4/12

2019 en noticias: abril

En un año pasan muchas cosas. Pasan tantas que muchas las olvidamos, o no recordamos cuándo ocurrieron, o las creemos anteriores; en un año pasan muchas cosas y merece la pena dedicar unos días, aunque solo sea eso, a repasar los últimos doce meses para abocetar una pequeña cronología general de los principales acontecimientos acaecidos en el Videoverso en 2019. De eso va esta serie de artículos: de poner en orden, sobre el papel y en la cabeza, las principales noticias del mundo del videojuego de este año.
La retirada de Reggie Fils-Aimé, el carismático presidente de Nintendo of America, es el evento más reseñable de un mes en el que tampoco pasó mucha cosa; hemos tenido que tirar de Wikipedia para comprobar que, efectivamente, no hubo mucho trote en este mes de abril.Excepto…2019 en noticias: abril

Malas tierras

En abril publicamos Malas tierras, el resultado de varias semanas de entrevistas, reuniones e investigación sobre la situación de BadLand Games y la gestión de su fundador, Luis Quintans. A la pieza principal le acompañaron una entrevista con Quintans, una y dos columnas de opinión y un podcast en el que participan las tres personas responsables del artículo.A raíz de la denuncia de los responsables de Axiom Verge, que el mes anterior habían hecho públicas las deudas que BadLand tenía con ellos, decidimos tirar del hilo y encontramos irregularidades, malas prácticas y zonas oscuras en uno de los (todavía hoy) publishers con mayor proyección de nuestro país. A través de una cronología que repasa toda la historia de la compañía, desde sus inicios hasta el momento de la publicación, tratamos de arrojar algo de luz sobre los riesgos de abarcar más de lo que se puede apretar.2019 en noticias: abril

Nuevas consolas

Como si las que tenemos ahora estuvieran viejas, ya llevamos un tiempo con la cabeza puesta en las nuevas máquinas. Algo de eso hubo en abril, tanto por parte de Microsoft como de Sony.Fue en abril cuando se presentó la Xbox One S All-Digital, burlonamente apodada Xbox One SAD (triste en inglés). Esta nueva revisión de la consola original no solo refina el diseño sino que aplica un cambio considerable: eliminando la ranura para discos, esta Xbox se plantea como la primera consola de sobremesa cien por cien orientada al contenido digital. Pensándola en solitario quizá no sea la máquina más influyente de su generación, pero sí es interesante por cómo, digamos, crea jurisprudencia en esto de las consolas solo digitales: durante el famoso Black Friday, desplome de precios mediante, ha sido uno de esos chismes que mucha gente compró para aprovechar las mieles de Game Pass, porque de nada sirve que exista el Netflix de los videojuegos si no tienes el aparato que te permite darle uso. Hoy sabemos que en los planes de Microsoft no está eliminar por completo el lector de discos de cara a la próxima generación (nada más lejos de la realidad), pero también que hay un sector de la comunidad al que podría interesarle un aparato más barato, más discreto y que permite acceder principalmente al catálogo, limitado pero tremendamente atractivo, de Game Pass, más lo que se pueda comprar aparte.A través de una entrevista con Wired, Mark Cerny, el arquitecto de la plei, dio los primeros detalles sobre PlayStation 5. Que si CPU de AMD, que si un SSD que hace que los tiempos de carga sean cosa del pasado (de 15 segundos a 0,8, ponían como ejemplo), que si ray tracing, también AMD mediante… Mucho dato a palo seco, café para los muy cafeteros (y ambrosía para los ansiosos) que no termina de decir nada, pero esta entrevista terminó de confirmar lo que Microsoft había empezado en su E3 de 2018: toca empezar a pensar en las siguientes consolas. (Por cierto, Sony no quería llamar a PlayStation 5 así, con ese número, por dios sabe qué motivo; en octubre confirmaron su nombre oficial: PlayStation 5, obviamente.)2019 en noticias: abril

¿Nuevas consolas?

En su infinita sabiduría, la industria del videojuego ha encontrado la metadona ideal para este entretiempo entre generaciones; el equivalente en hardware a la rebequita que repele el pelete sin asfixiar, que te mantiene en guardia tanto ante el frío del invierno como ante el calor del verano. Nos referimos, por supuesto, a las consolas mini: réplicas que apelan a la nostalgia y traen de vuelta clásicos de 8 o 16 bits en formato reducido, minaturizadas para mayor gloria de lo cuqui, ideales para probarlas, desenchufarlas y exponerlas en una estantería.El clásico resentimiento seguero encontró solaz en Mega Drive Mini, una réplica chiquitica de la inolvidable consola de 16 bits. Y menudo solaz: cuarenta (más dos) juegos hay en esta maquinita, entre ellos clásicos del calibre de Streets of Rage 2, Earthworm Jim o Castle of Illusion, por fin emulados con el buen gusto y la precisión que merecían. Nada más hermoso que la convivencia en un mismo mueble de esta Mega Drive Mini con su equivalente nintendero; la cantidad de videojuegos cruciales que hay en esos dos chismes es realmente alucinante.Los fans de Capcom pueden no estar resentidos (no hay motivos, y menos ahora), pero también vieron cómo se anunciaba una máquina específicamente pensada para jugar a sus clásicos. Uno de los aparatos más marcianos que se han visto en los últimos años: Capcom Home Arcade es una suerte de fighting stick con 16 juegos preinstalados y que, a falta de una consola que replicar o minaturizar (estos juegos son de recreativa, como sugieren los lujosos mandos con piezas Sanwa), tiene forma de… logo de Capcom gigante, nada menos. Es un aparato tan masivo que no tiene longitud sino eslora. Supone, también, la primera reedición de Progear y Alien vs. Predator, por si el cacharreo puro y duro no es suficiente motivo para celebrar a la Capcom clásica, que no nos dio pocas alegrías.
Redactor
  1. Joker73R

    ¿Cómo acabó al final el asunto de BadLand y de sus responsables? ¿Qué ha sido de la querella interpuesta por Axiom Verge?

  2. PUNKOMAN

    En amazon aun puede reservarse la versión de Axiom verge para wiiu:

    Diciembre de 2020…ja

  3. Ampastre79

    Si que fue insulso el mes de Abril, gran trabajo, como siempre