• El analista cansado

    Todos hemos pensado alguna vez en la suerte que tienen los críticos. Esos señores, con un cierto aire de superioridad, que se dedican a valorar el trabajo de los demás. Pensemos en un crítico culinario, por ejemplo, alguien que va de restaurante en restaurante para que le sirvan los mejores gourmets. Comer es una necesidad vital, pero para un crítico culinario es algo más, él come lo que mucha gente no puede (por caro) y encima le pagan por ello.

    En nuestro hobby favorito también existen críticos, solo que se les llama analistas, y también podemos pensar que son señores con mucha suerte. Pueden jugar antes que nadie a juegos que los demás mortales llevamos mucho tiempo esperando, las compañías les agasajan con regalos (consoladores fosforito gigantes y doritos son algunos que ahora me vienen a la cabeza), van a los eventos top de la industria, como el E3, y en esos eventos tienen la suerte de estar con chicas de lo mas despampanante… por si esto fuera poco, pueden hablar de tú a tú con gente como Hideo Kojima, Jenova Chen o Ken Levine por citar solo algunos.

    Desde el punto de vista de un usuario de videojuegos, todo son ventajas.

    Lo cierto es que existe un factor en el que pocas veces se piensa y que, a mi entender, es absolutamente determinante a la hora de que alguien con una carrera de periodismo o comunicación audiovisual decida embarcarse en esto de analizar jueguicos. Ese factor es la vocación.

    Los analistas de videojuegos son gente que, por lo general, ha jugado toda su vida. Dicho de otro modo, han sido, y de hecho siguen siendo, usuarios. Por tanto existe un componente implícito de ilusión y pasión por los videojuegos y esto, amigos, es un arma de doble filo.

    ¿Qué hacer cuando se pierde la ilusión? ¿Cuándo el tedio de las horas de trayecto hasta el E3, supera a las maravillas que podrían mostrarse allí? ¿Cuándo sientes que todas las historias que te cuentan ya te las han contado?

    Para un usuario es sencillo, si sientes que estas saturado de Call of Duty, ese año no te lo compras. Evidentemente un usuario no ha hecho de jugar y analizar juegos su profesión. Y esa es, precisamente, la cuestión.

    Al fin y al cabo de lo que se trata es de ser profesional en opiniones y análisis, y valorar con una cierta distancia el título que se analiza. Puede que el analista haya perdido la ilusión por una determinada saga o título, pero sabe que habrá muchos usuarios que no la hayan perdido, que esperan impacientes un buen análisis y que merecen el máximo respeto.

    Hacer el esfuerzo por alienarse de una sensación de cansancio, y valorar en su justa medida un juego, no creo que sea nada fácil. Pero como dijo una vez el tío Ben, un gran poder conlleva una gran responsabilidad.

    Por suerte para nosotros, y para nuestros analistas, siempre habrá gente que intenta dar una vuelta de tuerca a todo lo establecido, y que nos regalan esas joyitas jugables que hacen que nos guste tanto este mundillo y que valga la pena aguantar un tiempo bajo la tormenta.
    15
    12 Comentarios
    • harrym0nr0e, 17/03/2013
      Es un tema explotable este: periodista videjueguil, edades, orígenes y demás. Pero no puedo dejar de morir un poco por dentro cada vez que alguien utiliza "top", Mourinho se merece cosas muy jodidas por eso.
    • libertad72521, 18/03/2013
      En este tipo de cosas me vuelvo a dar cuenta que los videojuegos son muy jóvenes todavía. No se debaten ni se escribe demasiado de cosas tan básicas como esta... es un tabú que no debería existir ya que al destriparlo y plantearlo dejan los mitos atrás y sólo nos haría crecer como industria. "memola"
Loader
Arriba