?kamiden, más cerca de Occidente

090903_okamidenLo de no saber si un juego saldrá de Japón es una putada a estas alturas del siglo XXI ((Japonés en lugar de francés en las escuelas, YA!)), y ?kamiden es uno de los que se presta a la duda, teniendo en cuenta que su magistral precuela se distribuyó aquí de una forma desastrosa y se vendió más o menos del mismo modo.Por suerte, en Siliconera comentan que Capcom ha registrado la marca ?kamiden tanto para Europa como para los Estados Unidos. No es una confirmación oficial, pero sí es más que nada. Para aprovechar el viaje, por cierto, llenaron los papelitos para Ghost Trick, lo nuevo de los creadores de Phoenix Wright, también para Nintendo DS.¿Acabo la noticia diciendo otra vez que dudo muchísimo que la magia de ?kami quepa en una portátil? Va, no.
Redactor
  1. Opa-Opa

    Con que no manche al original y mantenga cierta coherencia, me doy por contento. Por cierto, sangrante la versión Wii para japón de Okami. Tiene bemoles que un juego se experimente en una región y se corrija en otra. Lo del control gestual para los ataques era cansado, cansino y sin justificación alguna. Y lo de suprimir el final, ni hablamos. Aunque eso no quita que jamás me arrepienta de su compra, pues me perdí la versión de PS2.

  2. Xander_VJ

    Dejando chorradas aparte, lo que habría que mirar es si los traerán traducidos.

    El «Miles Edgeworth» ha salido hoy en Europa y no lo han localizado nada más que al inglés. Vamos, que lo de la ley que obligaba a traducir todos los productos audiovisuales en Francia era una leyenda urbana.

    Según Capcom, es así porque los dos juegos anteriores (PW 3 y 4) se dieron un hostiazo en ventas de padre y muy señor mío. Entre el superrestraso en traerlos y la piratería, al final no se comieron un colín. Capcom ponía como ejemplo la zona de Bélgica, Holanda y Luxemburgo (el territorio comercial conocido como «Benelux») PW3 solo vendió unas 300 copias (no, no me he dejado ningún cero), así que «Miles Edgeworth» directamente no ha salido en esos países.

    Da sudores fríos, la verdad…