El fantasma de los ojos azules

Análisis de Yo-Kai Watch

Análisis de Yo-Kai Watch

Hay algo que me fascina en los juegos de Level-5. A veces quiero pensar que es su manera humilde de ser unos de los juegos más sólidos que salen cada año; casi da la sensación de que pasan desapercibidos porque se mueven bien, son bonitos, se juegan de manera agradable, los dibujos son buenos, están bien doblados al castellano, duran bastante. Siempre se las apañan para, además, dar la sensación de que tienen a gente en el equipo preocupada por que lo que se cuenta en los juegos tenga un sentido; quizá tenga que ver con una posible tendencia a buscarle tres pies al gato, pero siempre me encuentro con sorpresas en sus historias que van, al estilo de Pixar, más allá de la capa superficial que seguramente encuentren los jugadores más jóvenes.

Por ejemplo, en Inazuma Eleven Go: Chrono Stones, otro buen RPG futbolero de una de las series más conocidas de Level-5, el protagonista se encontraba, al volver al colegio, con que el deporte rey había desaparecido: nadie en el Raimon (el centro en el que, como sabemos por los anteriores juegos de la serie, todo parece girar alrededor del fútbol) lo juega ya, algo que parece haber hecho que todo el mundo sea feliz. Me pareció una forma bonita de enfrentar a un crío con la sensación de que no todo en el mundo gira alrededor de uno mismo y sus aficiones; quizá crecer implica convivir con toda esa gente con la que no estamos de acuerdo, con la que no compartimos aficiones y que, sin embargo, siguen siendo nuestros amigos y vecinos y compañeros. Luego hay viajes en el tiempo y alienígenas, pero eso es otro tema.

Algo así me ha ocurrido con Yo-Kai Watch, el superéxito japonés que ahora llega a Europa. (De manera parecida a Inazuma Eleven, Yo-Kai Watch viene con todo el paquete: videojuegos, serie de dibujos animados, merchandising, etcétera.) El punto de partida es el siguiente: la chica o el chico que protagonizan el juego, a elección del jugador, se encuentran con una máquina expendedora misteriosa mientras pasea por el bosque, y allí conoce a Whisper, un yo-kai, que le entrega el Yo-Kai Watch, un reloj de pulsera con un mecanismo sobrenatural que permite al niño ver al resto de yo-kais que hay a su alrededor, escondidos en el mundo. Los yo-kai son espectros del folclor japonés; algunos son malvados y otros son traviesos, y otros pueden llegar a dar buena suerte a los humanos que se cruzan con ellos. Simplificando mucho, son fantasmas: espíritus que nos rodean pero que nosotros no podemos ver.

Por ahí empieza Yo-Kai Watch. En las primeras horas es donde más hábilmente se combina la nueva ventana a lo paranormal de la que dispone nuestro avatar con su realidad: es un niño que va al colegio, que vive en una ciudad media de Japón (como la de Inazuma Eleven; también recuerda a la ambientación de series como Shin-Chan) y que tiene que obedecer a sus padres, pero al mismo tiempo sabe que sus padres se están peleando por el efecto nocivo de un espíritu, o descubre la conexión con el mundo de los fantasmas de varios vecinos de su ciudad de los que era imposible sospechar nada.

Es un punto de partida interesantísimo y con potencial para tratar temas serios pero suavizándolos para un público más joven; los niños, al final, son el objetivo de Yo-Kai Watch. Hay que pulsar un botón en el semáforo y esperar a que se ponga en verde antes de cruzar la carretera; las escapadas nocturnas se presentan como algo muy peligroso, aunque con cierto potencial para hacerle a uno más fuerte; los enemigos dejan caer el dinero en cantidades mucho más realistas que en otros juegos: aquí las tiendas nos venden refrescos de un euro o un euro y veinte y combatir contra yo-kais (los que encontramos entre los contenedores de la basura, en las copas de los árboles o debajo de una máquina expendedora) nos da cincuenta céntimos, ochenta, un euro y algo. En estos primeros compases, Yo-Kai Watch sorprende por cómo con muy poquito lanza mensajes muy poderosos sobre civismo o el valor del dinero.

Análisis de Yo-Kai Watch

Una de las primeras misiones me pareció muy bonita en este sentido. Después de conocer a Whisper, volvemos a nuestra casa y allí nos encontramos con nuestros padres peleando; nuestro fantasmal amigo se huele que algo ocurre, y gracias al reloj acabamos detectando una presencia fastidiosa: es el yo-kai Negatalia, cuya «aura sombría puede empeorar el estado de ánimo en cualquier lugar», nos dice su descripción en el Medálium. Uno podría pensar que Negatalia simboliza los problemas del pasado (el fantasma siempre es un problema del pasado) que la pareja arrastra y que el niño, gracias al dispositivo mágico, puede ver concretados en una criatura; enfrentarse a estas preocupaciones arrastradas (literal y metafóricamente: mediante un combate y haciendo el esfuerzo de comprender y aceptar qué aflige a sus padres) es su manera de ayudar a sus padres a afrontar el presente.

No es el caso. Es una lectura posible, y, en mi caso (un jugador adulto que le dedica dos decenas de horas a un juego diseñado para niños), un refugio interesante; sin embargo, Yo-Kai Watch no esconde sus intenciones. Es una aventura de acción para chavales muy jóvenes; tiene momentos poderosos y es muy japonés en, por ejemplo, la forma más cruda en que presenta las relaciones familiares o algunas situaciones cotidianas, pero en general es la simpatía y el buen gusto con que está escrito su guión (dividido en capítulos que pueden recordar a los de una serie de televisión, y que sirven bien para puntuar sesiones de juego; de nuevo, se organiza con los críos en mente) lo que hacen que la historia se sostenga. No es raro que a Level-5 le ocurra esto, por lo demás; en esta ocasión, la gracia de encontrar a nuevos yo-kai y ver sus disparatadas personalidades, más que encontrarle un sentido a las apariciones, es lo que parece llevar el peso del juego.

A pesar de que enlazarlo con Pokémon puede ser atractivo, creo que las similitudes en realidad son muy pocas. No existe ese énfasis en el coleccionismo, y aunque los combates tienen algún parecido (tenemos un equipo de seis yo-kai a los que subimos de nivel y evolucionamos) la realidad es que Yo-Kai Watch propone cosas bastante diferentes. Es un sistema que mezcla el juego pasivo con el activo: tres de nuestros seis combatientes luchan automáticamente en todo momento, pero es tarea nuestra activar sus ataques especiales, purificarlos cuando están espiritando (una especie de maldición que les impide combatir en condiciones), utilizar en ellos o en los enemigos los muy necesarios ítems (muchísimo más de lo que el juego sabe hacernos entender: comprar y utilizar activamente objetos tanto en nuestro equipo como en los enemigos es importante en bastantes combates) o marcarles un objetivo para que se fijen en él, por ejemplo un yo-kai especialmente duro o una parte concreta de un jefe final que en ese momento está descubierta.

Análisis de Yo-Kai WatchEs un sistema de combate interesante y divertido, que pronto nos obliga a hacer muchas más cosas de lo que parece al principio: parece que vas a estar todo el rato mirando, pero en los combates importantes tienes que tener la capacidad para gestionar varias cosas a la vez y hacerlo de manera eficaz. Existe cierto desequilibrio ahí: los yo-kai solo se cruzan a la fuerza en nuestro camino en algunas mazmorras, y normalmente a los combates más rutinarios, los de subir nivel y poco más, hay que llegar de manera activa, buscando yo-kais en los árboles y los coches y luchando contra ellos; en más de una ocasión me vi en un callejón sin salida al llegar a un jefe final (a las versiones normales de los jefes finales; los que busquen un reto a mayores lo tienen, al final del juego) y tuve que subir algún nivel a la fuerza, dando vueltas por el mapa y acumulando experiencia solo para tener algo que hacer contra un enemigo especialmente fuerte. Si algún juego podría permitirse experimentar con la manera habitual de progresar en un RPG, ese podría haber sido Yo-Kai Watch, me da la sensación; es aquí cuando menos respeto hacia los chavales veo, y quizá el punto más bajo de un juego que por lo demás sabe mantener siempre un nivel superior al de muchas grandes superproducciones.

Ahí está la clave de Yo-Kai Watch: es bueno. A veces es tan sencillo como eso. Es un juego bonito, muy bien hecho, pensado para ser jugado de una forma muy atractiva (el stylus tiene un papel importante, y dentro del combate uno está constantemente dibujando, frotando, pinchando o rompiendo cosas); su historia tiene más potencial del que acaba aprovechando, pero está bien escrita y la presentación está muy cuidada, por eso que se suele decir de que los niños son los más exigentes. Mientras haya niños (esperemos que sea mucho tiempo), el trabajo de Level-5 para las portátiles de Nintendo tendrá todo el sentido del mundo; con fantasmas o futbolistas (¿existe alguna relación?), siguen demostrando que saben cómo hacer algunas de las mejores aventuras infantiles que se pueden conseguir. [7]

  1. Kipik

    Me esperaba que le dieras mas enfásis al coleccionismo de Yokai, una de las principales bazas del juego (no porque el juego te lo pida, sino por vicio puro), ya que los Yokai tienen distintas habilidades, stats etc. como en Pokémon, y que además hay algunos que son tela de jarcor de conseguir.

    Sobre el juego, a mi me gustó mucho hasta el punto de echarle 40h en una semana hasta que mi hermano me borró la partida cuando estaba cerca de capturar al mejor Yokai de todos xD También me parece que la historia se queda algo corta pero aún así está bastante bien, me esperaba algo peor la verdad.

    Parece ser que a partir del 2 hay un salto de calidad bastante grande y he leído cosas muy buenas sobre él en internet, así que espero que tenga éxito y por favor lo saquen fuera de Japón.

  2. Víctor Martínez

    @kipik
    Al 2 le tengo muchas ganas, de hecho, porque muchos de los yokai que meten me parecen más interesantes. Sobre el coleccionismo, creo que el juego no está pensado para eso. Obviamente el Medalium es una Pokédex de pega, pero por cómo son los combates y cómo se consiguen los yokais creo que coleccionar medallas no es lo principal, aunque sea una de las cosas que se pueden hacer; es un juego versátil, aunque nunca se preocupe por llevar hasta sus últimas consecuencias ninguna de las ideas que plantea.

  3. Troll Smith (Baneado)

    @kipik dijo:
    Sobre el juego, a mi me gustó mucho hasta el punto de echarle 40h en una semana hasta que mi hermano me borró la partida cuando estaba cerca de capturar al mejor Yokai de todos xD

    Por curiosidad, ¿dónde escondiste el cadáver de tu hermano?

  4. Macro

    @chiconuclear por cómo lo defendías en el podcast me daba la sensación de que estaba mucho más arriba de lo que dejas entrever en el análisis.

    A pesar de todo, ¿sigues pensando que es un juegazo (con sus más y sus menos) o es que no soy capaz de pillar el sarcasmo fino cuando lo oigo :S?

  5. Víctor Martínez

    @macronoid
    Es un muy buen juego, yo se lo recomiendo a todo el mundo (a todo el mundo que le guste los juegos para niños, digo).

  6. Seto06

    Creo que será un buen título para mi colección de 3ds

  7. landman

    Aun tengo el codename steam precintado esperando el turno, pero tengo moderado hype con el yokai watch… también espero que terminen sacándolos todos por aquí, aunque se decía que en eeuu no triunfó mucho cuando salió…

  8. albertaker

    Victor, a lo importante, has bailado como Shibata? :mrgreen:

  9. Mominito

    Level-5 la verdad que es una de las compañía que va soltando poco a poco joyazas a la altura de que Nintendo teme que su calidad un día le eclipse sin duda. Es lo más cercano de superar a Pokemon que ha habido nunca en este aspecto si no me equivoco (que en japón de hecho lo superó durante un tiempo, no?).

    La pega como siempre es su distribución, muy lenta y a destiempo. No sé como Level-5 no se da cuenta de que si algo lo pega allí muy fuerte lo suyo es aprovechar el boom y el interés en llevar sus juegos rápido al otro lado del charco antes de que ya vayan por la 3 o 4º entrega en Japón cuando nos llega el primero y nos haga dudar de que no llegaremos a ver el resto porque la portátil ya ni se venda.

  10. Deses

    @mominito
    Como moda infantil, ha habido muchas que han superado a Pokémon.
    Como moda infantil de criaturitas, creo que es la única.

    En cualquier caso, todas han sido modas pasajeras, mientras que pokémon tras su cúspide sigue sobreviviendo de modo decente en todo el mundo (o con mucha fuerza en Japón).
    Que es lo que aún tendría que demostrar Yokai Watch: la capacidad de seguir sobreviviendo de manera activa durante muchos años.

    Lo de la distribución es algo que yo tampoco me explico. Siguiendo con pokémon, esta serie también tardó (más de) 3 años en llegar, pero a partir de ahí han ido cerrando la diferencia hasta anularla. Teniendo un público y appeal similares y disponiendo de los métodos modernos de distribución, no tienen excusa para haber tardado tanto con Yokai Watch.

  11. Wiizerg

    Jopetas @chiconuclear, ¿por qué esa nota tan baja a los juegos de Nintendo? No entiendo este odio que destiláis hacia Nintendo, sois unos fanboys de Sony y de Microsoft!!!

    *guiño* *guiño*

  12. MrLargo

    @chiconuclear Este juego respira Ni no Kuni por los cuatro costados, eso de que la gente este afectada (enfado, tristeza, entusiasmo) ya se vió en esta otra creación de Level 5, y artísticamente hablando es muy similar, aunque no esté Ghibli por medio.

  13. Mominito

    @cleses Pero es que la lentitud en localizar los títulos de Level-5 viene de muy atrás… es increíble, incluso con entregas que ya tenían el éxito asegurado.

  14. Molinaro

    @chiconuclear

    en más de una ocasión me vi en un callejón sin salida al llegar a un jefe final (a las versiones normales de los jefes finales; los que busquen un reto a mayores lo tienen, al final del juego) y tuve que subir algún nivel a la fuerza, dando vueltas por el mapa y acumulando experiencia solo para tener algo que hacer contra un enemigo especialmente fuerte. Si algún juego podría permitirse experimentar con la manera habitual de progresar en un RPG, ese podría haber sido Yo-Kai Watch

    Al leer esto no puedo evitar recordar Bravely Default/Second, totalmente autoconsciente de su género y de sus retos. Como recordarás, podías bajar la dificultad en todo momento, hacer los combates más esporádicos y los enemigos más sencillos, hasta el punto de no encontrarnos con enemigos en mazmorras salvo los jefes. Quizás esas partes en las cuales NECESITAS farmear para ir a por un jefe, sea el momento de dar la vuelta a alguna mecánica o manera de «facilitar» esta cosa tan tediosa que te saca mucho de la partida.

    Me interesaba/interesa bastante el título en la medida de lo que se parece a Pokémon: Capturar amiguis, hacer tu equipo, luchar contra otros bichos… Aunque por lo que dices, es perfectamente capaz de diferenciarse y de plantar cara por lo que ofrece sin ampararse mucho en ello. Ahora estoy en una fase en la que me apetece mucho consumir juegos «para niños» que sean disfrutables como adulto también, algo bonico y entretenido, y creo que voy a ir a por el Ratchet & Clank antes de por este.

    Gracias por el análisis, me ha gustado especialmente como has desgranado situaciones de Inazuma y este Yo-Kai

  15. DrTenma

    Esa fue la sensación que se quedó al jugar la demo. Me gustó mucho la ambientación (como bien dices, @chiconuclear, es muy japonesa a lo Shin Chan) pero se me hizo un poco repetitivo enfrentarme muchas veces al mismo yokai debajo del coche o encaramado al árbol. Lo tengo como futurible, creo que es de esos juegos que te dejan buen sabor de boca y hasta imprimen cierto «optimismo».

  16. JavierSalguero

    Le pusiste un 7 a Bravely Second, misma nota que al Yokai. El Bravely me esta encantando, asi que este cae por que cae.

  17. Saurio Belmont

    No sé qué me pasa que cuando veo en esta web un juego con un 7 (de esos que se definen como sólidos, pulidos, mimados etc) me hypea más que muchos con mejor nota :v

  18. Víctor Martínez

    @javiersalguero
    Son súper distintos pero los dos son juegos perfectamente recomendables, sí.

    @philip_s_owen
    Ni no Kuni (que tengo sin terminar desde hace tiempo, me cago en la mar) compensa todo lo que te puedan dar rabia los turnos con otras cosas. Quién sabe: lo mismo le coges el gustillo a los combates por turnos y de pronto se te abre un universo nuevo de repente.

  19. Víctor Martínez

    @philip_s_owen
    ¡Mal! Ojalá te haga clic en algún momento, porque Mother 3 es una obra maestra que nos sobrevivirá a todos.

  20. MrLargo

    @philip_s_owen dijo:

    @mrlargo dijo:
    @chiconuclear Este juego respira Ni no Kuni por los cuatro costados, eso de que la gente este afectada (enfado, tristeza, entusiasmo) ya se vió en esta otra creación de Level 5, y artísticamente hablando es muy similar, aunque no esté Ghibli por medio.

    ¿Que tal el Ni no Kuni para alguien al que los RPG por turnos le dan un poco de miedo pero al que visualmente le atre sobremanera?

    @philip_s_owen Pues más o menos como yo, que cuando lo compré no habia jugado un jrpg desde los tiempos de Final Fantasy X en ps2. Si te atrae artísticamente (el juego es amor absoluto, lo más bonito que he visto en PS3), y no te preocupes, que a pesar de ser por turnos los combates son muy dinámicos, tienes que.moverte y pensar rápido. Una historia emotiva y cientos de cosas que hacer (sidequest,la arena, capturar todas las criaturas…tienes ciento y pico de horas aqui, 70 mínimo para pasarte la historia principal).
    Para mi es un imprescindible de ps3, sin ser yo amante de los jrpg ni del anime, pero el juego es de 10 como una catedral, y al precio que lo puedes conseguir hoy dia ni me lo pensaba, aparte de qie como dicen por aquí, te abre las puertas a otros jrpg. Una de las mayores razones por las que he decidido que de este año no paso sin PS4 es ese Ni no Kuni 2, que ya me ha enamorao.

  21. Termal (Baneado)

    Pues me ha dado ganas de pillarlo (junto con una 3ds).

    La ambientacion y demas me ha transportado unos 15 años atras, cuando solo era un niño, y las cosas eran muchisimo mas faciles, y el mundo de los videojuegos aun estaba compuesto de gente buena.

    No entiendo por q no sacan un juego asi para WiiU. Incluso con graficos similares, pero mas pulidos. Algo como Splatoon estaria genial para este tipo de juegos.

  22. ChicoZ

    Deseaba con todas mis fuerzas que este fuese un juego sobresaliente porque tengo ganas de algo así. Veo que parece ser el enésimo juego muy correcto de Level 5.

  23. Xenogear

    Se nota que es un producto cuidado y respaldado por más material, algo muy estudiado. Pero es que escuchas el doblaje tan profesional de Jibanyan y su grito de guerra «Patitas furiosas!» y te llega al corazón. Incluso su triste presentación. Un juego que merece mucho la pena catar, que no todo es gente guapa, hipermusculos o realismo gráfico. Hemos de sacar a respirar nuestra parte más inocente y Yokai Watch apela a ello con muy buenas formas.

  24. Alexdro

    @chiconuclear dijo:
    @kipik
    Al 2 le tengo muchas ganas, de hecho, porque muchos de los yokai que meten me parecen más interesantes. Sobre el coleccionismo, creo que el juego no está pensado para eso. Obviamente el Medalium es una Pokédex de pega, pero por cómo son los combates y cómo se consiguen los yokais creo que coleccionar medallas no es lo principal, aunque sea una de las cosas que se pueden hacer; es un juego versátil, aunque nunca se preocupe por llevar hasta sus últimas consecuencias ninguna de las ideas que plantea.

    Que pena que no hicieseis un analisis.

    Bueno pues año 2019, y voy a empezar la saga jajajaja