Todos somos una isla

Análisis de Animal Crossing: New Horizons

Análisis de Animal Crossing: New Horizons

Durante el desarrollo de Animal Crossing: Wild World, Aya Kyogoku aprendió sobre la tradición española de las doce uvas. «Durante el evento de año nuevo queríamos que los personajes comieran fideos de trigo de sarraceno, pero los jugadores de fuera de Japón no tienen esta tradición», le comentaba la responsable de desarrollo de software a un sorprendido Iwata. «Investigamos qué es lo que hace la gente en otros países durante la víspera de año nuevo y también le preguntamos a nuestros trabajadores de fuera de Japón. En algunos lugares brindan con champán, y en otros, por ejemplo, se comen doce uvas». Intrigados por lo extraño del rito, algunos trabajadores de Nintendo le pidieron a los desarrolladores que incluyeran la tradición de las uvas en el juego. Sin embargo, al final, la celebración se redujo a la cuenta atrás y los fuegos artificiales. Porque aunque el equipo realizó varias entrevistas con trabajadores españoles, y acabó por desarrollar un bosquejo bastante acertado de la situación (las doce uvas pueden conseguirse como regalo), los creadores japoneses no habían experimentado nunca la tradición. No sabían, por ejemplo, de qué tipo eran las uvas de la suerte o si las comíamos en un bol o en algún tipo de plato especial. Y en Animal Crossing esos son los detalles que importan.

Quince años más tarde, en una nueva consola y con la DS ya plegada para siempre, estoy escribiendo cartas. Tengo cinco vecinos: Negrea, una cerdita que parece recién salida de Malasaña; Chema, un pato obsesionado por lucir sus inexistentes músculos; Prity, una ratoncita gótica y muy cotilla; Marina, un pulpo que ahora vive en tierra firme y Boliche, un hámster regordete de apariencia peculiar. Para cada uno de ellos he seleccionado un papel específico, y luego he buscado un regalo acorde con su personalidad. Sin embargo, lo verdaderamente importante es que de verdad estoy escribiendo esas cartas. 

Veréis, para jugar a Animal Crossing, para cumplir con lo que pide el juego, podría juntar letras al azar: poner un carácter detrás de otro, agregar unos espacios y repetir hasta llegar a las cuatro líneas. Porque los animales receptores no van a leerla. Porque a la IA que los codifica solo le importa si la misiva es o no larga. Pero pese a lo trabajoso que es el sistema de escritura en el juego, más allá de lo pesado que es realizar correcciones y lo poco satisfactoria que es la mecánica en general, todos escribimos cartas. Todos contamos historias auténticas. Porque esa es la verdadera magia detrás de Animal Crossing: conseguir que nos preocupemos por los detalles tanto o más que el equipo que hay detrás.

Animal Crossing: New Horizons empieza con un cambio de paradigma. No somos nosotros los que nos mudamos a un adorable pueblecito sino que en esta ocasión somos los fundadores. Los pioneros. Gracias al Plan de Asentamiento en Islas Desiertas de Tom Nook tenemos la oportunidad de ver crecer la comunidad desde cero, involucrándonos tanto en su arquitectura como en su desarrollo. Y todo empieza en un lugar salvaje con un único refugio en forma de tienda de campaña. 

Análisis de Animal Crossing: New HorizonsLos primeros días en New Horizons están llenos de cosas por hacer. A diferencia de los anteriores juegos, aquí se ha potenciado la progresión gracias a los diferentes hitos que vamos viviendo en la isla y en todo momento tenemos varias acciones pendientes por acabar. El primer día escogemos un lugar en donde montar la tienda y ayudamos a los vecinos a hacer igual. El segundo descubrimos la pequeña porción de tierra a la que podemos acceder (por ahora), las frutas de los árboles y las conchas de la playa. La mañana siguiente aprendemos a utilizar el área de bricolaje donde desde ese momento, y usando palos y otros materiales, comenzaremos a fabricar y mejorar las herramientas que necesitamos para avanzar. Anticipamos la llegada de nuevos vecinos y construimos muebles para sus casas. Decoramos los exteriores y, casi una semana después, celebramos la apertura del nuevo museo mientras ayudamos a Tom Nook y sus sobrinos con sus diferentes empresas. Y la cosa no acaba ahí, porque la isla está llena de secretos esperando a que los desentrañemos.

Mientras que los anteriores juegos de la franquicia permitían que rápidamente nos construyéramos nuestra propia rutina, New Horizons utiliza la premisa de la isla desierta y su domesticación para transmitirnos curiosidad, celebración y cierta sensación de aventura. La llegada de nuevos vecinos o la apertura de comercios no es algo inesperado sino una situación anticipada por el duro trabajo previo. Y en vez de reducir la recolección de recursos —que aquí son más numerosos que nunca gracias a la posibilidad de cortar leña y encontrar minerales— a un mero intercambio económico, aquí podemos utilizar los materiales para fabricar objetos, personalizarlos o incluso guardarlos como paso previo para ganar Millas Nook, un sistema de logros que nos permite tanto comprar objetos exclusivos como salir de vez en cuando de la isla en avión.

En New Horizons hay mil cosas que hacer. Animal Crossing nunca ha dado tanto juego. En Nintendo han escuchado las peticiones de los jugadores y han introducido cientos de elementos de personalización, reforzando los sistemas que permiten explotar nuestra creatividad. El aspecto de nuestro personaje y su estilo puede modificarse en cualquier momento si hemos construido un armario y un espejo, y disponemos de las guías necesarias. Nuestro hogar es más fácil de decorar que en New Leaf gracias a un modo que nos permite colocar los objetos con más precisión y la isla consigue reflejar nuestra personalidad desde el primer momento gracias a la ayuda de los múltiples objetos de decoración de exteriores y al plan urbanístico que queramos desarrollar. Pero para aquellos jugadores que no podían ajustarse a las anteriores propuestas, esos que no encontraban ningún placer en divagar por el bosque buscando qué hacer hasta terminar de pagar nuestro crédito, New Horizons incorpora un sistema explícito de objetivos que, junto con la enorme sensación de progresión y el paso de las estaciones, consigue añadir un elemento competitivo totalmente opcional a la propuesta.

Análisis de Animal Crossing: New Horizons

Pero ninguna de estas razones va a acercar a nadie a Animal Crossing. Aunque el juego tiene desde sus inicios cierto apego por lo material, lo que nos conquista es el encanto. Ni la casa, ni los muebles, ni la decoración, sino el hecho de tener un lugar acogedor que visitar. Y ese es el motivo que hace que, pese a todos los cambios, New Horizons siga siendo Animal Crossing y, de hecho, sea más Animal Crossing que nunca. Quizás debido a los chistes sobre el hipercapitalismo de su mensaje y el supuesto consumismo que fomentaba, el juego deja de lado al Nook empresario para presentarlo como una persona involucrada en la comunidad y preocupado por la ecología. Ganar y ahorrar bayas es bastante más fácil, puesto que siempre tenemos la posibilidad de decorar la casa con muebles que nosotros mismos fabricamos o vestirnos con diferentes patrones creados en la app. Animal Crossing se desprende parcialmente de su diseño centrado en la compra-venta para abrazar directamente los elementos más cálidos del juego como son la relación con los vecinos o la sensación de contacto con un mundo más sencillo y natural.

El refuerzo de los elementos creativos del juego también se traduce en un modo foto —podemos visitar incluso un estudio para sacarle todo el partido— que nos permite crear momentos. Guardar aquellos recuerdos por lo que todos hemos empezado a jugar. Hay muchas cosas que hacer en Animal Crossing: New Horizons, decenas de mecánicas nuevas, un interesante multijugador y bastantes diferencias con respecto a New Leaf. Pero aquí sentada, mientras escribo este texto, creo que describirlos de manera individual no es lo importante. Los anteriores juegos fueron un pequeño refugio del mundo real, un lugar al que ir durante unos minutos para desenterrar fósiles, recoger los peces de temporada o regar el pequeño jardín. New Horizons es eso y algo más. Es una experiencia nueva. Un refugio más grande y diferente. Un alegato no solo a favor de cuidarnos nosotros, sino de cuidar de los demás. Mientras buscamos solares para nuestro vecinos, recolectamos materiales para sus muebles o quitamos todos los hierbajos cercanos a su hogar, jugamos a crear nuestra historia. «Hola, Boliche, bienvenido a Terral», escribo letra a letra, moviendo el cursor por un teclado virtual, «espero que te guste la mesa de piedra que te he instalado a la entrada de tu casa. Creo que conecta con tu estilo rústico, ¿no lo crees? 

Atentamente,

Análisis de Animal Crossing: New Horizons

[10]

Análisis de Animal Crossing: New Horizons

Redactora
  1. taru

    Tengo muchas ganas y lo cierto es que en parte a muchos nos va a hacer más ameno el tener que estar encerrados en casa.

    Genial análisis Marta, como siempre :3

  2. Ivlas

    Hace un mes pensaba que el Animal Crossing era una mamarrachada sin ningún sentido. Pero tras relacionarme un poquito con la comunidad AC, he acabado enamorado y esperándolo como el que más. No puedo esperar a poner un pie en mi islita :_)

  3. anauther

    El mejor juego de mundo virtual, en el peor escenario posible del mundo real.

  4. gamusino

    no voy a leer nada porque no quiero saber nada, dejo pendiente de leer este análisis hasta nuevo aviso

  5. Ausonio

    ESTO NO ES SANO. NINTENDO, ADELANTA EL LANZAMIENTO

  6. Freddy_Hardest

    @ausonio
    ¿Cuando sale el juego?

  7. tomimar

    Madre mía el mejor timing para este juego. Creo que las ventas digitales de este juego van a a arrasar.

  8. Ausonio

    @freddy_hardest dijo:
    @ausonio
    ¿Cuando sale el juego?

    EL 20

  9. espyy

    El juego tenía cantada la nota, da igual como saliera. Si Yoshi tiene un 10…

  10. AdrianXunkeira

    Ojalá consiga hacer que me evada como consiguio Stardew Valley, no se como llevaré a medio plazo lo de ir del trabajo para casa y de casa para el trabajo, se me está haciendo muy jodido.

  11. Dela

    @martatrivi En el tercer párrafo, segunda línea has repetido la palabra letras. Por lo demás, me ha gustado que no descubres demasiado del título. Espero que haya sorpresas…

  12. Juaniyocash

    Genial texto, no esperaba menos, no del juego ni de Marta. Que ganas del día 20 no¿? 🙂

  13. Diego.

    Yo la verdad es que creo que voy a acabar animandome.
    Eso si, espero que este sea un 10 de verdad.

  14. Gordobellavista

    Yo tampoco me tomo muy en serio las notas de Marta, pero sí sus opiniones.
    Reservado en digital.

    No sé si es extrapolable, pero por lo que se respira en Anait, este juego va a vender lo más grande. Y más con el coronavirus.

  15. trikuxabi

    Me muero de ganas! Gracias por el análisis, qué bonita la idea de firmar 🙂

  16. octal

    Me alegro mucho de que después de la bajona que tenía @martatrivi con el Pokémon el AC sí que haya estado a la altura de las expectativas.

  17. Víctor Martínez

    NO PUEDO ESPERAR NI UN DÍA MÁS.

  18. Freddy_Hardest

    @ausonio dijo:

    @freddy_hardest dijo:
    @ausonio
    ¿Cuando sale el juego?

    EL 20

    Veo que has puesto una coma xD. Creí que lo habían adelantado !!

    Por cierto, debido a la desgraciada coyuntura, este podría tratarse del juego más vendido de lanzamiento, de la historia, ¿no?

  19. Ausonio

    @freddy_hardest dijo:

    @ausonio dijo:

    @freddy_hardest dijo:
    @ausonio
    ¿Cuando sale el juego?

    EL 20

    Veo que has puesto una coma xD. Creí que lo habían adelantado !!

    jajaja, ojalá

  20. kong

    Lo de que las cuentas oficiales de Nintendo y del juego sigan haciendo la promoción que tenían planeada (qué otra cosa van a hacer, por otro lado) y la peña esté en proceso de locura en sus respuestas por el virus me hace una gracia que no puedo con ella.

  21. DrTenma

    Teniendo en cuenta la cantidad de tiempo libre que no se va a poder dedicar a muchas otras actividades durante las próximas semanas no entiendo las prisas de la gente. Se me ocurren cien cosas más importantes hoy en día a que Nintendo (u otra compañía) adelante un juego…

  22. Horus Torm

    ¡Qué gusto leerte Marta! Y qué ganitas de jugarlo ^^

  23. ramidreju

    Maravilloso. Un 10 al análisis también. Me da la misma sensación de cariño y refugio que el propio juego. Qué ganas de que salga ya.

  24. sigur rós mallorca

    Será mi primer «Cruce de Animales» y estoy ansioso. Por otro lado @martatrivi ¿Se sabe qué cosas afectan si juego en la misma consola que la de mi hermano? ¿Nos vamos a modificar la isla por igual o es solo el tipo y forma de isla?

  25. Mimercio

    El viernes vamos a seguir en islamiento.

  26. Mr. Krema

    joder, entre mis colegas que no paran de hablar del AC y el análisis de @martatrivi al final he caído en las sucias garras del hype. Os odio…

  27. ErnestRodes

    Estoy deseando que llegue el viernes para jugarlo, voy a estar refugiado en casa y encima dentro del mundo de Animal Crossing: New Horizons. La única pega, y no tiene nada que ver con el juego en si, es que lo quiero en físico, y me habéis hecho sentir mal por los repartidores.

  28. None

    @giraffehomme
    Por lo que tengo entendido, y como pasaba en otros Animal Crossing, ambos tendréis una casa propia, pero en la misma isla, así que seréis vecinos! Lo que haga uno (recoger la fruta de un árbol o colocar unas escaleras en algún lado, por ejemplo) lo verá el otro cuando juegue. De hecho, en está entrega podréis jugar e forma simultanea, cada uno con su personaje, con dos mandos (o medio joycon). WAHT

  29. Storm Isegone

    Queda claro pues que el Coronavirus ha sido creado por Nintendo para vender Animal Crossing como churros

  30. sigur rós mallorca

    @none

    Creo que después de 20 años sin pelea de hermanos a patadas volverá si le arrebato un material o me estropea el feng shui de mi propiedad.

    Hablando en serio espero que no sea inoportuno el que no pueda tener mi propia isla.

  31. twinshen

    Este será mi primer animal crossing… Le llevo teniendo ganas dese hace tiempo. Ahora le tengo aún más ganas… Gracias Marta

  32. Joker73R

    Necesitamos este juego como el comer, ahora más que nunca. Tu texto ha aumentado esas ganas de que llegue el día 20.

  33. Porcellino

    El AC de la Nintendo DS es uno de mis recuerdos más queridos como jugador. Hace una semana, ni me planteaba jugar a este porque, u know, el laburo, las obligaciones domésticas, el resto del ocio, el resto de juegos por jugar… Ahora mismo, desde mi apartamento sin balcón y con ventanas pequeñas, me rindo y asumo que voy a buscar el aire que no puedo tomar en la calle dentro de la isla de Tom Nook.

    PD: Yo también escribía la cartas de manera dedicada.

  34. MargaritoPiruli

    El primer juego que no jugaré por culpa del coronavirus 🙁

  35. Joker73R

    Una pregunta @martatrivi, y perdona si ya lo has comentado antes, ¿cómo funciona el multijugador? ¿Tu isla tiene un código que debes pasar a tus amigos para que la visiten o se crea una nueva, común para todos los amigos?

  36. ElTioMancadas

    BASTA, no puedo con la espera. Voy a morir de ganas y solo haces que avive mi fuego interior.

  37. orta1989

    Nunca me habría lanzado a comprar este juego, pero después de escuchar a @martatrivi en tantos podcasts hablar del Animal Crossing, me ha convencido

  38. Porco

    @chiconuclear @martatrivi pero al final como me lo pillo, físico o digital? Que habéis hecho vosotros?

  39. Caveleira

    @burnid

    Si no te molesta que te aconseje yo, te diría digital (al no ser que seas un superfan que goce solo con mirar la caja) porque aunque sea el animal crossing que más cosas ofrece por hacer, habrá días que solo quieras hacer lo básico para mantener tu isla y jugar a otra cosa, y eso implica estar cambiando de cartucho y habrá días que no lo juegues solo por la pereza de cambiar el cartucho…
    Por resumir, en digital no abandonarás tu isla y en físico es un engorro.

  40. FISH

    Le tengo ganas a este Animal Crossing y el que exista el sistema de millas las aumenta aún más.

    El problema, duda o miedo que tengo es que me ocurra como en el anterior Animal Crossing de 3DS, que lo disfruté como no había disfrutado nada antes hasta que entre en una rutina de ir a la isla para cazar bichos, pescar e ir a vender. Esa espiral me hizo perder el entusiasmo que sentía por el juego.

    @martatrivi Por lo que leo en el análisis parece que el título está lejos de eso pero… ¿crees que es fácil volver a caer en esa rutina? No quiero ser un neuras, pero de verdad que no me gustaría repetir con lo que me paso en New Leaf. Además, era un alcalde horrible.

  41. Porco

    @caveleira Claro que no me molesta! Al final ha sido digital por los mismos motivos que tú mencionas. Estoy flipao! Muchas gracias!

  42. NycteriX

    A mí me vais a perdonar pero me es inevitable volver a ver el masajeo exacerbado a Nintendo y sus sagas más conservadoras. Es verdad que este Animal Crossing no apunta a ser un juego mediocre, como sí son los últimos Pokémon, pero creo que tiene bastantes carencias y problemas, ya solo en sus primeras horas, como para ese 91 que tiene ahora en Metacritic. Van varias a vuelapluma:

    – Menos tipos de fruta que New Leaf: allí 12, aquí 6.
    – Menos coleccionables que New Leaf: allí 6, aquí 3 (faltan marisco, cuadros y estatuas).
    – Una BSO básica y repetitiva hasta el extremo
    – Un ritmo artificial y exageradamente lento: van 5 días de juego y llevo dos consecutivos sin literalmente ninguna misión o tarea, solo viendo como viene un NPC a verme cada día. Poder haber hecho un puente en una misión y que no te dejen hacer más a tu gusto para moverte rápido por la isla es absurdo, por ejemplo.
    – Adiós al nadar y bucear de New Leaf.
    – El tamaño de la isla es muuuuy parejo al del pueblo en New Leaf. ¿En serio un salto de dos consolas da solo para esto?
    – El online es tremendamente deficiente: arcaico, incómodo y lleno de cinemáticas para ir o volver (probad a ir a una isla abierta y que vayan 3-4 personas más, podéis encadenar fácilmente 4-5 minutos sin jugar por las cinemáticas).
    – Adiós a los minijuegos para el online, una de las pocas posibilidades de interacción con otros jugadores.
    – A la guarrada de solo una isla por consola (que ya me parece motivo suficiente como para no ensalzarlo) hay que sumarle que todos aquellos que no sean el jugador «principal» no pueden entregar o recibir misiones ni otras tantas cosas. Son de segunda, vaya.
    – Sumémosle a eso infinidad de pequeños problemas y falta de detalles: no se pueden craftear varios objetos del mismo tipo a la vez, no puedes elegir qué cantidad comprar, vender o comer de un objeto concreto, etc.
    – En mis cinco días ya he hecho 2 veces la misma fetch quest repetitiva con el mismo NPC (Gulliver y las piezas enterradas).
    – El sistema de islas a visitar está tremendamente limitado: pequeñas, repetitivas y muy básicas.

    Y otras tantas cosas más que me dejo en el tintero. Han pasado OCHO AÑOS desde New Leaf y hemos saltado de 3DS a Switch. Si teniendo eso en cuenta y viendo la cantidad de carencias y problemas que tiene (y que sus principales novedades son un sistema de crafteo y uno de logros) esto es un juego de 10, de 91 o de imprescindible, apaga y vámonos.

    PD: Esto lo escribo aquí pero hablo en general. Este análisis en concreto, viniendo de un 10 a la mediocridad que es el Yoshi de Switch, era fácil vérselo venir.

  43. John Exotic

    @nycterix
    Habiendo leído este análisis dos veces, una antes y otra después de jugarlo, no puedo más que darte la razón. O al menos en parte, ya que no he jugado a anteriores AC para comparar. Quiero pensar también que esos elementos que hechas en falta se arreglarán o añadirán de alguna manera en futuras actualizaciones gratuitas por el enfoque más “GaaS” (entre muchas más comillas) que Nintendo parece querer darle al juego con el tema eventos y tal.

    Pero si me parece de juzgado no hablar del componente online, siendo parte esencial de la experiencia, que está rotísimo, es limitadísimo y es un dolor de huevos.

    El juego nonetheless es un juegazo y un pozo de horas pero hay ciertas cosas que por mucha subjetividad de la que vaya rodeado un análisis hay que nombrar.

  44. RDanilo

    @nycterix

    Llego tarde, pero después de haberlo jugado unas cuantas horas, siendo el regalo de cumpleaños de cuarentena para mi hija de 6, donde ella empezó la partida y luego yo siendo el jugador «hombre cómplice» de la consola, solo puedo decir que esa nota no esta considerando todas las opciones de juego, lastimeramente si hubiese sabido como era el multi-local (encima con dos joycons y sus limites horribles en cuanto acceso a opciones) no lo hubiese comprado, entiendo que el juego principal sea bueno, pero si se promociono como un juego donde juegan varias personas en una isla y luego ves que esa acción limita el total de la experiencia y reviendo los videos no aclara que solo el jugador inicial es importante, solo me dejan la sensación de haber sido estafado.
    También demore en darme cuenta de esto, no entendía como Tom Nook no me daba el dialogo de darle los insectos, o como Nendo o Tendo te piden materiales para crear una tienda y los otros perfiles no tienen acceso a esa parte del juego, es una decisión horrible de diseño, cosas tan horribles como conseguir la mejora para acceder rápidamente a las herramientas y en el modo de dos joycons, una mitad por jugador por decirlo de alguna forma, no podes usar dicha opción, teniendo botones sin uso en el control.

    Un juego orientado a un perfil que no se definir, es muy lento y leído para un niño, y muy raro para un adulto, prueben iniciar una partida segundo jugador y vayan a lo loco por las millas y las bayas y van a ver que el juego tiene una falsa sensación de progreso, alienada por la intervención del primer jugador (si este ya avanzo bastante en la partida), lo que le quita sentido al hecho de obligarte a compartir isla.

    Sigo creyendo que estamos ante la peor Nintendo, conservadora e inadaptada a los tiempos que corren en cuanto a software, y aun así recibe elogios increíbles por sus juegos y eso es lo mas triste, la Nintendo impredecible parece que dejo lugar a la Nintendo a lo seguro y la nostalgia o el amor a ciertas sagas empapa la mayoría de reviews, en donde no aparecen defectos y todo son maravillas.