• Publicado el 01/02/2019 Esto es un post en el blog de: Ludonauta @ludonauta Offline Bio: Ir a su perfil completo

    Más blogs de este usuario

    Diógenes digital

    Las rebajas de Steam, los Humble Bundle, los regalos de Twitch Prime o de Epic… El auge de lo digital ha traído consigo nuevas formas de consumismo.
    El coleccionismo físico más clásico, el de los juegos apilados en las estanterías está siendo sustituido poco a poco por el digital.

    Si, como decía en mi artículo anterior, el paso de los cartuchos a los CD-ROM supuso una reducción de los costes de producción y distribución de videojuegos, el paso de lo físico a lo digital está suponiendo no solo la eliminación de dichos costes (para los juegos que solo se lanzan en formato digital) si no que ha cambiado la forma en la que los consumimos.

    El paso de lo físico a lo digital ha cambiado la forma en la que los consumimos.
    Cuando ese coleccionismo es físico, tiene más sentido. Te gusta tener tus juegos en tu estantería, bien ordenados, por orden alfabético. Te gusta echarles un vistazo y ver tus ediciones coleccionista o juegos que tienes desde hace 20 años, con sus manuales y todo.

    Ahora tenemos bibliotecas llenas de títulos que no hemos jugado ni vamos a jugar nunca. Compramos paquetes de Humble Bundle porque de los diez juegos que nos dan hay uno que te interesa y, total, para lo que cuestan…Nos regalan juegos mensuales con las suscripciones a determinados servicios. Al final, tenemos cientos de juegos de los que ni siquiera conocemos el nombre, de los que no sabemos absolutamente nada. La época de comprar un juego y exprimirlo hasta el final se ha difuminado con la actual, de jugadores con síndrome de Diógenes digital.


    5.000 juegos. Nadie va a jugar todos esos juegos. Nunca.

    Esto no influye únicamente en la forma en la que nos relacionamos con los videojuegos a nivel comercial, si no que también ha influido en la forma que tenemos de jugar.

    Hace un par de días leía en Gamerevolution un artículo que hablaba sobre el porcentaje de jugadores que habían terminado los videojuegos más importantes de los últimos dos años lanzados en PS4. Los resultados, sorprendentes, muestran que apenas un tercio de los jugadores acaban los títulos que empiezan. Y ojo, completar no quiere decir conseguir el 100% o todos los logros. Hablamos de la campaña principal.

    Apenas un tercio de los jugadores acaban los títulos que empiezan.
    Así vemos como, por ejemplo, Red Dead Redemption 2, la última obra de Rockstar y uno de los videojuegos más importantes de su época y que había distribuido más de 17 millones de copias en poco más de una semana solo ha sido completado por el 22% de los jugadores.


    Red Dead Redemption 2 (2018-Rockstar Games)

    Sorprende aún más, si me lo permitís, en juegos lineales y más cerrados que el de Rockstar. En el caso de Uncharted 4, el cierre a la saga de Nathan Drake, el porcentaje es de un 41,7%. Y hablamos de un juego cuya historia se completa en apenas 15 horas. En este sentido, sorprende también que apenas la mitad de los jugadores hayan terminado el Spiderman de Insomniac Games o God of War, de Santa Monica Studios. En el listado, además, tenemos a Crash Bandicoot (12.6%), Far Cry 5 (35,8%), Dead Cells (15%), Assassins Creed Odyssey (24.6%), Yakuza Kiwami (49.1%), Darksiders 3 (37.9%) o Detroit: Become Human, que se sitúa como el videojuego con más alto porcentaje de finalización con un (61.7%).

    Estos datos, aunque sorprendentes, no son nuevos. En la GDC (Games Developer Conference) de 2014, Tom Abernathy y Richard Rouse, jefe denarrativa en Riot Games y jefe de diseño de Microsoft Game Studios, comentaban unos datos similares. En aquella charla, a la que titularon “Death to three-act structure” o Muerte a la estructura de tres actos, comentaban unos datos similares: juegos tan relevantes como Portal, Mass effect 3 o Skyrim ni siquiera habían sido completados por la mitad de los jugadores.

    Juegos tan relevantes como Portal, Mass effect 3 o Skyrim ni siquiera habían sido completados por la mitad de los jugadores.
    Creo que ambas cosas, el giro hacia lo digital y las bibliotecas llenas de juegos digitales y esta tendencia a no finalizar los juegos tienen cierta relación. Existe una enorme oferta en la actualidad y solemos tener listas de juegos en cola para ser jugados o estamos esperando siempre algún nuevo lanzamiento. Por ello es fácil perder el interés.

    En mi caso, desde hace un par de años, he optado por comprar únicamente lo que voy a jugar. Si, tengo la biblioteca de Steam llena de títulos que sé que nunca jugaré, pero me he propuesto completar un juego antes de pasar al siguiente y estoy cumpliendo. No solo estoy ahorrando, si no que estoy disfrutando mucho más los títulos que juego.

    Mi blog: https://medium.com/ludonauta_
    0
Loader
Arriba