch y ahora, Superhot. Cuando las cosas se hacen por amor y con calidad, sobran etiquetas

  16. Gury

    El pinchas XDDDDDD

  17. juandejunio

    @tinyturrets
    en serio? viste tu cuenta en kickstarter?

  18. RSEF67

    @pollomuerto dijo:
    Joe que pena no tener esto en la preysteishon.

    Puto mac, también, que no puede con él.

    Gran análisis. Mejor easter egg.

    Estoy exactamente igual. He visto que no estaba para ps4, he corrido a steam y no estaba para mac; los astros se han alineado para que no lo juegue.

    Por cierto @pinjed pedazo de análisis que te has marcado. El juego ha pasado de interesarme relativamente a maldecirme por no tener con que jugarlo!

  19. Tinyturrets

    @juancarloso
    En serio, y en Kickstarter nada tampoco, gracias. Aún así me llegaría al correo.
    Voy a suponer que están muy liados y si mañana no me lo han mandado, me quejaré o algo.

  20. BloodyMenstruation

    SUPER-HOT SUPER-HOT SUPER-HOT SUPER-HOT SUPER-HOT SUPER-HOT SUPER-HOT SUPER-HOT SUPER-HOT SUPER-HOT SUSUPER-HOT SUPER-HOT SUPER-HOT SUPER-HOT SUPER-HOT SUPER-HOT SUPER-HOT SUPER-HOT SUPER-HOT SUPER-HOT SUPER-HOT SUPER-HOT SUPER-HOT SUPER-HOTPER-HOT SUPER-HOT SUPER-HOT SUPER-HOT SUPER-HOT SUPER-HOT SUPER-HOT SUPER-HOT SUPER-HOT SUPER-HOT SUPER-HOT SUPER-HOT SUPER-HOT SUPER-HOT SUPER-HOT SUPER-HOT SUPER-HOT SUPER-HOT SUPER-HOT SUPER-HOT SUPER-HOT SUPER-HOT SUPER-HOT SUPER-HOT SUPER-HOT SUPER-HOT SUPER-HOT SUPER-HOT SUPER-HOT SUPER-HOT SUPER-HOT SUPER-HOT

    Os juro que no puedo quitarme el puto enunciado de la cabeza

  21. Pepetrucci

    Joder @pinjed qué análisis, me quito el cuero cabelludo <3

  22. juandejunio

    @tinyturrets
    Me acaba de llegar un mail de kickstarter diciendo que el juego ya esta disponible! Revisa las actualizaciones 🙂

  23. Tinyturrets

    @juancarloso
    Sí, también me ha llegado. Lo que no llega es la clave. Hay bastante gente en el foro de reddit que tampoco la tiene. Ya he comprobado todo lo comprobable, simplemente no la han mandado. 🙁

  24. MoiBlackInk

    que putas ganas le tengo por dios

  25. juandejunio

    @tinyturrets
    buuu que mal, ojalá llegue luego!

  26. Fixxxer

    Pues nos está quedando un inicio de 2016 la mar de chulo. Me está encantando el juego.

  27. Gegr is Win

    Estupendo análisis, vamos, lo normal en cualquier cosa que escriba Fran.
    Por cierto, nada, aún no pillo el easter egg.

  28. Tinyturrets

    @juancarloso
    Por fin, me acaba de llegar! Mi fin de semana va a ser SUPERHOT.

  29. Sehio (Baneado)

    Esto es muy loco, me encanta. Se ve fresquito y lo de las repeticiones, personalmente, me gusta mucho.

    Como dicen por ahí arriba estamos teniendo un arranque de año envidiable. A ver cuando entienden los demás que hacer un buen juego no consiste en meter dinero como si se fuese a acabar el mundo.

  30. pachuli

    Piel de gallináceo y lagrimitas a punto de caramelo ,uffffff ufffffff tremendo analisis .

  31. El Jugador Medio

    Pues de ni fu ni fa, ha pasado a deseado. Porque pinta muy muy bien y porque @pinjed lo ha pintado aún mejor.

    Con lo del easter egg espero que no os refiráis al link que hay en la noticia.

    EDITO: Vale, no era el link. Mola ^^.

  32. juandejunio

    @tinyturrets
    Anoche lo anduve probando hasta tarde, me terminé la campaña y jugue mucho endless mode y challenges.. Está muy bueno

  33. laFunk

    Gran análisis! Vaya pasote de juego, otra joyita perfecta.
    Me gusta mucho lo que dice su director: «En Superhot paras para ajustar tus instintos, no para pensar».

  34. Gegr is Win

    @el_jugador_medio
    Vaya, y yo aun sin encontrar el huevo de pascua :/

  35. Letham Starkiller

    Superhot it’s the most innovative shooter I’ve played in years.

  36. El Jugador Medio

    @gegrmova
    Cuando digo que no es el link, me refiero a que no es link de «El juego de la vida».

    Para el easter egg son imprescindibls los altavoces.

  37. Gegr is Win

    @el_jugador_medio
    Listo!
    SUPERHOT

  38. FAAXX

    Hola como andan?? Buen analisis. Queria hacer una consulta, cuando lo doy a super hot.exe dentro del juego carga pero se tilda antes de iniciar el juego, en lo que parece una pantalla de television con lineas que suben. Alguien sabe como solucionar eso???

  39. OsoDrogui

    Superhot it’s the most innovative shooter I’ve played in years.

  40. borre

    Jugándolo. Me tiene enamoraico perdío <3

  41. Queen Chopped

    Joder, ninguna posibilidad de que esto acabe llegando a PS4? Al final voy a tener que pillarme un PC aunque no sea muy puntero para no perderme juegos como este

  42. DrTenma

    Me llamaba mucho la idea y tras ver algún gameplay me parecía interesante, pero leer que la trama tiene referencias a la obra de William Gibson me lo ha vendido. Quiero jugarlo, y creo que mi PC podrá con él (algo bueno tendría que tener la carencia de texturas), así que…

  43. DarkCoolEdge

    Joder qué textazo te has marcado, @pinjed
    Ya le tenía ganas antes pero después de leer esto no creo que tarde mucho en ponerme con él.

  44. NeoTourus

    HHHHHEEEEEEEEEE. GENIAL!

  45. Marco Gonzálvez

    ¿Me leo un análisis cojonudo y me llevo un tono ídem para el móvil? Anait me hace feliz de todas las formas posibles 😀

  46. Isackender

    SUPER HOT SUPER HOT SUPER HOT.

    SUPER HOT SUPER HOT SUPER HOT SUPER HOT SUPER HOT SUPER HOT SUPER HOT SUPER HOT SUPER HOT SUPER HOT SUPER HOT SUPER HOT SUPER HOT SUPER HOT SUPER HOT SUPER HOT SUPER HOT SUPER HOT.

    SUPER HOT SUPER HOT SUPER HOT SUPER HOT SUPER HOT!

  47. raidoku117

    Vaya juegazo, lo acabo de jugar hasta ahora, y es un must have absoluto, para mi es un 10, hasta me transmitió la primera vez la sensacion que su mecánica era real, había engañado a mi cerebro completamente como lo mencionas en el análisis.