Con
un
buen
par

it takes two

El cooperativo de Hazelight Studios se inventa y reinventa una y otra vez en favor de la pura diversión.

En Tú a Boston y yo a California las gemelas idénticas Sharon y Susan se encuentran por primera vez en un campamento de verano. Y aunque hasta ese momento ninguna sabía nada de la existencia de la otra, ambas se muestran dispuestas a no separarse nunca más, por lo que dedican su tiempo en común a urdir un plan que vuelva a juntar definitivamente a sus padres. Estrenada en 1961 y protagonizada por la superestrella infantil Hayley Mills, Tú a Boston y yo a California fue la primera vez que un tema tan controvertido para la época saltaba a la gran pantalla con éxito en forma de comedia de enredos. Pero como el divorcio tiene poco de divertido para aquellos implicados, los guionistas se aproximaron a él desde la imaginación y el deseo infantil. Desde la perspectiva del amor y la familia que solo puede tener un niño.

El auge de divorcios que comenzó a materializarse en Estados Unidos a principios de los años 90 trajo consigo una explosión de «familias rotas» en pantalla a través de películas que, de una forma u otra, pretendían representar el proceso de separación o las diferentes situaciones de ajuste de los involucrados. Dentro del cine infantil y familiar, el divorcio siguió viéndose a través de comedias de enredos en las que, como sucede en Señora Doubtfire, los hijos y su deseo de mantener la unidad familiar son los absolutos protagonistas. Pero a pesar de que It Takes Two, el nuevo juego de Hazelight Studios, está más cerca del cine infantil que de dramas como Kramer contra Kramer o Historia de un matrimonio aquí el acercamiento resulta subversivo. Porque aunque es la pequeña Rose la que pone en marcha la historia, y el tono cómico puede llegar a ser infantil, aquí los verdaderos protagonistas son los padres. Josef Fares quiere demostrar que la terapia de pareja puede ser algo divertido.

En It Takes Two Cody y May son una pareja al borde del divorcio. Ella trabaja demasiadas horas fuera de casa y él no termina de sentirse totalmente satisfecho con su vida. Durante una desagradable pelea entre ambos, Rose, su única hija, realiza un conjuro que acaba por introducir el espíritu de los padres en el cuerpo de unos de sus muñecos. Para volver a la normalidad, Cody y May tendrán que entenderse y colaborar, superando poco a poco todo tipo de situaciones extrañas.

A pesar de su planteamiento, It Takes Two no funciona en ningún momento como una comedia romántica. Las personalidades de May y Cody están lo suficientemente desdibujadas como para que la narrativa quede siempre en un primer plano en favor de su excelente jugabilidad. Aún así, el título utiliza un par de ideas interesantes en relación al amor y la vida en pareja que lo distancia, no solo de la fantasía infantil que podría haber sido, sino de las premisas del amor romántico tradicional. En It Takes Two la «fórmula del amor» tiene poco de magia y se resume en tiempo, pasión y crecimiento personal. Tal y como los protagonistas pueden ir entendiendo a lo largo de la aventura, para mantener su relación (si es eso lo que desean) necesitan dedicar tiempo el uno al otro, sin olvidar aquello que les apasiona, les define y les hace vibrar. En ese sentido, es realmente interesante, más allá de su planteamiento superficial, ver representada en pantalla la idea de que una pareja no se mantiene solo a través de la atracción o el trabajo común sino del crecimiento y el bienestar de los diferentes implicados.

Pero aunque la visión de la pareja resulte novedosa, Hazelight Studios cae en ciertos arquetipos al crear a sus personajes que ya minaron la comida romántica de mediados de los 2000. Tal y como ha señalado varias veces la actriz Katherine Heigl, son demasiadas las ficciones que representan a una pareja en crisis a través de un hombre gracioso, y regordete que conecta con el público frente a una mujer «neurótica y obsesionada con el trabajo» que se lleva las peores crítica de la audiencia. La dinámica entre May y Cody es muy similar a la que Heigl denunciaba a raíz del estreno de Lío embarazoso y resultan ajena y perezosa en una narrativa que pretende ser, ante todo, encantadora  

****

A la hora de desarrollar un título cooperativo es importante pararse a pensar qué tipo de dinámicas queremos generar entre los jugadores. Juegos como Overcooked buscan llegar a los límites de la cooperación, sumergiendo a los jugadores en una situación tensa en el que cualquiera de ellos puede fallar. Otros títulos, como los juegos centrados en los puzles al estilo de Keep Talking and Nobody Explodes, quieren hacer que los participantes se comuniquen entre ellos, de tal forma que desarrollen esta habilidad conforme aumenta la dificultad de la partida. En el caso de It Takes Two, su cooperativo se revuelve alrededor de la comunicación. Al igual que los protagonistas, los jugadores tendrán que entrar de nuevo en sincronía, atendiendo a los movimientos del otro y, especialmente, confiando en su buen hacer mientras se dedica al objetivo que tiene por delante.

En mi experiencia, jugar a It Takes Two es un poco como bailar. El juego otorga a cada uno de los protagonistas una habilidad complementaria y los obliga a utilizarla de forma constante a un ritmo muy elevado. Así, cuando uno de los personajes puede disparar tornillos y otro golpear con el martillo, la rápida sucesión de situaciones en las que tenemos que hacer esto no invita a que se discutan las diferentes acciones («¿por qué no golpeas aquí?» «¿Y si clavas un tornillo por allá?»), tanto como a que ambos jugadores vayan experimentando, siempre atentos a las acciones de su acompañante. Hablar sin palabras, conectar, desarrollar un sistema propio. A través dle gameplay It Takes Two imita la forma en la que una pareja con cierta antigüedad se aproxima a su día a día.

Tal y como adelantó Josef Fares a través de las entrevistas previas al lanzamiento, It Takes Two reinventa su jugabilidad constantemente, haciendo que sea imposible aburrirse a lo largo de cada partida. Estructurado a través de una serie de capítulos de una hora aproximada de duración, el juego cambia su ambientación, las habilidades de los protagonistas y los objetivos que tienen a corto plazo con cada nuevo episodio, remitiéndonos en muchas situaciones diferentes géneros dentro de la historia del videojuego. Y aunque en retrospectiva es fácil ver que muchas mecánicas se repiten (el disparo, por ejemplo) el ingenio de los diseñadores para trabajar el gamefeel de los objetos y las armas consigue hacer que todo se sienta nuevo y divertido en todo momento.

Si se le puede achacar un defecto a It Takes Two es que los jugadores menos experimentados o aquellos que jueguen con prisa podrían encontrarlo un poco largo. Aunque no es evidente mientras estamos jugando, analizando la estructura del título una vez finalizado es fácil ver cómo la parte de la «terapia» en la que exploramos entornos importantes para los protagonistas, debería haber tenido más peso que la larga introducción en la que Cody y May simplemente viajan desde el cobertizo a la habitación de la pequeña Rose. La dificultad puede ser otro factor limitante para los jugadores con poca experiencia que, sin embargo, queda compensada en parte gracias a la generosidad del título a la hora de revivir a cada uno de los jugadores y también a la gran cantidad de detalles por descubrir para los que no se necesita ninguna habilidad.

It Takes Two es un juego que puede ser muchas cosas; un cooperativo divertido, un repaso a varios hitos del videojuego o una historia romántica, carente de romanticismo, donde lo importante es conectar. Es incluso posible que el juego de Hazelight sea uno de los mejores títulos de los que podremos disfrutar este año. Desde luego, es un juego que quiere innovar. Hasta este momento el acercamiento al divorcio desde un punto de vista cómico ha estado limitado a la fantasía de un niño. Fares ha ido más allá. Y como Tú a Boston y yo a California el resultado es tan refrescante y moderno que creo que puede perdurar.

[ 9 ]

Redactora
  1. JT'Salas

    Bueno, pues nada, ahora ya no queda otra que comprarse el juego.

  2. codenar

    Ojalá poder convencer a mi mujer de jugarlo juntos, pero parece demasiado largo y complicado para newcomers 🙁

    1. PixelMoustache

      @codenar darle una oportunidad. Mi mujer ha tocado algún crash y poco más, y lo estamos disfrutando.

      El juego es muy permisivo y en alguna parte difícil para uno de los dos, siempre podéis cambiar el mando, la mecánica siempre es diferente para cada personaje y por lo general una es más sencilla.

  3. Orlando Furioso

    Qué pena que esto sea inviable en Switch. Mi simpatía por Fares y sus últimas declaraciones no me llevan tan lejos como para comprar una PS4 3.0 o una Xbox One Series S, pero casi.

    Editado por última vez 8 abril 2021 | 15:22
    1. carndolla

      @orlando_furioso
      Pues sí que es una pena sí…

  4. METALMAN

    Fares me parece un tipo genial, y se nota que con cada nuevo proyecto ha ido empapándose más y mejor sobre cómo funciona el medio.

    Me gusta, sobre todo, porque aquí ya se deja ver a un tipo que entiende el cine y el videojuego, logrando fusionar perfectamente no pocos aspectos de ambos.

    El cambio desde Brothers ha sido brutal (y mira que este me gustó en su día, pese a que aquí aun se notaba que no entendía del todo el videojuego).

  5. ElAlexRG

    Nuestra elaborada opinión sobre el señor Fares:

    Spoiler:

    Mi pareja se lo está pasado pipa, volviendo a coger un mando desde los Spyro y Crash de PSX, hará 20 años.

    Spoiler:

    Editado por última vez 8 abril 2021 | 18:10
  6. Ganbare

    Me alegra muchísimo que esto tenga tantas buenas reviews a nivel mundial, de los pocos juegos que tenía reservados desde un mes antes de su venta y visto lo visto, va a volar y se quedará sin stock vomo A Way Out.

    1. Wild Crab

      @ganbare

      Comparto tu alegría por las notas y tu pasión por el juego. Yo también lo reservé y lo estoy disfrutando junto a 2 amigos a la vez en ps4, uno con el pase de amigo y otro por shareplay. Nos vamos cambiando el mando como hacíamos de pequeños.

      Espero que como dices el juego acabe vendiendo mucho, lo suficiente como para que EA se de cuenta del gran estudio que tiene y le dediqué todos los recursos necesarios o más a su siguiente proyecto. No quiero que se acabe el juego de lo que me está gustando y por eso una continuación (Quizás con otra historia y otros personajes) me parecería genial y lo volvería a reservar.

      1. Ganbare

        @wildcrab
        Estoy seguro de que el juego va a arrasar en ventas, viendo las buenas reviews no tengo ninguna duda.
        Si que tengo dudas en cuanto a que EA se de cuenta de la joya que tiene entre manos, ya sabemos de qué cojea EA y el valor que le dan a ciertas cosas, pero si al final no le dan la importancia que se está ganando el estudio no te quepa la menos duda que hay otras empresas que estarán con el ojo avizor.

  7. nelo

    Me muero de ganas de probarlo, pero he venido a comentar que algún genio metió «Mrs. Doubtfire» en la lista de wikipedia de películas destacadas del género «body horror».

    Gracias por tanto.

  8. Mominito

    Ojalá se venga una ola de juegos así :’)

  9. Yussuf Jones

    Mejor artículo de esta santa web solo por empezar hablando de Tú a Boston y yo a California.

  10. alexman85

    Le tengo muchísimas ganas y más ahora al saber que el ritmo y la diversidad en las mecánicas se han llevado tan bien. Además, soy muy fan de los trabajos de Hazelight (Fares me cae genial, pero me niego a pensar que él es la única clave para el buen hacer de sus juegos). El problema es que me gustaría jugarlo con mi pareja, que no es aficionada a los videojuegos, y a ella no la veo dedicándole 14-15 horas a un juego.

    PD: Ahora que lo pienso, quizás este juego provoque el efecto contrario al pretendido y se rompan más parejas por falta de ganas de jugar con regularidad de una de las partes.

    Editado por última vez 9 abril 2021 | 12:17
  11. Wild Crab

    Genial análisis Marta. Un nueve bien merecido.
    Me gustaría saber como os sentistéis en cierto momento. Yo todavía no me he pasado el juego conque quizás existan más situaciones similares pero me atrevo a preguntar ahora por no perder el hilo. Aunque quizás el juego se merezca un spoilercast.

    Spoiler:

    Tengo otra pregunta. Hay un mini juego en el cuarto de la niña con el que pasamos un rato de risas intentando resolverlo pero nada. He buscado pero tampoco he encontrado solución. Pregunto por aquí por si alguien sabe como se hace o si simplemente es una broma y no tiene fin.

    Spoiler:

    Editado por última vez 9 abril 2021 | 23:58
    1. Majin

      @wildcrab
      Yo hice esa escena ayer y

      Spoiler:

      1. Wild Crab

        @majinantonio

        Razón no te falta.

        Spoiler:

    2. Nessin

      @wildcrab
      Respecto a la escena que dices, me pasó exactamente igual, sentimientos encontrados mientras a la vez me reía, entre risa nerviosa y que me hacía gracia jajaja. En cuanto a lo de la rana, yo creo que no tiene solución, simplemente es un mini juego de azar, basado en que si tienes mala suerte… ZAS! Está basado claramente en este juguete real.

      Spoiler:

      Editado por última vez 12 abril 2021 | 08:35
      1. Wild Crab

        @nessin
        Jajajaja que grande!! me has recordado el juguete, y me ha venido a la memoria una imagen de mi vecino y yo jugando. Volveré a intentarlo, esa rana no se va a salir con la suya jeje

        Y estoy totalmente de acuerdo contigo, creo que Fares siempre arriesga y eso es de agradecer. Personalmente en A way out no me parece que consiguiera lo que pretendía y me resultó un poco simplón todo. En brothers en cambio si que sentí esos momentos como algo especial y lo mismo me esta pasando aquí.

        Me gustaría saber lo que piensan Marta, Pep y Víctor… mi opinión es contingente pero el spoilercast es necesario. 🙂