Análisis de The Saboteur

saboteurlogoLa Resistencia francesa era un escenario demasiado bueno como para no aprovecharlo tarde o temprano: ha sido la gente de Pandemic la que ha cogido el testigo y, poco antes de irse al garete, han hecho The Saboteur, un juego que nos pone en la piel de un irlandés que, principalmente movido por la venganza y las mujeres (y una extraña mezcla de ambas cosas), se ve de pronto en medio de la infatigable lucha entre los franceses que se niegan a aceptar que Hitler sea su líder y los alemanes que, esvástica en brazo, aterrorizan al país y a media Europa a base de culatazo en la boca, bayonetazo en los riñones y suela de bota en la nuca, entre otras lindezas.Aunque no suelo considerar ni necesario ni directamente interesante revisar la trayectoria de los desarrolladores a estas alturas, en esta ocasión es significativo saber que Pandemic Studios, antes de su triste fallecimiento, lanzaron un juego llamado Mercenaries 2: World in Flames ((Además de esto, Pandemic se ganó un sitio en mi corazón gracias a Star Wars: Battlefront y su secuela, dos juegos que me dieron tantísimas horas de diversión que aún hoy las recuerdo con mucho cariño. Como curiosidad, el primer Battlefront me mantuvo pegado al mando unas 40 horas, y eso que sólo jugué tres días en casa de un amigo. Eso sí, jugamos mucho.)). En este juego se nos ponía en la piel de un mercenario que, en medio de una apocalíptica Venezuela, busca la venganza mientras colabora con otras personas con las que comparte un enemigo común. Efectivamente: cambiando Venezuela por París, a un trío de mercenarios sin escrúpulos por un irlandés llamado Sean y al líder infame de un país hiperbólicamente bananero por los nazis, Mercenaries 2 y The Saboteur son el mismo juego ((Incluso a nivel técnico y de feeling a la hora de jugar, estamos ante dos juegos prácticamente iguales; las diferencias, veremos, están en algo mucho más sutil que si los coches se conducen igual o si los saltos son igual de ortopédicos.)).Pero mientras Mercenaries 2 se quedaba más o menos donde apuntaba, esto es, divertido y desenfadado pero no mucho más, The Saboteur no se limita a hacer un mata-mata con nazis y con explosiones por aquí y por allá: The Saboteur intenta llegar más alto, imitando a algunos de los más grandes y buscando cierto deleite estético muy sorprendente viniendo de quien viene; no por nada estamos hablando de la misma gente que nos permitió cargarnos media Venezuela controlando a un tipo con perilla y cresta. Así, The Saboteur está basado en la historia de William Grover-Williams, un piloto de Grand Prix que acabó siendo agente secreto en Francia, luchando contra los nazis; en el juego, nosotros controlamos a Sean, piloto (también) irlandés bien conocido en la escena automovilística parisina que ve cómo su mejor amigo es asesinado por el ejército nazi y, usando como centro de operaciones un cabaret de París, planea vengarse usando, como buen irlandés, sus puños y su deslenguado vocabulario.the_saboteur_zeppelin_02_oct2009_wmEs una buena señal ver que The Saboteur triunfa donde Mercenaries 2 fracasaba miserablemente. En el segundo, la historia era tan accesoria que directamente podría no haberla tenido y el resultado habría sido el mismo, pero en el que nos ocupa hoy el desarrollo de la trama es interesante, está bastante bien llevado y es, de hecho, un motivo para seguir jugando: como es lógico, aquí no se podía reducir todo a reventar cosas, y Pandemic se han esforzado por dar al jugador un motivo para seguir jugando más allá del poner bombas y hacer el pandiloco al volante.Empecemos por el principio, que se suele decir. Al principio de la partida, París es una ciudad gris, atemorizada por la ocupación nazi, los habitantes viven con miedo y sus calles son hostiles, peligrosas, llenas de vigilancia; a medida que vayamos trabajando en la sombra con la Resistencia francesa, los puntos del mapa donde la gente haya recuperado la esperanza se teñirán de color. Aquí, el uso de blanco y negro y color es muy, muy inteligente, y realmente hay que quitarse el sombrero ante Pandemic: aunque apenas hay diferencias muy evidentes entre las zonas esperanzadas y las que siguen bajo el yugo férreo del Tercer Reich, la sensación al recorrerlas es de agobio y hostilidad en las segundas y todo lo contrario en las primeras. Apenas moteadas por el rojo de las banderas, los brazales y demás parafernalia nazi, las zonas oprimidas resultan, a nivel jugable, más duras: hay más potencia enemiga en caso de alarma, los ciudadanos no nos encubren cuando nos metemos en líos, etc. Sin embargo, en las zonas coloreadas la reacción de los parisinos es distinta: celebran nuestra presencia, hay menos opresión nazi… todo muy sutil, quizá, pero si por algo triunfa The Saboteur es por esa sensación constante de que todo está sutilmente colocado en el sitio correcto.?Un apunte sobre la ambientación: si bien visualmente el juego acumula aciertos (a pesar de algunos defectillos gráficos, como el popping o alguna que otra caída del frame rate que no afecta, por otro lado, al juego en sí, sino más bien a las cinemáticas), el oído no es tan mimado cuando jugamos a The Saboteur. Conviven con las soflamas nacionalsocialistas que salen de los altavoces propagandísticos repartidos por la ciudad, en un alemán histriónico y desquiciado y hitleriano, los diálogos de los personajes, todos en inglés: el protagonista, un irlandés que lleva viviendo en Francia mucho tiempo, se comunica en inglés con franceses, alemanes y españoles, y todos ellos le responden en un ridículo inglés con acentos impostados y salpicados de palabras de sus idiomas nativos (ja, claro que sí, oui, merde), y esto más vale que lo aceptemos rápidamente como a) cosas de los americanos, que son muy así para ciertas cosas ((La película de Tarantino Inglorious Basterds, por poner un ejemplo de lo contrario, tiene entre sus logros mayores la convivencia de idiomas, totalmente de cajón si se pretende ambientar correctamente una película ambientada en la Francia ocupada: no todo el mundo sabía inglés en esa época.)) o b) falta de guita para contratar a actores de voz internacionales, porque de lo contrario la ambientación, que tan bien iba hasta ahora, sufre una patada en la entrepierna bien grande. Musicalmente tampoco es especialmente acertado, por ser las canciones de la radio más bien aleatorias y sin chicha y por tener la música en general un papel poco más que nulo.catacombs_hd104__wm_El sistema de juego es el siguiente: llevamos a cabo las misiones que nos encomiendan distintos personajes repartidos por el mapa de París (algunas principales, que son las que hacen moverse a la historia, otras secundarias, que nos dan dinero y otros beneficios), que van desde el clásico lleva a tal personaje del punto A al punto B y luego vuelve huyendo hasta el punto A, hasta otras más basadas en la infiltración: libera a tal prisionero y llévalo a tal sitio, etc. La trama avanza igual que en GTA IV y tantos otros sandbox, esa plaga de la nueva generación, pero se lo perdonamos porque el protagonista es irlandés. En otros momentos, la acción tiene más protagonismo, y aquí es quizá donde más flaquea el juego: igual que GTA IV, The Saboteur no es un shooter, y a pesar de que la acción está bien llevada y en general resulta divertido disparar, no le sienta demasiado bien intentar imitar a Uncharted 2 porque, al contrario que éste, no está entrenado para los tiroteos ((La influencia de Uncharted 2 se nota mucho en ciertas partes del juego; no leáis a partir de aquí, porque puede haber posible spoiler. En un determinado momento de la trama, tenemos que perseguir a un nazi que nos ha puteado especialmente y corremos detrás de él por el interior de un zepelín; esta escena, que en Uncharted 2 habría estado estupenda gracias a, por ejemplo, la ausencia de tiempos de carga o a lo dinámico que es todo en el juego de Naughty Dog, en The Saboteur queda acartonada, torpe y, lo que es peor, está dividida muy malamente por una serie de tiempos de carga (tres o cuatro tiempos de carga en menos de cinco minutos de juego), amén de, lógicamente, no resultar tan espectacular gráficamente. La intención está ahí y es buena, pero los resultados están lejos de Uncharted 2, que es como muy poco un juego de 9.)).Así que ya vamos viendo un poco por dónde van los tiros: un poco de GTA IV, un poco de Uncharted 2… y un poco de Assasin’s Creed, el tercero en discordia en este cóctel. La exploración por París en algunas partes del juego hay que realizarla por los tejados, y puede que Sean no sea Ezio pero le anda a la zaga: podemos escalar casi cualquier edificio de la ciudad, y desde las alturas es desde donde mejor podremos planear y llevar a cabo nuestros sabotajes (que en muchos casos, para mayor fuerza de mi comparación, son asesinatos). La exploración por las alturas sería un fracaso si no hubiera una ciudad interesante que trepar; no es el caso, por suerte: el París de The Saboteur está bien diseñado, es interesante de explorar y, además, el juego calcula muy bien el timing a la hora de hacernos trepar como monos y conducir coches como personas de bien. Es esa sutileza de la que hablaba antes: ¿trepar?, sí, pero cuando sea necesario; ¿conducir?, sí, pero no todo el rato, que no hay que ser cansino.the_saboteur_00020__w_wm_Igual que en Assasin’s Creed, nuestro protagonista no es el colmo de la popularidad entre las fuerzas del orden, por lo que tendremos que andar con pies de plomo si no queremos que la alarma nazi salte y se nos abalancen las tropas del Tercer Reich con intenciones poco sanas. En el HUD se nos indican en todo momento dos cosas: qué estamos haciendo (si estamos haciendo algo) y si nos está viendo algún nazi. No podemos, así, meternos en peleas si tienen el ojo encima de nosotros, o comportarnos de manera sospechosa (trepar paredes, por si lo estabais pensando, es un comportamiento MUY sospechoso), y si queremos hacer las cosas bien y sin meternos en líos de los que no podamos salir deberemos tener cuidado. El componente de infiltración es quizá la parte que requería más sutileza y la que peor llevada está, porque, de nuevo, si haces un juego que sea pastiche entre acción, exploración, infiltración, etc. más te vale rezar porque todo salga más o menos bien, porque muy difícilmente te saldrá un juego sobresaliente en todo ello. Aquí, en cuanto entremos en el ritmo del juego (no es fácil: la jugabilidad es dura, algo rancia, de esas jugabilidades que nos exigen un poco antes de que entremos totalmente en el juego), nos resultará bastante satisfactorio ir como ratillas entre las sombras para asesinar nazis; hay que aceptar, eso sí, determinadas trampas de la jugabilidad (salir del campo visual del enemigo por muy poco, la indiferencia brutal de los nazis hacia los sonidos, etc.) y no darles demasiadas vueltas, porque de otro modo el desencanto será grande.Quizá sea este pequeño trampeo la parte que menos guste de The Saboteur, por «ficcionalizar» demasiado la experiencia, por quitarle naturalidad. Quizá la sensación al volante no sea la mejor (es muy parecida a la de Mercenaries 2; esto es, parece que estás conduciendo una caja de cartón, pero nunca un coche), quizá no estemos ante una súper producción como GTA IV, quizá los gráficos no sean lo más puntero que se ha visto en consolas de siguiente generación. The Saboteur tiene fallos, sí que los tiene; tampoco es superior a algunos de los juegos de los que coge ideas, pero Pandemic han tenido muy clara una cosa: si no vamos a hacer algo tremendo por sí mismo, maquillémoslo. En Mercenaries 2, el maquillaje fue de explosiones y balas, y les fue bien pero tampoco mucho. Ahora el maquillaje es mucho mejor: The Saboteur es una experiencia sorprendentemente satisfactoria, menos por lo jugable que por lo estético; mejor dicho, es satisfactoria por la combinación sabia de estética y jugabilidad, y por cómo estas dos cosas se complementan y se afectan.catacombs_hd006__wm_Por esto, puede que no estemos ante el juego del año, pero The Saboteur sí que es un juego interesante que aprovecha bien sus puntos fuertes y cuyas debilidades salen a relucir menos de lo que deberían para resultar insoportables. A partir de aquí, de la localización de pros y contras, depende de uno mismo considerar qué pesa más, lo bueno o lo malo. Yo, personalmente, creo que lo bueno: la conseguida sensación de estar en el París ocupado, el carisma de las líneas de diálogo de nuestro irlandés ((Sorpresa de última hora: en inglés, tanto voces como subtítulos.)), lo macarra de la trama. The Saboteur es una gran opción no sólo para los aficionados al sandbox, sino para los aficionados al videojuego en general.Nota: 8
  1. neorubio

    Buen análisis chico. Lo esperaba con ganas pero últimamente sólo leía cosas negativas de él. Gracias a ti le daremos una oportunidad ;)

    Salu2

  2. Alkie

    Se oyo muy interesante le daré una calada en cuanto pueda

  3. J.Keel

    Buen analisis, chico ha dado en el clavo con lo de que la estetica es lo mejor llevado del juego.

  4. angeljedi

    tengo ganas de algun juego que me sorprenda, no se si sera este recuerdo en la epoca de super nes como disfrutaba descubriendo juegos poco conocidos, me da la sensacion que ahora hay mucha diferencia entre los muy buenos y el resto, no hay juegos de nivel medio apenas de los que son poco conocidos y si muy entretenidos

  5. Pep Sànchez

    A mí el principio me pareció flojillo, pero le daré otra oportunidad cuando tenga tiempo.

    El análisis, chapeau.

  6. lydon5

    No dice claramente que el juego no esta en castellano ni va a salir, y que NO HAY SUBTITULOS EN CASTELLANO: o sabes ingles o de la historia ni flores (en 360 hablo). Eso no es ambientacion, han pasado de el español limpiamente.

    O sea, que por mi que se lo coman con patatas.

  7. Pep Sànchez

    @lydon5

    Sí lo dice, sí: «Sorpresa de última hora: en inglés, tanto voces como subtítulos.»

  8. Sev

    @Pep Sànchez

    ¿Un juego que viene en completo inglés en el año 2009, se lleva la misma nota que Assassin’s Creed II, que viene en 5 idiomas (y en mi opinión es el juego del año, con permiso de Uncharted 2)?

    Interesante.

  9. crespo

    Muy buen análisis.

    Hay un pequeño fallo con las notas a pie de página de la 2ª parte, enlazan a las de la anterior página.

  10. lydon5

    Pues que quieres que te diga pep, poner que el juego es en completo ingles en una nota a pie de pagina que teoricamente hace referencia a las diferencias con mercenaries no me parece decirlo claramente. Incluso cuando sabia lo que buscaba me ha costado dar con el comentario.
    A estas alturas, que ese edite un juego en riguroso ingles y sin siquiera subtitulos no es de recibo y deberia ponerse con LETRAS DE MOLDE. Sería curioso ver si en la caja hay manera de encontrar esta circunstancia o hay que buscarlo con lupa.

  11. darkpadawan

    Bueno, pues ya está en castellano -subtítulos, textos en pantalla en general- en Dlan (en PC, obviamente). Me permitiréis el autobombo/ vil spameo, que para algo he echado una manita:
    http://academia.clandlan.net/?page=academia/view&id=313&title=Traduccion_The_Saboteur

  12. Marston

    lo acabo de comprar en fnac, por 10€, a ver que tal!!

  13. Patto

    Estoy seguro de que no te vas a arrepentir en absoluto. Yo personalmente es uno de los juegos que más he disfrutado en esta generación. Y por 10 € no te has podido equivocar.

  14. Lodrian

    Me lo acaban de dejar para que lo juegue y me lo estuvo enseñando un amigo y tiene bastante buena jugabilidad, sobretodo cuando intentas tomar un puesto volando un tanque con C4 es muy viciante.

    El analisis no hace más que confirmar lo que he podido ver asta ahora y engancha como el Just Cause 2.

    Gracias chico!

  15. felgrad

    Hoy vuelve a caer a 7,95 lereles en el fenac :D

    PS: Personalmente el juego en shakesperiano-irlandés-francés le da un buen punto :mrgreen:

  16. Sephirot's blade

    felgrad dijo:
    Hoy vuelve a caer a 7,95 lereles en el fenac :D

    ¿Nuevo?¿Pillaste versión PS3, 360 o pecera?
    Lo digo por pasarme por la FNAC la semana que viene, por 8€ vale la pena.

  17. felgrad

    sephirots_blade dijo:

    felgrad dijo:
    Hoy vuelve a caer a 7,95 lereles en el fenac :D

    ¿Nuevo?¿Pillaste versión PS3, 360 o pecera?
    Lo digo por pasarme por la FNAC la semana que viene, por 8€ vale la pena.

    Pillé la versión nueva de mocosoft a ese precio, sí. Pero creo que no tienen stock de PS3 o PC.

    Por otro lado en GAME también lo venden, pero a 20 billetes :drogasno:

  18. Sephirot's blade

    @felgrad joer macho, nunca les quedan de PS3. Con el Mirror’s Edge ya me pasó lo mismo, liquidaban a 9€ pero sólo tenían de 360.

    Gracias de todas formas, me pasaré por la FNAC por si acaso.

  19. felgrad

    sephirots_blade dijo:
    @felgrad joer macho, nunca les quedan de PS3. Con el Mirror’s Edge ya me pasó lo mismo, liquidaban a 9€ pero sólo tenían de 360.

    Gracias de todas formas, me pasaré por la FNAC por si acaso.

    De naida :)

    Es curioso, aunque técnicamente es multiplataforma, ni en el lanzamiento lo vi en PS3 o PC :pensando: