Salida en falso

Análisis de ModNation Racers: Road Trip

Análisis de ModNation Racers: Road TripNo mucho ha cambiado en este ModNation Racers: Road Trip en relación con su hermano mayor de PlayStation 3: sigue siendo un juego de karts divertidillo y algo feo, con buenas ideas aplicadas a algunos aspectos concretos y unas posibilidades de edición enormes, pero quizá no del todo explotadas. Road Trip viene a ser lo mismo, pero en Vita; eso suena bien, claro, pero el truco es que al final no es lo mismo: sólo es algo un poco parecido.Lo primero que chirría es lo mucho que a Road Trip parece costarle mantenerse en pie: una pobre adaptación a la consola que lo alberga ha llevado a que incluso los menús vayan mal, sean de navegación torpe y respuesta inexacta; la cosa empeora cuando entramos en las carreras, donde el framerate es estable pero insuficiente: si a eso le añadimos el lag del control, la experiencia de juego recibe una zancadilla considerable.
Análisis de ModNation Racers: Road TripNo es, desde luego, por falta de potencia: Vita puede con lo que se ve en Road Trip y con más. WipEout o Uncharted sin ir más lejos sirven de ejemplo: en ninguno de los dos el rendimiento es perfecto, igual que en PlayStation 3, pero sí es lo suficientemente bueno como para que la experiencia de juego sea satisfactoria. ModNation Racers es el primer juego de Vita que me ha decepcionado en este sentido, y quiero pensar que es más por prisas a la hora de lanzarlo que porque la máquina se quede corta.
Los menús del original, interactivos y llenos de vida, se sustituyen aquí por un sistema de pantallas más tradicional y mucho menos resultón, y que más allá de los problemas de navegabilidad que nos persiguen todo el rato cumplen bien su cometido, aunque son representativos de lo que nos espera en las carreras: algo que cumple más o menos bien lo que esperamos, pero que no llega al nivel que debería. Adiós también a la entretenida historia del anterior: aquí lo más narrativo que hay son los menús de elección de campeonato, nada más. Estamos hablando de un juego de Sony, llamado a ser bandera de la consola y que sale de lanzamiento con ella: un poquito de por favor.A su favor hay que decir que hay algunas buenas ideas detrás. Cada circuito (que podemos jugar por separado o agrupados en competiciones; o con amigos, siempre y cuando estén cerca de nosotros: nada de online esta vez, muchachos) tiene suficientes atajos y chicha como para que recorrerlos una y otra vez no sea monótono, y los objetivos intermedios que nos marcan en las competiciones, como conseguir cierta cantidad de puntos de derrape o rebufo o coger determinado número de objetos, son una buena forma de añadir un poco de rejugabilidad y un pequeño reto extra para aquellos que lo quieran; lo veo sugestivo y bien pensado.Las posibilidades de edición, el punto más identificativo del juego, son suficientemente profundas como para que la comunidad pueda crear todos los circuitos que les pasen por la cabeza. Los controles táctiles funcionan bien para ese fin: no tan bien como deberían, no de maravilla, pero sí se nota trabajo para pensar maneras interesantes de facilitar las cosas usando los dedos. Hacer un circuito es fácil: tanto que sólo tenemos que dibujar el trazado en la pantalla, porque incluso podemos dejar que sea la máquina la que rellene todo por nosotros. Si no queremos eso, la profundidad del editor de circuitos es fantástica: como en el de PS3, podemos modificar casi todo para que el resultado final sea justo lo que queremos.De nuevo, ciertos problemas de respuesta hacen que sea más incómodo de la cuenta, pero los más creativos tienen aquí una mina para echar horas y horas creando circuitos y compartiéndolos con la comunidad. A la hora de editar personajes la cosa es más simple, pero también podemos crearnos un muñeco bastante personalizado.
Road Trip no es el ModNation Racers que esperábamos, ni el LittleBigPlanet Karting que debería ser. (Sony ya lo sabe, claro, y por eso los simpatiquísimos muñecos de trapo ya están aprendiendo a conducir para echar unas carreras en PS3 y, seguro, en Vita no tardando mucho.) La experiencia entera parece un quiero y no puedo, pasable pero sin sorprender ni acabar de apasionar, mediocre y con demasiados puntos negros como para ser tenido realmente en cuenta. El voto de confianza que la versión de PlayStation 3 merecía, por el posible apoyo de una comunidad que podía sin problemas darle al juego muchísima vida, ya no es motivo de peso para recomendar ModNation Racers: Road Trip, que no sólo no mejora nada sino que nos llega castrado por culpa de un rendimiento pobre que, esta vez sí, dificulta la partida y afea el conjunto. Mejor esperar a Sackboy y compañía. [5]Análisis de ModNation Racers: Road Trip
  1. DanUp

    A ver, sin mirar: UN 6!

    Edit: Uuui casi digo 5, pero me parecía demasiada baja nota.

  2. ikky

    MarioKart7 wins, Flawless Victory, Fatallity!

  3. MRCafeinas

    Como se notan los maletines, porque para dar un 5 a esto jejeje :smile:

  4. Frichis

    Esto es lo que pasa cuando quieres hacer de Nintendo sin ser Nintendo.

  5. MrTxaps

    Pues vaya decepción, me lo esperaba por lo menos igual que su hermana mayor de PS3 y con algún añadido interesante; pero veo que han hecho todo lo contrario.
    Pinta a que habrá que esperar a la versión de Karts de LBP para ver algo mas decente.

  6. Jaeger (Baneado)

    Lo que yo no entiendo es que todavía sigan las compañías con sucedaneos de Mario Kart, es una batalla perdida.

  7. moai

    @freecheeseburger Anda que no hay buenos imitadores del Mario Kart, como el Konami Crazy Racers o el Crash Racing Team.

    El juego este tiene pinta de estar sin terminar, esperemos que salga un buen MotorStorm o que el de carreras de Little Big Planet sea algo más decente.

  8. IronicSonic

    El de PS3 es igual de malo sólo que tuvo freepass por ser «exclusivo». Suele pasar.
    No dudo que el LBP Kart estará mejor hecho y más cuidado