• Publicado el 25/06/2013 Esto es un post en el blog de: Gladius @gladius Offline Bio: Ir a su perfil completo

    Más blogs de este usuario

    Españoles por el mundo.

    Hace poco que descubrí Red Orchestra 2, en las rebajas de Steam. Animado por rememorar mis tiempos mozos, donde la segunda guerra mundial era el escenario predilecto de los diseñadores, lo compré. También ayudo que estaba deseando desmarcarme un poco de los shooter ambientados en la actualidad, y de los futuristas, me gaste unos trece lereles. La promesa de “una bala, un muerto” era muy atractiva por otro lado.

    En estos tiempos que los que parece que tienes que vaciar un cargador para matar algo, saber que cada disparo hace el daño que debe, es gratificante. A los que os gusten los shooter con tintes realistas os lo recomiendo encarecidamente, aunque ya lo conoceréis. Con la última expansión han desaparecido multitud de bugs y la lucha en el Pacífico enriquece los tan manidos escenarios europeos. Aunque el armamento norteamericano es significativamente desequilibrante, sobre todo por el lanzallamas.

    El caso es que jugando en un servidor inglés, con un ping y un lag que permitían jugar dignamente me ocurrió algo agradable. Eramos unos veinte jugadores y yo estaba en el bando de alemán, mi K98 y yo estábamos haciendo una labor bastante respetable disparando desde una ventana para defender una posición. El caso es que en el bando soviético, un jugador recibió un balazo mío en las tripas y murió gimiendo en un arroyo. Era la tercera vez que lo mataba en el mismo lugar y no descubría el pobre desde donde. A aquello siguió lo siguiente en el chat:

    -mecawen todo CABRON
    -aqui te espero salao
    -español tenias que ser hidepu
    -jaja
    -;P

    Como le había dicho al colega, allí seguí aferrado a mi fusil, pero aquello que nos había pasado a los dos y que nos había hecho descubrir que tanto Gladius Prime, como R3dB3rs3rk3r[1939] eramos españoles, no paso desapercibido para el resto. Otros cinco tipos también se rebelaron como paisanos y estábamos repartidos en distintos bandos. El caso es que de vez en cuando, alguno vía chat se cagaba en los muertos de alguién en el idioma de Cervantes y luego salían algunos “jajaja”. Es la magia de la guerra virtual.

    Ya conoceréis esa extendida regla de use only english, la verdad que no se si viene instaurada por los dueños de los servidores para que todo el mundo se entienda, o es que les jo... no entender al resto del planeta. Yo suelo silenciar las comunicaciones cuando la gente se pone pesada, o empieza a pinchar música por el voip, !con la de ventaja que te da escuchar a tu alrededor!. El caso es que a algún giri resentido del bando soviético, le sentó mal ver a tanto español. Quizás en algún viaje a Benidorm le habían colado garrafón. Empezó a mandarnos callar de mala manera usando mucho la palabra fuck, seguida de Spanish (al menos sabía de donde eramos). Un íbero que jugaba con los rusos, se calentó y le debió de soltar un tiro por la espalda al susodicho inglés.

    Total entre pitos y flautas, el servidor era de esos en los que los equipos no se equilibran. Los españoles del bando ruso, desertaron al bando alemán y los guiris se arrejuntarón en el equipo soviético. Con nosotros se quedo un tipo ruso (ironías de la vida) y otros dos que no decían ni media, pues creo que ni se enteraron de la fiesta que había entre los bastidores de la partida.

    El caso que ronda tras ronda los bravos españoles fuimos resistiendo a los hijos de la Gran Bretaña cual recios tercios. La pena es que a la tercera ronda el peso de los números nos mojo la pólvora y pese a nuestros esfuerzos la proporción de quince contra diez empezó a inclinar la balanza del lado anglosajón. Al final derrota, tras derrota, perdimos la campaña completa, pero fueron unas horas bien disfrutadas.

    Ese espíritu que nos hace alegrarnos y saludar cuando estamos de turistas en el extranjero y encontramos otro español, también aparece en los videojuegos. Fue uno de los ingredientes que nos hizo grandes en el pasado, cuando una España vacía de dinero y repleta de corrupción dominaba los siete mares. Curiosamente aquella España ha resurgido y como en aquellos días no importa si uno es catalán, andaluz, castellano, o un hijo de mil padres...Cuando se trata de hacer piña e ir a por los de más allá de los Pirineos todos perdemos el culo. Para eso, para el botellón y para jugar unas partiditas.
    13
    18 Comentarios
    • acoplado, 29/06/2013
      Me ha gustado mucho! jajaja, viva España!
    • tolstoievsky, 30/06/2013
      Jajaja
      Gran artículo.
Loader
Arriba