Welcome to the future

Análisis de Trials Fusion

Análisis de Trials Fusion

Lo fácil habría sido diseñar unos cuantos niveles más, empaquetarlos con un nombre nuevo e ir haciendo caja. Íbamos a comprarlo igual, y nos quedaríamos satisfechos, muy posiblemente. Hay que reconocer el valor de RedLynx: Trials Fusion está lejos de ser un juego vago. La cantidad de novedades e ideas nuevas es sorprendente para una secuela que, ya digo, necesitaba mucho menos que esto para tenernos contentos, porque Trials es Trials y no necesita más que un poco de cuerda para tirar solo; para un juego que se define por sus Inferno, esos último niveles en los que la dificultad se dispara y que buscan forzar al jugador al máximo, el continuismo quizá esté descartado desde el principio.

El primer cambio es de ambientación: Trials avanza al futuro y se intenta justificar o enriquecer este cambio de época con una narración, que nos acompaña durante las partidas y que viene de la mano de dos inteligencias artificiales que quieren recordar a Portal 2 y acaban siendo felizmente olvidadas; a RedLynx le funciona que el juego sea tan fácil en sus primeras horas para intentar colarnos de forma indolora a estos dos personajes, inocuos solo hasta que el diseño de los niveles empieza a obligarnos a pulsar el botón de reinicio (que sigue estando en el botón Back para los hombres y en el botón B para los pusilánimes) y escuchar constantemente las mismas gracietas, las mismas líneas de diálogo, empieza a fatigar. Es ahí cuando toca desactivarlos, por el bien de nuestra salud mental; no perdemos nada.

El caso de Trials Fusion es complejo por muchas cosas como esta; pequeñas faltas a las que les puedes restar la suficiente importancia como para poder quedarte todavía con un arcade sólido y con una facilidad pasmosa para ser brillante cuando casi todos los demás tienen que esforzarse incluso para aspirar a igualar uno de sus momentos buenos. Que los hay, y muchos, a menudo rodeados o manchados por una serie de torpezas que no sus anteriores entregas no se habían permitido. Antes decía que el nivel de dificultad es bajo hasta cierto momento; la curva de dificultad, que en otros Trials estaba llevada con buen gusto y pocas concesiones al jugador (al fin y al cabo, Trials va de un piloto que doma una moto como el jugador doma el juego), aquí tiene altibajos que entorpecen el ritmo de nuestro progreso por los distintos bloques de niveles: cuando parece que la cosa va a despegar, nos plantan un bloque entero dedicado al quad, considerablemente más seguro y robusto que las motos y protagonista de algunos niveles muy buenos, aunque también bastante aburridos.

Cuando la cosa repunta y Trials empieza a ser todo lo Trials que uno espera (coincide con el momento en que desbloqueamos la Pit Viper, la moto más potente), no es difícil olvidar los pecados del pasado. Fusion apuesta mucho por el largo recorrido, y no es hasta que volvemos atrás y vamos a por los platinos y los desafíos adicionales de cada nivel que se demuestra todo lo que ha puesto RedLynx en este nuevo Trials. No es poco: sorprende la increíble creatividad con la que nos animan a explorar cada rincón de las pistas, una exploración limitada, claro, a cuánto podamos forzar el set de movimientos de que disponemos; acelerando, frenando, inclinando la moto y lanzándonos disparados, dejando muerto al piloto para que sea la magia del ragdoll la que se lo lleve de paseo, se nos abren rincones insospechados en todos los circuitos, decenas de secretos que van desde el easter egg más anecdótico hasta zonas nuevas que ponen a prueba nuestra habilidad para el bunny hop milimétrico.

Análisis de Trials FusionPorque Trials Fusion sigue teniendo ahí su carta más alta: la gestión de los pesos, el mantenimiento de la velocidad tras los saltos, el uso preciso del acelerador y el freno; la llama que surgió cuando se decidió crear un arcade que se apoyara al cien por cien en el control de las físicas sigue estando encendida aquí, y por eso molesta que en RedLynx parezcan valorarla menos de lo que deberían poniéndonos por el camino molestias que quieren distraernos de lo que realmente importa. Una adición más centrada, más coherente con la propuesta de Trials, es el sistema de piruetas, que nos permite hacer trucos con nuestro piloto usando el stick derecho, de nuevo controlando los pesos y la inercia para no acabar con los morros en una piedra por arte y magia de las físicas. No se tarda demasiado en comprender cómo funciona, y su uso no sale de los niveles específicamente pensados para hacer piruetas y completar los desafíos de algunos niveles; tampoco se tarda demasiado en querer evitar estos trucos: el desequilibrio entre lo que exigen de nosotros y la recompensa que nos ofrece su dominio es importante, y el reto añadido de luchar contra un impulso más en los niveles en que se nos pide, por ejemplo, terminar habiendo hecho el Superman un número determinado de veces es algo menos interesante que el de, por ejemplo, usar la bici, algo desaprovechada pero con más potencial que los meneítos de nuestro inerte protagonista.

Con una semanas ya de por medio, es una alegría ver que el modo Creación ha dado los frutos que RedLynx esperaba: la gente ya está haciendo y compartiendo niveles de todo tipo, demostrando una creatividad abrumadora y haciendo que Fusion sea tan infinito como queramos: tanto si nos decidimos por utilizar las herramientas que nos ofrecen como si nos decantamos por parasitar el trabajo duro de los demás y jugar a las pistas que otros usuarios hayan creado, aquí hay para rato; me parece más provechoso que el multijugador, por ejemplo: creo que Trials se disfruta más jugando a pasarse el mando, si queremos meter amigos en la ecuación.

Trials Fusion tiene la rara suerte de meter la pata y aun así salir ileso; como los motoristas que protagonizan el juego, RedLynx tiene el privilegio del botón de reinicio: cuando parece que está todo perdido, vuelven y nos demuestran que tenían cartas en la manga, que el pesimismo estaba injustificado. Es el Trials menos inmediato, el que más exige al jugador, y ya no solo por el reto que supongan los niveles y sus diseños infernales: la temática, la innecesaria narración, las adiciones que molestan más de lo que aportan; han abarcado sorprendentemente más de lo habitual, cuando nos tenían acostumbrados a ser más de apretar con firmeza. Se le perdona a medias. [7]

  1. Panteroxid

    Ha sido mi primer trials y los últimos niveles ya me costaban bastante, esto quiere decir que si juego a uno anterior no voy a pasar ni del tutorial?

  2. ChicoZ

    @pantera_rox

    Este es un trials para dummies(aunque luego se pone jodido como cualquier otro e incluso en las fáciles hay reto si lo buscas). Para mi hasta algo más de la mitad ha sido un aburrimiento importante y ese el motivo por el que se me han quitado las ganas de jugar, he llegado hasta el último mundo y se ha ido a la caja, ha sido como un gatillazo de juego después de jugar a todos los anteriores.

    La parte buena es que ahora si vas a cualquier otro Trials te parecerá genial, Fusion es un desastre a la hora de nivelar la progresión y un espanto en el diseño de niveles hasta llegar a las últimas zonas(no solo por dificultad sino por variedad de situaciones y minijuegos), hasta artísticamente es un despropósito, yo no se que pasaba por la cabeza de estas personas mientras diseñaban Fusion.

  3. Turron

    Hola,

    Me ha gustado el análisis. Coincido en muchas cosas. También es mi primer Trials. Yo no soy un jugador experto (sí en años que llevo jugando pero no en tener la macro habilidad jugando), y me gusta el juego pero la parte final me parece tremenda. El último mundo dudo que me lo pueda pasar. Ahora estoy yendo mundo por mundo para los platinos y estoy sudando sangre.

    Me parece muy admirable la imaginación con la que está hecha cada pista, es increíble.

    Mención especial al editor de pistas. Es tremendo cómo todos los días hay muchísimas pistas nuevas y la gente se lo está currando que no veas.

    A mí y a varios amigos nos engancha a tope. Es el típico juego que cuando fallas te dan ganas de tirar el mando, levantarte, coger la pantalla y estamparla en el suelo, pero….no puedes parar de darle al botón para reiniciar la fase.

    Un saludo.

  4. Víctor Martínez

    @pantera_rox
    Los otros tienen mejor pensada la curva de dificultad; en este pega un salto de pronto y se vuelve muy jodido, pero los otros van haciéndose difíciles más poco a poco. Desde luego no tienen ese bajón del quad, que es para matarlos. Todos los Trials son muy recomendables, pero este es el único que puede llegar a ser prescindible.

  5. Santi F.C.

    ¿A vosotros no os pasa que -sobre todo en las pistas difíciles- vas apretando muy fuerte el mando hasta que llega un momento que te das cuenta de que tienes las manos y la espalda girada?

    A mí éste juego me hace sudar.

    A mí no me ha gustado la ambientación futurista, los paisajes «terrenales» de las versiones anteriores me parecían más divertidos, aunque entiendo que hayan escogido el futuro para poder parecer un poco más diferente, a mí me hubiera gustado escenarios ambientados en películas/escenas de películas o alguna cosa más original.

  6. Turron

    La curva de dificultad si es demasiado pronunciada, pasas de casi un paseo a…¿pero esto qué es? El quad es verdad que no vale para nada, sólo en un mundo y es muy fácil todo con él.

    Ya digo que es el primer Trials que juego y me gusta y engancha.

    Por cierto, creo que es un juego que gusta ver. Yo a veces estoy en la PS4, pongo lo de los streamings y me quedo embobado viendo a los profesionales jugar.

  7. Víctor Martínez

    @rafainaction
    Bueno, claro, eso ayuda; seguro que lo del vídeo no lo hiciste a la primera, en todo caso xd

  8. Javator

    Yo tengo el de PS4, es mi primer Trials y me gusta bastante.
    Incluso me curré una pista, que me llevó su tiempo y luego la cagué con los tiempos para las medallas (se me paso determinarlos antes de subirlo y los puso por defecto) 🙁
    https://www.youtube.com/watch?v=avPlDh42miM

  9. Javator

    @rafainaction
    gracias hombre

  10. Gury

    Tócate los huevos con las ganas que tenia de que saliera Trials en Ps3 para hacerme con uno y resulta que no es de los mejores,aun así si nunca has jugado a un Trials lo recomendais.

  11. Harukiya

    Me jugaría mi tiempo en Inferno IV a que en PS3 no ha salido este juego.

    PD: Vaya toalla Potter.

    PD2: Y aprovecho la ocasión!! Todo el que tenga este juego en 360 que me agregue porfa, que sólo tengo 1 amigo para mirar tiempos y no está a la altura xd

    HARUKIYA 23

  12. Mominito

    El primero también carece de dificultad hasta pasada la mitad del juego. Lo que pasa que solo nos acordamos de lo jodidísimo que era la recta final.

  13. molekiller

    @oberkom
    yo directamente acabo con tortícolis, dolor de manos y dolor de espalda después de una sesión de pistas extremas… Sólo me ha pasado con los trials, pero con todos me ha pasado, no sé relajarme jugando esta mierda xD

  14. Turron

    @gury Yo es el primer Trials que juego y lo recomiendo al máximo. A mi me entretiene mucho. Es una droga.

    Un saludo.

  15. ChicoZ

    @rafainaction

    Las quejas de la curva de dificultad no son porque pase a ser muy difícil sino porque te hace comerte como 7 mundos que son una mierda hasta llegar a uno decente.

    Más de medio juego es una pérdida de tiempo y un aburrimiento.

  16. Harukiya

    Zombie. En este juego no se pierde el tiempo hasta que no eres primero del mundo. Si tan fáciles son las primeras por que eres el 37.000?

  17. VaciadoMortal

    Efectivamente insufrible el cambio de ambientación, aunque no tanto como el HORROR perpetrado en la versión para móviles (cuyo nombre ni siquiera recuerdo).

    Por lo demás es Trials y Trials siempre está bien.

  18. ChicoZ

    @rafainaction

    Sin duda, y no he puesto que además son feas de cojones para no pasarme.

  19. ChicoZ

    @rafainaction

    Despues de Trials 2, HD y Evolution no hay mucho gusto que debatir, el cabrón es feo feo xD.

  20. Gury

    @turron,gracias y perdón por la tardanza estaba sin internet.