Nuevo Ritmo

Análisis de Beat Sneak Bandit

Análisis de Beat Sneak BanditUn buen puzzle es aquel que parece imposible cuando te enfrentas a él por primera vez y pan comido una vez resuelto. Pullblox, de 3DS, es un buen ejemplo de esto; en Portal 2 los buenos puzzles son el leit motiv del juego. Beat Sneak Bandit está llenito de puzzles muy buenos, y encima se nos presentan de una forma a la que no estamos nada acostumbrados: como parte de un juego rítmico de infiltración. Ahí es nada. Quizá recordéis que no tardé ni 30 segundos en comprármelo en la App Store cuando vi el tráiler; eso fue porque además es una delicia para el ojo, uno de esos juegos cuya belleza anima a seguir jugando.El punto de partida es tan simple como genial: Duke Clockface, un maquiavélico aristócrata, ha robado todos los relojes del mundo, lo cual está provocando el caos entre la ciudadanía. Su intención es crear una máquina del tiempo, y ahí es donde entramos nosotros para poner fin a sus malvados planes: gracias a nuestras dotes de infiltración y a los consejos de nuestro inestimable compañero Herbie, una rana muy funky, tenemos que colarnos en la mansión de Clockface y recuperar todos los relojes, sorteando las trampas que ha puesto el villano con la ayuda del ritmo.Análisis de Beat Sneak Bandit Cada nivel del juego nos presenta una pantalla dividida en cuatro pisos; en cada uno hay un reloj pequeño, y el objetivo final es conseguir el reloj grande. Aunque no es necesario conseguir todos los pequeños para terminar el nivel, acumulándolos desbloqueamos nuevos niveles más complicados. Avanzamos pulsando la pantalla al ritmo de la música, en una misma dirección hasta que enfrentamos una pared; a medida que avanzamos en el juego las trampas van complejizándose, y tenemos que usar estos rudimentos básicos para pasar desapercibido entre luces delatoras, guardias de seguridad o robots aspiradora.Beat Sneak Bandit no es, pues, un juego donde seguir el ritmo sea lo esencial; es la mezcla de ritmo y puzzles lo que lo hace tan especial. Es importante calcular bien nuestros pasos, estar atento a los patrones rítmicos que siguen las trampas y no hacernos los héroes intentando ir demasiado rápido si queremos completar los niveles al 100 % (los relojes pequeños explotan si no seguimos el ritmo), algo que juega una ligerísima mala pasada al juego: más a menudo de la cuenta estaremos parados, esperando a que un bucle del escenario acabe para empezar a movernos o intentando descifrar cómo es el patrón que siguen las trampas, y eso influye negativamente en el ritmo de las partidas. Afortunadamente esto sólo llega a ser un poco irritante en un porcentaje pequeño de niveles: la mayor parte del tiempo estaremos moviéndonos de un lado a otro, buscando la forma de conseguir ese último reloj que se nos resiste.A pesar de que, como decíamos antes, sólo es necesario conseguir el reloj principal sin ser detectado para terminar los niveles, es cuando nos afanamos en conseguir todos cuando vemos lo brillante del trabajo de Simogo a la hora de diseñar los puzzles. Cada nivel está perfectamente calculado y, a medida que avanzamos, nuestros movimientos han de ser más precisos para conseguir los relojes; las coreografías de puertas, trampillas y enemigos son una maravilla, y es una delicia ver cómo los efectos de sonido característicos de cada elemento en pantalla se unen para formar las variaciones de cada tema musical, uno por capítulo.Análisis de Beat Sneak Bandit Musicalmente también es formidable, con unos temas que mezclan jazz, funk y sintetizadores con mucha habilidad; son pocos, sí, pero su estructura de bucle funciona a la perfección y, gracias a las variaciones que tienen en cada nivel, no llegan a aburrir más de la cuenta. Personalmente habría preferido capítulos más cortos si eso hubiera significado dos o tres temas más, pero tal y como nos ha llegado no está de ninguna forma más.Beat Sneak Bandit es uno de los juegos más originales, adictivos y mimados que ha llegado últimamente a la App Store. Es algo más caro de lo habitual (2,39 euros en lugar de los siempre tan golosos 79 céntimos), pero merece cada céntimo: ya querrían muchísimas producciones con presupuestos astronómicos desprender el mismo cariño y pasión que esta maravilla del puzzle. Tanto amor desprende que hasta el más arrítmico de los usuarios de iOS debería darle una oportunidad, porque seguro que hablaremos de él dentro de unos meses, cuando tengamos que elegir los mejores juegos de la App Store del año. [9]
  1. sauron

    Estaba dudando porque los juegos rítmicos se me dan como el culo, y no quiero tirar el iPhone por la ventana…

  2. nomentero

    Android, o no ha sucedido..

  3. Koldo Gutiérrez

    Este es exactamente el tipo de juegos que le pido a un dispositivo portátil. Ni Infinity Blades, ni remakes de Ocarina of Time, ni Uncharteds: tan sólo un juego directo y divertido, con una jugabilidad original que aproveche debidamente las capaciadades del aparato sin controles engorros y con un diseño visual y sonoro muy atractivo.

    Lo descubrí gracias a la noticia del otro día y es la hostia. Gran análisis.

  4. Scanliner

    sabin dijo:
    Este es exactamente el tipo de juegos que le pido a un dispositivo portátil. Ni Infinity Blades, ni remakes de Ocarina of Time, ni Uncharteds: tan sólo un juego directo y divertido, con una jugabilidad original que aproveche debidamente las capaciadades del aparato sin controles engorros y con un diseño visual y sonoro muy atractivo.

    +1000

    Acabo de ver leer la reseña, ver el trailer… Me ha parecido un Bonanza Bros atomizado y con el genial toque rítmico. O sea, joder, lo compro.

  5. jdmalpartida

    Muy muy bueno, en realidad los tres juegos que ha sacado Simogo son de muy buena calidad y muy divertidos. Probad Bumpy Road y Kosmo Spin, otras dos joyas.

    Junto con Halfbrick (Fruit Ninja, Jetpack Joyride), son las compañías que mejor han sabido aprovechar la diversión que puede aportar un juego para iphone.