«Se buscan videojuegos, ¿nos ayudas?»

La Biblioteca Nacional pide donaciones para ampliar su colección dedicada al videojuego español

A través de sus redes sociales, la Biblioteca Nacional de España ha anunciado la ampliación de la colección dedicada al videojuego español. Tal y como han detallado en el comunicado publicado en su web oficial, como parte de su labor centrada en la preservación del patrimonio y la cultura de nuestro país, varios responsables de la BNE llevan desde febrero del pasado año reuniéndose como AEVI, DEV y AUIC con el fin de establecer un protocolo de conservación que haga posible a los usuarios de la biblioteca acceder a los diferentes títulos depositados. 

En este momento, y por limitaciones derivadas de la Ley de Depósito Legal, la colección está limitada a juegos que hayan sido publicados en soporte físico, pero la entidad ha expresado su intención de ampliarla próximamente con «juegos en línea» y títulos digitales. Lamentablemente, en el este momento la BNE no cuenta con una copia de todos los juegos que desean incorporar a la colección y, por eso mismo, la entidad han pedido ayuda y donaciones a organizaciones y particulares a través de una relación que contiene un listado de los títulos que necesitan: «Animamos a donar a la BNE ejemplares de estos videojuegos como primera fase para asegurar la preservación y el acceso a largo plazo a los videojuegos, que es uno de los mayores retos que se nos plantean en este momento. 

La conservación de la cultura digital y los videojuegos es uno de los problemas que enfrenta el medio de cara a su futuro como herencia cultural e histórica. Conservar un videojuego no pasa solo por tener una copia sino por poder hacerla accesible a todos aquellos interesados en jugarla, más allá de las limitaciones del hardware. Como detallaba Jaime Grau en su hilo dedicado al tema: «Aunque tengamos el código original (que a veces ni eso) el software y el hardware evoluciona y surgen  incompatibilidades. No es tan sencillo como digitalizar un soporte físico. Aquí hay que meterse en las entrañas del código». Donando nuestras copias a la BNE garantizamos que el primer paso de la conservación, ayudando a que la cultura, como ha pasado con miles de juegos Flash, no desaparezca. 

Redactora
  1. Silvani

    Pues mirando la lista, tengo varios de MSX que buscan. El problema es que parece que hay bastante jaleo para realizar una donación (vamos, que no es acercarte y dejarles la cinta). Además, que no creo que esas cintas, con casi 40 años a sus espaldas sean muy legibles.

  2. Yurinka

    Hay asociaciones como Arcade Vintage, arcade.cat, A.R.P.A. o Retromaniacs que llevan años haciendo un gran trabajo de preservación de máquinas recreativas investigando, buscando, restaurando y conservando máquinas recreativas españolas antiguas, dumpeando y emulando juegos que encuentran junto a gente como el MAME dev team o ElSemi y documentando los juegos en https://www.recreativas.org

    Los juegos para recreativas incluyen los primeros videojuegos totalmente desarrollados en España, que se remontan a 1980 y 1981. Hace un tiempo en la BNE no pillaban juegos digitales ni para recreativa, pero veo que ahora al menos los van listando ahí.

  3. Orlando Furioso

    En casa de mis padres tenía una recreativa con cuatro placas, entre ellas el Track’n Field y el Commando, pero desahuciaron a mi señora madre y la recreativa seguramente esté triturada en el desguace donde la echó el banco.

    Editado por última vez 20 enero 2021 | 18:56
  4. alcolitro

    La sanción es por bloqueos regionales dentro de la propia UE: no tiene nada que ver con los pillos que compran en GOG Rusia; algo que por otro lado nunca he entendido porque puestos a hacer acciones dudosas mejor piratear directamente y consigues el juego sin pagar ni un duro.

    La propia UE es muy diversa en cuanto a renta: nada tiene que ver Bulgaria con Finlandia, asi que tampoco veo mal escalas de precio diferente si la renta per capita de los países es muy distinta.

    De todos modos si las editoras quieren mantener la posibilidad de aplicar precios regionales, pueden seguir haciéndolo por la puerta de atrás: sustituyendo las versiones multi-idioma por versiones uni-idioma localizadas para ese mercado concreto de menor renta.

    Editado por última vez 21 enero 2021 | 16:28