Lo de ZeniMax contra Oculus sigue coleando

John Carmack retira su demanda contra ZeniMax por el dinero de la venta de id Software

John Carmack retira su demanda contra ZeniMax por el dinero de la venta de id SoftwareDesde hace cuatro años hemos estado siguiendo la sonada batalla legal entre ZeniMax y Oculus según la cual la primera acusaba a la segunda de haber robado su trabajo (al marcharse John Carmack de id Software, propiedad ahora de ZeniMax, a la empresa de la realidad virtual se habría llevado código sin autorización) para desarrollar las Oculus Rift, y exigía no solo una indemnización ejemplar sino también la retirada de las famosas gafas de realidad virtual. Aquello parecía haber terminado en febrero de 2017, cuando la justicia dio la razón a ZeniMax y exigía a Oculus pagar cerca de 500 millones de dólares a los demandantes, pero los abogados de Oculus solicitaron dos meses después que se repitiese el juicio y ahora el caso está en proceso de apelación.Pero ojo porque eso no era todo y las rencillas legales se enredaron aún más el año pasado cuando John Carmack demandó a ZeniMax por un dinero que, según el programador, la compañía le debía a él personalmente y que correspondía a la operación que acabó con el estudio id Software en manos de ZeniMax: concretamente 22,5 millones de dólares, un pico bastante apañado.El pasado jueves el propio Carmack anunció el fin de las hostilidades, al menos por ese frente, con un tuit en el que dice: «mis disputas legales personales han terminado: ZeniMax ha satisfecho completamente sus obligaciones para conmigo relacionadas con la compra de id Software, y ambos hemos retirado los cargos contra el otro». Pero matiza al final, dentro de un paréntesis: «La apelación por Oculus todavía sigue en marcha».El equipo de abogados de ZeniMax, eso sí, no para: además de la batalla legal contra Oculus (que les granjeó esos 500 millones de compensación por infringir el copyright, aunque fue absuelta del cargo de robo de secretos comerciales) y la contrademanda recién retirada tras la demanda de Carmack por la compra de id Software, también demandaron en mayo de 2017 a Samsung porque consideran que su Gear VR, al usar la tecnología de Oculus, también se está aprovechando del trabajo presuntamente sustraído a ZeniMax, un proceso judicial que sigue en los juzgados.
Redactor
  1. Txanke

    Espero que al final reine la Carmack

  2. verjovny

    Hay un paso intermedio en la demanda Zenimax contra Oculus. Hace unos meses redujeron a la mitad la indemnización de 500 millones.
    https://www.bloomberg.com/news/articles/2018-06-27/facebook-oculus-virtual-reality-stolen-tech-damages-are-halved

  3. orwellKILL

    Lo mejor sera que Lo echen a suertes.

    Piedra, papel o tijera y a correr.