Road to Desarrollador_Es: Pyro Studios

road to desarrollador es  pyro studiosComo ya sabréis los que estéis siguiendo las noticias de los premios, hablar de Pyro es como hablar de la compañía española más conocida fuera de nuestras fronteras (demostrado), y dentro de nuestras fronteras (demostrado también). Todo es culpa del éxito de Commandos, el que empezó lo que yo llamaría «nueva era de videojuegos españoles». Sí, porque hasta entonces cualquier juego español tenía un algo que te permitía rápidamente reconocerlo como «de aquí», en cambio Commandos te dicen que es americano, inglés, alemán o japonés (bueno, esto es más difícil), y te lo crees. Y no fue mala táctica, porque vendió lo indecible, y hasta apareció una «expansión».Y ahí vino el primer momento de parón. Entre Commandos 1 y 2 se tiraron muchísimo tiempo, pero ciertamente el resultado valió la pena. Un juego colosal, te guste o no, que dejaba al primero en pañales. Y se fue Gonzo, y sin él la empresa se convirtió en otra cosa, más grande, más profesional… y con menos inspiración. En el camino se cayó «Heart of Stone», un juego que parecía tener una pinta bestial, y del que nunca se supo más.
road to desarrollador es  pyro studios
Tras los dos Commandos (y sus versiones para Xbox y PS2, cayendose por el camino las de PSX y DC), vino Praetorians, un título dirigido por Javier Arevalo (jare) que según él tomaba de base Age of Empires, pero que a mi me recordaba bastante a la saga Total War o Imperivm.
road to desarrollador es  pyro studios
Luego vino Commandos 3, que no estaba nada mal, aunque perdía algo de frescura al lado de Commandos 2, y los ya conocidos Imperial Glory y Commandos: Strike Force.Así que, esperamos con impaciencia ver que son capaces de hacer en esta nueva generación.Opa Opa forever!
Usuario
  1. Ikael

    Bueno, bueno, yo sólo les pido que se dejen de rayar con la segunda guerra mundial. No sé, algo de variedad y originalidad señores. Lo del comandos strikeforce me ha parecido ya bastante… en fin, un FPS de la segunda guerra mundial hecho en España y con un par de giros en la jugabilidad, justo lo que necesitba el mundo… no sé. Eso sí, son la gente más profesional de nuestro panorama, que duda cabe.