El Gran Hotel Boodapest

Análisis de Luigi’s Mansion 3

Análisis de Luigi's Mansion 3

De las no pocas felices casualidades que los videojuegos, ese Salvaje Oeste, nos ha dado en estos no tantos años que llevamos disfrutando de ellos, mi favorita es Luigi. Luigi como personaje; Luigi como player 2; Luigi como versión alternativa e indisociable de su hermano Mario; Luigi como estilo de vida. Pensar en verde le ha servido a Nintendo en más de una ocasión para insuflarle un plus impagable de vida a sus catálogos, creando RPGs que giran alrededor de las inseguridades y los anhelos y los miedos de Luigi o usándolo como excusa para salirse de los márgenes del plataformeo para todos los públicos que se autoimponen en determinados juegos. Luigi es Amor. Para la gente buena, todos los años son el Año de Luigi.

Fue precisamente el Año de Luigi, 2013 (técnicamente, los doce meses comprendidos entre el 19 de marzo de 2013 y el de 2014; el calendario del Reino Champiñón funciona de otra forma), el que sorprendió con Luigi’s Mansion 2, improbable secuela de uno de los juegos de lanzamiento de GameCube doce años antes. Desarrollado por Next Level Games —un estudio todavía hoy de perfil bajo pero que lleva trabajando para Nintendo desde los años de GameCube—, esta secuela multiplicaba el número de mansiones y conseguía construir alrededor de las mecánicas del original sin desvirtuar su espíritu; más troceado, con una estructura más rígida, lo que perdía en pureza (Luigi’s Mansion es un juego muy puro; uno de esos que salen solo una vez cada tantos años) lo ganaba en creatividad, en simple capacidad para sorprender y divertir potenciando la parte más slapstick de la fórmula, dotando a los fantasmas de personalidades fuertes y haciendo que las reacciones del propio Luigi fueran recompensa y motivo de deleite.

Personalmente, Luigi’s Mansion 3 no me parece una secuela menos improbable, a pesar de que esta vez hayan pasado seis y no doce años entre una dosis y otra y de que la anterior entrega moviera, en Nintendo 3DS, una cantidad de copias que demuestra un interés evidente en la serie. Si Luigi’s Mansion 2 expandía la fórmula a lo ancho, esta tercera parte opta, de manera muy inteligente, por ampliar a lo alto; es un primer acierto que sirve de base para uno de los juegos más refrescantes del año, en donde se combinan la tactilidad de un juguete con la inteligencia y la capacidad para sorprender de los mejores diseños del universo Mario.


Ambientar el juego en un hotel de quince (diecisiete, contando los dos sótanos) alturas le sirve a Next Level Games para apilar casi —con énfasis en el casi— quince juegos distintos, quince continuaciones del Luigi’s Mansion original, uno encima del otro, dándole a las pocas acciones básicas de que dispone Luigi gracias al Succionaentes, la herramienta alrededor de la que se construyen todos los puzzles y desafíos del juego. Mitad linterna, mitad aspiradora, el Succionaentes sigue siendo el ingrediente básico de Luigi’s Mansion 3, y en él se combinan la parte más caótica y libre del juego (con todos esos pequeños elementos que vuelan por los aires cuando, en busca de dinero o secretos o por pura diversión, repasas habitación tras habitación con la aspiradora: sillas, toallas, ropa, trofeos, fruta, pan, palomitas, papel higiénico…) con la resolución más reglada y rígida de los rompecabezas que se encuentran por todo el hotel, en muchos casos ocultos o integrados en su propia arquitectura, esperando a ser encontrados por el jugador atento. Cada planta tiene una ambientación diferente que limita también el tipo de desafíos o mecanismos que se encuentran en ella: está la recepción y las habitaciones y la tienda, pero a medida que asciendes por el hotel encuentras extravagancias mayores, desde una suerte de bar pirata hasta un plató de cine o un desierto con su arena y con su pirámide llena de trampas.

Esta estructura clara y predecible —Luigi alcanza tal piso; hay un fantasma específico, el jefe final de turno, que guarda el botón que da acceso al piso siguiente; Luigi derrota al fantasma, recupera el botón y sube al piso siguiente— justifica la naturaleza más compacta y legible de cada piso individual y ayuda a ordenar el progreso, siempre abierto al backtracking y nunca necesitado de «misiones» o divisiones tan explícitas como en Luigi’s Mansion 2; la misma botonera del ascensor te permite saber de un vistazo cuál debería ser tu próximo objetivo y cuánto te falta hasta llegar al final. (Recomendable, apunte personal, desactivar tan pronto como sea posible las ayudas del Profesor Fesor desde el menú de opciones; es infernalmente pesado y en la inmensa mayoría de casos su ayuda es por completo redundante e innecesaria.)

Puesta a un lado la preocupación de adónde hay que ir, Luigi’s Mansion 3 se permite el lujo de hacer que cada planta del hotel tenga una serie de interacciones propias, unos usos concretos de las mecánicas del juego y un desarrollo general que con frecuencia no se conforma con hacer lo mismo pero con otra ambientación, sino que explora sus propios límites con un inconformismo y un gusto por la experimentación (siempre dentro de unos límites, por lo demás; estamos hablando de un juego de Nintendo) sorprendentes. Después de unas primeras horas sólidas pero conservadoras, el juego te acostumbra a cambios de tercio frecuentes y formidables: una planta casi parece un guiño a las aventuras gráficas de antaño mientras que otro sacrifica cualquier progresión en favor de una set piece gigantesca en la que te enfrentas contra un jefe final; otra zona del hotel puede parecer extrañamente vacía hasta que, más adelante, descubres la clave que te lleva al momento eureka que lo abre todo. Es una forma de diseñar generosa en ideas y que es consciente de que esa generosidad es su punto fuerte; ni insiste ni fuerza al jugador, hasta el punto de que varias ideas interesantes pero sin demasiado recorrido se presentan y se agotan en cuestión de minutos: algunas dan lugar a momentos muy interesantes, por lo demás, y en ningún momento, pequeñas, medianas o grandes, se resigna el juego a no introducir ideas nuevas.

Análisis de Luigi's Mansion 3

Si tuviera que ponerle pegas a Luigi’s Mansion 3 (un juego que, ya digo, me ha hecho disfrutar de una forma intensísima; me ha provocado alegría y risa), quizá se toma demasiado en serio su ambición de ser para todos los públicos, y ni hace grandes esfuerzos por ser desafiante en los combates, a pesar de que la dinámica de sorprender y aspirar a los fantasmas, ese tira y afloja genial que ya estaba presente en el original, sigue siendo tan interesante como en su día; alguna nueva mecánica, como la suerte de salto que es más bien un impulso hacia arriba, se utiliza muy poco, aunque cuando se usa, se usa bien. Especial mención a un momento en la planta 14 que podría ser resumen de todo lo bueno de Luigi’s Mansion 3: mezcla el guiño con el puzzle con el uso inteligente de las mecánicas principales del juego, incluido a Gomiluigi, del que me doy cuenta de que no he hablado hasta ahora. Uno de los motivos es que su presencia es mucho más natural de lo que parece antes de empezar el juego; además de ser el avatar de un segundo jugador en el modo cooperativo, en solitario se le «invoca» pulsando el stick derecho y puedes alternar entre personajes a placer, a veces para acceder a sitios concretos (Gomiluigi puede colarse por sumideros, entrar por cañerías o atravesar verjas o barrotes; si hay hueco, Gomiluigi entra) y otras para soplar, aspirar o tirar de la cuerda a dobles, cuando la situación lo requiere. Uno de mis mayores miedos era que los momentos en los que hay que usar a Gomiluigi, que no son opcionales sino que forman parte de la historia y los puzzles principales, fueran demasiado difíciles jugando a solas; lo cierto es que el juego está perfectamente pensado para este uso solitario, y aunque es evidente que la manera ideal de enfrentarse a algunos retos es a dobles casi nunca parece forzado lo de llevar dos personajes a la vez. (Ese «casi» es por un combate contra un jefe, uno de los últimos, en el que sí vi claro que jugando con alguien la situación habría sido más fluida, más interesante y más divertida.)

Otra pega podría tener que ver con la manera un poco olvidable que tiene de terminar; más allá del guiño, muy tierno, he echado en falta alguna cosa más que hacer en Luigi’s Mansion 3, no tanto por el tiempo que le he dedicado al juego (cerca de catorce horas, todas ellas provechosas y aprovechadas) como por las ganas de ver qué más se puede hacer con esto de la aspiradora y la linterna, porque está claro que es mucho más de lo que yo imaginaba. Algo de eso hay en la Torre de los desafíos, el modo que, junto con Luigi contra Luigi —ninguna relación, en principio, con la canción de Mecano—, completa la porción multijugador; mal ajustado para el juego individual (o bien ajustado, mejor dicho, para el multijugador, que es lo que importa), los desafíos de estas torres generadas procedimentalmente ponen más énfasis en el combate o en la recolección de dinero, dejando las partes más creativas y sorprendentes, las que más interesantes me parecen en el juego principal y también las que más dependen de un diseño manual y meticuloso, en un necesario segundo plano. Dejando a un lado los extras, Luigi’s Mansion 3 es uno de los juegos con los que mejor me lo he pasado este año; un pasármelo bien blanco y sin dobleces, puro y explícito, que se apoya además sobre un diseño magnífico, una estructura brillante y una colección de mecánicas inimitables y que mantienen intacto su potencial para generar tanto deleite caótico como rompecabezas que invitan a usar bien el coco. Un pasármelo bien muy de Nintendo: neutro, simple, inofensivo o incluso inane, impagable e imprescindible si sintonizas con la propuesta o si te pilla en el momento adecuado. Lo contrario o justo exactamente lo mismo que un susto. [9]

Análisis de Luigi's Mansion 3

  1. Cogabunga (Baneado)

    Es mejor que el ultimo yoshi?

  2. Bertt

    Las terceras partes siempre fueron buenas.

  3. Howard Moon

    Ojalá una ucronía donde las consolas nunca hubieran existido y poder leer un articulo tan bello sobre el Planescape Torment, alguno de alta estrategia o cualquier otra joya pecera. Que bien escribe este muchacho.

    Me alegro por los amigos nintenderos de esta casa…bueno, por 3 o 4, que la mayoría son infumables! XD

  4. Evon

    «Grán Hotel Boodapest», que le suban el sueldo a este hombre

  5. sauron

    Me ha encantado el análisis y hasta me has sacado una carcajada (ese ninguna relación, en principio, con la canción de Mecano) y le tengo ganísimas al juego. Me gustó un montón el 2 y este parece un más y mejor en todos los aspectos.

  6. SavageSteak

    Ganazas de que llegue el jueves para ir a pillarlo.

  7. landman

    «Si no he jugado al 2, no juego al 3». Y aquí rompo mis principios, pq no voy a jugar al 2 en portátil y este no me lo pierdo por nada xD

  8. serxi

    @evon
    El 2 estaba lleno de juegos de palabras con «boo»: aboosón, emboostero, boorócrata, boorrico… por favor, @chiconuclear, dime que no han quitado eso.

  9. codenar

    ¡Estupendo análisis!. Me lo has vendido a tope, lo apunto para mi infinita wishlist.

  10. Jamelín

    @berto dijo:
    Las terceras partes siempre fueron buenas.

    Como las 3shempio de ZZ

  11. Víctor Martínez

    @serxi
    Confirmo que los hay.

  12. Víctor Martínez

    @telvanni
    Te gustará saber que estoy escribiendo un libro entero sobre rol.

  13. molekiller

    Mientras esté el Profesor Fesor (best name ever) ya me vale.

  14. itenni

    @chiconuclear @serxi Nintendo España hace poco hacía marketing the Luigi’s Mansion 3 con los chistes de Boo: https://twitter.com/NintendoES/status/1186681149420118017

  15. Joker73R

    Las ganas de probarlo las has dejado por las nubes. Ahora tendrá que caer el día de salida sí o sí.

  16. cgv89_

    Joder, ¿soy el unico que ha buscado «inane»?

    Eres un grande Víctor

  17. Oldsnake

    Ese Luigi’s Mansion 2 fue el que me vendió la 3DS , lo disfruté como un niño; y salté de alegría al recuperar el primero de la serie que apenas y probé en su día. Ni que decir lo mucho que espero éste.

  18. Jenial01

    @cogabunga
    con un 9 tiene que serlo, el Yoshi resulto un paseo, muy bonito estéticamente, pero demasiado fácil para mi gusto.

    saludos!

  19. Gury

    THIS IS A VERY IMPORTANT GAME!!

  20. IndiAlien

    Es el primer juego que reservo desde hace siglos. El jueves estoy en la Fnac para pillarlo y encima empiezo vacaciones.

  21. DarkCoolEdge

    Muchas ganas de que llegue el jueves. Además de terminar muy pronto de trabajar me voy a quedar sólo todo el finde ^_^. Maratón de Luigi en el horizonte.

  22. Boraj

    La magia de Nintendo.

  23. Pushsina

    A a a a a a a Lu_g_ n_ m_ d_sact_v_s yapoy_p_sucus_c_.

  24. FranStark

    Bien, bien, BIEN!! Que ganas tenía de que este juego saliera con esa magia. Aunque tengo que reconocer que esta vez no me he esperado a ver el análisis, de forma poco habitual en mí ya lo tenía reservado desde hace unos días 😳

  25. Cogabunga (Baneado)

    @jenial01
    Yoshi tiene un 10…por eso lo preguntaba, si es del estilo mas que nada

  26. Mikewan

    @jenial01 dijo:
    @cogabunga
    con un 9 tiene que serlo, el Yoshi resulto un paseo, muy bonito estéticamente, pero demasiado fácil para mi gusto.

    saludos!

    A mi es lo que no me termina de convencer de estos juegos, me gustaría más dificultad. Incluso el Mario Odissey lo empece muy bien, pero poco a poco fui jugandolo en plan automático, asi que lo deje por aburrimiento.

    Pero bueno, supongo que es como en el caso de Sekiro, que al final los desarrolladores pueden elegir en que dificultad esta su juego y no es obligatorio un selector de dificultad.

  27. CapitanAndor

    Joder Victor, me lo acabas de vender, estaba intentando contenerme para esperar a ver las reviews de Jedi Fallen Order y Death Stranding, ahora ya no puedo esperar 😱

  28. Phazonglaux

    Vaya pintaza que tiene este Luigi’s Mansion. Me uno sin reservas a la reivindicación de Luigi como estilo de vida.

  29. Cogabunga (Baneado)

    @mikewan
    Por eso estaria bien saber si es mejor juego o es otro paseo tontorron de esos que hace nintendo. De momento por nota es peor..

  30. sauron

    @cogabunga no tiene ningún sentido la conclusión a la que llegas xD

  31. Cogabunga (Baneado)

    @sauron
    Lo decia mas que nada por el comentario demas arriba sobre la nota de otro usuario, yo no he llegado a ninguna conclusion

  32. Howard Moon

    @chiconuclear
    Me alegra y mucho. No suele haber material de calidad sobre el tema en nuestro idioma y viniendo de ti eso está por descontado…aunque alguna que otra vez me habría gustado darte un coscorrón. XD
    Espero que cuando lo publiques mi pobre Argentina esté algo recuprada de 4 años de primavera neoliberal, que nos dejó con el culo al aire en medio de una devastación digna de un Fallout, y no tenga que priorizar el leerte o comprar arroz. XD

  33. sauron

    @cogabunga dijo:
    @sauron
    Lo decia mas que nada por el comentario demas arriba sobre la nota de otro usuario, yo no he llegado a ninguna conclusion

    Emmm, ¿qué?

  34. Ronso

    Llevo un par de horas y si bien jugablemente me parece una evolución algo conservadora del Dark Moon -algo bueno, ya que era un juegazo-, desde el punto de vista audiovisual ha dado un salto impresionante, hasta el punto de que fácilmente se mete en el top 3 de la consola. Está todo tal pulido, tan bien acabado, que no parece un juego de esta época, en la que estamos acostumbrados a hacer de testers…
    Obligatorio.

  35. Diego.

    ¡Que buen análisis! ¡Que gran juego!

  36. ww1942

    @cogabunga
    Es mejor que casi cualquier juego de Switch… Para mí, top 3 junto con el Zelda y Mario Odyssey.