Review - Perfect Dark Zero

pdz.jpg
Verano del ya lejano año 2000. El recién pasado efecto 2000 causó pánico en las masas, que, asustadas por los terribles efectos que la completa desconfiguración temporal de los ordenadores podría causar (bombas nucleares lanzándose solas hacia lugares aleatorios, cuentas bancarias eliminadas provocando pérdidas millonarias, cajeros del Alimerka marcando los precios de un modo erróneo para bien o para mal, etc.), se suicidaban como lemmings o, los más maliciosos, saqueaban grandes almacenes al grito de apocalípticos mensajes sobre el fin del mundo tal y como lo conocemos.Vale, quizá es exagerar las cosas un poco. El famoso efecto 2000 fue menos de lo esperado (no vimos ningún misil nuclear salir disparado sin rumbo cuando nuestro tan querido Ramón García anunció el inicio del nuevo año), como pasará en el 2038 y el 3000. La cuestión, que no quiero salirme del tema, es que corría el verano del ya lejano año 2000. Muchos seguíamos jugando activamente a Goldeneye en nuestras Nintendo 64, haciendo caso omiso de la mayoría de novedades que pasaron por las estanterías en esos tres años.Y entonces llegó ella.Joanna Dark. Perdonad que babee, pero para un inocente mancebo de 12 años ver un vídeo promocional en el que la protagonista de un videojuego (encarnada en esa ocasión por Michele Merkin), salía duchándose, vistiéndose y armándose hasta los dientes con bellas armas de fuego equivalía a una sesión de 45-50 minutos de cuarto de baño y ejercicio braquial. Aún siendo un desvalido jovenzuelo que apenas acababa de descubrir el divertido mundo del amor a uno mismo, el vídeo causó tal impacto en mi pequeño córtex prefrontal, en esa época aún no ejercitado convenientemente, por el hype que había alrededor de Perfect Dark. Vale, de aquella no lo llamábamos hype, pero había una expectación bastante grande por lo que parecía el PJdA ((Puto Juego del Año)) y posiblemente del siglo.Y el momento llegó. Perfect Dark estaba entre nosotros. Hasta el más sonyer de la pandilla (que por aquel entonces tampoco se llamaban así) tuvo que reconocer que estaba ante algo grande. No sé cómo afectaría en su momento a los medios la llegada de un juego de ese calibre, pero a todas las nintenperras (al menos las que yo conozco) se nos clavó en el alma. Poco tiempo después, al año y poco del lanzamiento de la primera parte, anunciaron Perfect Dark Zero. La afortunada en esta ocasión sería Gamecube.
pdz_002.jpg
Todo parecía perfecto en el planeta Tierra cuando una noticia me cogió en bragas: Microsoft compra Rare. La compañía por la que me compré una Nintendo 64 y una Gamecube se pasa a la competencia. Me importaba una mierda Starfox Assault, me importaban una mierda todos los proyectos que Rare pudiera tener; en esos momentos lo único que me pasaba por la cabeza era cómo, oh, cómo conseguiría jugar a Perfect Dark Zero sin tener que comprarme una consola tan grande que podría refugiarme dentro en caso de que estallase una guerra nuclear.Resumiento, finalmente acabé comprando una Xbox 360 sólo para jugar a Perfect Dark Zero y Kameo, como bien predije en mis tiempos mozos. Fue una decisión difícil: ¿valdría la pena gastar casi 500 euros para jugar a un juego del que había leído cosas tan dispares? ¿Me arrepentiría durante el resto de mi vida de una acción tan arriesgada?Con ella en mi posesión ya desde hace meses, puedo afirmar que no me arrepiento. Perfect Dark Zero no es un mal juego. No merece ni que me refiera a él así, como si me diera pena. Es un buen juego, coño. Los chavales de Rare han hecho un buen trabajo, desde luego no tan bueno como hace seis años pero sin duda un buen trabajo. Ahora mismo todo el mundo estará pensando cosas como este tipo es gilipollas o tus padres debían de ser hermanos. Oigo al auditorio murmurar, noto su hostilidad. Caballeros, dejen las armas. Tengo una explicación.One time my cousin Walter got this cat stuck in his ass.Visualmente es ambiguo. Es innegable que tiene algunas cosas gráficamente impecables, igual de innegable que hay cosas feas de cojones por aquí y por allá. Centrémonos en las feas, que no se diga que no soy objetivo ((Jaja.)) .Los personajes, en general. Un negrata enfundado en cuero, un escocés regordete y ridículo ((¡Y cuál no!.)) , una mujer tan malvada como neumática (y, por el aspecto que tiene, diría que podemos aplicar ese adjetivo literalmente) o la misma Joanna, con veinte años recién cumplidos y ya pintándose las uñas como una cincuentona ligera de cascos. Obviando sus diseños, sus propios tejidos cutáneos lucen feos. No sabría describirlo exactamente, pero cualquiera que haya jugado o visto vídeos sabrá que tienen un aspecto horroroso cuanto menos; si le añadimos que el escaso número de modelos faciales hace que en muchas ocasiones parezca que te estás enfrentando a un ejército de clones retardados, tenemos uno de los puntos flojos del juego.Pero hay más. Seguramente lo habréis notado, pero PDZ se desarrolla en un mundo donde todo brilla. Pongamos un ejemplo: comienzas a jugar la misión 1 (uno), Nightclub. Te cargas a dos tipos, subes unas escaleras. El suelo brilla. Vale, es de noche, pero las farolas proyectan suficiente luz como para que, en el caso no poco probable de que haya llovido poco antes de los sucesos que narra el juego, el suelo, posiblemente algún tipo de piedra dispuesta en sillares bien escuadrados, brille así. Avanzas, te cargas a otros tipos, identificas a un cabecilla, abres una puerta rompiendo el candado de un tiro. Miras al suelo, esta vez de madera. Brilla. La lluvia de nuevo, no pasa nada. Subes a un edificio, te cargas a otros dos tipos. El suelo brilla. Pero, joder, es imposible, esto es totalmente indoor, que alguien pare esta pesadilla. Te das cuenta de que las mesas brillan, y las sillas, y una escoba que está apoyada en la pared. Por algún tipo de mágica intervención, incluso un tubo de aproximadamente noventa centímetros de diámetro brilla. Por dentro. A oscuras.Let’s see what’s on K-BILLY’S «super sounds of the seventies» weekend.Perfect Dark Zero suena bastante bien. La banda sonora, si exceptuamos Limelight (una canción que demuestra que el revival, al igual que está de moda ahora, lo estará dentro de 20 años y así sucesivamente hasta el fin de los tiempos) y quizá el dúo Glitter Girl/Pearl Necklace (no sé hasta qué punto podría decir que no me gustan fuera del juego, pero dentro desde luego me parecen fuera de lugar), aunque no juega un papel básico en el desarrollo del juego ni es fundamental en la creación de una atmósfera determinada, cumple sobradamente la función de acompañar sin ser una molestia ni una distracción. Desde luego se puede jugar con la música desactivada o con cualquier otra mierda que tengas guardada en el HD de la consola, sin ir más lejos yo lo hago, pero las piezas compuestas por David Clinyck (que ya metió mano en el PD de Nintendo Sixty Fooour) son de una calidad más que aceptable.
pdz_001.jpg
Otra cosa son algunos efectos de sonido. Por ejemplo el maravilloso gemido con el que nos deleita Joanna cuando cae por una altura de unos 8 metros. No entiendo qué clase de placer puede sentir al recibir un golpe que debería haber roto todos los huesos de sus piernas, pero parece ser un gozo quasi imposible de conseguir de otra forma más ortodoxa. Yo al menos nunca he conseguido provocar esos gemidos.Pero eso es otro asunto.You play video games and I fall asleep unfulfilled.Es prácticamente imposible jugar a Perfect Dark Zero sin tener presente su sobresaliente primera parte, esta vez en perjuicio del que ahora analizo. Los que hayan disfrutado de PD64 sabrán de lo que hablo. Sin embargo, Perfect Dark Zero supera en algunas cosas a su predecesor, aunque quizá estas mejoras no sean suficientes para la masa enfurecida que no concibe siquiera la posibilidad de que exista algo mejor que Halo ((Vale, ya lo he dicho. Putas.)) .El diseño de niveles es notable. Si bien no siempre da la impresión de estar en un mundo realmente vivo y nadie sabe que estás ahí hasta que te ven (lo cual reduce bastante la posibilidad de jugar sigilosamente), tienen un aspecto realmente bueno y coherente en la mayoría de las ocasiones. Hay multitud de caminos diferentes, y la ruta que debes (o puedes) tomar depende en gran parte de los gadgets que elijas antes de empezar la misión. Al final todo se reduce a ir de A a B y de B a C, pero hay tantas formas de ir de un punto a otro que cada vez descubres algo nuevo, aumentando la rejugabilidad y haciendo que terminar el juego en los distintos niveles de dificultad tenga sentido más allá de querer aprovechar un juego al máximo porque no tienes otra cosa que hacer en la vida.Hablemos de la rejugabilidad. Si bien el multiplayer debería ser suficiente para tenerte jugando bastante tiempo, el modo de un jugador, al contrario de lo que todo el mundo parece pensar, no es, ni mucho menos, malo. La historia y el modo en que está contada sin embargo lo es, pero que me aspen si la historia tiene un papel significativo en el 90% de los FPS actuales. Eso son inventos de ahora, como el amor o el crecimiento negativo. La cuestión es que el modo historia, aún teniendo fallos importantes como la IA de los enemigos (que mejora según aumenta el nivel de dificultad, pero tampoco una barbaridad, lo cual, ojo, no quiere decir que sea un juego fácil) o el nivel de la torre (grrrr), se va haciendo más y más divertido y desafiante a medida que se va jugando en los diferentes niveles de dificultad, llegando a ser jodidamente desesperante en algunas misiones cuando se juega en el nivel de dificultad máxima. Por ello es un error juzgar PDZ habiendo jugado sólo en un nivel de dificultad (el menor, normalmente), al igual que es un error juzgar Las Soledades de dos Luis de Góngora y Argote habiéndolas leído sólo una vez.All my friends are dead.El modo multijugador, si bien peca de lo que peca cualquier modo de relacionarse con otro ser humano a través de internet (yo es que si no tengo a alguien de carne y hueso al que golpear cuando pierdo no soy persona), es, a la larga, mejor que el de PD64. Es mucho menos personalizable, pudiendo elegir muy pocos modelos de personaje y dando muchas menos opciones a la hora de configurar las partidas, pero tiene muchos modos de juego y, lo que es más importante, todos son divertidos en mayor o menor grado. El número de niveles es quizá algo justillo, pero por suerte aún existe posibilidad de expansión gracias al Bazar de Xbox Live, en el que, de hecho, ya hay unos cuantos mapas disponibles para descargar (eso sí, apoquinando los 500 MS Points de rigor).
pdz_003.jpg
No me pararé a comentar cada modo de juego, sólo diré que se dividen en dos grandes grupos: Deathmatch y Operaciones Secretas; en el primero se encuentran los típicos modos de sumar muertes hasta llegar a cierto número de ellas o hasta que el tiempo fijado termine, y en el segundo están los más tácticos, por decirlo de algún modo, inspirados en Counter Strike, divididos en un número determinado de asaltos al principio de los cuales podremos comprar armas o incluso vehículos según la cantidad de dinero que tengamos, dinero que se gana, por ejemplo, matando a miembros del equipo contrario. Mi configuración preferida es Infección en Urbe, con la Falcon como arma de inicio de los infectados. ¡Yummie!In my mind and in my car, we can’t rewind, we’ve gone too far.Para los más viciosos dedicados fans, existe (o existía, no sé cómo estará a estas alturas la distribución) una Edición de Coleccionista, presentada en esa caja metálica que, si bien en algún momento tuvo algún significado, en estos momentos es cualquier cosa menos especial, tras haber presenciado con cierto horror cómo el juego de King Kong, por ejemplo, ha tenido una de esas ediciones en caja metálica.Esta edición especial tiene como añadidos un cómic bastante malillo que cuenta una pequeña historia inmediatamente anterior a los sucesos que se cuentan en el juego, una tarjeta misteriosa con el logotipo de dataDyne, una megacorporación que por lo visto no tiene otra cosa en la que gastar el dinero que en putear y hacer maldades, cuya función aún está por descubrir (en caso de que tenga alguna, cosa bastante poco probable) y el disco de extras, lo más jugoso de esta edición del juego.Si bien no es el disco de extras más lucido ni vasto que existe, pero tiene algunas cosas interesantes que gustarán a los fans del juego, básicamente los bocetos y demás material gráfico (donde se puede ver cómo ha ido evolucionando el juego a lo largo de todos estos años de desarrollo). La sección de música es simplemente información sobre la canción Limelight, de Kepi & Cat, mientras éste suena de fondo. Joder, si quiero escuchar ese (truño, por otra parte) de canción, me compro la banda sonora y todo arreglado.El avance de la novela Initial Vector es eso, un avance. Toma descripción. Realmente no tiene casi ningún valor más allá de los fans más pajeros, porque no le veo ni pies ni cabeza a este tipo de novelas. Son una bonita forma de sacar dinero de fanfics. De todos modos, se trata del primer capítulo de esta novela, un avance que es más bien inútil teniendo en cuenta las pocas posibilidades que hay de verla publicada en España.Though I wish they were hitchhiking girls. Sexy, skimpily clad hitchhiking girls.No intentaré convencer a ninguno de los PDZ haters que pululan por internet de que Perfect Dark Zero, si bien no llega de ningún modo al nivel del original (cosa que, por otro lado, estaba clara desde hace bastante tiempo y que, para mi gusto, ningún FPS ha conseguido), no es ni mucho menos un mal juego, sólo recomendaré jugar un poco más en profundidad antes de juzgarlo ((Como el tan sobrevalorado sexo.)) . ¿El mejor FPS de Xbox360 hasta la fecha? No seré yo quien niegue ni lo confirme, pero ningún juego de salida me había divertido tanto desde Mario 64.De todos modos, que nadie se lance a comprarlo ciegamente tras leer esta magnífica reseña ((Jaja(II).)) : es preferible alquilarlo y descubrir que no es tu estilo de juego a comprarlo y maldecirme mil veces por llevaros a gastar diez mil cucas en un juego que ni siquiera os gusta. Recordad: podéis odiar a la reseña, pero no al reseñador.Y por Dios, no digáis que os lo habéis pasado en todos los niveles de dificultad y aún así no os gusta, que eso se ve en vuestro perfil de Xbox Live: quedaréis como unos mentirosos y luego las titis no se creerán lo de los 21 centímetros ((Yo aún no lo he hecho. Lo de pasármelo en todos los niveles de dificultad, digo.)).
ficha0_PDZ.jpg
  1. htdreams

    Buena review, ubica al juego en su sitio justo, a tenor de lo que fué su antecesor y lo que es ahora mismo, dudo mucho que algún día lo juegue o pruebe, pero aumenta mi curiosidad por disfrutar del primer Perfect Dark, y eso es bueno :D  

  2. Nae

    Muy buen análisis chiconuclear. De hecho, creo que el mejor que he leido de este juego, aunque realmente… no se porque te parece un juego tan divertido :P.
    Opa Opa forever!

  3. Chano

    Ojalá hubieran sacado el Perfect Dark de la 64 a 60 frames en vez de a 15. Hubiera sido feliz.

  4. htdreams

    Probando…. (ya van 3 veces que escribo un comentario y no me lo añade…. ¿no le pasa a nadie mas?)
    El análisis me gustó, es bastante justo con el juego, y aunque no creo que juegue a este me da más ganas de jugar al 1º :)

  5. Pep Sànchez

    Una review tan brillante como el juego. No, no, a mi me parece una
    mediocridad que no merece más de un 5 (aunque me comprometo a darle
    otra oportunidad), lo digo por eso de los reflejos que comentas.
    ¡A seguir así, chiconuclear!
    PD: Sin usar Google, sólo identifiqué la frase de Mallrats ;). Las demás las busqué.

  6. Pep Sànchez

    Por cierto, he editado la review añadiendo un enlace para poder descargar el anuncio mencionado.

  7. Víctor Martínez

    ¿Insinúas que mi review es una mediocridad que no merece más de un 5, aunque te comprometes a darle otra oportunidad?Por cierto, MundoRare mola. 

  8. Pep Sànchez

    El 5 es para el juego. En Anait no se publica nada que on pase nuestro filtro de AWESOMIDAD.

  9. Xavi Robles

    Realmente, la review está de puta madre. Me ha encantado y he reido como hacía tiempo que no reía. ¡Felicidades crack!

  10. Ikael

    Has hecho una review genial, chiconuclear. La verdad es que desde que te has puesto a escribir te has destapado ¡Chapeau! Creo que eres uno de los mejores redactores de Anait! Para que te comparen con el mismísimo El Gordo…

  11. Tito Almo

    Vrabo, mis felicitaciones por la reviú, dan ganas de jugarlo
    Despues de leer cosas así a uno se le van las ganas de analizar un juego porque uno sabe que no alcanzará tal nivel de awesomidad.
    P.D. :Hay que fichar/secuestrar/ o lo que sea al Gordo
    P.D. 2:Me encanta saber que se pueden usar notas al margen en AG.

  12. daniel

    me pase 7 miciones antes de un mes jajajajajajajajajaja >:)estoy en la micion 8 y no puedo pa sar de micion ayudenme

  13. cheno

    que alguien ayude a daniel con la mición. q lo de la próstata es muy duro. he oido. dicen.

    genial Análisis CNuclear!

  14. cheno

    Para un fan devoto del original, este juego no sólo es una falta de respeto, sino la desacreditación que la actual rare se ganó a pulso ara que la encerrasen a hacer avatares y kinect sport.