Now or never

¿Qué es GeForce Now y por qué tantas compañías están retirando sus juegos?

¿Qué es GeForce Now y por qué tantas compañías están retirando sus juegos?

El pasado viernes, GeForce Now volvió a protagonizar titulares. Desde el final de su beta y el lanzamiento de su primera versión final, a principios del mes de febrero, el servicio de juego en streaming de Nvidia se ha dejado ver en los medios con cierta frecuencia por un motivo poco halagüeño: diferentes compañías de videojuegos, más grandes y más pequeñas, han ido solicitando que sus títulos dejen de estar disponibles en GeForce Now. La semana pasada fue 2K Games; antes habían sido Bethesda, Activision Blizzard e incluso el estudio independiente Hinterland, que solicitó la retirada de The Long Dark.

Un vistazo a los foros oficiales dejan ver dos grupos más o menos bien diferenciados en la comunidad de GeForce Now. Por un lado están los que ven estas retiradas como la señal inequívoca de que Nvidia, por su modelo de negocio o por la manera en que han llevado su servicio hasta el momento, se ha equivocado y es inevitable que otras grandes compañías como Ubisoft o Warner soliciten su retirada tarde o temprano; «parece que la única manera de que esto se resuelva es que alguien se mueva y lleve este caso a juicio», dice un usuario. «Pero todos sabemos que Nvidia es demasiado gallina para enfrentarse a los publishers, y probablemente deje que GeForce Now muera sin más». Por otro, están los que consideran estas retiradas un atentado por parte de los publishers a su libertad de ejecutar los juegos que han comprado legítimamente de la manera que más les convenga; «es patético que las grandes compañías le estén haciendo esto a un servicio tan pro-consumidor», dice otro usuario. «Llevadlas a juicio».

Sea de quien sea la culpa (independientemente de quién tenga que llevar a juicio a quién), el hecho es que las noticias que rodean a GeForce Now parecen tender más hacia la retirada en masa de los catálogos enteros o casi enteros de grandes editoras que hacia la llegada de nuevos juegos, aunque también hay de esas: Tim Sweeney, CEO de Epic, ha apoyado públicamente el servicio, confirmando el compromiso de su compañía con Nvidia —Fortnite es uno de los juegos más destacados en la web oficial de GeForce Now—, y CD Projekt también ha anunciado que Cyberpunk 2077 estará disponible en el servicio de streaming desde su lanzamiento.

Pero, ¿qué es GeForce Now y de dónde viene todo este jaleo?

Nvidia anunció lo que más adelante se terminó conociendo como GeForce Now en 2013; en 2015 se implementó en sus tablets Shield, en exclusiva y bajo suscripción, y en 2017 amplió su radio de alcance a PC y Mac, ya con el concepto por el que hoy lo conocemos: enlazando tus cuentas de Steam, Epic Games Store o Battle.net, GeForce Now te permite jugar desde cualquier ordenador a tus juegos, que se ejecutan en remoto y llegan a tu pantalla vía streaming; de esta manera, puedes jugar a títulos incompatibles con tu máquina (por sistema operativo o por requisitos) y desde cualquier sitio, solo con una conexión a internet relativamente decente. A principios de febrero de este año el servicio se lanzó oficialmente, con «más de 1.000 juegos compatibles» y con dos modelos de acceso: uno gratuito y limitado a sesiones de una hora, y otro de pago con «acceso prioritario», sesiones de hasta seis horas y ray tracing activado en los gráficos.

Buscando la manera menos esotérica de describir el servicio, en los términos de uso de GeForce Now se puede leer esto: «Nvidia o un socio de GFN Alliance te alquila un PC virtual para jugar, y es tu responsabilidad tener derechos suficientes para utilizar el contenido (es decir, videojuegos de terceros o DLC [contenido descargable])». Es eso: un ordenador «virtual» en el que puedes jugar a una serie de títulos, aunque no a todos por un motivo sencillo: aunque esos «derechos suficientes» para acceder a los juegos sí son tuyos (o sea: los tienes que haber comprado fuera de GeForce Now), el software como tal, los archivos, no son tuyos sino que, por simplificar, es Nvidia la que tiene que tenerlos en su ordenador, el que te alquila. A través de la interfaz de GeForce Now no accedes a tus juegos sino a los juegos de Nvidia, que, cuando seleccionas a qué quieres jugar, comprueba con tus cuentas enlazadas que tengas los «derechos suficientes» para poder acceder a ese contenido.

Es por eso que las soluciones que más intuitivas parecen en los foros oficiales (como «dejarnos jugar a todos nuestros juegos de Steam como no compatibles», sugiere un usuario) no son posibles, y también parece el origen de muchos de los problemas de GeForce Now. La disponibilidad de los juegos que hay en el servicio de Nvidia depende de los acuerdos a los que la compañía llegue con las editoras y estudios responsables de ellos. El ejemplo más explícito de los que conocemos hasta ahora es el de Activision Blizzard. La compañía, responsable no solo de algunos de los juegos más populares del mercado sino también de las principales plataformas de gestión de contenidos (Battle.net), colaboró con Nvidia durante el período de beta de GeForce Now, permitiendo que sus juegos estuvieran disponibles en el servicio; esta colaboración, sin embargo, solo se extendía hasta el momento en que GeForce Now saliera de beta, a pesar de lo cual Nvidia, por un «malentendido», los mantuvo a partir del 4 de febrero. Activision Blizzard quiere llegar a un acuerdo económico para ofrecer sus juegos en GeForce Now, según informaba Bloomberg; es razonable suponer, extrapolando la situación, que en, por lo menos, muchos de los otros casos también se buscan acuerdos y que los juegos se incluyeron en el servicio de Nvidia sin permiso o sin cerrar un trato de colaboración claro.

A eso apunta Raphael van Lierop, de Hinterland Studio, en unos tweets recientes en los que habla sobre la situación. «Nvidia no nos pidió permiso para incluir [The Long Dark] en la plataforma, así que pedimos que lo retirasen», explica. «Por favor, trasmitid vuestras quejas a ellos, no a nosotros. Los desarrolladores deberían controlar dónde existen sus juegos». Van Lierop se muestra sorprendido por las reacciones de la gente ante esta situación, que él no encuentra «noticiable o chocante»: «Nvidia admitió que cometieron un error publicando sin nuestro permiso, pidieron perdón, nos preguntaron si queríamos seguir en la plataforma y les dijimos que «no en este momento»»; según cuenta, «nos ofrecieron tarjetas gráficas gratis como disculpa, así que igual os ofrecen los mismo».

Por un lado, es razonable suponer que tal editora o estudio está en su derecho de recibir una compensación cuando su juego figura en el catálogo de un servicio como GeForce Now, o sea, cuando es uno de los reclamos que puede usar Nvidia para atraer gente a su plataforma, especialmente cuando, como es el caso, existe una suscripción de pago. La situación se complica cuanto más al detalle se va: por ejemplo, si asocias tu cuenta de la Epic Games Store a GeForce Now y tienes los «derechos suficientes» para jugar a un juego que también está disponible en Steam, es esta segunda versión la que se ejecuta en GeForce Now; o sea, aunque tú no tengas los «derechos suficientes» para jugar a ese juego en Steam en tu máquina, sí es la versión de Steam la que se ejecuta en el «PC virtual» que tienes alquilado, lo que enfanga un poco más, si cabe, la situación.

Por otro, las trabas con las que se está encontrando Nvidia (independientemente de sus posibles malas prácticas o esos «malentendidos» cuestionables) son otro recordatorio de que las licencias a través de las que accedemos a nuestros videojuegos en Steam, Battle.net o la Epic Games Store están lejos de ser un contrato de propiedad, y de que aunque la propuesta de jugar a un juego que ya tienes en un supuesto ordenador alquilado parezca tan sencilla como eso (y, de hecho, es tan sencillo como eso en otros servicios como Shadow, que sí prometen acceso a un PC remoto con Windows 10 en el que en principio puedes instalar cualquier cosa) la letra pequeña sigue siendo importantísima. 

Veremos cómo se desarrolla la situación, y si Nvidia consigue sacar adelante su servicio a pesar de las dificultades.

  1. Yussuf Jones

    Oye @chiconuclear, este artículo me genera alguna duda ¿De verdad si estoy usando geforce now los archivos que ejecuta no son los mios? Me cuesta un poco entender eso ¿No descarga mi juego de Steam en su «pc remoto»?¿No está usando mi licencia?¿No incluye Steam como plataforma el derecho a ejecutar los juegos en el PC que consideres oportuno (play anywhere o algo así )?¿En que sentido está Nvidia saltándose esas condiciones de Steam? Los que se ejecuten a traves de servicios de terceros como los de Ubi ya no me meto.

    En otros servicios de pc remoto por streaming no parece haber estos problemas de momento pero tengo la sensación que es más por el poco impacto que tienen, no parece que lo que hagan sea esencialmente diferente.

    Pero bueno, como dice el último párrafo llevamos años aceptando licencias de uso con clausulas abusivas sin que nos importe demasiado, mezclando conceptos como la distribución digital y la pérdida de derechos como usuario como si fueran un todo indisoluble aunque haya alternativas (hola gog). Hasta en los físicos hay de eso pero es más complicado de controlar el uso de un blu ray o cartucho. De aquellos polvos estos lodos. Y seguimos en esta carrera hacia ninguna parte con los servicios de streaming rollo Stadia que al final creo que son decisivos a la hora de retirar apoyo a Geforce Now. Es el futuro, dicen.

  2. Deses

    Los desarrolladores deberían controlar dónde existen sus juegos

    A pastar, como si no siguiera siendo PC. Ya de paso que controlen también qué ropa llevamos y cuánto medimos.

    Hoy en día casi no pirateo, pero cuanto más oigo hablar a esta gente menos ganas me dan de pagarles un solo céntimo.

    Por supuesto lo que ha hecho Nvidia es estúpido y completamente abierto a que les metieran la puñalada pese a su buena fé. Pero los errores de unos no justifican las prácticas de otros.

  3. Víctor Martínez

    @yussufjones
    Hasta donde sé no juegas a «tus» juegos, ya digo que en principio si juegas a tal juego que está en la Epic Games Store y en Steam y tú lo tienes en la primera, aun así se ejecuta la versión de Steam, que es la que tira desde el PC remoto de Nvidia. GeForce Now comprueba que tengas «derecho» a jugar a ese juego y te lo muestra, pero tú no tienes control sobre «qué versión» te muestra. Tim Sweeney de hecho ya ha hablado de ampliar la compatibilidad de la EGS para esta situación concreta; de ahí le vienen la mayoría de problemas, porque de lo contrario ninguna compañía podría «quitar» nada de GeForce Now, como no lo pueden quitar de Shadow o de mi ordenador si te permito acceso remoto.

  4. 1984

    Comentar que:
    – Si tienes buena conexión de internet, ya puedes usar el PC de tu casa para hacer streaming de cualquier juego de Steam desde tu casa a cualquier lugar del mundo, por ejemplo a tu smartphone, sin que puedan hacer nada de forma legal. La única diferencia en este caso es usar hardware en un datacentre que Nvidia gestiona en lugar de tu propio ordenador de casa.

    – El hecho de luchar para parar esta solución de Nvidia con uñas y dientes con la esperanza de poder vendernos una segunda copia del juego en iOS o Android o de obtener algún jugoso contrato de exclusividad de Microsoft es una de las demostraciones más lamentables de la mendicidad de esta industria y creo que está claro que ha condenado el modelo de negocio.

    – El servicio de streaming sigue siendo posible, simplemente hay que ofrecer un «ordenador» en la nube donde el usuario instala Steam, Tencent Game Store o lo que quiera y el proveedor no interviene, ni para ofrecer exclusivos, ni para ofrecer contenido extra, etc. El coste de este servicio no va a ser ni de coña tan barato, porque el proveedor no puede beneficiarse de controlar la plataforma.

    – Si la industria del videojuego cree que puede despreciar a Nvidia y no habrá consecuencias, que se preparen. Nvidia puede causar terremotos en esta industria y tiene dinero y activos de sobra para permitirse el lujo de poner a empresas como Intel o Apple en jaque. Imagínate si eres una empresa que está pensando en montar su propio servicio de streaming y decides que no quieres hablarte con el fabricante dueño del 80% del mercado de GPUs.

    Muchas gracias a esta industria por ser tan peseteros, porque están matando un modelo de negocio muy dañino para la conservación del videojuego.

  5. Yussuf Jones

    @chiconuclear Entiendo. Igualmente dudo que no puedan hacer nada con shadow, si este tipo de servicios se extienden veremos como reaccionan las desarrolladoras, tengamos en cuenta que sí hay software que asocia su uso a un solo equipo y un cambio de placa base te puede obligar a recomprarlo. Muchos EULA limitan el streaming supongo que de manera preventiva ya que este sector está en pleno desarrollo. Imagino que hay ciertos vacíos legales a día de hoy y lo que se necesitaría es jurisprudencia.

    Yo espero que este servicio no se vaya a la mierda por la falta de previsión de Nvidia ya que me parece el sistema más justo hacía el usuario y veo más ventajas que inconvenientes para los creadores. Si realmente la licencia que se ejecuta no es la «mia» me parece complicar todo el proceso de forma innecesaria.

    También recordar que las EULA no se anteponen a la legislación propia de cada país, como en el caso de la modificación de consolas (y otros hard cerrados como los de Apple) en España que es legal aunque en las condiciones ponga lo contrario.

    @1984 la diferencia que marcas es esencial. Mi PC ya no puede mover la mayoría de juegos que salen y encima me he tenido que quitar win10 por sus malditas actualizaciones obligatorias. Si hubiera geforce now para linux podría comprarme juegos de Steam que en mi PC no van mientras ahorro para renovarlo. Yo tampoco entiendo la actitud de las desarrolladoras con esto pero también Nvidia debería haber previsto esta contingencia o simplemente actuar como PC remoto y usar solo tu licencia… No sé, muchas aristas veo por aquí.

  6. ElHobbit

    Por que las compañias quieren vender dos veces el mismo juego y con el modelo de nvidia (que es el más justo) solo se vende una vez por que coges tu juego y lo instalas en tu «pc virtual en la nube que te da nvidia» (no es exactamente eso pero para que se entienda)

    Con el modelo de google compras dos veces lo mismo.

    ¿Que prefieren las compañias? Pues ya….

  7. Sisf0

    @yussufjones
    Por simplificarlo, si la tecnología esta permitiese ejecutar tus archivos sería compatible con cualquier jeugo de tu biblioteca y por lo tanto con todos los jeugos del mundo. Pero solo lo es con algunos, con aquellos que estan instalados en las maquinas de nvidia obviamente.

    Esto es un streaming identico a lo que hace stadia y cuon unas maquinas en principio peores que las de google. La diferencia es que han optado por un modelo de suscripcion y ejecutar juegos de los que tú tienes licencia. Buscando de ese modo una pirueta para no tener que venderte el jeugo de nuevo y que pruebes la suscripcion.

    Esto se arreglará supongo que con algo como spotify, pagando nvidia a las desarrolladoras por «tiempo de consumo» o algo similar.

  8. Yussuf Jones

    @sisf0 Ya pero tengo entendido que la tecnología lo permite, he leído a más de uno que en el periodo de pruebas era posible jugar a muchos juegos que teóricamente no estaban soportados. Si eso es cierto la limitación no es técnica sino formal. Por eso me parece una cosa muy rara y compleja y no acabo de entender porque se han complicado si podían hacer lo mismo que otras compañias con sus PCs remotos.

    Insisto, legalmente tengo mis dudas que las EULA de muchos juegos permitan el streaming por equipo remoto «alquilado» ya que suelen tener un montón de clausulas lo más extensivas posibles para poder ejercerlas en cualquier escenario que se les pueda ocurrir, otra cosa es que las pongan en práctica si no ven un riesgo potencial del servicio. Lo que pasa es que ni las leemos ni nos interesa que derechos nos dejan como consumidor hasta que pasa alguna cosa de estas.

  9. Mikewan

    Lo que quieren las compañias es dinero y se estan aprovechando de que esto esta en pañales para exigirlo.

    1) Las compañias no pierden copias, sino que venden más al tener un público más grande (que antes no tenian un PC potente para jugarlos)
    2) Venden copias a Nvidia, ya que como han dicho, no lanzamos nuestro juego.

    Así que esperos que las compañias no consigan ni un euro por tacaños xd

  10. Hechss

    @sisf0 dijo:
    Esto se arreglará supongo que con algo como spotify, pagando nvidia a las desarrolladoras por «tiempo de consumo» o algo similar.

    Ojalá nunca algo así…. Bastante largos son ya los juegos como para que los ingresos sean directamente proporcionales al tiempo de juego. Es que se cargan el medio, vamos.