» AnaitGames » Entrevista » ExploraCommodore: «La nostalgia es una parte importante del retrogaming, pero hay algo más»

Mundo viejuno

ExploraCommodore: «La nostalgia es una parte importante del retrogaming, pero hay algo más»

por , 27 de abril de 2015 a las 12:35 -

ExploraCommodore: «La nostalgia es una parte importante del retrogaming, pero hay algo más»

Hay algo irresistible en lo retro. Algo tienen los ordenadores y consolas antiguas; quizá la forma en que conseguían resolver problemas con recursos tan limitados, o la creatividad con que los pioneros del videojuego explotaban al máximo el hardware para crear ilusiones que todavía hoy están en la cabeza de tantos. ExploraCommodore es uno de esos eventos que reúnen a aficionados, nostálgicos y desarrolladores, que recuerdan y celebran, en este caso, los ordenadores Commodore, desde el PET hasta los Amiga; tendrá lugar el próximo 16 de mayo en el centro social Fontana, en Barcelona.

Pudimos hacerles unas cuantas preguntas a los organizadores (un dream team formado por los equipos de Commodore PLUS, RetroScroll, Game Museum y Commodore Manía); de ahí sale la siguiente entrevista, donde hablamos sobre el evento (atención al calendario de actividades, porque hay cosas muy interesantes) pero también sobre el origen de la pasión por lo retro: cuánto tiene de rebelión, cuánto de nostalgia, cuánto de curiosidad y ejercicio de arqueología digital.


¿Qué tiene la informática clásica para despertar tantas pasiones?

En primer lugar, no vamos a engañarnos, está la nostalgia. Vivimos la época de los 8 y 16 bits en nuestra infancia o adolescencia. Con el tiempo, te vas dando cuenta que muchas de las mecánicas actuales ya estaban en títulos con más de veinte años a sus espaldas.

Poco a poco te vas sumergiendo más en este mundillo, haciendo lo que llamaríamos arqueología digital. Pasas de los títulos que ya conocías y que has jugado cientos de veces para probar otros totalmente nuevos para ti. Títulos que ni siquiera conocías o simplemente habías escuchado de oídas o visto en una revista.

Te das cuenta de cuántos juegos buenos te quedan por jugar todavía. Que sean de otra época no quiere decir que hayan quedado desfasados; muchos sí, pero otros siguen siendo divertidos como el primer día. Y al final de esto trata este mundillo. De pasarlo bien y divertirse. Para eso son videojuegos.

También te vas encontrando amigos que son aficionados al retro y poco a poco conoces una gran comunidad con la que compartir aficiones y gustos. De hecho, a nuestro parecer, hasta hace poco había pocas feria retro simplemente porque el juego no había alcanzado la madurez. Hemos de pensar que es un medio bastante joven.

Ahora que tiene más de treinta años de existencia, es normal que se crean eventos como Explora Commodore al igual que existen de coches antiguos, por poner un ejemplo. Nuestra intención es ofrecer un punto de reunión para los fans de Commodore e animar a otros hacer su propios eventos. Al igual que el MSX está representado de manera estupenda por la AAMSX y sus reuniones, pueden existir eventos sobre Spectrum, Amstrad, Sega, Nintendo, por poner algunos ejemplos.

En realidad, al final lo importante es conocer buenos amigos, pasarlo bien, disfrutar de los sistemas expuestos y aprender un poquito más de aquella maquina que por hache o por be, no se disfrutó en su día.

ExploraCommodore: «La nostalgia es una parte importante del retrogaming, pero hay algo más»

¿En qué medida se plantea como rebelión contra la actual?

En nuestra más sincera opinión, no vemos la informática clásica o el retrogaming en general como una rebelión. Es cierto que solemos pecar a veces de abuelos cebolleta, diciendo que los juegos de antes eran mejores, pero eso nos pasa a todos en muchos ámbitos de la vida.

Creemos que uno puede disfrutar tanto de Bloodborne, por poner un título puntero, como del Batman de Jon Ritman. Ambos juegos no son excluyentes, pues los dos títulos son de épocas diferentes y ofrecen cosas diferentes. Simplemente hemos de saber disfrutar de lo que nos ofrece cada experiencia y situarla en su contexto. Al igual que muchas otras cosas en la vida. Uno puede leer La Celestina y acto seguido pasar a leer La carretera de Cormac McCarthy. También se puede ver Doce hombres sin piedad y al día siguiente a ver el ultimo el último estreno de Hollywood.

Que dos cosas sean de épocas diferentes no quiere decir que sean excluyentes. Al menos es nuestra opinión. Después uno debe decidir qué escoger y qué no de lo que nos ofrecen más de treinta años de videojuegos.

ExploraCommodore: «La nostalgia es una parte importante del retrogaming, pero hay algo más»¿Es simple nostalgia?

De nuevo, siendo sinceros, hay mucha gente que empieza y es fan del retro por nostalgia. Es una verdad indiscutible. Aun así, como hemos comentado antes, mientras que algunos se quedan en los títulos y sistemas que jugaron en la infancia, totalmente respetable, muchos otros se adentran poco a poco en el mundillo.

Aunque la nostalgia es una parte importante del retrogaming, hay algo más. Algo que nos anima a muchos a investigar e interesarnos por el tema. Que nos anima a probar nuevos sistemas y juegos desconocidos.

¿Qué talleres y charlas habrá en el evento?

Tendremos varias actividades a lo largo del día. Queremos ofrecer el mejor evento que esté dentro de nuestras posibilidades.

Para empezar, Asilo Retro grabará un podcast en directo y se podrá asistir como público. Luego tendremos un taller muy interesante sobre cómo montar un MP32C64, un dispositivo que permite cargar juegos en MP3 en nuestros Commodore 64, emulando que es un lector de casete.

También tendremos una charla de aOrante sobre el software amiVJing para Amiga AGA, un software para realizar visuales en conciertos musicales de música tipo chiptunePor la tarde tendremos dos torneos paralelos: uno de Karate + Gold a tres bandas y otro de Sensible Soccer. 

Y durante todo el día, tendremos la música de 303bcn, un grupo de demoscene, un torneo de Tapper a ver quien consigue la puntuación más alta del día y que uno se podrá apuntar allí mismo y mucho mas. Como serán stand de exposición, donde podremos ver ordenadores como el Commodore PET e incluso calculadoras Commodore, zona de juego donde podremos ir echando unas partidas durante todo el día y un servicio de diagnóstico y reparación.


 ¿Cuál diríais que es la mejor forma de iniciarse en el mundillo?

Informándose, lo primero. Saber qué sistemas había y conocerlos un poco. Eventos como Explora Commodore, las RUMSX, RetroBarcelona, RetroMadrid, RetroAlgeciras, RetroAlbacete y muchos más que se celebran en nuestro país, son una buena opción.

Otra opción es leer webs o blogs, escuchar podcast o ver canales de YouTube. Cada vez hay más, de estilos muy variados, con una gran cantidad de información. También están apareciendo libros en español, la mayoría de ellos muy buenos, sobre el tema.

Y sobre todo jugando. No tener miedo y probar juegos nuevos. Hoy en día, gracia a los emuladores tenemos todo el catalogo de cualquier consola o ordenador. Solo hemos de gastar una pequeña cantidad de nuestro tiempo para disfrutar autenticas joyas desconocidas.

¿Creéis que un chaval de, por ejemplo, trece o catorce años puede encontrar atractivo el mundo de los ordenadores y consolas viejos?

Por supuesto. Es más, algunos de nosotros hemos podido comprobarlo con nuestros propios ojos. Cuando hemos asistido como expositores o simplemente visitantes a un evento retro, lo que llama la atención es que los más pequeños corren a jugar a lo primero que ven.

Niños de cinco o seis años se ponen a jugar sin ningún tipo de prejuicio. Ellos ven colores en la pantalla, que algo se mueve y cogen el mando. Y están un buen rato, incluso en algunos casos son los padres los que tienen que quitarles los mandos porque se tienen que ir.

Si un niño puede divertirse, ¿por qué no un adolescente? Lo que hemos aprendido de los niños es que solamente basta con acercarse sin prejuicios, coger el mando y disfrutar. Darle una oportunidad a ese sistema o juego. Puede que no te guste, pero también puede pasar todo lo contrario.

Comparte este artículo:
Comentarios (3) Escribe el tuyo Ir ↓
  • Santi F.C.
    Santi F.C. Santi F.C., 27/04/2015 @oberkom, Principiante Offline
    Brillante artículo.

    Aunque hay de todo, un niño de 5-6 años no tiene demasiados prejuicios y tiene menos experiencia (es capaz de divertirse con más cosas), un adolescente juzga antes de respirar y es más difícil que entre en el retro.



    Últimamente me compro todos los libros que salen que hablan de maquinas y juegos antiguos. Es una buena forma de recordar la historia (La que nos gusta a todos). Y más fácil que comprar las maquinitas y los juegos o simularlos en el PC.
  • htdreams
    htdreams htdreams, 27/04/2015 @htdreams, Usuario Offline
    Estupenda entrevista, y además coincido en que es algo en auge, que por suerte está empezando a aflorar por toda España. Aquí en A Coruña celebramos la RetroCoruña y la RetroFerrol (por nombrar dos en las que participo, y seguro que se hacen más eventos que desconozco aún).

    Es tal y como dicen, llevamos 30 años de juegos a las espaldas, es una actividad muy entretenida que da muchísimo gusto poder compartir y enseñar a los que no lo vivieron, y en eso no se diferecnia en nada a otro tipo de eventos similares, en relación a tiempos pasados, ya sean coches/motos antiguas, cine de época, música, pintura/escultura/maquetismo, radiocontrol....

    Lo importante es pasarlo bien y compartir aficción... aunque la pena es no poder asistir a todo lo que se organiza XD
  • METALMAN
    METALMAN METALMAN, 28/04/2015 @metalman, Principiante Offline
    Ultra Brutal!! así de sencillo.

    Para un amante de lo retro esto es una delicia, y comparto esa parte relacionada, inicialmente, con la nostalgia, porque es la realidad, pero la misma (la nostalgia) tiene sus límites, y eso es lo que expandes una vez te sumerges dentro del mundo retro: había mucho más, y estamos hablando de cantidades absurdas de peculiaridades y de rarezas, ya que era un territorio mucho menos estandarizado.

    Hoy en día hablamos de los indies, pero pregúntale a cualquier Commodore-adicto sobre la scene, y fliparás con la de gente que actualmente trabaja en el medio gracias a ella.

    Al final, más que por nostalgia o por resultar en una corriente alternativa, lo que más tira es encontrarse con aquellas formas y con sus típicas señas, muy distantes (y aquí no entra "mejor o peor" ) de las de hoy en día. Más color, más humor y hasta más valentía a la hora de intentar sorprender...mucho más, y no me olvido de la auténtica libertad creativa (momentos en los que los diseñadores de juegos proponían ideas arriesgadas y buscaban a quien les financiase, a la contra de nuestras días, con accionistas que buscan crear algo que funciona y contratan/esclavizan a diseñadores para llevarlo a cabo [siempre hay excepciones, por supuesto]).

    Y al igual que en el fabuloso artículo: esto no es incompatible con disfrutar como un enano con Bloodborne o similares.

    Matricula de honor, señor @chiconuclear , porque somos muchos los "retrógrados" convencidos dentro del medio, y no siempre (por no decir nunca, directamente) encontramos artículos molones en referencia a esta pasión, que suele ser retratada de una forma infantil y poco exacta en la mayoría de los casos. Mis dos A600 y mi A500 han vuelto a estar de actualidad, y solo con eso ya me doy por satisfecho.

    Ah! y este tipo de eventos son la bomba. Os lo dice uno que sabe lo que es montar un stand y disfrutar durante horas con la peña. Llevo 32 años justos en este mundillo (empecé en un momento en el que solo había videojuegos a la venta en un establecimiento del país, para que os hagáis una idea), y pertenezco a una web retro que en breve celebra 10 añitos (de las más viejunas en retro y modding del país)...y esta afición no para de crecer en número de adeptos.

    Saludos!

Solo los usuarios registrados pueden comentar.

Loader
Arriba