A por él en Google Play

Don't Look Back, de Terry Cavanagh, gratis en Android

A mí Don’t Look Back, del siempre destacable Terry Cavanagh, me dejó muy impresionado la primera vez que lo jugué; si tenéis un móvil Android y una mínima curiosidad por jugar a algo que os estimule al mismo tiempo los dedos, la cabeza y el corazón, deberíais darle una oportunidad vosotros también, porque es sensacional y gratuito.Echadle un ojo a Google Play e instaladlo lo antes posible. No he podido probar la conversión, pero imagino que el teclado virtual funcionará todo lo bien que puede hacerlo, que no es mucho, pero menos da un pedrusco. Parece que Cavanagh está apostando fuerte por los móviles: hace poco lanzó Super Hexagon para iOS, que también es una joya.
  1. bubblebreaker

    ¿Lo del teclado funciona bien?
    ¿Hay un teclado virtual standard para juegos en Android, o cada uno se tiene que programar el suyo?

  2. KNT

    Bufff los controles tactiles me ponen de los nervios…. en PC es una experiencia, pero en movil es una versión portatil de la tortura china -.-

  3. WH4RXOR3

    Descargando en mi Note… gracias por el aviso!.

  4. Preacher (Baneado)

    Mu rico, no soy muy de móviles pero puedo acostumbrarme a esto de que me den juegos gratis. No se juega nada mal, aunque quizá soy indulgente por eso de que no me ha costado un duro.

  5. DanUp

    Hombre, quien no tenga Android, o simplemente quien desarrolle herpes al jugar con teclado virtual, puede bajárselo igual de gratis para pc.

    http://distractionware.com/blog/2009/03/dont-look-back/

    Desde el 2009, eh.

  6. igorish

    Recuerdo que daba sus momentos de encanto, siendo lo corto de es. Esto tiene la pinta de ser una especie de ejercicio para soltar un poco la mano con las herramientas de desarrollo para Android, en preparación para el port a esta plataforma del Super Hexagon, que Terry tiene prometido.

  7. Simitarrenc

    Me lo pasé ayer.
    La música y efectos, son muy buenos, y ayudan a dar una gran atmósfera al juego.

    Por cierto, me ha recordado muy mucho al Another World