• Publicado el 12/07/2019 Esto es un post en el blog de: Psiconauta @psiconauta Offline Bio: Psiconauta Ir a su perfil completo

    Más blogs de este usuario

    MANDY

    La venganza en el mundo del cine siempre es un tema recurrente. Tenemos “Django” donde la venganza va por unos derroteros más gamberros a la vez que muestra el racismo de la época. O (redundantemente) “Venganza” donde Liam Neeson se abre paso a tiro limpio hasta recuperar a sus seres queridos secuestrados. Simple y para toda la famíla. Lo que quiero decir con esto es que, en general, las películas que trabajan la premisa de la vendetta acaban presentando en su seno ideas similares entre ellas. La superficie que presentan las películas con esta temática siempre es la misma; un protagonista atormentado, que busca redención, hacer pagar a un villano el malo causado y quizás salvar el mundo. ¡Y ojo! No quiero decir con eso que todas las películas donde el protagonista busca sed de venganza sean iguales, pero sí que cierta estructura similar entre ellas. Kill Bill, por ejemplo, también esta sometida a esta premisa. La historia de venganza que presenta tiene unos cimientos similares a cualquier otra, pero su formato y dirección de arte (mención especial a ese capítulo en anime que es pura gloria visual) consigue darle más capas al filme.

    Es por eso por lo que quiero hablar de Mandy, la última película de Panos Cosmatos. Mandy no presenta nada novedoso en ese sentido. Es eso, una historia de venganza. Red, el protagonista, ha recibido un duro castigo por parte de unos villanos y se lo hará pagar con creces. Su trama es sencilla y está dividida en tres partes; las montañas sombrías, donde se nos presenta a los protagonistas. Los Hijos del Nuevo Amanecer, que nos presenta a sus villanos. Y, por último, Mandy, la venganza. La separación de la película coincide con lo que entenderíamos como la introducción, nudo y desenlace de cualquier historia, pero este esquema es maquillado por lo que me fascina más de esta película. La fotografía y la música.

    La fotografía de Benjamin Loeb a la par con la música de Jóhann Jóhannsson consiguen que cada plano, cada secuencia, cada mirada adquiera unas dimensiones sobrecogedoras. Existen un sin-fin de escenas donde esta combinación funciona a la perfección. Luces amarillas y verdes para representar que los bosques frondosos esconden cierta magia. Filtros de colores rojos intensos sobre un sintetizador que suena tenebroso y enfermizo para representar la obsesión. Focos de luz sobre personajes para realzar sus expresiones y un sinfín de combinaciones que encajan sumamente bien. De este modo, Mandy consigue plasmar un mundo real con pinceladas de esoterismo. Gracias a esta imagen, la película consigue que escenas tremendamente cómicas como una lucha de motosierras, consiga ser vibrante e intensa.

    Por último, es sin duda importante recalcar el papel de Nicholas Cage como Red. Si mencionaba anteriormente el papel de la fotografía y la música y sus efectos, la actuación de Cage consigue sumergirnos más en el mundo de Mandy. Cage, que es conocido en muchos papeles por su sobreactuación, (a veces tan exagerada que consigue lo contrario a lo que pretendía) en este caso consigue encajar perfectamente bien su acting desmedido con el tono final que presenta la película.

    Mandy es un feroz thriller de acción, maquillado hasta la medula de psicodelia y sintetizadores que consiguen hacer olvidar al espectador de que clase de película esta viendo. El mundo onírico que presenta consigue captar al espectador desde el inicio para que acompañemos a Red en su venganza personal. Una venganza repleta de peligros cósmicos hacia lo desconocido.
    3
    6 Comentarios
    • pequebu, 22/07/2019
      La premisa tío pacífico pero duro se venga de los asesinos de su novia guapa y sensible repartiendo hostias y tiros a diestra y siniestra suele interesarme entre poco y nada, pero a Mandy la estética lisérgica y pesadillesca le da un toque especial y revela la mano de un autor.

      Por cierto, iba a comentar que Jóhannsson había hecho la colosal bso de Blade Runner 2049 pero cuando he ido a confirmarlo he descubierto que a mitad de rodaje Villeneuve lo largó... y que palmó en 2018 por sobredosis de farlopa :S
    • psiconauta, 24/07/2019
      Si, me enteré de su fallecimiento mientras escribía la review. Una pena :(
Loader
Arriba