• ¿Socialmente interesante?

    No dejo de leer en reportajes, foros y redes sociales que uno de los principales atractivos de lo que sabemos hasta el momento de Playstation 4 es su componente social. Y, ojo, se lo leo a jugadores de tomo y lomo, cosa que no acabo de comprender.

    No negaré que las características de las que se habló pueden tener su enjundia y, ocasionalmente, su utilidad. Pero, pese a que están construidas con los juegos en mente y como complemento para los mismos, no termino de verles la gracia a largo plazo.

    Dejando a un lado que muchos seguirán utilizando el internet para partidas ocasionales y charlas con los amigos, no alcanzo a ver cómo las nuevas opciones terminarán haciéndose necesarias.

    ¿Emitir nuestras partidas por internet? Gran noticia para el ejército de Youtubers pero poca utilidad práctica para el jugador tradicional. Sí, podrá tener su gracia que nuestros amigos nos vean jugar a X juego que todavía no tienen y les llame la atención, pero poco más se puede rascar. Lo mismo para la opción de observar a qué y cómo juegan los demás, es algo que llevo haciendo desde hace años en Internet y no tengo la necesidad de tener Ps4 para ello.

    ¿Compartir y guardar pantallazos y fragmentos de vídeo?. No estará mal el poder tener almacenado ese partido mítico del Fifa o una sección perfecta en algún hack n' slash, pero no veo tanto esto como un pilar central en el apartado online de la consola, si no como una simple opción a la que acceder de vez en cuando. Alguien con especial interés en esto puede llevar mucho tiempo haciéndolo gracias a las capturadoras de vídeo, nada demasiado loco o revolucionario por aquí.

    Por último, la oportunidad de compartir nuestra partida para que alguien nos pase alguna fase complicada es lo que menos me puede llamar la atención; al menos hasta que no expliquen otras formas de uso. Si me compro un juego es para explotarlo y exprimirlo, no para que a las primeras de cambio le ceda mi partida a un colega para que haga el trabajo sucio por mí.

    En definitiva, lo que busco en una consola es jugar a videojuegos de la forma más cómoda y atractiva posible y, por el momento, la nueva consola de Sony pinta muy bien en ese aspecto. Esa arquitectura mucho más abierta y "developer-friendly" es lo mejor que le podría pasar, junto con esos 8GB GDDR5 que ya se han recibido en el sector con los brazos abiertos. Pero en lo social y tocante a internet, donde con simples charlas individuales y grupales (con las que Ps3 no cuenta, por cierto) me basta y me sobra, creo que se está recurriendo a gimmicks con una utilidad potencial por demostrar.
    1
Loader
Arriba