Análisis doble: Big Bang Mini y Nervous Brickdown

enc-bigbangmini-nervousVoy a ser sincero: hace dos meses no sabía nada de Big Bang Mini. Me enteré de casualidad en NeoGAF, donde fue mencionado de pasada en un hilo cualquiera. Y poco después me tropecé con un análisis en Eurogamer, que llamó mi atención tanto por su alta nota como por la pobre redacción. Una vez aliviado el escozor de mis córneas busqué incansablemente más información de ese juego que tanto había gustado al iletrado (y muy probablemente feo) redactor de nuestra web prima.Y esto es lo que encontré: Big Bang Mini es el último juego de Arkedo, un pequeño estudio francés que se dedica en exclusiva a juegos de DS. Cuando digo pequeño quiero decir que tiene cuatro miembros, o lo que es lo mismo el 2% de la plantilla actual de Anait Ltd. Su productividad debe de ser muy superior a la nuestra, porque en dos años y pico han publicado dos juegos para la portátil del Nuevo Imperio Galáctico de Iwata. Uno, obviamente, es éste Big Bang Mini. El otro, publicado por Eidos en el lejano 2007, es Nervous Brickdown.pow_002Por supuesto, de un estudio tan pequeñito uno no espera grandes valores de producción o un ambicioso apartado técnico y ellos, que serán gabachos pero no tontos, se contentan con remixear fórmulas tradicionales adaptadas a la DS. Big Bang Mini se aleja un poquito (muy poquito) de los chúters tradicionales, pero Nervous Brickdown es una revisión de Arkanoid. Yo creía sinceramente que la fórmula había llegado a la cima cuando alguien decidió usar fotografías de Aria Giovanni como fondo, pero al parecer Arkedo aún tenía algo que decir.Lo que hace interesante a Nervous Brickdown es la variedad. Y tenemos que tener en cuenta, cómo no, que ‘Arkanoid’ y ‘variedad’ no suelen ir en la misma frase sin la compañía de un ‘ninguna’. Verás: el juego está dividido en un puñado de mundos de temática, visual y sonora, distinta. Como en los viejos tiempos, cuando tenías que pasar una fase de fuego, una de hielo y una submarina aunque estuvieras escribiendo en el WordPerfect. Aún mejor, cada mundo introduce un nuevo y pequeño juego de reglas de distinto tipo: habilidades para tu palo, requisitos para pasar los niveles, la aparición de nuevos tipos de bloque o enemigo… cosas sutiles que evitan el cansancio. En mi humilde opinión podrían haberse ahorrado todo esto con tres o cuatro fotos de Freeones, pero allá ellos y su ‘integridad artística’. Falta de olfato lo llamamos aquí donde yo vivo, en Ganadorlandia.Con Big Bang Mini han hecho lo mismo por los shmups epilépticos de toda la vida, con dos salvedades. Una, que han rebajado el número y la agresividad de los enemigos (y los proyectiles), y dos, que lo han hecho porque disparas, y mueves tu nave, con el stylus. Y no puedes hacer ambas cosas a la vez ((Si eres hombre no podrías aunque quisieras, así que ignora ese punto.)). Así que si lo que esperas es una especie de Ikaruga te sentirás profundamente decepcionado, porque esto es algo más relajado, más casual en el sentido de la palabra que identifica a un juego accesible para todos y sencillo de manejar. Con Brickdown comparte esas pequeñas variaciones tan simples pero entretenidas, y un espíritu tan sencillo, colorido y fardón que tus únicas armas son fuegos artificiales. Así de inofensivo es.bigbangmini-image2537Esto arrastra algunas limitaciones. Primero, una preocupante falta de personalidad. Ciertos juegos, no importa cómo, dejan momentos y escenas puntuales grabadas a fuego en tu memoria, como la peculiar estructura de un texto de Ed. Otros, y es el caso de los juegos de Arkedo, dejan imágenes borrosas e inconexas. Sales del trance y no reconoces la habitación, tienes puestos unos calzoncillos que no son tuyos en la cabeza como si fueras Spiderman y te das cuenta de que se ha hecho de noche, pero no acabas de recordar qué has estado haciendo las últimas tres horas. Dentro de un par de meses algún fan me preguntará por la calle que qué opino del Nervous Brickdown, y yo no tendré ni idea de lo que me habla y le lanzaré el móvil a la cabeza, por inoportuno y friqui.Pero ahí está también su mejor virtud. Ambos son tan livianos que perderás horas sin darte cuenta, jugando y rejugando fases de las que no almacenas ningún recuerdo. Como un Tetris más bonito y un poco menos glorioso. Eso por no hablar de tus credenciales indie: ¿un juego desarrollado por cuatro franceses? Esas Converse honoríficas con motivos de Death Cab for Cutie son prácticamente tuyas. Y ambos juegos son baratos, si los encuentras y no los pirateas. O piratéalos y afronta la ira de González-Sinde si quieres morir, o lo que quieras, Anait no emite juicios de valor porque carecemos de ellos.En fin, así son las cosas y así te las hemos contado, y eres tú el que decide ahora si merecen la pena. Yo les doy un 7 a cada uno porque la comida estaba bastante buena y fue muy atenta, pero se veía que estaba mazo celosa de Elena y fue así como muy incómodo todo.Nota: 7
Usuario
  1. Pep Sànchez

    Brillante texto, sí señor. Me ha gustado tanto, de hecho, que prometo aprenderme de verdad y de una vez una vez tu nick. Y recordarlo durante más de 5 minutos, se entiende.

    Los juegos me los apunto para cuando consiga una DSi.

    Y sí es cierto que ese tal Serna no parece trigo limpio. Suena como el típico que va por los foros pensando que siempre tiene razón.

  2. Reshi

    Me ha gustado mucho este analisis. Eso si, subirle un poco mas la nota no estaria mal. Ya lo probaré.

    Un 2 – 6… Testimu Barça ^^

  3. sauron

    Dos tapados de DS que dan mucho mucho vicio. Me encanta que todavia sigan saliendo juegos de este tipo, a ver que tal está el siguiente! Y yo creo que, al menos el Big Bang Mini se merece un 8 eh? ^^

  4. Letras

    Nene, un poco tarde ya no???

    Sí, desde luego no son lanzamientos de rabiosa actualidad. Pero a mí siempre me han gustado estos análisis libres de hype y prisas, así que…

    Lo de subir el numerito del final es razonable, pero sabéis que es algo muy personal. De hecho las notas numéricas son una reducción un tanto injusta para mí y no me gustan un pimiento, cosa que no dejaré de mencionar siempre que pueda. En cualquier caso ambos me parecen un poco escasos (de carisma o personalidad) para merecer más de un notable. Sólo espero que haya quedado claro que son buenos juegos.

    Y sí es cierto que ese tal Serna no parece trigo limpio. Suena como el típico que va por los foros pensando que siempre tiene razón.

    Ya. Vaya mongoloide.

  5. Radical Ed

    Todavía está por escribir el análisis que no se refiera a mí de un modo u otro.

  6. tocapelotas

    @Radical Ed

    En Anait «the love is in the air».

    Hola Ed. A mi me parece muy bien que te tengas que ganar la vida con cosas más serias, faltaría mas, pero aquí tienes un cupo de fans a los que saciar con tus tremendos artículos.

    Queremos más artículos de Radical Ed, por favor.

  7. Lloyd816

    @Radical Ed

    Y eso te gusta

  8. rojovelasco

    Yo te doy un 8 por que no me gusta la ensalada pero fue raro cuando te pusiste los calzoncillos en la cabeza :D