Por la gloria de Yu Suzuki

Un repaso a los SEGA 3D Classics de Nintendo 3DS

Un repaso a los SEGA 3D Classics de Nintendo 3DS En las últimas semanas, Sega ha publicado en la eShop algunos de sus juegos clásicos más emblemáticos en Nintendo 3DS; para llevarlos a la portátil de Nintendo, han contado con M2: es difícil pensar en una opción mejor, si tenemos en cuenta que el estudio japonés tiene experiencia trabajando con material antiguo (y ajeno) y se han ganado una fama merecida recreando juegos clásicos en consolas actuales, amén de dar vida nueva a Gradius, Contra y Castlevania con sus ReBirth. En Europa, tenemos ya 3D Altered Beast, 3D Ecco the Dolphin, 3D Galaxy Force II, 3D Shinobi III, 3D Sonic The Hedgehog, 3D Space Harrier, 3D Streets of Rage y 3D Super Hang-On; mucho 3D, y no sin motivos: los juegos están adaptados para hacer uso pleno de la característica especial de la pantalla superior de 3DS, además de incluir una serie de extras y detalles que hacen que los juegos se sientan frescos, cuidados. En algunos casos es cosa del propio juego (al primer Sonic no hace falta meterle mucha purpurina para que se mantenga joven: me lo paso varias veces por año y sigue aguantando como un campeón), pero en otras el trabajo de M2 se nota mucho: no soy especialmente fan de Space Harrier, pero hay que reconocer que la versión de 3DS está muy cuidada. He tenido la fortuna de pasar las últimas semanas de 2013 y las primeras de 2014 rodeado de clásicos de Sega; me quedan un par por probar, pero creo que merece la pena pegarle un repaso a estos 3D Classics, y ver qué novedades y características tiene cada uno. Mientras terminamos de darle un meneo a los que nos faltan, vamos allá. Un repaso a los SEGA 3D Classics de Nintendo 3DS 3D Space Harrier Space Harrier no es el mejor juego de Sega. Si me preguntáis, ni siquiera me parece especialmente destacable; es icónico por muchos motivos, pero sus cartas (el juego con la profundidad, la traslación del shmup a las tres dimensiones simuladas) son hoy mucho menos impresionantes que en su día. Y sin embargo tiene algo especial jugar a esta nueva versión; no siempre es tan evidente, pero en más de un momento se nota que en M2 se toman muy en serio estos proyectos: cada rincón del juego está cuidado para ofrecer la experiencia más parecida a la original añadiendo el efecto 3D, algo que, por lo visto, no fue especialmente fácil, según explican. Como es tendencia en estas conversiones de M2, en las opciones podemos personalizar la partida para adaptarla a nuestros gustos. Personalmente, y en especial en arcades clásicos o cortados según un patrón clásico, soy muy de jugar con todas las opciones por defecto: gajes de pasar muchos años en comunidades en las que se compartían puntuaciones, tan estrictas a la hora de establecer cómo tienen que ser las partidas para optar a un puesto en las clasificaciones. M2 da un montón de opciones, aun así: no sólo se puede cambiar la dificultad, el número de vidas de inicio o la cantidad de puntos con la que conseguimos vidas extra, sino que se nos permite elegir hasta qué punto queremos que la experiencia se parezca a la máquina original. Space Harrier se jugaba en una cabina bastante espectacular. Es una de esas cosas que conozco de vista y de oídas, porque nunca he tenido la oportunidad de probarla por mí mismo; es esta, recreada hace poco en Sonic & All-Stars Racing Transformed: Los 3D Classics de Sega están La conversión de M2 para 3DS tiene dos opciones muy inteligentes, y muy bien implementadas, que añaden sonidos de máquina recreativa a nuestros movimientos y un efecto de seguimiento que inclina la pantalla en función de nuestras acciones. Este efecto se repite en Super Hang-On, pero en Space Harrier encaja mejor: a priori es igual, pero la simulación es más satisfactoria en Space Harrier, porque resulta menos confuso seguir el movimiento del personaje. No es el mejor juego de Sega, insisto (es un punto más borroso de la cuenta, menos claro y a menudo casi independiente de nuestra habilidad, especialmente si se es primerizo en Space Harrier: a veces parece imposible saber de dónde estamos recibiendo disparos, a pesar de morir una y otra vez), pero los amigos de lo retro tienen que tener en buena estima el trabajo de M2, en el que se nota buen hacer y mucho cariño. La consideran su mejor versión de Space Harrier, y no tienen pocas: llevan años intentando conseguir que encajen todas las piezas y recrear el juego de la manera más fiel posible, primero en PS2 y luego en Wii. Eso quiere decir algo. El 3D es útil, por cierto: tener más presente la distancia a la que están los elementos en pantalla pone las cosas algo más fáciles en un juego que el tiempo ha hecho algo más áspero de la cuenta. Los 3D Classics de Sega están Un repaso a los SEGA 3D Classics de Nintendo 3DS 3D Super Hang-On Según cuentan, la conversión de Super Hang-On fue un paso relativamente natural una vez terminaron con Space Harrier: en una visita a las oficinas de M2, Yousuke Okunari, productor de Sega CS3, se encontró con la sorpresa de que el estudio no había parado después de terminar la versión para la Consola Virtual de Wii de Space Harrier, sino que se habían echado la manta a la cabeza y habían ido también a por el arcade de motos de Yu Suzuki. En 3DS, son estos dos los juegos que más se parecen: comparten la simulación de la máquina recreativa original, móvil en ambos casos. Es justo enseñar la de Super Hang-On: Los 3D Classics de Sega están La mayor cantidad de información en pantalla y el movimiento más brusco y constante hacen que la simulación del movimiento, esa características de 3D Space Harrier que se repite aquí, hace bastante menos recomendable abusar del efecto: en las opciones, por fortuna, se puede regular la intensidad del giro de la cabina, o desactivar del todo el efecto. Detalle bonito: en lugar de simplemente desactivarlo con un botón, lo que hacemos es elegir qué máquina queremos emular; cuando elegimos la recreativa que no se mueve, el marco que vemos en la pantalla cambia. Es una lástima que el mimo que M2 ha puesto en emular de mil y una formas las partidas en la máquina recreativa no acabe de encajar del todo con la precisión recomendable para jugar en condiciones a Super Hang-On. Una de las decisiones que menos me convencen, y de la que más orgullosos están en M2, curiosamente, es la insistencia en que el jugador utilice el control con giroscopios en lugar del botón deslizante. La idea, imagino, es que moviendo la consola y teniendo en pantalla el marco móvil de la cabina original la cosa se parezca lo más posible al juego original, pero lo cierto es que lo mejor es dejarse de líos y jugar normal: incluso desactivando el movimiento de la cabina, si me preguntáis a mí, y aprovechando con ello el total de la pantalla. El juego lo merece: lejos de haberse quedado anticuado, Super Hang-On ofrece un tipo de arcade de carreras complementario, más que sustitutorio, a lo que se hace hoy día. Es obvio que se han dado muchos pasos hacia delante en el género (¡por fortuna!), pero Super Hang-On sigue funcionando, sigue teniendo su aquel: como ciertos intocables del pixelote disfrazado de 3D, como Super Mario Kart, de Super Hang-On todavía se pueden sacar horas y horas de disfrute, nostálgico y no tanto. Los 3D Classics de Sega están Un repaso a los SEGA 3D Classics de Nintendo 3DS 3D Shinobi III No hace falta irse muy lejos para encontrar un Shinobi muy bueno: a finales de 2011, Griptonite Games sorprendió a propios y extraños lanzando un juego para Nintendo 3DS que cogía todo lo mejor de la serie de Sega, lo adaptaba a los tiempos actuales y nos lo daba sin filtrar, con todo lo que uno esperaría de un juego con este nombre. Jugándolo al lado de 3D Shinobi III, la reacción es curiosa: ambos mejoran, el nuevo por lo bien que consiguieron trasladar los puntos clave de Shinobi a la actualidad, sabiendo cuándo lanzar los guiños y cuándo modificar lo que necesitaba retoques y ajustes, y el viejo por cómo mantiene el tipo tantos años después. Shinobi III es uno de esos juegos de Mega Drive que siguen resultando impactantes hoy día, por bien diseñado, por precisos, por variados: al par de decenas de escenarios que recorremos a lo largo de los siete niveles que hay en total le sientan de maravilla las 3D, y la claridad de los sprites es magnífica. De esta hornada de 3D Classics es el que más me ha impactado visualmente: Streets of Rage tiene la definición pero no el plus de la profundidad, y Sonic está un poco por detrás en pomposidad, aunque también es una conversión muy buena. Las opciones avanzadas (el cambio de versión entre la japonesa o la internacional, o la emulación del chip de sonido entre Mega Drive y Mega Drive 2) son extras que demuestran que M2 no ha bajado la guardia en ninguna de estas conversiones; imagino que es más sencillo cuando la base sobre la que trabajas es tan buena, pero con todo el trabajo de M2 es intachable. Los 3D Classics de Sega están Un repaso a los SEGA 3D Classics de Nintendo 3DS 3D Streets of Rage Dudo que hiciera falta lanzar el primer Streets of Rage en 3D en lugar de dar el salto directamente al segundo, pero a lo hecho, pecho: M2 y Sega decidieron ir por orden, y mientras esperamos a Streets of Rage 2 toca quedarse con la primera parte. Ni el juego, considerablemente inferior a la segunda parte, ni las novedades visuales animan a dedicarle más tiempo de la cuenta; es un buen yo contra el barrio, que sabe sentar las bases de una estética (pulida en el segundo juego y llevada hasta el delirio en el tercero) y ofrecer una buena ración de palos, navajazos y botellazos, pero al que es demasiado fácil verle las pegas: es algo más lento de la cuenta y menos atractivo de lo que recordamos. Tampoco destaca especialmente en los extras: sus autores reconocen haber tenido algún que otro quebradero de cabeza a la hora de introducir los efectos 3D, y se nota en lo poco pintones que quedan, lo poco que aportan; el selector de región es una curiosidad interesante (en su versión japonesa se llama Bare Knuckle), y el modo extra, Puños de la muerte, tiene un nombre mucho más molón que lo que acaba siendo: el único cambio está en que matamos a los enemigos de una única hostia, un power trip curioso durante unos minutos (ir matando a punkis y a dominatrix enfundadas en cuero encajándoles puñetazos precisos en los morros es, como idea, bastante lo más) pero sin más interés una vez comprobamos que el poder infinito conlleva un aburrimiento casi a la altura. Los 3D Classics de Sega están Un repaso a los SEGA 3D Classics de Nintendo 3DS 3D Sonic the Hedgehog Sonic the Hedgehog, el primer juego protagonizado por la mascota de Sega, es perfecto. Sus secuelas son formidables, pero sólo el primero es perfecto: por densidad, por cómo logra dar en la diana desde el principio, por cómo consigue zafarse del paso del tiempo; con otros Sonic hay altibajos, pero no con este. Tiene todo lo que hace grande a Sonic; es prueba factible de lo que la guerra entre Nintendo y Sega debió ser siempre. Como con 3D Shinobi III, merece la pena ponerlo al lado de sus hermanos más recientes: no es que este primer Sonic sea mejor que Lost World, la última entrega de la serie para Wii U y 3DS, sino que parecen de planetas distintos. El cuidado con el que se ha llevado a 3DS el juego no salta a la vista, pero está ahí; su mayor gloria es pasar desapercibido, y algunos detalles son brillantes de puro sutiles: en Green Hill Zone, por ejemplo, algunos árboles están en primer plano y otros, junto con las flores, están en un plano anterior a Sonic. Esto ya ocurría en Mega Drive, aunque sea difícil percibirlo; la adición de la profundidad de la pantalla 3D hace que la sensación sea muy distinta, y la fluidez con que se mueve el juego (algo común a todos estos 3D Classics: no hace falta demasiada máquina, al fin y al cabo) hace más fácil llevar las sesiones relativamente largas con el 3D activado. Seguro que todos habéis jugado ya al primer Sonic. Si no, en 3DS tenéis una muy, muy buena versión, muy accesible y completa. Los fans del erizo ya lo tendrán, imagino; los indecisos deberían darle otra oportunidad, porque sigue siendo una de las cimas de Sega, de los juegos de plataformas y de los 16 bits, y es un privilegio poder llevarlo en el bolsillo a todos lados. El progreso era esto. Los 3D Classics de Sega están
  1. alraunen

    La verdad es que tienen muy buena pinta, pero estamos en lo de siempre, la mayoría los tuve en la Master System/Megadrive, luego los volví a comprar en la recopilación de 360 y el sonic lo compre para el móvil.

    Sega como otras compañías se esta haciendo de oro haciendo que compres el mismo juego 4 o 5 veces en tu vida y lo peor es que picamos

  2. ciberjm

    Tengo el Sonic y el Shinobi III y son de lo mejorcito que me he pillado. Ojalá en la siguiente horneada de juegos sacasen el Shining Force II porque entonces ya sería el tío más feliz del mundo

  3. Pep Sànchez

    No he probado el Sonic, pero el efecto me pareció muy logrado en Shinobi III. Ese caerá.

    ¿Confirmado Shenmue IIIDS?

  4. Invento Man

    Creo que el Afterburner II de 3DS era para Kamiya lo mejor del 2013. Puto troll

  5. ojobenito

    Que saquen un Soleil 3D y un Story of Thor 3D y todos contentos. Qué par de juegazos, madre….

  6. SamSolo

    Shinobi 3, Super Hang On y Galaxy Force 2 comprados, qué le vamos a hacer, es lo que tiene la diogenitis y esa perra de la nostalgia.

  7. Gatotos

    Niños, niños. Acercaos a la 3Ds y jugad, disfrutad de la SEGA que se escribía en mayúsculas.

  8. Shingo

    Alex kidd de master system y sonic 3 en 3D plis

  9. HAYATO

    Un Alien Soldier o un Gunstar Heroes en 3D y ya puedo ir olvidándome de mis retinas… sin remordimientos!! 😀

  10. Majin

    Aunque el precio no es la sobrada de los juegos de SNES de la eshop de wiiU, 5 euros sigue siendo caro por mucho efectico 3D adicional que tenga.

  11. Brahimchu

    Como la cosa va de juegos de SEGA no esperemos un Gunstar heroes o un Aladdin, con lo bien que estarían.
    Mi voto para Thunder force IV.

  12. El_Sr_Gris

    Shinobi 3 sigue siendo uno de mis juegos favoritos de todos los tiempos. Conseguí pasármelo no sólo sin morir, sino sin que me quitasen vida (y en las dos últimas fases eso no es fácil, no). Good ol’ times.

    Nada, a aflojar la pasta, qué se le va a hacer.

  13. Jotadido

    @brahimchu Ejem…Gungsta RapGunstar Heroes es de Treasure pero Sega tiene los derechos. Si no, no hubiera habido versión Sega AGES para PS2 (con el prototipo inédito del juego). Sobre TF4…TechnosSoft es harina de otro costal.

    @majinantonio ¿Sólo 3D? Añádele tweaks de dificultad y vidas y marcos tipo máquina arcade (y de más chorradas) y para 3~4 € los tienes justificados.

  14. Majin

    @death_master dijo:
    @brahimchu Ejem…Gungsta RapGunstar Heroes es de Treasure pero Sega tiene los derechos. Si no, no hubiera habido versión Sega AGES para PS2 (con el prototipo inédito del juego). Sobre TF4…TechnosSoft es harina de otro costal.

    @majinantonio ¿Sólo 3D? Añádele tweaks de dificultad y vidas y marcos tipo máquina arcade (y de más chorradas) y para 3~4 € los tienes justificados.

    Pues no sé, teniendo en cuenta el precio del Mega Drive Collection y esto…

  15. sauron

    @octopene dijo:
    Alex Kidd, por favor…

    Buah, sería un puntazo.

  16. mrppv

    estas recipilaciones son una guarrada

  17. landman

    @death_master
    Yo también llevo años con la duda de Technosoft, el caso es que la empresa desapareció (creo), alguna gente pasó a Sega (en SGGG al menos algunos había) y, hace unos años, Sega hizo Thunderforce 6 para PS2. Sea como sea Thunderforce 4 en 3D, e incluso los 2 anteriores, serían un gustazo. Y los Aleste!! maldita Sega que solo le compró la franquicia Puyo a Compile…

    Ecco parece no estar en los deberes de chiconucelar, pues el «easy mode» que le han metido a esta versión creo que será lo que me hará pasármelo por primera vez en mi vida!! Quisir, un delfín que no respira y que es inmortal?? Sold!

  18. Hank_Chinasky

    No love for Golden Axe?