Sonrisas y lágrimas financieras

nintendomination4ky.jpg
Sonrisas, porque Nintendo, tal y como anunció Bloomberg el 4 de Abril, ha presentado sus mayores beneficios desde el año 2001 (año en el que tuvieron 106.000 millones de yenes de beneficio). Al parecer, esto se debe a dos factores: por un lado, a la tasa de cambio entre el dólar y el Yen (recordemos que Nintendo tiene reservas monetarias en forma de divisas extranjeras: 3500 millones de dólares y 1500 millones de euros) y el otro factor es el éxito de la DS, sobrepasando sus expectativas más optimistas, sobre todo en Japón.La parte de las lágrimas viene por parte de Capcom,  que han sido denunciados por fraude fiscal (o básicamente, por ocultar dinero a hacienda), otro varapalo a Capcom, que de un tiempo a esta parte ha visto gran parte de sus ingresos mermados y algunos de sus juegos con menos ventas de las esperadas. Sólo cabe rezar para que el Okami sirva para sacarles del atolladero. O eso, o que les compre Nintendo y les pongan a trabajar de seond party. Yummm…
Usuario
  1. Ikael

    Lo del Okami es curioso. Un juego que demuestra la necesidad de revomando, antes de que este fuera creado o revelado al público.
    Y el Studio Clover necesita que lo agarre un buen director de márketing por banda.

  2. borre

    Ya dejaron escapar a Sega los de Nintendo, por favor comeros a un grande!! ;d

  3. Ikael

    Lo dejaron escapar porque SEGA era una hemorragia de billetes en cualquier empresa. Pero sí, coincido con que Nintendo perdió una gran oportunidad. Si quieren batirse a brazo partido esta next gen, que usen para algo esos miles de millones de euros que tienen en su piscina de tío Gilito y fagociten a una gran desarrolladora. Aún que sólo sea por impacto psicológico y acallar a más de un bocazas.

  4. Pep Sànchez

    Antes muerto que comprado por Nintendo. Suerte que, como dice Oddler, SEGA compró Sammy ;)

    Sobre Capcom, la verdad es que es una pena. Si Okami no se vende como pipas, dejaré definitivamente de confiar en los jugadores. Aunque Double Fine sabe perfectamente la preocupante tendencia a ignorar los GOTY que tiene la gente…