• Wolfenstein 2 no mola (tanto)

    La semana pasada volví a ver una de las películas que más me gustó el año pasado, Overlord, una película de serie B con muy pocas pretensiones, pero que hace muy bien todo lo que plantea, es brutalmente sangrienta y tiene ese tono cómico que añade a todo ese festival de sangre y vísceras. No te va a volar la cabeza, suficientes vuelan en la cinta ya, ni reinventa nada, pero si que es una película disfrutable cuanto menos.

    Wolfenstein 2 tiene las mismas intenciones que Overlord, se matan nazis, salen vísceras, tiene ese tono de autoparodia en la que se toma muy en serio a sí mismo...pero no, no me funciona, no consigue convencerme, tiene un par de escenas que realmente me gustaron, como la conversación en el dormitorio con su padre, o la de la cafetería, pero no me parece lo suficientemente constante como para que pueda tener una buena opinión de su trama en general, me parece ridículo en mucha ocasiones (e imagino que es parte de esa autoparodia que comentaba), pero no me resulta gracioso, simplemente hace que me chirríe más.

    Y es que, incluso en este tipo de obras, manejar los ritmos entre cuándo poner una situación cómica y cuándo no, sigue teniendo un peso importante, pero aquí se lleva realmente mal, y me parece un humor tremendamente infantil para una obra hecha para gente que tiene vello púbico desde hace una década como mínimo.
    Para nada presumo de tener un humor muy refinado, ojalá disfrutara de los chistes de este juego, pero creo que esperar algo mejor que un brazo robótico defectuoso y una irrupción desde un lavabo en medio de una conversación seria, no es pedir tanto.

    FarCry3: Blood Dragon es un buen ejemplo de cómo llevar correctamente esa parodia de uno mismo, siendo consciente de su intención e incluyendo referencias a frases de películas míticas de acción de los 80, es un juego realmente gracioso.

    Pero más allá del tono, el guion, el ritmo de la obra, está el gameplay. Nadie empieza Wolfestein con el objetivo de verse inmerso en una historia de conspiraciones, con personajes que les lleguen a la patata, no, lo que quieren es matar nazis a piñón.

    Y desgraciadamente Wolfenstein 2 tiene muchos fallos en sus mecánicas como para resultar disfrutable, aunque sea en este aspecto (que básicamente era el único que necesitaba que funcionase).



    Empecemos por el sonido. Si quieres detectar por donde viene un enemigo, estás jodido, porque estos nazis son más sigilosos que cualquier ninja, aunque lleven una power armor de 200 kilos encima, no vas a oír sus pasos, no suena nada cuando tienes uno cerca, y las 2 o 3 veces que he oido algun paso, eran en el piso de encima y era básicamente imposible saber su situación con alguna certeza.

    Las armas están bastante decentes, y el poder llevarlas a dos manos es un puntazo, pero se tarda mucho en cambiar de arma, eso hace que las batallas sean mucho más lentas, porque al final renta más recargar que cambiar de arma y seguir dando tiros, por lo que la acción se frena (al menos hasta que desbloqueas las mejoras de recarga en cada arma).

    Lo que no se frena es el personaje, el modo en el que corre es totalmente ridículo, acelera muchísimo, y los pasos son super cortos, me recuerda a un bebé cuando aprende a ir andando de un lado a otro, sin controlar la velocidad que lleva y teniendo que frenar contra la pierna de alguno de sus padres.

    Por último, el feedback a la hora de disparar y ser disparado. No notas los tiros, la vida y el escudo baja sin que te enteres, porque el feedback que recibes cuando te dan es prácticamente nulo, a parte de la pantalla enrojeciendo cuando estás a punto de morir. Puedes vagamente intuir por donde te dan, pero cuando ya llevan un rato dándote (y claro, como no los oyes...lo tienes claro). Al dar las balas pasa exactamente lo mismo, tienes que intuir que le estas dando por la sangre o la reacción que tiene el enemigo, porque no hay ningún cambio en la sensación al disparar, ni cambio de sonido cuando perfora chapa, carne, o pared.

    Wolfenstein 2 ha acabado siendo una experiencia frustrante, y finalmente insatisfactoria, (para mi desgracia, porque parece haber gustado bastante en general), y por eso me he visto en este auge escritor de intentar justificar el porqué de este inconformidad por mi parte, la verdad es que, tras revisar todas las razones, me parece totalmente normal decir que, efectivamente, este juego no mola, o al menos, no mola tanto.
    2
    3 Comentarios
    • neng, 28/01/2019
      @potajito me alegro de saber que hay más gente que piensa como yo :';), la verdad es que he leido a tanta gente echarle flores (redactores que admiro y en cuya opinión confío) y al final me he llevado un buen chasco.
      Btw, he visto tu post y me han entrado bastantes ganas de pillar el Starlink para Switch!
    • justme, 30/01/2019
      Yo el principal fallo que le veo -me sumo a los insatisfechos- es que el leit motiv del videojuego está completamente equivocado. Hay otros medios, creo, para tratar de hacer un FPS reflexivo sobre una distopía ucrónica. Wolfenstein tenía que haber sido, al igual que Doom, un divertimento centrado en un gunplay frenético y divertido, estructurado por una narrativa emergente concisa, y sólida, pero escueta.
Loader
Arriba