Bloody rogue, mate

Void Bastards se publicará en PS4 y Switch el 7 de mayo

Humble y Blue Manchu han confirmado la fecha de lanzamiento de Void Bastards en Switch y PlayStation 4: el roguelike de disparos y chistes con marcado acento británico llegará a estas dos consolas el próximos 7 de mayo.

La confirmación llega unas semanas después de que estas dos versiones aparecieran listadas en el organismo de clasificación por edades norteamericano, el ESRB. La confirmación oficial llega con una addenda a tener en cuenta: ese mismo día se publicará también en PS4 y Switch Bang Tydy, el primer DLC del juego, que añade nuevas naves que explorar, un nuevo enemigo que roba oxígeno (un recurso preciado) y una nueva arma. Este DLC se podrá comprar por separado.

 En Void Bastards encarnas a un presidiario del espacio que intenta ganarse la libertad cumpliendo con una arriesgada misión de chatarrero. El juego es un roguelike de disparos en primera persona con un giro interesante: cada vez que mueres asumes el control de un personaje distinto, cada uno con sus peculiaridades; algunos son muy hábiles y pueden abrir puertas con gran agilidad, por ejemplo, mientras que otros son tan torpes que dejan caer los objetos que vas cogiendo de manera aleatoria.

Interesante a su manera, Void Bastards es un ejercicio de diseño meritorio y del que sin duda se pueden sacar algunas cosas muy valiosas, aunque tiene la mecha definitivamente más corta que otros de su estilo. Escribíamos sobre él en esta ciberbitácora, cuando se publicó en Xbox One y PC, lo siguiente:

Es un juego tremendamente bien diseñado, lleno de ideas sencillas pero de una ejecución impecable y que se entrelazan y relacionan de tal modo que se complementan, completan y potencian entre sí. Es más fácil decirlo que hacerlo, claro, sobre todo cuando la cantidad de variables es tan grande como en Void Bastards. En ese diseño tan sólido y compacto, pienso mientras busco la última pieza que necesito para mejorar un arma, puede estar uno de los principales problemas del juego: entenderlo, comprender cómo cada pieza encaja en otra y esa segunda en una tercera y cómo todas acaban haciendo que el mecanismo entero se mueva sin fallo, es un ejercicio interesante; en la práctica, el juego puede ser un poco más repetitivo de lo que quizá le iría bien (…)

  1. For_the_Republic

    debería ser ilegal que este juego sea un roguelike y no un immersive sim al uso.

  2. Gordobellavista

    Me gustó bastante. Tanto como para que me apetezca pillarlo para Swtich. El rollo es que no lo veo muy rejugable una vez lo acabas (Y luego está el problema del ratón, claro).

    Supongo que en unos años, que esté baratito e incluya el DLC, entonces lo pillaré.

    Tiene algunos fallos de diseño, pero es entretenido y tiene bastante personalidad.

  3. sickSiD0

    Vaya juegaco, me alegra que salga en más dispositivos para que más gente lo disfrute, que no conozco a casi nadie que le haya metido mano.

  4. BoKeRoN

    Me gustó mucho. Jugabilidad muy bien pensada, gráficamente muy personal y humor con retintín británico.

    A ver si venden lo suficiente para que hagan un inmersive sim al uso, pero a su manera.

  5. orwellKILL

    De lo poco que me ha enganchado, primero por los gráficos y luego por el loop. Me resultó jodido al principio, pero como bien decís, es empezar a cumplir sus reglas y gozar!

    Congrats a los agraciados!

  6. Freddy_Hardest

    ¿Qué coño en un immersive sim?

  7. gradoca

    Yo lo recomiendo mil (y jugarlo con mando también es una gozada).

  8. 1984

    @freddy_hardest
    Thief, System Shock, Deus Ex, Bloodlines, Dishonored…

  9. Freddy_Hardest

    @1984

    Ah vale, gracias. Y yo que a esos les llamaba action-rpg, ignorante de mí.

  10. 1984

    @freddy_hardest
    Igual se le puede considerar un sub-género. Por lo general, los immersive sims tienen un poco más de libertad a la hora de resolver o superar obstáculos, a veces con soluciones que los propios desarrolladores no habían contemplado, pero para esto las mecánicas del mundo tienen que ser consistentes y reaccionar siempre igual.