Fuga de talentos

Hablamos con los estudios que ayer anunciaron su salida de PlayStation Talents para conocer en detalle su experiencia en el programa.

Según la última edición del Libro Blanco del Desarrollo Español publicado por DEV, Canarias es una de las comunidades, junto con La Rioja, Castilla y León y Extremadura, con menos estudios de videojuegos y menos porcentaje de facturación por empresa del país. Por su naturaleza y localización, los profesionales canarios tienen dificultades añadidas a la hora de asistir a eventos, desplazarse para realizar sesiones de networking o encontrar la formación adecuada, limitada en el archipiélago a diferentes escuelas y másters privados, junto a dos cursos, ambos centrados en la programación, disponibles en la Universidad de Las Palmas y en la de La Laguna. Por todo esto, el programa de PlayStation Talents parecía especialmente interesante para los componentes de Broken Bird Games, un pequeño equipo con experiencia en otros ámbitos relacionados con la industria, que se enfrenta aún hoy al desarrollo de su primer videojuego: «Venimos de unas islas en la que el sector tiene una presencia prácticamente inexistente y muy enfocada al desarrollo móvil y esto no es precisamente lo que nos apasiona», señala uno de los responsables. «Vimos [el programa] como la oportunidad de entrar dentro del sector bajo el paraguas de PlayStation y ya directamente estar arropados por ellos». 

Pero quince meses después de haber empezado a trabajar dentro del programa de incubación de PlayStation España, Broken Bird Games, junto con sus compañeros de Moonatic Studios, Tapioca Games y Gatera Studio, han anunciado el cese de su participación en PS Talents. Los motivos son variados pero parten del desencanto. De la desilusión por ver que su trabajo no se recompensa de ninguna forma a través de las promesas explícitas que la compañía incluyó en el contrato.

PlayStation Talents se define como «una iniciativa de apoyo al desarrollo local» puesta en marcha por PlayStation España en 2016. Tiene dos ramas, Talents Camp y Talents Alianzas, que se diferencian según la experiencia de los estudios con los que trabajan. Talents Camps está dirigido a profesionales sin experiencia previa en el desarrollo, mientras que Talents Alianzas se enfoca en «estudios consolidados» que necesitan apoyo en la publicación y el marketing de su siguiente proyecto. Según su página web, el programa de incubación está pensado para que los estudios noveles ganen experiencia profesional a través de mentorías y sesiones de asesoramiento, con el objetivo de desarrollar y publicar su primer juego en PlayStation. Talents, que a nivel presupuestario se financia con una partida de marketing, como una más de las acciones que realiza la compañía para promover la presencia de su marca en medios, se desarrolla en colaboración con otras empresas como la incubadora y aceleradora valenciana Lanzadera y el estudio y publisher madrileño Gammera Nest. Por parte de Lanzadera, se ofrecen mentorías periódicas que pretenden guiar a los profesionales. Por parte de Gammera, se busca asesorar a los participantes y ayudarles con la publicación a través de la subsidiaria Good Game Publishing, en muchos casos gestionando el cobro de los royalties si los desarrolladores aún no se han constituido legalmente como estudio. 

Así, aunque PlayStation España no promete ningún tipo de apoyo económico directo a lo largo de los doce meses que dura el programa, sí garantiza que los estudios contarán con supervisión profesional y apoyo material para poder introducirse en la industria. «Lo que esperábamos de PS Talents era profesionalizarnos. No solo tener una mentoría de calidad sobre el desarrollo y sobre el workflow de hacer un videojuego, sino aprender a producir, calcular los tiempos y todo eso», nos detalla un responsable de Moonatic. «Queríamos que, una vez saliéramos del programa, fuéramos capaces de seguir adelante con el estudio fuera o no un éxito el videojuego. Queríamos saber cómo llevar una empresa indie. También esperábamos una exposición adecuada a lo que podría esperarse de PlayStation, algo que no podríamos alcanzar yendo por nuestro lado». Desde Broken Bird coinciden: «Antes de entrar en el programa lo que queríamos, más allá de sacar el juego, era ganar experiencia y sacar partido del asesoramiento y la formación que ellos ofertan en la web. Queríamos aprender cómo funciona el sector». En muchos casos, el programa viene directamente recomendado por profesores de másters y grados como una forma de continuar el trabajo realizado durante los meses de aprendizaje.

Luto, de Broken Bird Games

Sin embargo, los estudios señalan que incluso antes de entrar al programa tenían ciertas dudas sobre su eficacia. En Broken Bird habían tenido contacto previo con otros participantes de Gran Canaria que les habían confesado que la experiencia final no había sido precisamente la que ellos esperaban, mostrándose descontentos con el resultado final. Desde Moonatic llegaron a preguntarse qué había pasado con los participantes de los años anteriores y por qué se sabe tan poco de ellos: «Vimos que salen muy pocos estudios profesionalizados y los que salen no destacan que han estado en Talents, como pasa por ejemplo con Lince Works*», aclaran. No obstante, la falta de alternativas reales para estos estudios, junto con la incapacidad para acceder a una industria que puede mostrarse inaccesible, hicieron que Gatera, Tapioca, Moonatic y Broken Bird, junto con el resto de los participantes de la edición del 2021, se decidieran a presentar una candidatura. Tal y como explican, el proceso de selección, basado en un pitch del juego, junto con varias entrevistas personales, está más interesado en ver si el equipo puede llegar al final del proyecto que en evaluar la propuesta en sí. En palabras de uno de los integrantes de Moonatic: «Creo que buscaban ver si el estudio es sólido y capaz de terminar el proyecto. Creo que eso les interesa más que el propio juego».

* Al contactar con Lince Works para verificar esta información, nos han respondido que ellos como estudio formaron parte del programa Alianzas: «Nosotros fuimos parcialmente financiados por un antiguo programa que había en PlayStation Europe (London). Al pasar esto, Sony España nos incluyó en el programa PS Alianzas. A efectos prácticos, ser parte de PS Alianzas se materializó en que nos invitaron a participar en algunas ferias como expositores. Durante todo el desarrollo y lanzamiento de Aragami 2 no ha habido ninguna comunicación con PlayStation España o su programa Talents y Alianzas; siempre hemos tratado directamente con SIE America y SIE Europe, con quien tenemos muy buena relación».

«A la hora de entrar en la preselección del programa firmas un NDA que dice que no puedes contar que formas parte de Talents hasta que se hace el anuncio oficial. Una vez te seleccionan definitivamente firmas un contrato de un año que es efectivo, según el documento, desde que lo firmas hasta febrero del año siguiente, que es cuando entran los nuevos estudios a Talents», aclaran desde Broken Bird Games. «Según el contrato, teníamos derecho a formación, a asesoramiento profesional, a asesoramiento empresarial paralegal por parte de Lanzadera, y también a la oportunidad de ir a eventos tantos de PlayStation como otros generales dentro de la industria en España. Según nos dijeron íbamos a tener la oportunidad de trabajar en oficinas con una serie de materiales, como ordenadores y kit de desarrollo, que podríamos utilizar». Fue tras firmar el documento cuando los integrantes de Moonatic empezaron a ver problemas con Talents: «A posteriori nos dimos cuenta que el contrato [para entrar en el programa] era muy abusivo, con cláusulas injustas por las cuales si pasa algo malo por nuestra parte nos pueden denunciar pero si pasa algo malo por su parte no pasa nada».

El contrato que firman los integrantes de PlayStation Talents  —conseguido de forma independiente por AnaitGames— establece un convenio entre tres partes: un representante del estudio a título personal (ya que ninguno de los estudios participantes está legalmente constituido), Gammera Nest y Sony Interactive Entertainment España. Según el documento, SIEE tiene la obligación de facilitar al estudio el acceso a un espacio físico en un centro asociado a la marca en el que puedan trabajar hasta 5 personas «siempre que las circunstancias sanitarias y/o de cualquier otro tipo lo permitan», comprometiéndose en otro punto independiente a prestar a los equipos ciertos materiales entre los que se encuentran una televisión, cuatro monitores, dos ordenadores, un mando y varias licencias, que deben permanecer siempre dentro de estos espacios cedidos. Por supuesto, la compañía acuerda publicar y promocionar el juego final si el Director Técnico del programa certifica que este cumple con «los requerimientos de excelencia» previamente pactados. Así, según el contrato, PS Talents es «un programa de captación de empresas emprendedoras con el objetivo de promocionar y desarrollar en España la industria del videojuego, así como para facilitar a esas empresas la posibilidad de crear videojuegos en un entorno apropiado facilitando a esas empresas medios y espacio físico y virtual donde poder desarrollar sus creaciones». Hay que destacar que en el contrato nunca se hace referencia a una de las promesas (ya eliminadas) más llamativas que encontrábamos en la web oficial: la posibilidad de disfrutar de una campaña de marketing valorada en 100.000 euros: «Destacaban mucho lo del marketing. Para ellos lo más importante del programa era que accederíamos a una campaña de marketing valorada en 100.000 euros que generaría PlayStation con sus propios medios», recuerdan desde Broken Bird Games.

One Last Breath, de Moonatic Studio

«Supuestamente, al empezar el programa podíamos acceder a un asesoramiento a nivel de producción y organización para hacer posible que el juego saliera en un año. Pero el problema de todo esto es que, de lo que promete el contrato, PlayStation no ha cumplido casi nada. Apenas hubo formación y fue demasiado básica y confusa, no era apropiada para cada momento de desarrollo», comentan desde Broken Bird Games. «Al empezar en el programa nos encontramos con que las charlas prometidas en el contrato, a las que teníamos la obligación de ir, no existían en su mayoría y las pocas que existían no valían para nada», señalan los responsable de Moonatic. Otro de los desarrolladores consultados coincide: «Las mentorías iban muy justas y no estaban al nivel de PlayStation. Estaban dedicadas al marketing y poco más, sin rastro de los profesionales de la industria de otras áreas. No se nos enseñó una metodología de trabajo ni se nos apuntó a cómo desarrollar con buenas prácticas. Ya que no pagan, deberían ofrecer la formación adecuada por este año de trabajo».  

Los desarrolladores señalan que el «enorme desinterés» por parte de la mayoría de los mentores se ha traducido en situaciones que van desde olvidar reuniones previamente agendadas hasta evitar probar el juego o revisar los materiales. Este mencionado desinterés llevó a que todos los estudios tuvieran que realizar un plan de producción sin asesoramiento, que posteriormente fue utilizado por el programa para marcas los hitos que contractualmente debían alcanzar: «Desde Lanzadera debían preocuparse de que llegáramos una producción adecuada pero el plan de producción lo hicimos nosotros solos sin ningún tipo de asesoría. Las reuniones con ellos se basaban en preguntarnos por lo que habíamos hecho y ya está», explican en Moonatic. «No nos pasaron ni una plantilla, ¿cómo pretenden que terminemos el juego en noviembre sin recibir una educación o una mentoría específica? ¿Cómo lo vamos a hacer bien si incluso gente con años de experiencia falla en los plazos de producción? En Lanzadera no tienen ninguna relación con el videojuego, solo nos decían que hay que trabajar más y esforzarse más el mes siguiente sin importar que fuéramos a las reuniones sin dormir». El hecho de que los estudios no recibieran asesoramiento a la hora de plantear los diferentes hitos es especialmente importante dado que el contrato establece que, de no poder cumplir con estas exigencias, el firmante deberá hacerse cargo de todos los «costes y gastos» en los que incurre el estudio con el incumplimiento; lo que incluye un pago de 250€ mensuales por puesto de trabajo en los espacios asociados.

De los estudios participantes en la edición del programa del 2021 sólo uno de ellos pudo acceder a uno de los puestos prometidos en las condiciones exactas mencionadas en el contrato. Sin embargo, este estudio confirma que tardó casi un año en poder disfrutar de estos dos puestos de trabajo en una oficina donde también se encontraban casi todos los materiales detallados en el acuerdo previo. El resto de estudios, que han tenido que trabajar con sus propios materiales, señalan que el no contar con una oficina les ha impedido trabajar con agilidad y desarrollar relaciones laborales con otros profesionales del sector. La imposibilidad de realizar actividades de networking también ha estado afectada por lo que desde PlayStation España han explicado como «la prohibición por parte de la compañía de asistir a eventos». Así, aunque en el contrato se hacen referencia a tres eventos, Moonatic, Gatera, Tapioca y Broken Bird solo han formado parte de The Moment, una muestra digital organizada por PlayStation.  

«Nosotros queríamos ir a eventos y preguntamos varias veces cuál era el sistema para ir. [Desde el programa] nos comentaron que les pagarían a dos personas el desplazamiento y la estancia pero nunca llegamos a ir a ninguno con PlayStation; fuimos al Fun&Serious, a Gamergy, a Valladolid Gaming Experience y al Indie Dev Day todo autofinanciado, pagado todo por nuestro bolsillo. Talents en este caso solo aportó el kit de Play para el Indie Dev Day, que nos entregó tan solo un día antes del evento, lo que generó varias complicaciones», recuerdan en Moonatic. Los estudios señalan que PlayStation avisó con muy poco tiempo de la celebración del The Moment, por lo que los equipos tuvieron que parar el desarrollo para centrarse en el tráiler A la hora de montarlo, no recibieron desde PlayStation ningún tipo de ayuda o consejo, más allá de las animaciones de la marca para el inicio y el final: «Sufrimos un gran desgaste mental por dejar aparcadas muchas cosas en nuestra vida», aclaran en Moonatic. Destacan que este cansancio, que arrastraban desde hacía meses, les hizo pensar en dejar el proyecto: «En verano ya estábamos muy desgastados y empezamos a pedir datos de previsiones de venta y objetivos para ver si nos merecía la pena seguir trabajando teniendo en cuenta el retraso que llevábamos. Pedimos un desglose del marketing y no lo tuvimos».

Antro, de Gatera Studio

Según los participantes, desde la organización se han negado repetidamente a entregar información relacionada con la inversión en marketing que, según lo que ellos mismos detallaban hasta hace unos meses en su web, estaba valorada en 100.000 euros: «Desde marketing nos hablaban mucho en plan what if, nos comentaban las diferentes situaciones que podíamos encontrar y qué iban a hacer por nosotros, pero nunca nos dieron datos, no nos especificaban un plan de marketing o números relacionados con las acciones», nos comenta un representante de Broken Bird Games. Otro desarrollador coincide: «El marketing es muy justo, Desde la cuenta de Twitter a veces comparten tus actualizaciones pero todo el trabajo lo teníamos que hacer nosotros. La conversión de los retweets y los likes es muy baja, lo mismo que con las actualizaciones en el blog [oficial]. No creo que esta sea una campaña de marketing valorada en 100.000, creo que por eso lo han quitado de la web». Los estudios señalan que ellos tenían que diseñar sin ayuda la campaña para las redes, crear los copys y elegir las imágenes sin asesoramiento por parte de la marca. También debían escribir las actualizaciones para el blog cuando la compañía se las solicitaba. Por parte de PlayStation, según los estudios, solo se ha gestionado la creación de las notas de prensa y, en algunas ocasiones, la aparición en varios medios a través de artículos pagados: «La cuenta de Talents solo nos retwitteaba si insistíamos pero nunca veíamos el retorno. Estos tweets recibían pocos likes, pocas interacciones. Nunca podíamos ver las estadísticas de los impactos porque decían que era información privada». 

Tras varios meses insistiendo a la compañía para que cumpliera lo prometido en el contrato, los estudios se reunieron con los responsables en un tenso encuentro en el que se acordó una prórroga para el desarrollo y un nuevo contrato para todos aquellos estudios que quisieran continuar: «En la reunión nos dijeron que firmaríamos un nuevo contrato y que estaríamos algo más de tiempo en el programa, algo que aprovecharían para darnos la formación prometida, para ir a los eventos de este año y para que pudiéramos sacar partido del marketing. El nuevo contrato que nos ofrecieron era peor que el original. Por ejemplo, ponía que ellos serían los encargados de editar el juego en PC y Switch. Querían un porcentaje del merchandising y un montón de cosas. Cuando protestamos le echaron la culpa al abogado y dijeron que no era correcto. Ahí vimos la mala comunicación y decidimos desvincularnos. El acuerdo de resolución propuesto por PlayStation daba a entender que no podíamos hablar sobre el programa si no lo consultabamos con ellos primero», explican. Para los cuatro estudios, tener el derecho de hablar su su experiencia y poder anunciar la marcha con un comunicado es muy importante: «Nos hemos enterado de que muchos equipos de otros años también abandonaron el programa, pero lo hicieron sin un anuncio oficial y no nos parece bien», señalan desde Moonatic. «Queríamos irnos de forma profesional, explicando los motivos para que no pareciera que PlayStation nos había ayudado cuando la realidad es totalmente distinta. Como no se hacen públicas las salidas por miedo a represalias no se sabe que el programa no funciona bien». 

Welcome to Empyreum, de Tapioca Games

«Se promete un asesoramiento que no está, tienes que perseguir a la gente en el programa para que te hagan caso en lugar de ser ellos quien lleva las riendas», explica un desarrollador resumiendo su experiencia. «Seguro que la pandemia ha afectado, seguro que con espacios físicos hubiera sido todo más ágil, pero aún así la ayuda que proporcionan no es profesional; no hay tutelaje, es como seguir en la universidad en donde te dan una palmadita en la espalda». «Lo que quieren es sacar al año seis juegos para seguir recibiendo el dinero para el programa que les destina PlayStation. Quieren que se hable de PlayStation con un trabajo mínimo pero para ellos somos marrones. Lo dijo en un vídeo Daniel Sánchez, que los juegos son marrones que se tienen que sacar lo antes posible. Los juegos tienen que salir estén como estén», declara otro de los participantes al ser preguntado por su opinión sobre el objetivo final de PlayStation Talents. En Broken Bird Games se muestran de acuerdo: «Nos hemos dado cuenta con el tiempo de que les dan igual todos los estudios y solo les importa que el nombre de PlayStation esté en todos lados. Da igual que sea para bien o para mal».

«Cuando acabas de salir de la universidad y firmas un contrato con PlayStation crees que te vas a comer el mundo», señala un desarrollador. «Nos daba igual no cobrar porque pensábamos que la formación iba a merecer la pena. Que tendríamos un juego profesional publicado y una buena experiencia. No ha sido así. Nosotros nos hemos ido pero cuántos estudios se habrán quemado, habrán pensado que la industria es muy dura, que no es para ellos, y lo habrán dejado. Entristece pensar que algo que tendría que ayudar lo que hace es quemar». 

* * *

NOTA DEL EDITOR ● La organización de PlayStation Talents, con la que AnaitGames ha estado en contacto a lo largo de esta semana, ha declinado la participación en este reportaje. Sí se ha ofrecido a colaborar en otro artículo que se publicará en los próximos días y en el que se explorarán las experiencias de equipos participantes en anteriores ediciones del programa Talents.

Redactora
  1. Casinocaster

    Dilo! Buenísima cobertura. A ver con qué sale Daniel.

  2. carlosgargra

    Pues por lo que se ve es una pena porque parecía y se vende un proyecto muy interesante para la gente que empieza. Está claro que en el siguiente habrá un intento de lavado de cara por parte de la «empresa».
    Entiendo que no os mojéis mucho en esta polémica, pero mola ver que hacéis un trabajo que otros no se atreven.

    1. DarkCoolEdge

      @carlosgargra
      Creo que publicar el reportaje con las opiniones que incluye ya es mojarse bastante, no?

      1. carlosgargra

        @darkcooledge
        Claro, me refiero a una opinión personal. De hecho me gusta que Marta no la incluya en este artículo porque, para mí, da énfasis a lo ocurrido y además es súper elegante.

      2. DarkCoolEdge

        @carlosgargra
        Sí, creo que estaría fuera de lugar. Lo suyo sería un artículo de opinión a parte.

      3. carlosgargra

        @darkcooledge
        A eso me refería, que en esta web se respira elegancia por cada poro.

  3. Skardess

    Muchas gracias por el reportaje. Empatizo mucho con estos estudios porque yo también estoy acabando mis estudios de grado (y aún más al enterarme que uno de ellos son canarios, que como muchos de ahí tuve que tomar la decisión de mudarme a la península) y llevo bastante planteándome si realizar o no estudios de Máster que están asociados a ese programa de PS Talents. En las universidades y desde PlayStation por el nombre de marca te lo venden como que te dará la salida que necesitas pero resulta muy triste ver que la realidad es muy distinta, incluso si consigues formar parte del programa, después al final, de qué sirve. Una pena que con la de necesidades que tenemos los actuales y futuros trabajadores junior y estudios independiente, pasen todas estas cosas. Gracias por indagar más en este tema y por el esfuerzo que siempre hacen!

  4. Orlando Furioso

    Un poco más o menos lo que pasa en los estudios de máster en este país. Todavía recuerdo mi máster llamado E*… en la que no había ni una sola asignatura de E*… y a algunas cosas llamadas «Política contemporánea» les correspondía un contenido (sin exagerar) más adecuado a «Mundo rural del siglo XVI».

    Editado por última vez 5 mayo 2022 | 15:18
  5. YenVer

    Esto iba a explotar algun dia y ese dia llego, y me alegro por ello, ya que he formado parte de uno de los masters que usaban los playstation talents como reclamo y al final tanto el master como los talents fueron una mentira gigantesca de la que algunos sacan tajada. Doy fe de que todo lo que se dice en este articulo es verdad. «Seguro que la pandemia ha afectado, seguro que con espacios físicos hubiera sido todo más ágil» pues no, los años anteriores ha sido la misma bazofia y como bien dicen los estudios que salian (o que ni entraban porque ya le veian las orejas al lobo) no decian nada por miedo a represalias.

    Al final he visto como la gran mayoria de estudios que entraban en el programa iban desangrandose a lo largo de los años mientras hacian malabares para seguir adelante, mientras iban minando su salud mental y fisica, mientras se veian cada vez mas menospreciados, para al final sacar un producto (si lo sacaban) que a playstation se la suda ya que solo quiere poder decir Eh! que estamos apoyando a la industria! cuando claramente es mentira.

    Y si, lo de los 100.000€ en marketing eran literalmente 5 tweets, ya veo que a alguien se le ha caido ya la cara de verguenza y lo han quitado… lamentable.

    Animo a toda esa gente que esta ahi luchando para conseguir un curro en la industria y que por culpa de estas cosas se jode la salud y se le quitan las ganas, es normal, ojala lo consigais porque poder se puede 🙂

    Editado por última vez 5 mayo 2022 | 15:33
  6. JM

    Que gran trabajo de Marta.

    Editado por última vez 5 mayo 2022 | 16:49
  7. Diego BG

    Gran artículo Marta, espero que lo comentéis también en el podcast de esta semana

  8. NahuelViedma

    Es increíble lo terriblemente naturalizado que están las estafas encubiertas de los masters.

    Con respecto a los supuestos 100k en marketing es una práctica habitual en relaciones totalmente asimétricas. Lo raro es que, aún inflando la supuesta cotización de la plataforma, es algo útil, muy mal tendrán que haberlo hecho en PlayStation para sacarlo.

  9. Ghammakhur

    Buen trabajo, Marta. Qué grande es Anait con estos reportajes, a ver el siguiente.

    Mucho ánimo a todos los estudios, espero que no cejen en su empeño por publicar sus juegos.

    Editado por última vez 5 mayo 2022 | 18:52
  10. Greyfox

    Grandísimo trabajo Marta.
    La desidia que comentas en el articulo es también palpable en el master de marketing, comunicación y producción que ellos mismos publicitan. Como alumno del master puedo comentar de primera mano mi experiencia.
    Te venden el master con el nombre Playstion por bandera, asegurando que saldrás preparado gracias a grandes profesionales de la industria que hay en Playstion, que trabajarás en el sector y que verás el sueño de publicar un juego realizado.
    En este master, junto con otros másteres de desarrollo de videojuegos, se hacen equipos y se exige realizar un videojuego en el periodo lectivo del master, con el objetivo de presentarlo a talents y en un futuro publicarlo.
    La realidad del master es que los profesionales de Playstion (con claras excepciones) solo están ahí por compromiso, para poner el nombre y ya. En todo el año del master no hicieron acto de presencia ni una sola vez a las presentaciones de los hitos de producción de los juegos (una vez al mes), llegaron tarde o directamente no se presentaron a varias clases, etc.
    El master se salva por los profesores de comunicación y producción ya que no tienen nada que ver con Playstion y son grandes docentes.
    En fin, una perdida de tiempo y dinero que encaja con su política de Talents. Ya nos avisaron fuentes externas al master durante el desarrollo de este.

    Editado por última vez 5 mayo 2022 | 23:58
  11. Gordobellavista

    Me parece un artículo muy valiente este.
    Mi admiración y mis felicitaciones a Marta y también al jefe/s que da vía libre a estos artículos en Anait.

  12. Vitaly Chernobyl

    Por reportajes como este pago Patreon. Bravo Marta, bravo Anait.

  13. DarkCoolEdge

    Muy bueno el reportaje y nada nuevo bajo el Sol, ayudas que son marketing y gente por el medio llevándoselo muerto, todo a costa de los que se lo curran.
    Pero está guay airear estas cosas.

  14. carlosgargra

    ¿Podemos ya llamarle el «#talentgate»? Deseando la segunda parte a ver qué excusas ponen desde el programa y lo que dicen los estudios a los que sí les ha salido bien la jugada.

  15. Shalashaska

    Que currazo Marta. Gran artículo y gran timo esto del Playstation Talents.

  16. molekiller

    Felicidades por el artículo.

    This is Spian…

  17. Sento

    Marta, eres una jefa. Magnífico artículo