• amarilla para el Netflix de los videjuegos

    Esta opinión no trata sobre las bondades o maldades del streaming, del que tanto vamos a oír hablar y del cuál soy gran defensor a pesar de la negatividad reinante, sino sobre mi experiencia un día cualquiera al volver del trabajo y con apenas un rato para desconectar.

    Y es que hoy ha ocurrido algo que me ha hecho pensar en cómo los videojuegos se presentan a sí mismos. Especialmente ahora, en la era de la inmediatez y en el año del Netflix de los videojuegos.

    Normalmente, cuando veo una película en Netflix, el procedimiento es el siguiente:

    - Abro la aplicación en un par de segundos.
    - Me desplazo por una aplicación totalmente optimizada y que me muestra previews de lo que me ofrece de manera casi inmediata.
    - Elijo una película o serie (esto puede llevarme mucho tiempo, pero no es culpa del servicio).
    - 2 segundos después estoy viendo esa serie o película, sin mayores complicaciones.

    Si embargo hoy me ha apetecido probar Psnow y esta ha sido mi experiencia:

    - He encendido mi Playstation 4, aproximadamente 1 minuto después estaba en el menú de PSNow. Afortunadamente hoy no habia ninguna actualizacion que instalar.
    - Me he desplazado como he podido por los menús de una aplicación que literalmente se arrastra y cuyo feedback entre los controles y lo que aparece en pantalla la hace prácticamente inutilizable. Netflix corre en la mierda de chip de mi tele de $200, y PSNow en el chip gordo de PS4, ¿qué está ocurriendo aquí? Tan sólo es un puto menú con cuatro Thumbnails...
    - He seleccionado un juego de cuyo nombre no quiero acordarme.
    - He esperado aproximadamente un minuto (afortunadamente estoy en USA ahora mismo y no he tenido que esperar media hora de colas).
    - Durante el siguiente minuto he disfrutado de numerosas pantallas avisándome sobre la epilepsia, así como informándome sobre todas las licencias y motores que utiliza el producto.
    - Finalmente he pasado a un menú en el que, tras obligarme a al menos abrirlos, me han invitado a aceptar varios contratos del servicio.
    - A continuación se me ha obligado a crear, control pad mediante, una cuenta en el servicio online de la compañía. Por suerte en este caso no he tenido que ir a mi PC a verificar la cuenta en mi correo. Me dejan jugar, pero tendre que verificarla mas tarde
    - Posteriormente he procedido a crear mi avatar para el juego.
    - Pasados 10 minutos he accedido al tutorial del juego, en el cuál se me explicaba cómo con los sticks podía mover los controles y la cámara.
    - Finalmente, tras 10 minutos de tutorial, y 20 minutos después de haber encendido la consola, la he apagado y me he puesto a ver una película en Netflix.

    ¿Nadie más piensa que algo no termina de funcionar?

    Besos para todos.

    PD: Por último he escrito esta crítica y Anait me obliga a incluir una foto para poder publicarla. ¿Qué le está pasando al mundo? Ahhh si? Pues gatito para ti...
    2
    • cyberrb25, 07/04/2019
      En parte, la culpa no es de Sony. En cuanto entras el juego, el tema es de cómo lo plantee el desarrollador. Y probablemente sea más lógico que el proceso fuese que conectase la cuenta de PSN a la de la compañía que te pida los datos mediante una cuenta burner que luego puedas personalizar o enlazar a la que ya tuvieses si es que la tienes.

      El resto, parece como si Sony hubiese hecho la app deprisa y corriendo, pero parece que PSN en general es así. Por eso lo de no poder cambiar de nombres hasta ahora y que hacerlo ahora pueda romper los juegos antiguos. Creo que hasta Nintendo en eso está mejor preparada, y mira que Nintendo y online no suelen cuajar. (Disclaimer: En parte porque lleva hechos tres sistemas que han tenido que empatillar entre ellos; RIP NNID, por ejemplo)
Loader
Arriba