• Just shapes and beats, de música y colorines

    No me puedo resistir a un juego musical. Son mi rollo. Tengo la casa llena de guitarras de plástico, congas Made in China y todas las noches miro con una lágrima en los ojos mi copia de Elite Beat Agents. Aunque ya no vivimos en la época dorada del juego de ritmo, algo hay; en parte gracias a los indies y lo abstracto. Super Hexagon, Beat Hazard, Geometry Dash, Sound Shapes (gran exponente de la lista “Porqué tener una Vita en 2019“), los Bit Trip... no son exactamente juegos de ritmo, pero jugarlos sin música sería como oír sin escuchar, como mirar sin ver.

    En este género que no me atrevo a acuñar se encuentra Just shapes and beats. Si Geometry Dash era un plataformas a ritmo de una especie de Eurodance, este es un Bullet hell pegado a una banda sonora Chiptune. Como reza el título, es todo muy sencillo: somos un cuadradito que tiene que esquivar todo lo que nos echen. Para ello contamos con un control preciso preciso y uno de esos dash donde somos invulnerables durante medio segundo (bastante permisivo diría yo). Y ya. A partir de ahí el juego nos va lanzando retos cada vez mayores. Más música, más balas, menos espacios seguros y checkpoints más alejados. Ah, y una de las pantallas de Game Over (bueno, It’s... NOT Over) que más me han gustado últimamente.


    MOOOORTAL KOOOOMBAT, vía https://youtu.be/sGHJT_2UE3k

    Una de las cosas que más me han llamado la atención es la campaña, que no es lo típico en este género. No solo tenemos campaña, sino también un mapa, con sus propios mini-obstáculos y cosas que se mueven al ritmo de la música; pasan muchas cosas en el mapa barra mundo, y es una de las maneras que se usan para contarnos cosas. Un buen detalle que hace que el juego no sea una lista de canciones pegada a una puntuación. No nos pueden faltar los jefes cada tanto y los cambios de ritmo (¡ja!) para mantener la cosa fresca. Tan fresca es la campaña que solo nos durará unas 3 o 4 horitas, pero que se pasan volando. Es uno de esos juegos de “venga, una canción más... uy, pero si solo me quedan tres para el jefe... total, vamos a por él, ¿no?”

    Con la campaña ya en el bolsillo, toca ver qué más tienen para nosotros los chicos del Berzerk Studio, que no es poco: tenemos retos, leaderboards y, ojo, multijugador, tanto local como online. No es lo típico, pero no se siente forzado, está muy bien integrado en el paquete y funciona tan bien como el resto del juego. Por si todavía no nos ha dado un chungo con tanto colorín, también tenemos un “Modo fiesta”, donde el juego se juega prácticamente solo, para ponerlo de fondo mientras damos rienda suelta al consumo de sustancias (doritos y refrescos, claro, que somos gamers).


    YOU HAVE BEEN DESTROYED, vía: https://youtu.be/p7b-En8Uyb8

    Total, que Just shapes and beats no será el próximo fenómeno musical que reinvente el género (¿qué género?), pero sí que será uno de esos juegos perennes en nuestra consola (jugado en Switch, a todo esto. También está por Steam, perfecto para cuando tenemos 5 minutos que robarle al PC) durante mucho tiempo, ese lugar seguro entre lanzamiento y lanzamiento que siempre nos da la bienvenida con una andanada de balas y un golpe de bajo en el pecho. Como estar en casa.
    3
    • rules, 30/01/2019
      Lo tenía en un segundo plano de futuras adquisiciones, pero me lo has terminado de vender muchísimo. En cuanto aparezca con un rebajita y deje de ser un miserable, me lo pillo.
    • borre, 08/02/2019
      Qué locura de juego, me encanta. Y soy más que fan de Super Hexagon ;D
Loader
Arriba