Pequeños guerreros

Análisis de Pikmin 3

Análisis de Pikmin 3

Quizá es Pikmin el menos Nintendo de todos los juegos de Nintendo, aunque sus personajes e imaginería estén ya totalmente incorporados a las filas de la compañía. Pikmin 3 es un juego extrañamente esperado, aunque da la sensación de que es más así por la sequía del catálogo de Wii U que por que realmente tenga detrás un séquito de tamaño considerable: el primer juego de la serie no vendió demasiado, pero sí llegó a más gente que el segundo. Desde Pikmin 2 han pasado nueve años, dos consolas y muchas cosas. La tercera parte tiene suficientes novedades como para encandilar a cualquier fan de la serie; los recién llegados quizá necesiten tomárselo con calma, pero merece la pena tener un poco de paciencia, saber rascar con cuidado la superficie de Pikmin 3 y dejar que salgan las no pocas cosas buenas que el juego tiene guardado para todo aquel que quiera encontrarlas.

Decía que Pikmin es, quizá, el menos Nintendo de todos los juegos de Nintendo y eso es algo que se nota desde la primera partida. En lo primero que se nota es en el preciosismo visual con que está representado el mundo en el que despierta Charlie, el capitán de la expedición espacial que busca en PNF-404 (el nombre con el que se refieren a nuestro planeta en Pikmin 3) recursos con los que garantizar la supervivencia de su especie. Charlie está solo e incomunicado; para cuando descubre a los Pikmin, Alph y Brittany, sus compañeros de expedición, ya están buscándole, al mismo tiempo que recolectan fruta, combaten con los seres hostiles que pueblan PNF-404 y van conociendo y reclutando a los distintos tipos de Pikmin que se cruzan en su camino.

Como este trío de aventureros en miniatura, a nosotros también nos resulta extraordinariamente misterioso y nuevo el mundo del juego, a pesar de tenerlo todo el día delante, quizá la manera de Miyamoto y compañía de decirnos que no está mal echar la vista lo más lejos posible en busca de lo desconocido, pero que todavía hay en nuestro planeta motivos para el asombro. El paso a la alta definición le ha venido de maravilla a Pikmin 3: es muy bonito el contraste entre el mundo que recorremos, hiperrealista, y los personajes que pasean por él, tanto nuestros protagonistas como los enemigos, tan coloridos y extraños.

Análisis de Pikmin 3

Tiene algo de contemplativo Pikmin 3, algo de paisajístico, pero sólo hasta que nos damos cuenta de que el tiempo apremia y nuestro ensimismamiento puede ser fatal si no lo atajamos a tiempo. La cantidad de días que podemos explorar el planeta depende de la cantidad de fruta que seamos capaces de recolectar en cada escapada a PNF-404; cada partida consume un poco de nuestros recursos y tiene un tiempo limitado, en el que tenemos que intentar hacer el mayor número de tareas que nos sea posible. Para echarnos un cable tenemos a los Pikmin, claro, esas criaturas que nacen, se reproducen y mueren en sus naves cebolla y que nos siguen a todos lados, dispuestos a ser lanzados de aquí para allá para recoger objetos o combatir con los enemigos. Los hay de varios tipos: los voladores y los de piedra son los nuevos, y no todos los viejos conocidos vuelven en el modo Historia; rojos, amarillos y azules son los que podremos usar fuera del multijugador, cada uno con sus peculiaridades y sus habilidades especiales. Los azules se llevan bien con el agua; los amarillos transmiten electricidad y pueden ser lanzados más lejos; los de roca son pesados, pero hacen más daño al ser arrojados contra enemigos y abren caminos que los demás no pueden por ser demasiado débiles.

Es fácil acabar abrumado, en los primeros días de expedición, por la aparente complejidad de nuestros objetivos y la poca efectividad con que recolectamos objetos y recursos en el cuarto de hora, más o menos, que pasa hasta que el sol se pone y debemos volver a la nave, no sin antes devolver a los Pikmin a sus cebollas para evitar que los bichos nocturnos se los coman. A medida que avanzamos, la posibilidad de utilizar al mismo tiempo tres personajes, uno más de lo que ocurría en el anterior juego de la serie, hace que todo parezca menos y menos inaccesible; excepto ciertos combates con jefes finales, que suelen ser durísimos y de una fiereza inesperada, la mayoría de tareas se pueden hacer sin problemas en una jornada, especialmente cuando nuestras habilidades de gestión de los distintos grupos entre los que podemos cambiar a golpe de botón, cada uno capitaneado por uno de los tres exploradores especiales microscópicos, van mejorando y nuestro juego se hace más ágil y efectivo.

Análisis de Pikmin 3

Este punto extra de complejidad, introducido con una suavidad envidiable, tiene que forcejear más a menudo de la cuenta con el no siempre ideal control vía GamePad y una inteligencia artificial que no consigue responder como debería en muchas situaciones. A Pikmin 3 le va demasiado bien el mando de Wii; no está mal resuelto el control con GamePad, pero el Wiimote resulta extrañamente natural en un juego como este, que en cualquier caso empezó utilizando sticks y botones tradicionales. No ocurre siempre, pero en las situaciones que más agilidad exigen (combates contra grandes enemigos, especialmente) es mucho mejor utilizar el sistema de control que Nintendo introdujo en las reediciones de los anteriores juegos en Wii, que permite apuntar y lanzar a los Pikmin con mucha más precisión y rapidez.

Lo poco vivos que resultan los Pikmin en más de una ocasión tampoco ayuda a que nos calmemos cuando la situación se complica, el tiempo apremia y tenemos que cerrar dos o tres cosas al mismo tiempo. No es raro que Pikmins individuales o pequeños grupos de ellos se nos pierdan por no saber seguir el camino que sigue su líder; tampoco es difícil ver cómo caen al agua o se meten en zonas peligrosas como si no pasara nada, haciendo honor a lo que su mirada fija en un punto indeterminado del infinito podría dejarnos pensar sobre su inteligencia. Acaba resultando, bromas aparte, algo pesado: pasarse una partida entera trajinando de un sitio a otro y, a pocos segundos del final del día, ver cómo el contador de unidades que hay en la superficie nos indica que cuatro o cinco Pikmin están perdidos en algún punto del mapa es menos importante que incómodo, pero resulta molesto y no ayuda a hacer más soportable el ritmo lento y exigente del juego.

Hay mucho zumo en Pikmin 3, en cualquier caso, aunque no siempre sea tan fácil exprimirlo. La forma en que los diseñadores nos esconden casi cualquier señal de progreso para añadir maravilla a la exploración del mundo es genial; las referencias a los anteriores juegos de la serie, y las eventuales e imprescindibles sorpresas que acaban creando nexos de unión entre ellos, gustarán mucho a los que no sean nuevos en Pikmin; ante todo, y quizá por el cierto cansancio que le provoca a más de uno la pasión con que Nintendo se aferra a los mismos géneros, personajes y formas de hacer las cosas, Pikmin 3 resulta fresco y distinto: su peculiar manera de enfrentarse a la estrategia en tiempo real está lejos del dinamismo y la inmediatez de, pongamos por caso, un New Super Mario Bros., y tampoco quiere estarlo, en cualquier caso. Se supone que ha de ser Pikmin 3 uno de los encargados de tirar de Wii U para adelante. Igual soy demasiado pesimista, pero no creo que lo consiga; y no porque no debiera hacerlo, en un mundo ideal: es un juego estupendo, pero es un gusto adquirido, un placer exigente, bien lejos de lo que un blockbuster veraniego tiene que ser para llegar a las masas. [8]

  1. Hunter138

    A ver que ocurre, de momento en Japón ha logrado vender en su primera semana bastantes unidades y lo mejor, muchas consolas. A ver como se desinfla a medida que pasan los días.

    No has comentado mucho los modos multijugador @chiconuclear ¿me puedes decir que modos tiene? Si son offline, si el segundo jugador es realmente un jugador o un mero apoyo…

    Analisis BIEN

  2. Víctor Martínez

    @hunter138
    Hay unas misiones que son rollo desafíos y una especie de bingo, cooperativo y competitivo respectivamente; están bien, pero son anecdóticos.

  3. apache

    Pikmin 3 es el aperitivo perfecto para Pikmin Platinum Games.

  4. Pep Sànchez

    Ahora me leo el análisis y espero poder jugarlo pronto, pero hay algo que tengo que decir ya: tiene las imágenes promocionales más bonitas del universo. Junto con los de Luigi’s Mansion 2, los mejores «artworks» del año, de lejos.

  5. Reshi

    Hace unos dias ví un streaming del juego y sentí claramente que compraría la consola sólo por poder jugarlo.

  6. MoiBlackInk

    @pep_sanchez
    Totalmente de acuerdo!!
    Soy un gran fan de la serie, y me lo comprare en cuanto ahorre un poquillo ^^ lo unico que me da rabia de esta entrega es que no haya un coop en la campaña para jugar con mi hermano :< pero por lo demas, tiene que ser de 10 ^^Buen analisis @chiconuclear 😀

  7. Salvattore

    @chiconuclear, ¿como va de duración el juego?

  8. Víctor Martínez

    @salvattore
    Es mejor no saber mucho sobre ese tema, pero sobrado.

  9. Salvattore

    @chiconuclear
    En realidad no es que me importe mucho, el Pikmin 1 duraba un suspiro y me encantó como videojuego, mas que nada era simple curiosidad

  10. sauron

    Ya lo tengo reservado en Amazon y estoy deseando que me llegue. He de decir que me parece genial @chiconuclear que te hayas adelantado tantísimo en el análisis. así podemos calmar las ansias hasta el viernes 😀

    Eso sí, creo que no me va a dar tiempo a acabar el gran Mario & Luigi: Dream Team y los voy a tener que compaginar. Nintendo siempre hace esto de aglutinar los lanzamientos, no sé si es algo muy inteligente, la verdad.

  11. eDipo

    Gracias por un análisis tan puntual, aunque no estoy nada de acuerdo con la afirmación de que Pikmin es el menos Nintendo de los juegos de Nintendo; tiene todos los rasgos del estilo Miyamoto; a mí juicio es a los juegos de estrategia lo que Paper Mario a los juegos de rol: variedad de mecánicas y dinámicas y muy bien balanceadas: exploración, táctica, planificación estratégica, gestión de recursos, puzles… Pocos elementos (en el primer juego solo habían tres tipos de fichas-unidades) pero decisiones interesantes que tomar; una experiencia perfectible (el primer Pikmin sobre todo, pasárselo en menos de 15 dias exigía un gran dominio). Reglas siempre muy bien contextualizadas: apenas hay valores numéricos: donde un juego de estrategia convencional te pone un número Pikmin contextualizaba la velocidad con la distinta madurez de los pikmins (capullo, flor…), o los distintos colores…toques de azar, experiencia supeditada a un diseño de niveles muy medido, etcétera, etcétera.

    Tengo pendiente un buen estudio de esta saga porque muchos de los problemas que resolvió Miyamoto para adaptar un juego de este tipo a una consola me parecen muy interesantes desde la perspectiva de diseño de juegos. Si alguien está interesado escribí hace unos meses un breve artículo en mi blog sobre el diseño de los límites temporales en el primer Pikmin y lo que yo creo que son sus consecuencias lúdicas.

    Gestión del tiempo en Pikmin

  12. Víctor Martínez

    @edipo
    De acuerdo, sí, y quizá me he dejado llevar por la emoción para dar más efecto (haber provocado tu comentario ya es un éxito, en realidad), pero desde luego es el que menos evidentemente deja ver su esqueleto. Todos (o casi todos) los juegos de Nintendo tienen una serie de elementos comunes, y la mayoría son los que enumeras, pero por poner un ejemplo claro: el diseño de niveles de Pikmin «camufla» mejor lo que tiene de medido, de cuadriculado, algo que la mayoría de juegos de Nintendo no necesitan hacer, ni hacen.

    El artículo que enlazas, por cierto, es fenomenal. En cuanto tenga un rato le doy un repaso a tu blog, y si escribes más al respecto, ¡avisa!

  13. Mominito

    The wonderful 101 ven a casa 🙂

  14. Héroe

    @sauron dijo:
    Ya lo tengo reservado en Amazon y estoy deseando que me llegue. He de decir que me parece genial @chiconuclear que te hayas adelantado tantísimo en el análisis. así podemos calmar las ansias hasta el viernes 😀

    Eso sí, creo que no me va a dar tiempo a acabar el gran Mario & Luigi: Dream Team y los voy a tener que compaginar. Nintendo siempre hace esto de aglutinar los lanzamientos, no sé si es algo muy inteligente, la verdad.

    No todo el mundo tiene la 3DS y la WiiU, no tiene por qué afectar los lanzamientos de una consola con los de la otra. Más de traca me parece que saquen dos juegos a priori parecidos (al menos en concepto) como Pikmin y Wonderful 101 en tan poco tiempo.

  15. Gatotos

    Ok. Es un juego de 8 porque no es un Vendeconsolas para las masas.

    Entiendo… Creo.

  16. Red_Savarin

    @kuroneko a mi me pareció entender que el juego se quedo en 8 por la inteligencia artificial un poco incomoda y algunos problemas de ritmo.

  17. Víctor Martínez

    @red_savarin
    @kuroneko
    Y el control, sí, pero tampoco es cosa de quitarle la ilusión a nadie.

  18. Mendigagarza

    Yo me lo voy a comprar para ser unos de los 10 que mencionaron que lo van a adquirir, junto con el W101 (para llegar a la meta de 3 vendidos, o era al revés?) y sí, en parte es porque no hay de donde escoger, pero ahora que compré el 3DS edición Pikachu junto con el DK returns y el Luigi’s Dark Moon «para mi hijo claro» y que por cierto, la consola es una puta ternura, es cuando me doy cuenta del por qué quiero tanto a Nintendo y siempre compro la mierda y media que vendan

  19. eDipo

    @chiconuclear
    Yo no he jugado, por cierto, a este Pikmin 3 todavía, pero lo que dices de los niveles -que supongo que te refieres a esta tercera entrega- me alegra, porque tal vez era uno de los déficits, sobre todo del primero. La crítica me ha gustado y me parece muy informativa, que es su función, pero empezar a leer y encontrarme al principio con esa afirmación tan categórica me ha sorprendido porque mi sensación con Pikmin era totalmente distinta.

    Muchas gracias por lo del artículo. Espero que puedas encontrar algo que te resulte de interés.

  20. MoiBlackInk

    @chiconuclear
    Una duda que tengo. En el modo historia, es tipo pikmin 2? que puedes tener los dias que quieras, y explorar el mapa, o ir a tus anchas? Es decir, que no es tipo pikmin uno, con un contador y toda esa movida.

  21. Víctor Martínez

    @moiblackink
    Puedes tomártelo con calma, sí. El límite de días lo pone la cantidad de fruta que vayas consiguiendo para sobrevivir, que, creo, es limitada, aunque hay un margen muy grande.

  22. MoiBlackInk

    @chiconuclear
    Vaya.. 🙁 bueno, supongo que no sera un impedimento para explorar el planeta y hacer el gamba por ahi no? Esque me preocupa la duracion del juego, no quiero acabarlo y dejarlo apartado. En fin, gracias por la info ^^

  23. Víctor Martínez

    @moiblackink
    No, no, por falta de tiempo no será; el juego es bastante largo y una vez termina todavía se pueden hacer muchas cosas. Creo que es importante ir sin saber muy bien cuándo va a terminar, es uno de las cosas más guays del juego.

  24. MoiBlackInk

    @chiconuclear ok genial gracias!! me dejas mas tranquilo ^^ a ver si ahorro un pcoo y me lo pillo, que ultimamente no hago mas que comprar juegos xd