De tributos y atributos

Merger 3D y la nostalgia mal

Merger 3D y la nostalgia mal

Después de largos años de homenajes y referencias ochenteras, el videojuego lleva más o menos un lustro acordándose de aquellas partidas intensísimas a los FPS de los noventa, juegos como Wolfenstein, Doom o Quake que sentaron las bases de un género que sigue funcionando, evolucionando y ramificándose en distintas variantes y fusiones con otros géneros. Y a menudo da la sensación de que toda obra audiovisual o interactiva que nos recuerde a los tiempos de una infancia más feliz y despreocupada ya tiene ganados algunos puntos por el mero hecho de existir.

Tenemos casos recientes de homenaje nostálgico que, además de tocarnos esa fibra generada en otra época, saben sintetizar las grandes virtudes de aquellos juegos e incluso reformular ciertas ideas para adaptarlas a los nuevos tiempos o simplemente hace algún tipo de reflexión o sátira. El reciente y magnífico remake de Doom es un ejemplo de esa extrapolación de las ideas clásicas a parámetros actuales, y la prueba viva y coleante de que ese proceso tiene sentido y puede funcionar.

En la otra modalidad, la de la reflexión o la sátira, tenemos casos como el de Devil Daggers, una especie de ejercicio de síntesis que despoja a Quake de algunas de sus características para extraer y pulir al máximo la experiencia vertiginosa de sus momentos álgidos y convertirlos en la única manera de vivir el juego. Recorrer una plataforma cuadrangular que flota sobre el vacío disparando a figuras demoníacas voladoras y muy veloces que nos atacan en bandadas. La capa estratégica es aquí enorme: se trata de correr continuamente hacia atrás sin perder la ubicación de los límites del escenario, aniquilando a toda velocidad a esas nubes de calaveras malignas que se desplazan en una suerte de chorros discontinuos. Debemos gestionar los espacios y encontrar tiempo para derribar los núcleos infernales de donde brotan nuestros enemigos, como plantas del averno que expulsan un polen mortífero.

Funciona casi como un minijuego en el que el objetivo es durar unos segundos más que la vez anterior, y ni siquiera se contempla la posibilidad de una victoria, de un final. Incluso en la faceta estética parece tomar los trazos más gruesos del primer Quake y servirse de ellos para crear su pequeña tortura.

La sátira podría venir de STRAFE, un FPS todavía en desarrollo que no solo sirve de homenaje a los juegos de los noventa sino que también aprovecha para recordarnos lo ridículos que fuimos. El dominio de su web oficial es el primer chiste, strafe1996.com, que sigue con su página web totalmente desfasada y llena de tablas horribles y gifs. A partir de ahí el asunto se les va de las manos con una suerte de rip-off genuflexo de Quake II, uno de los primeros FPS poligonales, que echa mano de las mismas estructuras de mapas y refuerza el espíritu de adolescente metalero que la industria promovía entonces, le gusto por lo grotesco y gratuito y esa obsesión por sobrevalorar sus propios logros técnicos que ha sobrevivido hasta nuestros días.

Al otro lado de la balanza tenemos un proyecto recién lanzado, Merger 3D, que nos sirve como ejemplo perfecto y muy representativo de qué sucede cuando la nostalgia se desboca y se utiliza de una manera superficial como reclamo. Se trata de un FPS de estilo retro que recuerda poderosamente a Wolfenstein 3D y el Doom original, y que intenta postularse como un juego de los noventa que ha viajado en el tiempo: solo pesa 10 megas (¡cabe en solo siete diskettes de 3½!) y además es compatible con todos los sistemas Windows comercializados en las últimas dos décadas. Si tomamos la tarea de instalar Steam en Windows 98 como parte del juego, podríamos estar ante algo tan revolucionario como un juego en el que final boss se presenta antes de empezar y es imposible de vencer, pero el problema de Merger 3D es que no tiene el menor interés en sí mismo no en el material que homenajea.

Las partidas nos enfrentan a enemigos a los que disparar en escenarios de estructura pasillera, pero no hay en él ni rastro de esos ramalazos de estrategia que circulaban por las venas de los clásicos. No hace faltar estudiar los mapas para despejarlos de la manera más rápida y precisa, ni existe ese pequeño margen táctico a la hora de abordar oponentes que utilizan uno u otro patrón de desplazamiento y ataque. Merger 3D tiene más en común con un machacabotones de esos que cualquiera puede terminarse sin tener ni idea de jugar, solo que en este caso los golpes son sustituidos por disparos en los morros de muñecos predispuestos a situarse delante del cañón.

Lo más preocupante de Merger 3D no es que sea un mal juego incluso para los estándares de 1994, sino que ha sido aprobado con un buen número de votos en Greenlight. Es un profesor de instituto de sesenta años con una camiseta de Pantera que jamás ha escuchado su música, un intento superficial y barato de agradar, y lo peor es que le ha funcionado. Estamos en un punto de obsesión con nuestra propia infancia y adolescencia que no solo nos llevamos las manos a la cabeza porque las Cazafantasmas sean mujeres, sino que abrazamos positivamente cualquier propuesta que huela a tarta de cumpleaños y libros de texto. Convertimos en fenómeno series poco más que aceptables como Stranger Things, una cascada de referencias sin demasiado orden, y compramos juegos como Merger 3D, el equivalente retro y noventero de esos juegos de la Play Store donde los gemelos no oficiales de Batman y el Capitán América plantan coles en una granja de la que caen monedas, o lo que cojones se haga en esos jueguecitos para ganar dinero rápido.

La mala nostalgia existe y es el elemento perfecto de mercadotecnia y carga emotiva, un invento diseñado en el hiperconsumismo del siglo XXI que convierte a los espectadores y jugadores en locos: en seres que solo saben amar con desenfreno y odiar con violencia. Como diría un personaje del pasado muy presente en la actualidad de internet: vamo a calmarno.

Redactor
  1. alexman85

    Entro solamente para decir que, por fin, leo a alguien decir que Stranger Things es una serie aceptable sin más; puro y simple derroche nostálgico ochentero.

    Gracias @pinjed.

    Buen día a todos.

  2. werewolfdev

    Fran, no tildes a Stranger Things de mala nostalgia o «Vamo a tener un problema».
    var StrangerThings = Historia correcta + Nostalgia;
    var StrangerThings = true;

  3. pinjed

    @werewolfdev

    No es mala, pero tú mismo has dicho «historia correcta». Es una serie poco más que aceptable que se ha convertido en fenómeno gracias la nostalgia como reclamo.

  4. NestorBech

    Brutal artículo, Pinjed.

    Has descrito a la perfección la extrema necesidad de volver a una época que ya se fue. Se acabó, no volverá nunca. Y no querer aceptarlo y buscar a la desesperada una dosis de nostalgia, nos trae material de dudosa calidad.

    (No se si existe pero sigo teniendo la necesidad de un botón de favoritos para guardar en Anait los artículos maravillosos, como este.)

  5. Rocks

    Pues a mí Stranger Things me ha encantado. Cierto es que sin el poso dejado de pequeño por los Goonies, E.T. o Expediente X no conectaría tanto, pero fuera de eso, me parece que la historía es correcta, los personajes funcionan (aunque sean cliché ), hay actuaciones brillantes, la producción es buena…

    En definitiva me parece una serie por encima de la media y que además te transporta a ese momento de la infancia. Para mí, es nostalgia bien jugada.

  6. werewolfdev

    @pinjed dijo:
    @werewolfdev

    No es mala, pero tú mismo has dicho «historia correcta». Es una serie poco más que aceptable que se ha convertido en fenómeno gracias la nostalgia como reclamo.

    Claro. Y eso no significa que sea mala nostalgia. Por favor, hace referencias a toda una escena que en los ochenta era «underground», como The Clash, Dungeons and Dragons, Joy Division,… lo chusquero hubiera sido mencionar lo «mainstream»: Michael Jackson, Madonna y el jodido Monopoly… Es buena nostalgia. Nostalgia que muchos ignoraron. Y tiene más mérito si consideras que el señor JJ Abrams no lo consiguió con mucho más presupuesto… Siento que pienses que es mala. Y no, no estoy de acuerdo.

    Mezclar con correción tanto elementos tiene su mérito.

  7. el_adri2020

    Genial artículo pero yo creo que esto hay el leerlo en las dos direcciones, hay obras que son encumbradas gracias a la nostalgia, pero tambien hay otras a las que la nostalgia no dejan ver sus aciertos. Evidentemente Sranger Things no es una obra maestra, pero es mucho más que una sucesión de referencias, de hecho funcionaría igual sin ellas, aunque no hubiera tenido tanta notoriedad claro (al igual que Devil Daggers o Strafe).

  8. Txanke

    La seccion de comentarios de este articulo a partir de ahora se convierte en foro de debate de la serie Stranger Things.

    Hagan juego.

  9. pinjed

    @werewolfdev

    Cuestión de gustos, supongo. Yo vi el relato de siempre plagado de referencias a lo loco tanto a películas concretas de los 80 como a clichés de aquel entonces, si bien al ser una serie tenía tiempo no solo de meter más y más referencias (la visión de Stephen King sobre la infancia, el toque de las películas de instituto, la relación Eleven-Brenner…) sino también de contar la historia desde más puntos de vista distintos y no solo el de los niños, como fue el caso de Super 8, que tenía más presupuesto pero solo 110 minutos para recrearse.

    Dicho esto, a mí Super 8 me parece bastante mejor que Stranger Things.

  10. Café

    Member Doom?
    Oh, oh I member!

  11. el_adri2020

    @matthewmurdock
    @txanke
    bueno es un artículo sobre la nostalgia y el debate será sobre la nostalgia, no veo donde está el problema.

  12. McPollo

    Stranger Things es mediocre. Bastante olvidable.

  13. Minsc

    luego me leo el artículo con tiempo, solo voy a dar mi opinión de Stranger Things ya que veo que se comenta por aquí.

    A MI, me ha encantado.

    Se podrán debatir muchas cosas de su calidad o si el exceso de referencias la hace mejor o peor producto, pero lo importante al final es que conecte o no contigo.

    Ah! y Super 8, PARA MI, puta mierda.

  14. Mimercio

    Stranger Things es buena, Stranger Things es mala, es aceptable, es olvidable, es la mejor serie del universo, es cutre, es buenísima… Lo bueno del mundo del cine y de los videojuegos es que cada uno puede tener su criterio y su gusto personal… Igual que pasa con la música. ¿Qué es bueno y qué es malo? Pero lo más importante, ¿quiénes sois vosotros para decir que algo es bueno o malo con tal magnitud de «esto es así»?

    Me parece bien que se expresen opiniones, pero hay que bajarse un poquito del altar de la sabiduría. PARA MÍ Stranger Things es una serie muy buena que me ha hecho disfrutar, y no tengo que buscar más connotaciones ni excusas para que me guste. Desde hace unos años, ser guay requiere criticar absolutamente todo lo que tenga éxito. Aparte del reclamo nostálgico, la serie tiene muchos más factores para disfrutarla.

    Para ser un entendido te tiene que gustar The Wire, Breaking Bad y Los Soprano; eso es un requisito indispensable. Saber encadenar párrafos cargaditos de metáforas y buenas palabras no le otorga a uno el criterio definitivo deluxe nivel dios. Y eso es así, cabesa.

  15. Minsc

    @mimercio
    solo te puede dar positivo una vez, lo siento

  16. werewolfdev

    @mimercio dijo:
    Stranger Things es buena, Stranger Things es mala, es aceptable, es olvidable, es la mejor serie del universo, es cutre, es buenísima… Lo bueno del mundo del cine y de los videojuegos es que cada uno puede tener su criterio y su gusto personal… Igual que pasa con la música. ¿Qué es bueno y qué es malo? Pero lo más importante, ¿quiénes sois vosotros para decir que algo es bueno o malo con tal magnitud de «esto es así»?

    Sólo estamos expresando opiniones, igual que tú has hecho escribiendo tu comentario. Pero de forma relajada, hombre. Que yo sepa nadie se ha subido a ningún altar. Fran ha dicho que la serie no le gusta y yo le he dado mis motivos en contra. Acepto su opinión y él la mía. Y tú tienes la tuya, como es natural, y como tiene todo el mundo. Nadie se ha encendido… 😀

    Disfruto mucho los escritos de Fran (@pinjed), respeto su opinión, pero es normal que no siempre se esté de acuerdo en todo, ¿no?

    Todo el que ensalza algo, lo hace porque piensa que merece un compromiso de su parte, y tienes que tomartelo como una opinión más, si no pasa lo que pasa en otros foros, que la gente empieza a arrojarse cosas y se monta la de Siria.

    Dialogo SI. Respeto SI. Guerra NO.
    Paz.

  17. Deses

    ¡A tomar por culo con Stranger Things ya hombre!

  18. pinjed

    @matthewmurdock

    Por alusiones me gustaría saber a qué te refieres.

  19. Mimercio

    @werewolfdev

    Toda la razón del mundo. Soy seguidor de la página y del podcast, no tengo absolutamente nada en contra de nadie y valoro el trabajo que hacen todos los que curran y se lo curran tanto por aquí.
    Supongo que para el que escribe el artículo debe ser un coñazo tener que adaptarte a un «en mi opinión», o «yo creo» todo el rato. Hay que escribir de manera afirmativa y tirar palante con el criterio de uno, pero algunas veces pasan estas cosas.
    No debería sentirme ofendido porque ese producto no forma parte de mí, es un trabajo que han hecho por los EEUU que no me toca absolutamente nada, ni familia ni amigos tengo por allí.
    El caso es que hay veces que (a lo mejor no es este el caso) el «entendidismo» de algunos te hace sentir como gilipollas si te gusta algo. Comentarios como «Stranger Things es mediocre» sin ningún tipo de desarrollo posterior, como ha expresado @mcpollo me genera una réplica impulsiva, pero posteriormente me paro y pienso que hay gente que tiene de verdad el criterio deluxe premium y ante eso no puedes hacer nada.
    Ante todo, deportividad.

  20. pinjed

    @mimercio dijo:
    Stranger Things es buena, Stranger Things es mala, es aceptable, es olvidable, es la mejor serie del universo, es cutre, es buenísima… Lo bueno del mundo del cine y de los videojuegos es que cada uno puede tener su criterio y su gusto personal… Igual que pasa con la música. ¿Qué es bueno y qué es malo? Pero lo más importante, ¿quiénes sois vosotros para decir que algo es bueno o malo con tal magnitud de «esto es así»?

    Me parece bien que se expresen opiniones, pero hay que bajarse un poquito del altar de la sabiduría. PARA MÍ Stranger Things es una serie muy buena que me ha hecho disfrutar, y no tengo que buscar más connotaciones ni excusas para que me guste. Desde hace unos años, ser guay requiere criticar absolutamente todo lo que tenga éxito. Aparte del reclamo nostálgico, la serie tiene muchos más factores para disfrutarla.

    Para ser un entendido te tiene que gustar The Wire, Breaking Bad y Los Soprano; eso es un requisito indispensable. Saber encadenar párrafos cargaditos de metáforas y buenas palabras no le otorga a uno el criterio definitivo deluxe nivel dios. Y eso es así, cabesa.

    Pero esto es un artículo de opinión. Lo pone ahí arriba. No estoy sentando cátedra ni diciendo que yo tenga la verdad absoluta, simplemente es lo que a mí como espectador me parece.

    Me parece guay discutir por qué esto sí o esto no, pero soltar tres párrafos para desautorizarme es un poco regulín.

  21. pinjed

    @matthewmurdock dijo:
    @pinjed
    Jajajja, es una tontería, pero lo explico.
    Juan Luis Caviaro es un redactor de blogdecine famoso porque en sus artículos mete una puyita contra algo que esté de moda, porque yo creo que sencillamente le gusta ver el mundo arder. Y claro, la gente entra en avalancha en los comentarios a formar la de Dios es Cristo.
    Compararte con eso tenía animus jocandi, porque mi querido Juan Luis lo hace sistemáticamente, cosa que tú no. Pero como dije antes, me da pena que en vez de estar hablando de la nostalgia, lo que lleva vinculado y su interpretación, estemos en pleno incendio por nombrar la serie de marras.
    Ya sabes, el comentarista de Internet por naturaleza es furioso, sólo le tienes que dar una ascua para que queme todo.
    Y repito, era broma, espero que no te lo tomes a mal.

    Aquí el problema lo veo en creer que una persona no tiene una opinión formada por sí misma sino que su criterio varía en función de poses, de la imagen que uno quiere proyectar o de levantar polémica. Es una especie de conspiranoia preocupante que me parece ridícula: «a ti te ha gustado Stranger Things pero dices que es mediocre para hacerte el guay». Me parece un razonamiento delirante.

    No creo que haga falta justificarme, pero a mí Stranger Things no me gustó tanto por los motivos ya expuestos. Es así de simple. Hay cien mil cosas muy de moda que me encantan, otras que detesto y muchas que ni fu ni fa.

  22. werewolfdev

    @mimercio dijo:
    @werewolfdev

    Toda la razón del mundo. Soy seguidor de la página y del podcast, no tengo absolutamente nada en contra de nadie y valoro el trabajo que hacen todos los que curran y se lo curran tanto por aquí.
    Supongo que para el que escribe el artículo debe ser un coñazo tener que adaptarte a un «en mi opinión», o «yo creo» todo el rato. Hay que escribir de manera afirmativa y tirar palante con el criterio de uno, pero algunas veces pasan estas cosas.
    No debería sentirme ofendido porque ese producto no forma parte de mí, es un trabajo que han hecho por los EEUU que no me toca absolutamente nada, ni familia ni amigos tengo por allí.
    El caso es que hay veces que (a lo mejor no es este el caso) el «entendidismo» de algunos te hace sentir como gilipollas si te gusta algo. Comentarios como «Stranger Things es mediocre» sin ningún tipo de desarrollo posterior, como ha expresado @mcpollo me genera una réplica impulsiva, pero posteriormente me paro y pienso que hay gente que tiene de verdad el criterio deluxe premium y ante eso no puedes hacer nada.
    Ante todo, deportividad.

    Sé que a veces uno tiene el día raro y tragar con sentencias tajantes y sin argumentos como «Esto es mierda y al que le guste es gilipollas» resulta bastante difícil. A mí me pasa. Personalmente, no me gusta escribir cosas así. Resultan un poco infantiles. Lo que pasa también es que tampoco es cuestión de que cada uno se monte un artículo con sus motivos pormenorizados, aunque los tenga. De hecho, el artículo de Fran ni siquiera era sobre esa serie en particular. Es más sobre la nostalgia en general, y como han comentado más arriba, estamos perdiendo el foco.

    En resumen, que cada uno confíe en su criterio.

    PD Un deporte muy poco practicado en la actualidad es el de escuchar los argumentos de otra persona y reconocer su verdad. Y se dice que hay gente que incluso cambia de opinión… Reconozco que en esto soy culpable, porque soy de los que cree que rectificar es de sabios. Claro que esto no sucede mucho en este país (que no se dice país, se dice España), donde al que cambia de opinión después de escuchar o ver algo le llaman «chaquetero».

  23. Mimercio

    @pinjed
    No he escrito tres párrafos para desautorizarte, porque tu tienes autorización para escribir lo que te dé la gana y para algo nos metemos aquí. En el 99% estoy de acuerdo o me parece que al menos están muy bien redactadas tus opiniones, pero este ha sido el 1% en el que pienso que no. Precisamente es por la frase que mencionaba @matthewmurdock arriba: «Convertimos en fenómeno series poco más que aceptables como Stranger Things»
    Mi primera impresión al leerlo es sentir que no tengo ni idea y que soy un borrego de la sociedad. La segunda es que no estoy en el grupo de los culturetas. La tercera, ya más calmado, es que es un riesgo para el redactor sentenciar de esa manera.

    Edito para añadir que ya está, que me parece aceptable la opinión, una más. Tampoco se puede rascar mucho más. Para gustos, colores y ya está, quien quiera calificar como aceptable algo que para otros es, por lo menos notable (en mi caso). Yo también he hecho lo mismo pero a la inversa con el artículo del No Man’s Sky, así que no puedo exigir tampoco nada, está claro. Todo bien, no hay que estirar más el chicle. No ha sido mi intención ofender a nadie y pido disculpas si ha sido así, aunque seguramente no haya dado para tanto. Un saludo.

  24. Yussuf Jones

    @matthewmurdock Me ha encantado esa referencia a BdC. Caviaro solo quiere ver el mundo arder… Parece que ultimamente ha cambiado el rol un poco, está más conciliador. ¿Comentas en BdC?¿Te puedo preguntar quien eres?

    Sobre el tema de la nostalgia en general estoy hasta los webs. Así de claro, el tema ya es patológico. Parece que los millenials (hace poco me enteré que los nacidos en los 80 somos millenials) estamos en un punto que no podemos salir de nuestros referentes de infancia-adolescencia. Es algo que dura ya muchos años (que la moda revival de los 80 haya durado más que los propios 80 es acojonante) y ahora parece que vamos a por los 90. No sé, creo que tiene algo que ver con la crisis y la falta de esperanza en el futuro (ya sabeis, somos la primera genereación en vivir peor que nuestros padres), además del complejo de Peter Pan que parece que nos aboca el consumismo de las últimas décadas… Son ideas chorras, puede que algún día pueda argumentarlo en plan bien.

    En mi caso, como defensor acérrimo delas aventuras gráficas, miedito me da cada vez que anuncian un desarrollo y los creadores empiezan a hablar de Monkey Island, los nosequé Quest y para de contar. Como cuando me enteré que Ron Gilbert volvía al SCUMM con Timbleweed Park ¿En serio?¿Uno de los mejores diseñadores de AG de la historia titne que recurrir a la nostalgia? Menos mal que el proyecto tiene cada vez mejor pinta y parece quehará algo más que apelar a los bajos instintos del millenial pecero.

    Total, que me siento como Bill Murray en el día de la marmota pero sin un final visible donde me ligue a Andie MacDowell.

  25. werewolfdev

    @yussufjones

    No veo aquí a nadie quejándose de «Shovel Knight», por ejemplo, que apela a la nostalgia más nintendera 8bits, o al «Timbleweed Park» que como tu mencionas tiene cada vez mejor pinta. La nostalgia no es mala «per se». El uso mal, el abuso, ese es el problema. La nostalgia siempre ha estado al alcance de todo el mundo en todos los tiempos, en los 80 y 90 fueron los 60 y 70. Ejemplo: Forrest Gump. Pasa y pasará. El punto es que los videojuegos son un medio tan nuevo que sólo desde hace muy poco estamos empezando a experimentar este fenómeno revival.

    Separar la paja del trigo, esa es la clave, amigo.

  26. Héroe

    Sobre la nostalgia mal entendida, ojalá la media de la morralla retro videojueguil se acercara a lo que ofrece Stranger Things, que aún siendo simplemente correcta es muy superior a la mayoría del mal llamado pixel art que nos invade

  27. StJ

    @mrdanix ek problema no crea que sea el tema gráfico, más allá de la dejadez aparente. Es que toda esta ola de indies vendiendo FPS noventeros no entiende qué es lo que hacía especial a esos juegos, su elemento diferenciador. O simplemente, como el caso de Strafe o Devil daggers, están haciendo algo nuevo pero usan la nostalgia como reclamo publicitario.

    Lo más cercano a un FPS noventero parece Dusk y sigue dándome la sensación de que no lo pilla. Por suerte para la gente como yo, aún queda la más que sana comunidad de Doom haciendo sus cosas

  28. Yussuf Jones

    @werewolfdev

    Aunque pongo el juego de Ron Gilbert como ejemplo me refiero a la tendencia general. Sí, el reformular referentes siempre ha existido, eso mismo hacían Lucas y Spielberg con Indiana Jones o Star Wars, pero el nivel de obsesión con lo retro (y no hablo solo de videojuegos) no tiene comparación con ninguna época reciente.

    No se trata de que me moleste la nostalgia, me molesta que sea muy mayoritaria en la cultura de masas actual, ese abuso al que te refieres.

    Puedo separar la paja del trigo, pero ese no es el tema. Me alegra que se recuperen mecánicas que habían caido en el olvido y experimentar con ellas para hacertlas evolucionar, lo roguelike por ejemplo. Ojalá hicieran lo mismo con las AG en lugar de quedarse en los mismos referentes de siempre o colgarle esa etiqueta a cualquier juego narrativo.

    No tengo nada contra ningún producto en concreto que apele a la nostalgia, sobretodo si lleva esos referentes más allá (hola Mad Max Fury Road). Hablo del panorama general y como este es indicativo de una falta de creatividad alarmante, también de nuestro comportamiento como consumidores culturales. No nos engañemos, si se tira tanto de nostalgia es porque esta vende y mucho. Y si hay tanto capullo insultando y tomándose como una afrenta personal cualquer cambio en sus referentes de la infancia-adolescencia (el día que una película destroce mi infancia pegadme un tiro) es porque le damos demasiada importancia a esos productos. Es la tendencia general lo que me preocupa.

    Creo que todo esto tiene que ver y no es casualidad que este fenómeno se haya multiplicado en los años de crisis y que seamos una generación a la que se nos educó en la abundancia y la fé en que la sociedad iba cada vez mejor hasta que la realidad nos dió en toda la jeta. Los nuevos han mamado la crisis desde pequeños, nosotros nos la encontramos en contras de lo que decían todos los expertos, ya empezando la edad adulta. Por eso creo que ese aferrarse a un pasado supuestamente mejor también en los productos culturales está muy relacionado.

    En cuanto a productos concretos la clave será separar la paja del trigo, en cuanto a intentar entender el contexto en que se da este fenómeno eso es irrelevante, amigo.

    P.D.: Y que este fenómeno se de casi a una escala tan grande en el videojuego como el cine me preocupa más, teniendo en cuenta lo joven que es este medio. Por suerte también tiene algo de lo que el cine carece hoy; un fuerte y asentado mercado indie donde también cabe la experimentación.

  29. laFunk

    A mi me encanta este rollo, bienvenidos sean los pixelacos. Devil Daggers es la ossssssssstia, juego de 10 IMHO. Otro que no pinta mal es el Gibhard!

  30. Arkanoid

    Las partidas nos enfrentan a enemigos a los que disparar en escenarios de estructura pasillera, pero no hay en él ni rastro de esos ramalazos de estrategia que circulaban por las venas de los clásicos. No hace faltar estudiar los mapas para despejarlos de la manera más rápida y precisa, ni existe ese pequeño margen táctico a la hora de abordar oponentes que utilizan uno u otro patrón de desplazamiento y ataque.

    El juego es un homenaje a Wolfstein 3D desde el mismo nombre, todo eso que dice el redactor del artículo que hecha de menos empezó a aparecer en Doom. Wolfstein era la simpleza hecha juego, avanzar y disparar contra enemigos de comportamiento clonico dentro de laberintos apenas diferenciables entre ellos.

    Se trata de un FPS de estilo retro que recuerda poderosamente a Wolfenstein 3D y el Doom original

    Aquí está el problema: El redactor pone al mismo nivel dos juegos que representan a dos generaciones de fps distintas, aunque pasaron pocos años entre ellos la diferencia no sólo tecnologica si no en conceptos jugables es enorme. Como digo antes, este juego es un homenaje al clásico Wolfsrein y sus enormes limitaciones si uno quiere encontrar los avances que trajo Doom al genero tendra que buscar en otro lado.

    No se trata de nostalgia bien o mal entendida si no de decisiones de diseño. La de este juego es obviar cualquier avance en los fps más allá de Wolfstein 3d y sus imitadores como Blake Stone o Corridor 7.

  31. Txanke

    @matthewmurdock dijo:
    @el_adri2020
    Tu lo has dicho, sobre nostalgia, no una serie en particular. Joe, que pinjed solo ha hecho una minireferencia para que el debate se centre en eso.
    ¡Hay muchas cosas de las que hablar!

    Iba a poner un simple pues eso, pero acabo de flipar con lo que ha dado de si una mencion a una serie al final de un articulo.

    BIBAH INTERNE

  32. el_adri2020

    @matthewmurdock
    jeje era bueno el Massanet, yo dejé de entrar cuando se fue de hecho.

  33. Yussuf Jones

    @matthewmurdock
    @el_adri2020

    La verdad es que ha perdido mucho ese blog. Yo sigo por pura costumbre pero están pa los arrastes… Ayyy, Massanet fue mucho mejor troll de lo jamás han sido Caviaro o Abuín.

  34. el_adri2020

    @yussufjones

    Y mejor crítico.

  35. Rokuer

    En Internet la nostalgia es el napalm que alimenta a los llorainfancias.

    Toda la razón, @pinjed.

  36. StJ

    @philip_s_owen a mí me gustaría saber qué clase de gente apoya algo como Merger 3D. Me da un poco la sensación que o no han tocado un FPS noventero, o que no les ha dado por revisitarlos. Porque yo veo el trailer y no, esto no es lo que algunos celebramos de los FPS noventeros. Como descubran lo que ha estado haciendo la gente con el viejo Doom, igual les explota la cabeza.

    @mrdanix yo del Doom nuevo solo he probado la demo y no acabo de entender a esa gente que dice que es como el viejo Doom pero con mejores gráficos. Mucho debe cambiar más adelante, porque el Doom 93 no tenía un diseño de niveles consistente en pasillo-arena-pasillo-arena. Bueno, solo a veces.

    Podrían aludir al gunplay que sí da el pego. A mí personalmente me ha gustado lo que han hecho con la IA y el diseño del combate: deja en evidencia a la competencia, creo yo. Es un juego que acabará cayendo sí o sí. Y me alegro que haya salido bien porque me esperaba algo mucho peor.

  37. PardNefzen

    Entro, comento que el texto ha estado muy bien, pero que ha patinado con el comentario de Stranger Things. Es una serie genial. Y ahora me voy.

  38. goth_yagamy

    Me recuerda más al Blake Stone que al Wolfenstein.

    Yo quiero un juego que haga tributo al S.A.R. de SNK antes de uqe hicieran solamente lucha y Metal Slug.
    https://www.youtube.com/watch?v=0RUF_AtubDI

  39. DrTenma

    Muy buen texto, @pinjed. Para no repetirme, hace ya mucho hablaba de la nostalgia y lo peligrosa que me parecía (www.anaitgames.com/status/953054).

    Últimamente aparece más de lo normal en nuestras vidas, también opino que se ha exagerado mucho ‘Stranger Things’ y, de hecho, yo casi la meto en el sector de «nostalgia no tan bien aprovechada», pese a que es una serie que me entretuvo (creo que es compatible disfrutar con algo y no considerarlo lo más de lo más, a veces parece que se deba valorar todo en binario: genial / fatal; y hay muchos más grados).

    El reboot de los Cazafantasmas me llegó a deprimir … No por el cambio de sexo (que ni tan siquiera debería ser criticable), ni por el hecho en sí de hacer un remake que considero del todo innecesario, y ni tan siquiera porque no me hiciera ninguna gracia (tampoco es que la original me parezca una película con la que llorar de la risa), sino porque parece que hoy en día el cine «de palomitas» y entrenimiento sin pretensiones casi no existe: todo tiene que ser una saga, todo tiene que ser importante: que si el logo, que si el equipo, que si la historia de las protagonistas… En en el (mejor) cine de los 80, la clave creo que era que se daban menos ínfulas.

    En fin, que me he dispersado mucho.

  40. Koldo Gutiérrez

    Madre mía. Acabo de leer el artículo y he flipado con los comentarios. Creo que eso confirma totalmente la tesis de @pinjed y la escasa madurez del jugador/espectador medio.