• Una deliciosa trampa

    Hace relativamente poco, y por culpa de la recomendación de nuestro amigo Brandnort comencé la serie Black Mirror, que muchos seguro que conocéis (y los que no, corred a verla, apenas son 3 capítulos por temporada) Black Mirror trata en capítulos auto conclusivos un tema que siempre me ha puesto los pelos de punta, la conexión tecnológica y como esta pueda afectar a las personas que la disfrutan y la viven intensamente.

    ¿Hasta qué punto estamos conectados? ¿Hasta qué punto los demás pueden saber qué es lo que ocurre en nuestras vidas? Cada día esto es mayor, tanto que resulta aterrador, y lentamente dejamos que esto sea así, como si no importara que nuestra intimidad quedara abierta al mundo entero, sin darnos cuenta de que "lo que entra en internet se queda en internet"

    Pero digamos que esto es solo el inicio de mi comentario de hoy, para ponernos a tono. Más que de la trampa de la red como muestra de nuestra más profunda intimidad, me gustaría hablar de la compra del aire, de la nada, vendiéndola como si de oro se tratara. Siempre he estado en contra de la compra on line, de comprar únicamente datos que se queden almacenados en la nube, llamadme antigua, pero cuando compro algo, quiero saber que ese algo es mío, que tengo la posibilidad de guardarlo para poder usarlo cuando me plazca o prestárselo a un amigo, vamos, que es mi compra y me la f*** cuando quiero.

    Por ello, tengo cierta manía a rechazar las compras online, me niego a comprar DLC (a parte de que me parecen una forma de venderte algo que ya debería ir incluido en el juego...y no miro para nadie, Capcom...) o me niego a comprar en la plataforma Steam. Supongo que la mayoría consideraran mis reticencias como una tontería, como una simple manía de alguien algo chapada a la antigua. Por un lado no os lo voy a negar, pero por otro, también veo noticias como el cierre de JManga (una empresa de venta de mangas online legales) que ha decidido cerrar y con ello, hacer desaparecer todos los comics de los usuarios, de esta forma, no podrán recuperar el dinero, y tampoco podrán descargarse los mangas, vamos, que la gente había comprado aire, datos que nunca les pertenecieron.

    Luego tenemos el caso de las conexiones obligatorias a internet para los videojuegos, a los que estamos últimamente tan acostumbrados. Cuando las empresas cierren los servidores, esos juegos desaparecerán, ya no podrán jugarlos, a pesar de ser suyos, de tener incluso una copia física, en cambio yo sigo pudiendo desempolvar mi flamante NES y echar unos vicios al Bionic Commando.

    Creo que llegara el día, en que las propias consolas no permitan los juegos físicos (evitar intermediarios, 2ª mano, "pirateo") y comenzaran a venderte aire completo. Bueno, supongo que ese día, volveré a mi NES y disfrutare de unos cuantos años más juntos.

    PD: Si, he de admitir que tengo un DLC, pero regalado por mi hermano :D
    PD2: En el segundo capítulo de Black Mirror tratan también este tema de alguna manera
    8
    12 Comentarios
    • lunarevelen, 29/04/2013
      Steam permite hacer copias de seguridad en un CD/DVD. Si, lo sé, no es lo mismo que un juego físico con sus intrucciones y esas cosas, pero al menos sabes que si un día Steam cierra los servidores, no podrás quejarte de "ya no tener el juego por el que he pagado", porque me daba la oportunidad de guardarlo en formato físico.

      Aun a pesar de esto, completamente de acuerdo contigo.

      Y Black Mirror es un seriaza, de eso no hay duda, pero veo que demoniza DEMASIADO sobre lo virtual. Lo hace bien, pero...
    • sobabal, 29/04/2013
      Lo que me preocupa a mi es que ahora mismo están sacando juegos repletos de bugs, que antes de salir el juego ya pone descargando parche 2.4.6.5 y cuando dentro de diez años vayamos a jugar a ese juego al igual ya no están el servidor de microsoft o sony.
      Y nos tocara jodernos y tener un juego al que no podremos jugar a gusto.
      Un ejemplo skyrim en consolas.
Loader
Arriba