Salto a la pata coja

Análisis de Mirror’s Edge Catalyst

Análisis de Mirror's Edge Catalyst

La primera escena en el Prólogo del primer Mirror’s Edge —la que viene después de una cinemática cutre y un tutorial regulero— es una cosa formidable. En un minuto, clavado, nos dicen cómo se llama el juego y quién lo ha hecho, pero sobre todo nos enseñan cómo deberíamos jugar y qué sentiremos si lo logramos. La respiración de Faith, las marcas en rojo, el uso de la cámara lenta, la música al aterrizar… Se establece el tono del juego de una forma ejemplar y es imposible no querer repetir aquello cuando DICE nos cede otra vez el control de la muchacha.

En Mirror’s Edge Catalyst se puede jugar del mismo modo y sentir algo muy similar. Se puede, y es una diferencia importante, a pesar de todo.

El inicio es bastante menos destacable, por ejemplo. Faith Connors, que es la misma y es otra —cosas del reboot—, abandona un centro de menores tras haber estado varios meses encerrada. Si quieres saber cómo acabó ahí, dice el mensaje en una pantalla de carga, puedes leer el cómic Mirror’s Edge Exordium. No, gracias. El interés por la historia de Catalyst decae pronto, cuando queda claro que las buenas intenciones no van a pasar de ahí. Los runners vuelven a ser un grupo sin motivaciones claras —su lucha contra El Conglomerado, el grupo corporaciones que lo controla todo en la ciudad de Glass, empieza a tener sentido al final del juego— y esta vez tenemos otro montón de personajes y facciones que vienen y se van sin aportar nada. Ni siquiera recurriendo al terrorismo puro y duro se consigue impactar a un jugador que, claro, también ve venir de lejos todo aquello que el guión presenta como sorpresa.

Análisis de Mirror's Edge Catalyst

CATALYST ES, TAMBIÉN A NIVEL VISUAL, MENOS CONTUNDENTE QUE SU PREDECESOR. EL EXCESO DE EFECTOS Y REFLEJOS POCO DEFINIDOS NO AYUDAN POCO SOBRE UNA IMAGEN YA LO BASTANTE BORROSA.

La trama es una excusa para todo lo demás, desde luego, pero hay que hacer un esfuerzo mayor para verlo así. Creo poder señalar al culpable: con la nueva estructura de mundo abierto es fácil confundir una ciudad aséptica, sometida, con una que simplemente está vacía y se ve artificial. Los detallitos que deberían meterte en la historia, te sacan. Siempre ves a la misma gente en los mismos sitios: obreros golpeando con un martillo imaginario tras un escaparate de cristal, señoras y señores muy bien vestidos que esperan en azoteas para encargarte misiones secundarias de traca; toma este frasco y llévalo tres terrazas más allá en 32 segundos. El tío llevaba ahí quieto horas, tal vez días.

Son, eso sí, 32 segundos bien medidos y casi siempre divertidos. Los trayectos se disfrutan, lo mismo en una carrera contrarreloj que en ruta hacia el próximo objetivo, por el genial control que se recupera casi intacto de la entrega anterior. Gusta correr, saltar, dar volteretas y rebotar entre paredes; adaptar los videojuegos de plataformas clásicos a un entorno realista, usando el parkour como referente obligado, vuelve a ser un ejercicio de diseño tremendamente lógico, intuitivo y eficaz. Más sutil, pero no menos importante, tenemos otra vez el tema del flow: enlazar todas esas acrobacias sin perder velocidad es otra mecánica muy de videojuego, no tan distinta a cualquier otro combo, que sirve al mismo tiempo como desafío y como recompensa. Es una idea simple y brillante, que en este Catalyst nos explican un poco mejor que en el título anterior: una pequeña barra en la parte inferior izquierda, que se llena cuando mantienes un buen ritmo, se puede gastar para acelerar a tope con un impulso.

Análisis de Mirror's Edge Catalyst

La relevancia de esa fluidez choca de la peor forma con los malditos coleccionables. Hay orbes flotantes y chips de no sé qué por todas partes, dispuestos a darte unos poquillos puntos de experiencia si te desvías del camino previsto. Una vez más, ignorarlos no es tan sencillo como parece: algo en tu cabeza de jugador completista hace mal contacto, hace chispa, cuando vas por ahí correteando y empiezan a aparecer iconitos cerca. Es una convención absurda al servicio de otra, la de la progresión con habilidades desbloqueables. Su peso es relativo, porque no tardas mucho en conseguir todo lo que necesitas para disfrutar de los brincos y los wallruns —las mejoras relacionadas con el combate no son tan prioritarias—, pero no aportan nada. Más sentido tiene el gancho, fíjate, que se utiliza lo justo para limitar el acceso a zonas que tocará visitar más adelante: primero aprendes a balancearte llegar a distritos más apartados y luego, cuando te instalan el plug-in correspondiente, puedes tirar vigas que bloquean ciertos accesos.

También corta un poco el rollo lo de ir consultando el mapa. Una nueva parte de la ciudad se abre siempre antes de que llegues a familiarizarte con la anterior y los indicadores no son infalibles. Con todo, es obligatorio pasar por el menú de opciones y cambiar la nueva visión de runner por la clásica, con los objetos que se pintan de rojo sobre la marcha para indicar el camino y una estela que, si no queda más remedio, puedes activar pulsando el stick derecho.

Al despiezar el diseño de Mirror’s Edge Catalyst, el combate es la parte más desconcertante. No lo pondría en el montoncito de los aciertos heredados, pero tampoco merece estar entre las novedades que nadie había pedido. Se notan las ganas de hacer evolucionar esa mecánica, desde luego hay buenas intenciones, aunque se queda a medio camino. Sin la posibilidad de desarmar a los guardias para usar sus pistolas —lo prefiero como opción desaconsejada desde el propio juego, pero tampoco me parece mal la prohibición—, Faith se lía a hostias con cierta frecuencia. Su forma de luchar no tiene mucho secreto, pero encaja bien con la filosofía del título: soltar un guantazo en carrera o golpear al caer desde una posición elevada son las estrategias más efectivas, sobre todo ante enemigos con más blindaje. Cuando eso no sale y las peleas se estancan, lo suyo es esquivar y atacar por detrás o controlar la dirección de la patada para lanzar a los antidisturbios por el balcón. Llega a funcionar casi como un puzle extremadamente simple, porque hay que organizar y priorizar ciertos ataques y objetivos, pero las físicas no siempre colaboran y a veces el ragdoll queda especialmente cómico —un tropiezo gracioso te hace olvidar que Faith, poca broma, acaba de tirar a media docena de tíos desde un edificio de veinte plantas.

La mezcla de ingredientes es simplona, pero no hace falta más para que las misiones principales sí acaben saliendo como uno esperaba, con varios actos bien marcados. Lo normal es estar primero un rato examinando tu entorno, con calma, buscando la mejor forma de alcanzar el objetivo; alcanzar la tubería que toca para seguir subiendo resulta especialmente estimulante cuando estás llegando ya a lo alto del rascacielos y el viento se nota más de lo que te gustaría. Acabas casi siempre delante de un ordenador, para copiar información o anular un sistema de seguridad, y a partir de ahí toca escapar de una forma más o menos intensa y espectacular.

Sin duda es posible jugar de un modo concreto y buscar espacios para olvidar los problemas de Catalyst. Es evidente, explícito incluso, cuando llegas a una zona en construcción que entiendes sí o sí como patio de recreo. Es un sitio ideal para intentar desbloquear los logros y trofeos, repescados también de la primera entrega, que te piden enlazar una serie de piruetas concretas.

Por eso, aunque dudo mucho que algún fan del original encuentre aquí el regreso que había soñado para Mirror’s Edge, también me cuesta creer que no sepa disfrutarlo.

Las virtudes siguen estando por encima de unos problemas que molestan sobre todo por ser muy evidentes. Todos los análisis que he leído sobre el juego son básicamente el mismo y es imposible que en DICE no supieran ver qué fallaba. No es que no pudieran hacerlo mejor, es que a alguien no le importó lo suficiente; lo peor de Mirror’s Edge Catalyst es que nunca aspiró a ser especial. [7]

Redactor
  1. Kipik

    @petete_torete Y no vuelvas.

  2. Mis cojones

    A ver si me saco ya la carrera y me hago guionista o algo.

    ¿Alguien quiere unos personajes como fantasmas que se camuflen por entre las esquinas, como en Pedro Páramo? xddd

  3. Preacher (Baneado)

    En algún momento decidí cancelar mi reserva y comprarlo a 30 euros después del verano. El otro día caí en que, joder, ya había salido el juego a la venta y NADIE de mi lista de amigos lo estaba jugando. Un Doom por aquí, algunos todavía con Uncharted 4, alguien dándole una oportunidad al pobre Mad Max, otros despidiéndose de Geralt… Pero nadie de mis amigos estaba jugando al puto nuevo Mirror’s Edge. Y sentí bastante pena, pero también cierta alegría al darme cuenta de que EA se merece un hostión de ventas importante, porque teníamos muchas ganas de volver a ver a Faith, pero no de cualquier manera. Espero que sepan ver que no tiene sentido intentar ampliar el espectro de una franquicia perdiendo por el camino a los fans que ya tenía. Sé que supone la muerte de Mirror’s Edge, pero el tropezón remarca una lección más amplia y valiosa. Faith se ha sacrificado por nosotros, en cierto modo.

  4. plissken

    Me lo pasé hace unos dias, a toda pastilla y saltándome los videos. Fué como ir al dentista: doloroso, pero necesario.

    A partir de entonces me lo estoy pasando bomba intentando acercarme lo más posible a los records mundiales de cada carrera. A veces quedo más cerca, y a veces más lejos… pero eso es Mirrors Edge. Ni campaña ni orbes ni nada: solo un crono e ir rascando décimas. Y en eso sigue siendo tan bueno como el primero.

  5. plissken

    @preacher estoy de acuerdo contigo, pero personalmente necesitaba correr de nuevo. Habría preferido un nuevo dlc del primero, pero como esto es lo que hay, ha caído día 1.

  6. Gegr is Win

    «Me voy a leer el cómic, ya que la historia me interesa mucho» dijo nadie, nunca.

  7. gato_dev

    Pure two como lo ponies y lo linen, si me sleeve golfers a sugar so 1 y pinto, que Paso de gastarme in euro en also ask que no me sports Nada, a over to-do teniendo en clients la lists de pendents que tengo

  8. Corskrew

    Tener una franquicia especial y querer volverla «ordinaria». Me jode por lo que me gustó el primero pero, aunque tenga muchas ganas de dar brincos, no voy a gastarme 50 o 60 castañas. En fin, a esperar rebajas.

  9. Diego.

    Aunque tu análisis es muy acertado, mi sensación final es mucho más negativa que la tuya. No he sido capaz de perdonar tanto. Puede que lo haya jugado un poco enfadado de principio a fin, porque los primeros 20 minutos me robaron las ganas, pero yo que se. No puedo mirar hacia otro lado ante la capa de impersonalidad que le han pintado a brochazos los de DICE a esta secuela.

    Lo esperé durante años con ilusión y lo acabé jugando por obligación.
    Mucho dolor a lo largo del juego, misiones insulsas, idas y venidas sin mucho sentido, secundarias siempre iguales, pérdida de la esencia…

    Me lo salvó un par de días más el hecho de poder hacer cosillas online, como carreras y eso pero hacia mucho tiempo que no cerraba la caja de un juego y lo metía en la estantería tan apesadumbrado, sabiendo que posiblemente nunca más lo iba a jugar.

    Larga vida a Mirrors Edge, en cualquier caso.

    @preacher
    Pensé durante muchos días en hacer lo mismo que tu, sobre todo después de haber oído a Pep hablar en algún Podcast previo, además venía de las Tortugas Ninja, que ya fue un palo bastante duro, pero no se por que, al final sentí que debía algo a la saga (brote romántico). Y joder, que error.

  10. DIOSTHOR

    Yo directamente hago como que no existe. Mi ilusión con este juego ha ido de la espera tortuosa a la infame, necesaria y justa cancelación de la reserva, esto durante un par de años largos en que ansiaba esta secuela.

    Que a un par de semanas del lanzamiento nadie se acuerde de esta secuela, dice mucho de cómo se han tomado este juego desde DICE y EA. Que puede tener sus cosas buenas, desde luego, pero todos sabemos que es un escupitajo a lo que hizo grande al original. Y después de 6-7 años se sigue recordando aquél. Éste, sin embargo, ya está en el baúl del ostracismo.

    Qué pena me da todo esto, en serio.

  11. METALMAN

    Me duele que una empresa como Digital Illusions se dedique a usar la cocktelera al estilo ubisoft, metiendo un poco de esto y una pizca de lo otro solo porque es popular o porque es el modelo que más vende…se pierde la fe en este mundillo con cosas como estas.

    Cuando los grandes equipos dejan de hacer lo que quieren y se centran en responder a los estudios de mercado, dejan de ser lo que eran.

    Soy muy fan de DICE, pero esto es de vendidos. Yo no pienso pillarlo ni de oferta.

    Saludos!

  12. Koldo Gutiérrez

    Joder. No por esperado resulta menos doloroso. :_(

  13. Preacher (Baneado)

    @legorrion dijo:
    Buen análisis.

    Dudo que el juego no venda. Si seguramente la franquicia quedará dañada y venderá menos en su próxima incursión. La gente va a castigar a un juego que ni se hizo aún, por un juego que compraron y no le gustó. Asi funciona el consumismo.

    No tengo cifras en la mano, pero te puedo decir por gente que conozco que trabaja en tiendas que el juego no está volando de las estanterías precisamente. No sé si podemos hablar de batacazo, pero desde luego no está vendiendo lo que se esperaba. Y me juego los cojones a que el early access ha cancelado más reservas de las que ha creado.

  14. Leonighart

    Pues para lo que dice el análisis, un 7 me parece muy benevolente.

  15. SrVallejo

    @preacher

    El batacazo en ventas lo achacarán a la franquicia, no a la entrega. Esta gente no aprende, se pega cabezazos y rebota de forma graciosa sacando juegos sin ton ni son.

  16. Triple_R (Baneado)

    Yo tenia entendido que el primer Mirror’s Edge era de nicho

    Que gusto mucho pero vendio poco

    Y a lo mejor se esperaba que los fans alimentaran el hype de la nueva entrega enfocada al publico general pero que han conseguido lo contrario

    Cada vez costara mas crear videojuegos y lo intentaran rentabilizar apelando a sagas iconicas pero con diseños a golpe de estudio de mercado
    Espero que no toquen los Legacy of Kain: Soul reaver para cualquier cosa que no sea una remasterd, porque menudo susto fue el Nosgoth (aunque al final no tenia nada de la saga)

  17. Diego.

    @preacher
    @srvallejo
    No tengo datos más concretos, pero creo que esto nos puede dar una idea.
    En amazon no está ni en el top 100 de juegos más vendidos de 2016.
    En Reino Unido entró como segundo en su semana de lanzamiento, a la semana siguiente estaba el sexto.
    No, no tiene pinta de haber vendido mucho.

  18. Héroe

    @pep_sanchez

    ¿cuánto dura la campaña? ¿se puede empezar a piñón con los contrarrelojes, o se desbloquean conforme avanzas en la trama principal? ¿se puede acceder desde un modo aparte, o sólo están en el mapa?

    De verdad que no entiendo esta pérdida de la inmediatez en tantos juegos y géneros. ¿qué aporta el mundo abierto en juegos de conducción, por ejemplo? Supongo que aquí los defensores de Forza Horizon se me echarán al cuello, pero los desplazamientos entre eventos eran un absoluto coñazo que poco aportan

  19. KilgoreT

    A mi que el primero no me mató, este ni con un palo.

  20. CapitanaElaineMarley

    El primero fue «cojoniastico» y esta segunda parte que la estoy crujiendo poco a poco no me parece tan malo, no está ni mucho menos al nivelón de la primera parte,desde luego,pero este «cataclyst» tampoco es para hacer con el una ensalada con mucho vinagre, ciertos detalles del juego molestan y no me gustan en absoluto,pero la esencia está ahí,ahora la IA de los enemigos es cutre de cojones,eso si que es cutre,precisamente por eso,han querido implementar más combate en el juego y eso es una puta cagada.

  21. Moebius

    Siempre nos quedará el primero. A mi hasta me llama más la atención artísticamente. https://www.youtube.com/watch?v=3a4nmHvPBaU

  22. Mominito

    Desde luego que lo de DICE es de CIEGOS.

    0% Feedback

  23. Pep Sànchez

    @leonighart

    Es peor que el primero y es una lástima que haya seguido ese camino, pero sigue siendo mejor juego que la gran mayoría. En cualquier caso, si sirve de algo, llegué a pensar en el 6 —porque el final es terrible— y nunca en el 8. Pero creo que está bien el 7.

    @majinantonio

    Las carreras son solo accesibles desde el punto indicado en el mapa y necesitas, como poco, avanzar en la historia hasta desbloquear el distrito donde está el iconito.

    De nuevo, se me da fatal calcular la duración… Pero sí, estará sobre las 8-10 horas que dicen en HowLongToBeat.

  24. Samsks

    Se veía a la legua que era un siete amarillo como una casa.

  25. creeping

    Según el texto de Pep, me da que es un juego de 6 como mucho, me parece a mi.

  26. Brea999

    De los que caen por la store por menos de 30 leuros.
    Si como dice @preacher se están dando la ostia, no tardarán en bajar el precio.

    Aun con todo, tengo ganas de probarlo.

  27. Héroe

    @pep_sanchez

    No lo pillan. O igual soy yo el raro, yo qué sé

  28. TracesOnSky

    Me voy a pasar de nuevo el primero. Que se queden sus orbes flotantes semietéreos.

  29. V0id

    @sabin dijo:
    Joder. No por esperado resulta menos doloroso. :_(

  30. NestorBech

    «lo peor de Mirror’s Edge Catalyst es que nunca aspiró a ser especial.»
    Joder, Pep, qué final más bueno.

    No he jugado a ninguno de los dos (el primero caerá pronto) pero Mirror’s Edge lo vinculaba a Portal. Este lo vinculo a mundo abierto mal hecho.

    Al menos este juego ha servido para que me apetezca hacer un poco de parkour y pruebe el primero. Ni tan mal.

  31. Oldsnake

    No me percaté que ya estaba a la venta, ni siquiera han sabido anunciarlo. 😕

  32. Ronie

    El primero lo disfruté mucho. De hecho, en el descubrimiento que supusieron para mí los logros con la 360, me lo pasé sin usar armas. Lo que había ido leyendo y escuchando sobre esta segunda parte antes de la salida me quitaron las pocas ganas que tengo últimamente por coger un mando. Es más, tengo el EA Access y ni si quiera he bajado la versión de prueba.

    Por cierto, @pep_sanchez, qué maravilla de análisis 😉

  33. Oh no señor yo soy bueno

    @thealcaudon
    SPANISH MODERFUCKER YOU SPEAK IT!?

  34. DrTenma

    ¿Existe el concepto de ‘Diseño por adición’? porque le vendría al pelo al juego por lo que leo en el análisis. Hay un toque muy ridículo en que haya señores esperando en azoteas para pedir que se lleven cosas en un tiempo determinado…

    En fin, magnífico análisis, @pep_sanchez eso sí, a mí me han entrado ganas locas de volver a jugar al ‘Mirror’s Edge’ original.

  35. gato_dev

    @spacematter
    You have got reason!!!!
    La madre que me parió… esto me pasa por escribir sin verificar que narices escribo y el puto diccionario que en ese momento lo tenía en inglés. SORRY.
    Traduzco:

    Pues como lo pones y lo ponen, si me quedo jugando al 1 y punto, que paso de gastarme in euro en algo que no me aporta nada, a más teniendo la lista de juegos pendientes que tengo.

    (más o menos)… madre mia…

  36. DrMuerte

    Desde el principio quitas todas las ayudas, visiones fantasmas de runners, marcas de vida, no coges nada de mierdas flotantes amarillas, ni misiones de recadera, ni contrarrelojes, ni pierdes tiempo en ir de aqui palla para empezar las misiones y…lo pillas por 20 o menos euros y oye, no esta nada mal.
    Respecto a la ambientacion, yo lo veo todo muy nitido y con un diseño artistico maravilloso. Para mi mejor que el uno. Solo le sobran los combates obligatorios.