» AnaitGames » Artículo » Te sujeté la cabeza de costado: el juego sobre recordar una borrachera

¿Qué pasó anoche?

Te sujeté la cabeza de costado: el juego sobre recordar una borrachera

por , 27 de enero de 2017 a las 09:00 - PC

Te sujeté la cabeza de costado: el juego sobre recordar una borrachera

«Te estuve sujetando el pelo mientras vomitabas», me decía mi amigo, y yo era incapaz de recordarlo. Me parecía un gesto particularmente cómplice, solidario e incluso cariñoso que, creo, mi cerebro habría registrado en cualquier otra circunstancia en la categoría de Momentos. Pero aquella vez no estaba mi masa encefálica para tomar apuntes, de hecho ya bastante trabajo tenía en su esfuerzo por mantenerme consciente: iba borracho como un lagarto.

No hace falta ser un crápula orgulloso de su vida disoluta o un Sabina de prosa cipotuda con historias sobre burdeles y peleas. Casi todos —hasta lo que llevamos una vida bastante convencional y tranquila— tenemos ese tipo de anécdotas, la mayoría más salvajes y dignas de ser contadas en una ronda de batallitas etílicas, fruto de deslices puntuales o etapas tontas. Las lagunas mentales y los recuerdos completamente esfumados de cosas que, nos dicen o nos demuestran, han sucedido durante una noche loca de embriaguez son un cliché sobre el que se apoyan también miles de historias de ficción, algunas incluso usándolo de premisa central como la Trilogía del Resacón.

Te sujeté la cabeza de costado: el juego sobre recordar una borrachera
En videojuegos hay unos cuantos personajes con tendencia a ponerse hasta el culo y caer desmayados y probablemente semiamnésicos —Max Payne 3, por poner un ejemplo conocido, o el inicio del más reciente Watch Dogs 2—, pero la pérdida de recuerdos es en todos los casos un síntoma más, como la jaqueca, no un elemento importante en la mecánica. Es algo que sucede y que es normal, pero en ningún juego es importante lo que se borró (o lo que jamás se registró) la noche anterior. No hay un rompecabezas a lo Resacón en Las Vegas, solo a lo Memento: el personaje amnésico lo es de una manera patológica y debido a algún trauma o incidente que sirve para cultivar la identificación del jugador (nuevo en ese universo cuando arranca el juego) con un personaje que es, hasta que la historia desvele sus giros, tabula rasa. La amnesia es solo una excusa, una dolencia transitoria y conveniente.

Hoy me topo con el primer juego —que yo sepa— totalmente centrado en las lagunas alcohólicas como tema principal, y sobre todo en el proceso de recuperar ese tipo de recuerdos borrados aunque solo sea en pedazos. Se titula i made sure to hold your head sideways, es obra de Jenny Jiao Hsia (la artista tras Slam City Oracles) para la FLATGAME Annual 2016, una game jam que tenía como única norma hacer juegos donde el jugador tuviese que mover piezas a lo ancho de un área plana. En una nueva prueba de que a veces lo brillante aparece con las limitaciones y no tanto con la libertad creativa, Jenny aprovechó esta restricción para crear algo así como un nuevo formato y sencillo de comunicación a medio camino entre la visual novel y esos libros de ilustraciones en alto relieve en los que tirando de una pestañita las figuras se incorporan y las escenas cobran un nuevo sentido.


En i made sure to hold your head sideways la historia es simple y bastante cotidiana sobre una chica que bebe demasiado en una fiesta y un amigo le relata los acontecimientos de aquella noche, pero es la manera de contarla lo que engancha y satisface en algún rincón insospechado del alma. Pulsando una de las cuatro flechas direccionales del teclado las piezas de lo que parecen dibujos abstractos se recolocan y un texto aparece de detrás de las figuras, formando una suerte viñetas flotantes. Es tan fácil como probar cada una de las teclas hasta que damos con la correcta, la que reordena los trazos y las palabras de manera que todo cobre sentido.

Te sujeté la cabeza de costado: el juego sobre recordar una borracheraQuizá lo más interesante del juego es la dualidad de sus intenciones: por un lado es un ejercicio narrativo precioso y minimalista (acompañado de una música fabulosa, por cierto, obra de AP thomson) que convierte una sucesión de hecho sencillos en algo en cierto modo conmovedor; y sobre todo la manera cómo aprovecha sus propios límites conceptuales para representar procesos mentales complejos. ¿Cuál es el mecanismo del que echamos mano para reconstruir recuerdos emborronados de una noche que se nos fue de las manos? Es imposible describirlo, pero la tarea de hacer memoria se parece mucho a ese pulsar teclas hasta dar con la que funciona, a remontarnos en el tiempo, describir en voz alta cada paso que sí recordamos e ir ordenando hasta las más tenues reminiscencias para ir formando una línea narrativa de aquella cronología concreta. Como sucede en el juego, la aportación de un amigo —incluso aunque dé la sensación de que él también estaba borracho y explique lo que recuerda de una forma imprecisa, desordenada y poco detallada— suele ser el martillazo cerebral definitivo que pone las cosas en su sitio, que forme una imagen aproximada de ese pedacito de nuestra vida que, según nuestros registros, jamás sucedió.

Tal como subraya Chris Priestman en su artículo para KillScreen dedicado al juego, la guinda del diseño la pone la forma en que Jenny subvierte el propio lenguaje que ha forjado: en lugar de trozos de líneas formando un dibujo, aparecen dibujos enteros que se despedazan al dar con la tecla correcta. Solo lo utiliza esta inversión como recurso en circunstancias muy concretas: cuando el amigo de la protagonista explica que ésta tropezó y cayó al suelo, la figura de una persona caminando se desparrama y se diluye como si perdiese su propia entidad. En otra ocasión habla de la ambulancia que solicitaron y nunca llegó, mostrándonos el dibujo del propio vehículo que desaparece de la carretera cuando completamos la escena con el texto.

La frase que da título al juego, «me aseguré de sujetarte la cabeza de costado» (para evitar que se asfixiara al vomitar), me recordó mucho a lo que me dijo mi amigo el día siguiente de aquella borrachera proverbial hace, yo qué sé, diez años: «te estuve sujetando el pelo». Ambas funcionan como un resorte que le hace a uno sentir el impacto de la confirmación de un hecho vivido al chocar contra un registro mental reciente que está vacío, donde no consta algo que sin duda sucedió. Es una sensación especialmente única, un chirriar de engranajes mentales con su propio tono, y resulta fascinante que alguien haya decidido hacer un juego sobre ello y, sobre todo, que haya encontrado un modo de expresarlo.

Podéis jugar a i made sure to hold your head sideways en itch.io.

Te sujeté la cabeza de costado: el juego sobre recordar una borrachera
Comparte este artículo:
Comentarios (8) Escribe el tuyo Ir ↓
  • tremolera
    tremolera tremolera, 27/01/2017 @republica, Principiante Offline
    Jägermeister: The Game. Me flipa la idea del juego, es una genialidad. Por cierto, sobre las lagunas alcohólicas hay bastante escrito en la literatura científica como marcador de riesgo de problemas más graves.
    Alcohol-Induced Blackouts as Predictors of Other Drinking Related Harms Among Emerging Young Adults:
    https://www.ncbi.nlm.nih.gov/m/pubmed/27012148/?i=1&from=alcoholic%20blackouts
  • Long Drong
    Long Drong Long Drong, 27/01/2017 @long_drong, Usuario Offline
    Me ha molao bastante. Y me ha dado resaca también.
  • Gegr is Win
    Gegr is Win Gegr is Win, 27/01/2017 @gegrmova, Violent Ken Fan Offline
    La misión del tatuaje de The Witcher 2 es un spin off de The Hangover.
  • nelo
    nelo nelo, 27/01/2017 @nelo, Principiante Offline
    Conker´s Bad Fur Day for the win!
  • nelo
    nelo nelo, 27/01/2017 @nelo, Principiante Offline
    ¿A nadie más le ha parecido sumamente emocionante?
  • Meathook
    Meathook Meathook, 27/01/2017 @meathook, Principiante Offline
    @rules y yo estamos llorando todavía
  • DrTenma
    DrTenma DrTenma, 27/01/2017 @drtenma, Principiante Offline
    Me parece muy interesante que el juego gire únicamente alrededor de recuperar unos recuerdos más allá de que sean tras una borrachera o un trauma (que también daría para juego).
  • Usuario eliminado, 03/02/2017
    nuevo formato y sencillo de comunicación


    @pinjed ¿Esto no debería ser "nuevo y sencillo formato..."?, algo no encaja en esa frase.


    Por lo demás excelente artículo ;).

Solo los usuarios registrados pueden comentar.

Loader
Arriba