• Engranajes de Metal

    Vayamos directos al grano. Si algo ha caracterizado la saga Metal Gear es que una gran parte de la comunidad (incluyendo muchos fans) los ha considerado una experiencia narrativa que se apoyaba en un gameplay más bien mediocre. Ser uno de los inventores del genero de sigilo, aunque digno de respetar, le hizo ser acusado de obcecarse en concepciones del pasado.

    En el centro del debate, sobre todo, su sistema de cámaras herencia de su origen 2d y, en plan bonus, la forma “invertida” de disparar. Elementos que ya se descartaron para abrazar diseños “más occidentales” en Guns of the Patriots. Estas novedades tuvieron buena aceptación en general. Ahora, unos años después, a la receta se mezcla el componente de mundo abierto, añadiendo posibilidades y creando para muchos el Metal Gear con el gameplay definitivo.

    No voy a negar que MGSv es un juego estupendo y que lo pase (y sigo) genial con él. Pero también me gustaría romper una lanza a favor de sus antiguas versiones, especialmente el MGS2, que hoy por hoy me sigue pareciendo el más redondo de toda la saga en temas de diseño.

    Sobre la cámara: digamos que la estandarización es buena. Los estándares existen porque son modelos que funcionan satisfactoriamente. Pero en el proceso, es inevitable perder algo de la personalidad propia. En este sentido el sistema antiguo de cámaras no solo daba personalidad, sino que se convertía en una mecánica clave. La opinión general sobre el asunto es que las cámaras antes eran un desastre, un obstáculo para el jugador. Para mí (y sé que soy minoría) resultaba ser uno de los puntos más emocionantes, donde soluciones cinematográficos y jugables coexistían. El ejemplo clave es la tensión de lo desconocido, del miedo a las esquinas y ese momento final donde nos asomábamos por ella.



    Obviamente, para que esto cuadre, el diseño de niveles debe estar medido al milímetro. Pero Kojima ya se encargó de ello en MGS2, suprimiendo los problemas de proporción y ángulo del anterior juego y maximizando la complejidad y posibilidades (Por cierto, el último juego en el que Kojima personalmente diseñaba todos los niveles, lamentablemente).

    Sobre el mundo abierto: aunque a priori siempre suene a algo bueno, los mundos abiertos hace mucho han demostrado plantear problemas en sí mismo. Ya en el caso del MGSV , las únicas implicaciones de su enorme mapeado son los paseos que tendremos que dar, a caballo en el mejor de los casos, o con vehículos de torpe manejo si no tenemos tanta suerte. En este sentido, los escenarios grandes pero no infinitos como el visto en Ground Zeroes se muestran mucho más funcionales. Esto sin tener en cuenta que es en las distancias cortas, en esos momentos donde fingimos ser una roca para despistar una patrulla cercana, con los juegos de sigilo más brillan.



    Sobre las infinitas posibilidades: Es cierto que The Phantom Pain es el Metal Gear que más opciones plante. Pero a la hora de la verdad, muchas resultan ser inútiles, simples bromas, o solo aptos para pequeños puntos de control: que levanten la mano los que se han dedicado al abuso de sniper+silenciador+municion somnífera. Y sin olvidar la cantidad de alternativas que son herencia de juegos anteriores. ¿Interrogar a enemigos para localizar a compañeros? Desde el 3; ¿Neutralizar las comunicaciones enemigas para luego masacrarlos sin piedad? Desde el 2; ¿Pillar a un soldado despistado, plantarle C4 y reventarlo cuando se junte con sus colegas? Otro clásico. Y sin hablar de los bosses, que han ido bajado de complejidad y tácticas desde el 3.



    Con todo esto no pretendo menospreciar al último Metal Gear. Más bien recordar lo grandísimo que ha sido jugablemente como saga.

    "P.D: Y ya va siendo hora de parar con el tema, asique esta será la última vez que hable de Kojima o MGS"
    4
    • , 23/10/2015
      Pues si, ya va siendo hora de dejarlo morir en paz XD. Por cierto, por que le esta agarrando el rabo una estatua a otra? "Mindblowing" - penso la estatua de mas a la derecha xD.
    • amaldito, 25/10/2015
      Jajaja... pues si, lo de Kojima con los genitales daría para algún articulo
Loader
Arriba