» AnaitGames » Artículo » Unknown Pleasures #3

Purgatorios

Unknown Pleasures #3

por AnaitGames, 13 de marzo de 2019 a las 17:00 - PC, PS4, XBO, Switch

Cada día se publican muchos juegos; mientras lees estas palabras están saliendo juegos, y no puedes hacer nada para evitarlo. Ante esta avalancha de píxeles, vóxeles y polígonos a la que nos enfrentamos a diario, solo queda hacer una cosa: abrir bien la mente, absorber tanta información como nos sea posible e intentar que no se nos escape ningún juego interesante, como pasa tantas veces. De eso va esta sección: de vez en cuando, agruparemos bajo este paraguas unos pocos juegos, recién salidos o aún por salir, con la esperanza de que alguno te llegue a ti, que lees esto, y puedas disfrutarlo y quererlo. Los mejores placeres son los que aún no conoces.

Minesweeper Genius

Fecha de lanzamiento: 12 de febrero
Disponible en: Xbox One | PlayStation 4 | Switch


Coger algo que conoces bien y darle una vuelta para convertirlo en otra cosa distinta es un ejercicio muy interesante y del que se puede aprender mucho. Algo así hace Minesweeper Genius con el clásico Buscaminas, el icónico pasatiempo que entró en millones de casas y puestos de trabajo gracias a ese Caballo de Troya llamado Windows: cogiendo algunas ideas básicas del Buscaminas, Minesweeper Genius propone una serie de puzzles en los que hay que mover a un personaje hasta la casilla de meta evitando las minas ocultas en el tablero.

Para darle un giro más al asunto, Minesweeper Genius introduce distintas casillas especiales que tienen varios efectos en el tablero, desde mover una fila o una columna en una dirección hasta lanzar a tu avatar varias casillas más allá; a menudo, esto tiene un efecto profundo en la composición del tablero, lo que te obliga a repensar la ruta que vas a seguir para no cruzarte con ninguna mina. De manera relativamente parecida a la de Picross, en Minesweeper Genius anticipamos las minas gracias a los números que hay en los dos ejes del tablero: si a una fila de 4 casillas le acompaña un 3, significa que solo una casilla está libre de minas, por ejemplo. Colocando banderines para marcar qué casillas creemos que tienen mina (otra mecánica muy reconocible del de Windows) vamos concretando el camino a seguir, pero no es hasta que movemos al personaje que no podemos estar seguros de si la solución es la correcta.

Entre pitos y flautas, lo cierto es que Minesweeper Genius acaba siendo bastante diferente al juego en el que se inspira; tanto que uno de sus selling points, el generador de niveles que promete una cantidad virtualmente infinita de retos aleatorios (en base a una serie de variables que puedes ajustar, y que en última instancia modifican la dificultad del nivel que te sale), acaba siendo también su talón de Aquiles: para esquivar el ensayo y error, que en realidad le quitaría la gracia al juego, los niveles que atravesamos en cada mundo también están generados al azar, y en realidad son solo una colección prefijada de pantallas con un ancho, un alto y unas casillas especiales predefinidas y en las que el caminito hasta la salida se crea aleatoriamente cada vez que reinicias la partida. No es una mala idea, pero lo que se acaba poniendo en cuestión es el propio interés del juego: fácil y sin mucha chicha, Minesweeper Genius queda en Switch algo escaso de sustancia, algo vacío de contenido, a pesar de que promete tener una cantidad ilimitada. Quizá sea el contexto: en un móvil (donde se publicó originalmente) quizá tenga un sentido como pasatiempo, cuando lo que le rodea son las apps de LinkedIn, Google Drive, Slack y tu banco. Cuando lo que tiene al lado es Super Mario Odyssey y Bayonetta 2 la cosa es muy distinta: nadie necesita distraerse de eso.

Super Crome


Fecha de lanzamiento: 19 de marzo (Early Access)
Disponible en: Steam


Aunque se agradece cuando un shmup es bonito, lo cierto es que llega un punto en el que los artificios casi te estorban; podrías jugar mejor, piensas, pero ese efecto de luz te ha distraído, o la vibración de la pantalla te ha confundido y te ha llevado irremediablemente hacia la bala culpable. Son excusas baratas, las más baratas que existen; son excusas imposibles en Super Crome, que, sin conformarse con ser feo o aséptico, sacrifica el maquillaje en favor de la claridad.

Y hace falta, además de encajar bien con ese bullet purgatory del subtítulo. Sumergiéndote en una negrura en la que solo destacáis tú y las hordas de enemigos que intentan hacerte papilla, el objetivo es hacer frente al ataque esquivando por el camino los patrones de balas que despliegan ante ti. Aunque parco, Super Crome tiene una identidad muy marcada que parece llevar toda la atención al diseño de los enemigos, imaginativo y variado, y al acto mismo de esquivar sus ataques, con una nave protagonista en la que la caja de impacto es tan explícita que casi le sobra el envoltorio.

Llega a Steam en acceso anticipado, todavía sin un «modo historia» que organice todo esto en cinco o seis niveles, como mandan los cánones del género y como anticipan sus responsables. De momento el objetivo del juego es competir a puntos con la comunidad, que para alguien que no sea muy aficionado a los shmups quizá es empezar la casa por el tejado; para quien sí lo sea, sin embargo, puede ser una oportunidad para ver cómo evoluciona y se pule un juego en el que ya se ven buenas ideas. Qué mejor purgatorio que uno hecho de patrones de balas.

Treasure Stack


Fecha de lanzamiento: 1 de marzo
Disponible en: Steam | Xbox One | PlayStation 4 | Switch


De vez en cuando se publica uno de esos juegos que hacen mucho énfasis en la competición cara a cara, en el calentar sofá con otra gente mientras echas unas partidas, y en los que es tentador pensar como, si no el nuevo Mario Kart (eso son palabras mayores), un nuevo TowerFall, por ejemplo. Es algo difícil de prever porque no depende casi ni del juego, sino de que los astros se alineen y la cosa cuaje. Treasure Stack podría ser uno de esos.

Mezcla de puzzles y plataformas, en Treasure Stack manejamos a un muñequito que corretea por el fondo de un tablero en el que caen diferentes piezas, principalmente cofres y llaves; usando un gancho, el muñequito las coge y las apila, como se puede deducir del título. Los montones de cofres de un mismo color se pueden eliminar colocando sobre ellos la llave que les corresponde; eliminándolos lanzas piezas basura a las pantallas de tus rivales, que pueden deshacerse de ella eliminando los cofres que hay a su alrededor.

Este tipo de fórmulas, fáciles de poner en práctica pero con suficiente profundidad como para que dominarlas lleve mucho tiempo, son ideales para un juego multijugador, en el que va bien perder el mínimo tiempo posible explicando cómo funcionan las cosas antes de ponerse a competir sintiendo que no te faltan demasiadas piezas como para, esforzándote un poco, poder ponerte al nivel de tus rivales. Treasure Stack mezcla eso con un pixel art muy agradable y un montón de desbloqueables (entre ellos, personajes de otros juegos independientes; otro ingrediente habitual en los multijugadores locales de éxito, curiosamente) que recompensan el seguir jugando un poco más. Puede que Treasure Stack no sea el próximo TowerFall, pero desde luego parece uno de esos que va bien tener cerca, por si hace falta apañar una tarde tonta.


¿Hay algún juego muy poco conocido que crees que encaja en esta sección? Escríbenos a pistas@anaitgames.com y háblanos de él.
Comparte este artículo:
Comentarios (1) Escribe el tuyo Ir ↓

Solo los usuarios registrados pueden comentar.

Loader
Arriba