• Publicado el 19/10/2015 Esto es un post en el blog de: KenzoMetal @kenzometal Offline Bio: Renegade of Funk Ir a su perfil completo

    Más blogs de este usuario

    Nunca seré un jugador platino

    Basta que diga esto en un titular en mi primer blog para que acabe consiguiendo un trofeo de platino facilón en PSN, pero aunque así fuese, creo que la idea se sostiene sobre ella misma.

    En la anterior generación, la primera de los logros, Sony acabó pasando por el aro que había creado Microsoft e incluyó los trofeos en junio de 2008. Con la peculiaridad de que los usuarios que completasen todas los retos de un juego conseguirían un distintivo, algo que diferenciaba la idea de Sony sobre el "1000G/1000G" de Microsoft. El trofeo platino.

    Para algunos es suficiente aliciente como para zambullirse en sus juegos favoritos (o los regalados en el plus, o los que tienen trofeos "fáciles") y pasar horas y horas completando logros tan entretenidos como encontrar el castillo de Cainhurst en Bloodborne o logros menos entretenidos y tediosos como cazar a todos los animales en Metal Gear Solid V: The Phantom Pain. A mí, y a algunas personas, se nos hace difícil jugar a los juegos más allá de su historia y los retos que podamos entender lógicos dentro de su idea original.



    No es mi intención en ningún momento criticar a aquellos jugadores que se pasan cientos de horas para conseguir estos trofeos platino, pero queda claro que algunas desarrolladoras no están haciendo bien su trabajo cuando existen logros como el de My Kung Fu is Stronger http://www.playstationtrophies.org/game/mortal-kombat/trophy/29937-My-Kung-Fu-Is-Stronger.html o cuando algunas personas con TOC (trastorno obsesivo compulsivo) abren decenas de hilos en foros como reddit para debatir si este nuevo-ya-viejo invento está acabando con la parte importante de los videojuegos, la diversión.

    ¿Hasta qué punto merece la pena alargar la vida de un juego con misiones repetitivas o con tareas de casi infinitas horas de duración si no aportan nada? El mismo Yoshida (Presidente de Sony Worldwide Studios), antes de conseguir el platino de Bloodborne, no tenía ningún platino a pesar de ser conocido como un true gamer hasta que la gente de Kinda Funny (cuando eran Podcast Beyond en IGN) le regalaron el juego de Hannah Montana The Movie. Una coña de regalo que, con la ayuda de sus hijas, convirtió a Yoshida en poseedor de un platino de broma durante un largo tiempo.



    El caso es que no voy a entender nunca el hecho de conseguir un platino, no me ha convencido la industria para quedarme encerrado semanas con un mismo juego mientras destruyo la imagen que tenía de su historia o de lo que me quería contar el creador, mientras por otro lado, tampoco he conseguido ser lo suficiente persistente, como para que conseguirlo en juegos como los Souls (Demon's, Dark, Bloodborne) cuyos logros siempre han estado centrados en echar horas alrededor de las ideas que había planteado su creador en el juego.

    Carezco del interés para conseguir unos y de la fuerza de voluntad para otros, pero creo que he conseguido mantener una experiencia, si me lo permitís, platino.
    39
    28 Comentarios
    • nachocerrato, 09/12/2016
      Oye, qué bueno esto que has escrito.
      Estoy en la misma posición que tú, de verdad que no consigo ver el interés de cagarme en las ideas o historia de un juego para conseguir un logro social.
    • nachocerrato, 09/12/2016
      Y me alegro mucho, lo que me faltaba era tener otra afición demandante de tiempo.
Loader
Arriba