• Xbox One, optimismo inalcanzable

    Seré directo, me es imposible vislumbrar cómo podría interesar lo que propone Xbox One a jugadores fuera de los Estados Unidos en estos momentos.

    Podemos tomar la presentación de la consola como una toma de contacto, de acuerdo, pero el acercamiento exagerado a otro tipo de contenidos lastrando los videojuegos me pareció absurdo. El presentar un dispositivo, a priori, orientado principamente a los videojuegos y no enseñar gameplay puro y duro no tiene ni pies ni cabeza.

    Sobre cómo se verán, debido a que la consola integrará tres SO distintos, serán 3GB de RAM los dedicados para el funcionamiento de éstos, dejando 5GB (DDR3, recordemos) para los videojuegos. O, lo que es lo mismo, una notable inferioridad de hardware que, más que probablemente, termine redundando en juegos multiplataforma lastrados en la versión de Ps4 (dudo que las compañías sacaran dos versiones demasiado diferenciadas) y, lógicamente, exclusivos menos punteros técnicamente.

    Sobre uno de los temas más controvertidos, pese a que parece que ni en Redmond lo tienen claro, nos podemos ir olvidando de la segunda mano tal y como la conocemos. He pasado una generación comprando y vendiendo en distintos foros o webs como eBay, además de tirar mucho de juegos prestados de hermano y/o amigos. Ahora, para disfrutar de un juego que ya haya sido instalado en otra consola, tendremos que abonar una cuota que, a buen seguro, no será económica y echará por tierra cualquier tipo de ahorro sustancial ante comprar un título de lanzamiento.

    Siguiendo con los juegos, Xbox 360 supuso el boom de los pequeños desarrollos en forma de títulos descargables y los videojuegos independientes; ahora Xbox One tirará por otros derroteros con imposiciones como la necesidad de un publisher a la hora de publicar los juegos en su plataforma de descarga con lo que lógicamente, ya han sido muchos los desarrolladores independientes de renombre que han mostrado su negativa opinión al respecto. Más aún cuando Wii U, Steam y, parece que Ps4, no hacen más que facilitar las cosas en este aspecto.

    Es innegable que los contenidos de TV, series y deportes mostrados en la presentación eran bastante interesantes pero, como bien sabréis, poco o nada de eso nos llegará a Europa. No solo porque el decodificador para el Live TV se venderá durante los primeros meses de forma exclusiva en EEUU, si no por la diferencia de cantidad y calidad del contenido. ¿Yomvi? ¿Gol TV? ¿TVE? Nada que no pueda ver en internet o en mi televisión, sin necesidad de ningún dispositivo más.

    Por todo esto y mucho más, de momento Xbox One no parece que me vaya a ofrecer nada que no haya podido, pueda o esté disfrutando sin tenerla en mi salón/habitación. ¿Películas, música, Skype, deportes? Llevo años disfrutando de todo ello en un mismo dispositivo llamado PC que, por raro que parezca, puedo tener en mi salón y conectarlo a la TV principal.

    Sí, el E3 será "todo sobre los juegos" pero por lo arriba expuesto me cuesta mucho el tener una mínima ilusión sobre qué es lo que tiene Microsoft guardado en tema de videojuegos.
    Parafraseando a Markus "Notch" Persson, creador de Minecraft, "he intentado emocionarme con Xbox One, pero no he podido". Una pena.
    3
Loader
Arriba