Girava il mondo come sempre

Super Mario 3D World + Bowser’s Fury

El aplaudido Mario de Wii U salta a Switch con novedades y cambios que no desmerecen (y que en ocasiones realzan) sus numerosos méritos.

Ya sabes la historia: te saltaste Wii U porque estabas a otras cosas (con o sin razón; ahí no me meto) y de paso te perdiste algunos de los mejores juegos que ha desarrollado Nintendo en toda su historia. No fue un caso aislado; Wii U vendió poco más de un 10% de lo que había vendido Wii, un batacazo inesperado que hizo que todos esos juegos hicieran menos ruido del que sin duda merecían. Sería obsceno decir que vendieron poco: Mario Kart 8 superó los ocho millones de copias vendidas en Wii U; New Super Mario Bros. U casi llegó a los seis millones; incluso una rareza como Splatoon estuvo cerca de los cinco millones. Pero en términos relativos sí quedaron por debajo de su potencial, o de lo que se esperaba de ellos: tras su salto a Switch, Mario Kart 8 ha vendido casi 30 millones de copias; New Super Mario Bros. U, más de ocho; Splatoon 2, más de once.

Super Mario 3D World fue el segundo juego más vendido de Wii U, con casi seis millones de copias, pero aun así no se ha podido deshacer del nubarrón negro que persigue a tantos juegos de esa consola: es como si nadie los hubiera jugado. Y aunque no es así (seguramente los juegos de Nintendo de una consola que fracasó hayan sido jugados por más gente que la inmensa mayoría de lanzamientos de esos años; todo es relativo), el público masivo al que ha conseguido llegar Switch es suficientemente diferente como para que sea común ver comentarios de personas que no tuvieron Wii U y que están descubriendo ahora algunos de sus mejores juegos con los socorridos ports que Nintendo va lanzando. Mucha gente, en fin, va a descubrir ahora uno de los Marios más redondos de todos los tiempos. Sé que es una posición delicada. El hype os da fuerzas pero os expone a la decepción. Descubrir que Super Mario 3D World «está sobrevalorado» sería un mazazo que no os podéis permitir. No en 2021.

Me gustaría ofrecer un mensaje tranquilizador: no es tan bueno como se dice: es mejor.

Por circunstancias ajenas al alcance de este humilde artículo, da la casualidad de que repasé el original de Wii U entre los últimos días de 2020 y los primeros de 2021. Fue una partida relajada y que no buscaba más que matar algunos ratos en un lugar seguro, pero acabó solapándose con la de la nueva versión para Switch, que además viene con un añadido, Bowser’s Fury, con suficiente entidad como para colarse en el título. Con el de Wii U reafirmé lo que creía (que es uno de los mejores de su consola) y volví a encontrar sorprendente el diseño de niveles, la eficacia con la que se coloca cada power up, la suavísima forma en que el juego te recibe en los primeros mundos y luego va dando pasitos, mostrándote ideas y situaciones que te van preparando sin que tú lo sepas para lo que está por venir; siempre justo y siempre generoso, Super Mario 3D World no solo ofrece un reto que superar sino muchos momentos de calma chicha, miradores desde los que otear el nivel, praderas en las que correr detrás de los conejos: el salto entre él y Super Mario 3D Land, su antecesor para Nintendo 3DS, es mayor de lo que se podría imaginar, y aunque una parte del mérito se puede medir (el diseño de niveles casi podría representarse con una fórmula) hay otra que es inasible, abstracta, sensorial. La música, el diseño visual, los juegos de cámara; merece la pena experimentarlo en primera persona. ¡Y qué lentos son los personajes!

La diferencia de velocidad en el movimiento de Mario y compañía en la versión para Switch no es algo que haga falta medir frame a frame: es notable a simple vista, desde el primer nivel, casi desde la primera explanada que pisas. Me resultó sorprendente ver este cambio tan profundo en un juego tan diseñado para una velocidad específica, pero funciona: nada se ha roto en los niveles originales, y el plus de agilidad le va muy bien, incluso con las alteraciones que necesariamente introduce en algunos puntos (como en los postes de final de nivel: es un poco más fácil llegar hasta arriba incluso sin el disfraz de gato).

A pesar de esta modificación tan pintoresca (lo suficiente como para que Nintendo las mencione en su web oficial: «Todos los personajes son más rápidos y pueden escalar un poco más después de transformarse con una supercampana. ¡Las plataformas nunca han sido más trepidantes!»), en general el juego es el mismo que en Wii U, y eso son buenas noticias: sigue siendo ese mismo plataformas exquisito en el que todas las piezas encajan a la perfección, en el que cada elemento está afinado para ser armonioso con todo lo que le rodea. Incluso jugando en solitario, como ha sido mi caso, los espacios más abiertos y los obstáculos pensados para acomodar a cuatro personajes correteando a la vez siguen permitiendo disfrutar un poco más del movimiento por el puro placer del movimiento, animando a comprobar dónde están los límites explorando los niveles a fondo, hasta descubrir que encima de ese muro aparentemente imposible de escalar había escondidas unas monedas, o una seta verde, porque el juego sabía que ibas a intentar trepar ahí. Es un juego que se disfruta inmensamente: ya habrá tiempo de hablar más a fondo sobre todo esto, pero de momento quédate con esto: Super Mario 3D World no es tan bueno como se dice: es más rápido: es mejor.

Por ahí van también los tiros con Bowser’s Fury, una especie de eslabón perdido entre 3D World y Super Mario Odyssey que lleva a Neko Mario a un entorno mucho más abierto y mucho más vertical que nunca en busca de soles; es un guiño obvio a las lunas de Odyssey, pero dejadme decir una cosa: en el cielo ya no van quedando muchas cosas para poner en un Mario, y no quiero acabar recogiendo basura espacial. Como fuere, y aunque aún es pronto para hablar mucho sobre esta expansión, es probable que Bowser’s Fury dé que hablar en los próximos meses por cómo, esta vez sí, hace cambios muy profundos y muy notables en las bases de 3D World, desde la cámara libre (que no siempre se lleva bien con tener un botón dedicado para correr: botones más stick derecho es una combinación de riesgo) hasta la propia estructura, que prescinde de los niveles individuales para crear grandes espacios en los que los distintos retos conviven, esperando a ser superados o descubiertos. Super Mario 3D World había estado siempre en tierra de nadie, ni estrictamente un «Mario en 2D» ni uno «en 3D», como se suele decir; Bowser’s Fury sin duda decanta la balanza hacia la segunda categoría, en la que están también Super Mario 64, Sunshine y Galaxy. En cierto sentido, de hecho, Bowser’s Fury va más allá, y recuerda más, salvando las distancias, a Breath of the Wild.

(Imposible no mencionar que aunque el 3D World original va a 60fps tanto en el dock como en portátil, Bowser’s Fury va a 60 en dock y a 30 en portátil. Para mí ha sido como ver fumar a un hijo.)

Hay algo inherentemente absurdo en escribir un avance como este de un juego como Super Mario 3D World, tan conocido; un juego de hace casi ocho años, nada menos. Así que quedémonos con eso. Sé que la situación puede ser compleja. Si te enredas, el hype puede ser difícil de gestionar. Por eso quiero que mi mensaje sea tranquilizador: incluso si no es mejor, como escribía yo mismo antes, sí es tan bueno como se dice, que no es poco.

  1. cgv89_

    Que ereccion más tonta.

    Y ojito a Bowser Fury, no por la cantidad de contenido que pueda tener, que la presumo escasa, sino porque esta peña de Nintendo no da puntada sin hilo. Podemos estar ante una demo de un Mario a lo «Breath of the Wild» poca broma.

    Que puede ser un cajón del sastre de esta peña para el próximo juego del bigotudo. Voy a echar de menos no lanzar a Cspi en este.

    1. Gordobellavista

      @cgv89
      Yo creo que el rollo Capi da para un Oddyssey 2. Como hicieron con el Galaxy.
      Ojalá lo hagan así. Ya habrá tiempo para nuevas fórmulas.

  2. Orlando Furioso

    ¿Es posible que Bowser’s Fury sea un test para saber si el modelo funciona para una futura entrega del Mario en 3D puras? Esa fue mi sensación cuando lo vi: fases más abiertas (completamente abiertas) y quizá la incorporación de variaciones según novedades fijadas en un calendario (a modo de actualización) o rutinarias según el mecanismo interno del juego (día/noche, por ejemplo). No sé, a lo mejor es una ida de pinza mía, pero lo veo una evolución razonable…

    Dicho esto, no probé el original así que le tengo muchísimas ganas.

  3. John Exotic

    Lo solemos dar por hecho porque estamos super acostumbrados pero que los juegos de Nintendo siempre se vean y se sientan tan vigentes tanto visual como mecánicamente ocho o treinta años después de lanzarse originalmente es impresionante cuando te paras a pensarlo.

    Me alegro por otra parte que los ajustes en la velocidad de los personajes sea para mejorar si cabe algo ya de por sí perfecto.

    @chiconuclear pero el Bowser’s Fury este no es como un mundo del Odyssey? Esa comparación con Breath of the Wild threw me off

    Editado por última vez 27 enero 2021 | 16:19
  4. juandejunio

    (Imposible no mencionar que aunque el 3D World original va a 60fps tanto en el dock como en portátil, Bowser’s Fury va a 60 en dock y a 30 en portátil. Para mí ha sido como ver fumar a un hijo.)

    Bajona, que lo quería justo pa llevarlo de vacaciones…

  5. tomimar

    Increíble cómo los juegos de Nintendo son a prueba de tiempo. Normal que nunca bajen el precio. Mario Kart 8, por ejemplo, sigue siendo igual de valioso (o más) que cuando salió y este pues lo mismo.

    Por cierto, @chiconuclear, ambos juegos (o juego + expansión) corren a 1080p en docked no?

  6. Mr. T

    Para mí la pregunta del millón, que imagino que Víctor resolverá en el análisis, es si merece la pena pagar 50€ por el Bowser’s Fury, teniendo ya el original.

    Imagino que no, pero bueno.

  7. thelastikilla

    ¿Puede ser el primer juego que reduce el framerate al pasar de dock a portátil? No recuerdo ningún caso similar en Switch.

    No se, entiendo que sea más exigente que el 3D World normal, parece que usa el motor del Odyssey, pero el Odyssey va a 60fps en portátil.

    1. Mominito

      @thelastikilla
      La verda que tampoco me lo explico. Seguro que es alguna toneria made in Nintendo y al final la gente con el overclock en la Switch lo juegan a 60fps.

  8. Sike

    Para mi el de WiiU es el mejor Mario 3D.

    Tenía ganas de rejugarlo, NO suelo rejugar juegos OJO.

    Y desde que lo anunciaron me estoy controlarlo para jugarlo en Switch….ya queda poco.

  9. Demo_one

    Como ver fumar a mi hijo XD

    Yo creo que ese feedback, con esas palabras, se lo envías a Nintendo y no paran hasta dejarlo a 60fps. Durísimo.

    Editado por última vez 27 enero 2021 | 22:16